Entradas

Casi la mitad de las reservas subterráneas de agua están en mal estado

  • El 44 % de los acuíferos españoles se encuentran en mal estado: el 30 % por contaminación, el 27 % por escasez de agua y un 14 % por ambas causas
  • Hay 353 masas de agua subterránea en mal estado, es decir, más de 140.000 km2 en nuestro país
  • Las Confederaciones Hidrográficas, las Comunidades Autónomas y la oligarquía del campo, entre los principales responsables del problema

 Greenpeace ha presentado hoy, en rueda de prensa, el informe SOS ACUÍFEROS, una radiografía de las 804 masas de agua subterránea que tiene España, y da buena cuenta del problema creciente de nuestras reservas de agua. La investigación, que permite al usuario geolocalizar cualquier ubicación del territorio, deja un balance alarmante: el 44 % de las masas de agua subterránea en España se encuentra en mal estado, según el análisis realizado de los documentos presentados en los planes de tercer ciclo de planificación (2022-2027). Esto supone tener un total de 353 masas de agua subterránea en mal estado. En extensión superficial se superan los 140.000 kilómetros cuadrados, lo que supone un impacto que abarca casi el 40 % de la superficie total que ocupan todas las masas de agua subterránea en España.

El 27 % de las masas de agua subterránea en España se declara en mal estado cuantitativo, es decir, se extrae más agua de la que es capaz de reponer el ciclo natural; el 30 % se encuentran en mal estado químico, o sea que se ha alcanzado un nivel de contaminación (sobre todo por nitratos pero también plaguicidas, metales…) por encima de los niveles máximos para la salud humana; y el 14 % se declara en mal estado cuantitativo y químico. Si una masa suspende en alguno de estos dos parámetros, o los dos, se considera que está en mal estado global.

Entre las principales cuencas analizadas pormenorizadamente, el mal estado general de sus acuíferos es variable pero, en todas, preocupante: Ebro (37 %), Guadiana (85 %), Guadalquivir (52 %), Segura (69 %), Júcar (47 %) y Duero (29,6 %)

“Es evidente que España ha descuidado y sigue descuidando sus aguas subterráneas”, ha declarado Julio Barea, responsable de la campaña de Agua de Greenpeace. “Este descuido llevará a graves problemas en el abastecimiento humano. En España, según el Gobierno, el 30 % de la población se abastece con aguas subterráneas. En la cuenca del Duero, por ejemplo, el 67 % de los núcleos de población se abastece exclusivamente de agua subterránea, lo que significa que el mal estado químico y cuantitativo puede afectar de manera directa al agua del grifo y dejarlos definitivamente sin agua”, ha añadido Barea.

El descuido de las masas de aguas subterráneas es tal que el 22 % de ellas no dispone de un sensor que mida la evolución del nivel del agua (sensor piezométrico) que permita, por tanto, conocer con detalle su estado cuantitativo en base al nivel freático.

Según ha manifestado en la presentación la directora ejecutiva de Greenpeace, Eva Saldaña: “o las Confederaciones Hidrográficas y los gobiernos, del color que sean, empiezan a tomarse este problema en serio o, de seguir con las mismas políticas de despilfarro, agresión y contaminación del agua, este país puede encontrarse en los próximos años con serios apuros para abordar el abastecimiento. Las previsiones de cambio climático para la península auguran un descenso significativo de las precipitaciones y de disponibilidad de agua en superficie y será entonces cuando haya que aprovechar, aún más, las aguas subterráneas”.

Causas del deterioro:

ESTADO CUANTITATIVO (escasez de agua)

El 27 % de las masas de agua subterránea en España está en mal estado cuantitativo debido fundamentalmente a las extracciones masivas realizadas. Afecta a más del 50 % de las masas en las cuencas del Segura, Guadiana y las internas de Cataluña, así como a un tercio en cuencas del tamaño del Guadalquivir, Segura, Duero, Ebro y Júcar.

ESTADO QUÍMICO (contaminación del agua)

El 30 % de las masas de agua subterránea presentan mal estado químico. Afecta a la mayor parte de las masas en las cuencas del Guadiana, Segura, Guadalete y Barbate, Gran Canaria, Tinto, Odiel y Piedras y a un tercio de las del Guadalquivir, Júcar, Duero y Ebro.

  1. CONTAMINACIÓN POR NUTRIENTES.– El impacto por nutrientes es uno de los impactos más extentidos, debido principalmente a un exceso de nitratos por fertilizantes agrícolas no orgánicos, y, cada vez más, a los purines de la ganadería industrial, además de otros compuestos utilizados en la agricultura.
  2. EL IMPACTO DE LAS MACROGRANJAS.– La ganadería industrial tiene un impacto significativo en las masas de agua subterránea. Esta afección destaca entre las presiones significativas de cuencas como la del Ebro, por la saturación de macrogranjas en amplias zonas de Cataluña y Aragón, y en el Segura, con una fuerte concentración en la Región de Murcia.
  3. PESTICIDAS Y PLAGUICIDAS.- Los plaguicidas son una de las fuentes de riesgo también más extendidas y que mayor alarma despiertan, por su afección al ser humano. Afecta al 11% de las masas, con mayor impacto en las cuencas de Cataluña, Júcar, Segura, Guadalquivir, Ebro y Duero, entre otras.
  4. INTRUSIÓN Y CONTAMINACIÓN SALINA.– El 13% de las masas de agua subterránea se encuentran afectadas por intrusión y/o contaminación salina. El exceso de extracciones en los acuíferos costeros produce una intrusión de agua salada al cambiar el flujo del acuífero.
    El problema de las aguas subterráneas con respecto a las superficiales es que la evolución de los acuíferos es muy lenta y, una vez contaminados, puede llevar décadas su recuperación o ser ya irrecuperables. Hay cuencas que ni siquiera plantean iniciar el camino para revertir su situación.

Responsables y soluciones. Demandas de Greenpeace.

Es evidente que a esta situación, tan grave, se ha llegado por la connivencia de responsables, entre ellos el Estado (las Confederaciones Hidrográficas que dependen del Ministerio de Transición Ecológica), las Comunidades Autónomas (sus consejerías de medio ambiente y/o agricultura), la oligarquía del campo (agroindustria, macrogranjas, fondos de inversión…), los sindicatos de regantes, así como las grandes empresas constructoras y distribuidoras, beneficiadas de las actuales políticas de desgobierno.

Nuestro país cuenta con un recurso anual disponible en sus acuíferos de 29.400 hectómetros cúbicos de agua. Esto, en teoría, sería la cantidad de agua total de la que podría disponer al año si se respetase en todas y cada una de las masas de agua subterránea su capacidad de regeneración. Pero desgraciadamente no se cumple. La situación es grave y la emergencia climática la agravará paulatinamente, por lo que Greenpeace urge a la toma de medidas tales como:

  • Superar la política hidráulica tradicional, centrada en la ejecución de grandes obras, y abordar una verdadera transición hidrológica justa que responda al actual contexto de cambio climático.
  • Reducir el consumo de agua, fundamentalmente por el regadío intensivo e industrial, al ser éste el mayor consumidor (80 % del total).
  • Incluir a la ciudadanía en la gestión del recurso agua y de los riesgos hídricos.
  • Implantar regímenes de caudales ecológicos científicamente establecidos.
  • Cerrar el más de un millón de pozos ilegales repartidos por toda la geografía española.
  • Orientar las políticas agrícolas y ganaderas hacia la sostenibilidad y la reducción del consumo.
  • Establecer una hoja de ruta para potenciar la agricultura ecológica y reducir la cabaña ganadera en intensivo en un 50 % para 2030.
  • Adaptar las políticas forestales a las necesidades del país más árido de Europa.
  • Aumentar el presupuesto destinado a la gestión forestal para avanzar en la adaptación de los bosques mediterráneos al cambio climático y, por tanto, en la protección de suelo y agua
  • Cumplir todas las medidas incluidas en el nuevo ciclo de planificación. Los objetivos que se van a dar a Europa para lograr los objetivos medioambientales dependen de que se cumplan las medidas definidas. Muchas de ellas ya estaban incluidas en los planes de segundo ciclo y ni siquiera se han iniciado. España tiene que aprobar los nuevos planes de planificación hidrológica antes de final de año.

Comparativa fotográfica

Además de la investigación, Greenpeace ha realizado una comparativa fotográfica temporal en algunos puntos de la geografía para reflejar la pérdida de agua que ya es visible en superficie. Mostrar en imagen el estado de los acuíferos subterráneos es difícil, pero la situación sobre ellos da cuenta del problema que España tendrá para el abastecimiento si no se toman medidas urgentemente.

Julio Barea | Greenpeace España

Mañana termina el tercer año hidrológico más seco desde que hay registros

A pesar del espejismo de las últimas lluvias, las reservas actuales de agua embalsada apenas superan el 30%

Mañana termina el año hidrológico 2021-2022 (1), y lo hace situándose como uno de los tres más secos de la serie histórica. Se cierra un año hidrológico marcado por olas de calor intensas y con precipitaciones que han sido un 25 % inferiores a la media. Las reservas de agua embalsada están al 32,5 %, las más bajas en los últimos 27 años.

Cabe recordar que el 75 % del territorio español está en grave riesgo de desertificación. Desde mediados del siglo XX, el clima árido, en detrimento del templado, no ha hecho más que avanzar en todo el país a un ritmo de unos 1.500 km² al año (el equivalente a la isla de Gran Canaria o a más de 204.000 campos de fútbol), según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Para el responsable de la campaña de Agua de Greenpeace, Julio Barea: “Es hora de entender que España tiene un grave problema con el agua debido a su mala gestión. Las personas, los ecosistemas y la economía están expuestos a múltiples riesgos por ello. De seguir con las mismas políticas de despilfarro, agresión y contaminación del agua, el país puede encontrarse en los próximos años con serios apuros para abordar el abastecimiento y el reparto de este recurso imprescindible”.

De nuevo, ha habido una falta total de previsión para hacer frente a los periodos secos, como el actual. Y los venideros serán aún peores. Según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), en las próximas décadas la región Mediterránea tendrá menos agua disponible por el descenso de las precipitaciones y el aumento de la temperatura, que producirá mayor evapotranspiración. Como muestra, el periodo entre mayo y agosto ha sido el más cálido y seco de toda la serie histórica y septiembre ha continuado batiendo récords de calor, a juzgar por los datos de la Agencia Estatal de Meteorología. Según el Instituto de Salud Carlos III, este año 3.833 personas han perdido la vida en nuestro país por causas atribuibles a las altas temperaturas registradas en los meses de julio y agosto.

Algunas de las voces más expertas reunidas en la Semana Mundial del Agua, celebrada en Estocolmo en agosto, denunciaban, con preocupación, que se han superado los límites del agua dulce a escala planetaria. Sin embargo, a pesar de este grave escenario, las administraciones españolas siguen considerando España como país rico en agua. En la biodiversidad y el medioambiente, los impactos de la falta de agua son casi irrecuperables. De empeorar la situación, como ya se prevé, la falta de agua afectará gravemente a sectores como la agricultura y la ganadería con serias pérdidas económicas, elevará los riesgos sanitarios y llegará a motivar conflictos sociales por el reparto del agua.

Greenpeace ha salido a la carretera para mostrar, con imágenes, algunos ejemplos de sequía. La organización ha hablado con personas afectadas por la falta de agua y hoy comparte sus testimonios. Son los primeros damnificados de una situación que, si no se actúa de forma urgente y decidida, empeorará sin margen de duda. Sin embargo, la política agraria ha apostado por una agricultura de regadío intensivo e industrial totalmente sobredimensionada y no adaptada al clima mediterráneo.

¿Qué se puede hacer contra la sequía?

Para proteger y garantizar el acceso equitativo a agua de calidad de todas las personas y ecosistemas, Greenpeace lleva años reclamando un cambio en la política hídrica en nuestro país que pase por:

  • Superar la política hidráulica tradicional, centrada en la ejecución de grandes obras, y abordar una verdadera transición hidrológica justa que responda al actual contexto de cambio climático.
  • Luchar contra el grave estado de sobreexplotación y contaminación que sufren nuestras aguas y prestar especial atención a las aguas subterráneas, al ser reservas estratégicas y aún muy desconocidas.
  • Reducir nuestra vulnerabilidad al riesgo de sequía, aminorando la cantidad total de agua consumida, fundamentalmente por el regadío intensivo e industrial, al ser éste el mayor consumidor (80% del total).
  • Incluir a la ciudadanía en la gestión del recurso del agua y de los riesgos hídricos, a través de procesos participativos reales y asambleas ciudadanas.
  • Implantar regímenes de caudales ecológicos científicamente establecidos.
  • Cerrar el más de un millón de pozos ilegales repartidos por toda la geografía española.
  • Orientar las políticas agrícolas y ganaderas hacia la sostenibilidad y la reducción del consumo de agua, a través de una transición hidrológica justa.
  • Establecer una hoja de ruta para potenciar la agricultura ecológica y reducir la cabaña ganadera en intensivo en un 50 % para 2030.
  • Adaptar las políticas forestales a las necesidades del país más árido de Europa.
  • Aumentar el presupuesto destinado a la gestión forestal —que debe centrarse en la planificación y protección de los recursos hídricos— para avanzar en la adaptación de los bosques mediterráneos al cambio climático y, por tanto, en la protección de suelo y agua (gestión ecohidrológica).                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                Si la situación de los embalses es grave, la próxima semana, Greenpeace presentará la investigación “SOS ACUÍFEROS”, con datos sobre el estado de las reservas de agua subterráneas, nuestra garantía de agua para el futuro. La situación, analizada por Datadista para la organización ecologista, es más alarmante de lo que se esperaba.

Julio Barea | Greenpeace España

Reunión en Cuenca de organizaciones ambientalista en defensa del tren

La Coordinadora Estatal por el Tren Público, Social y Sostenible y Alianza por el Clima, plataformas de las que forma parte Ecologistas en Acción, organizan el próximo fin de semana un encuentro estatal en defensa del ferrocarril.

La ciudad de Cuenca será el lugar donde arranque, el próximo viernes 30 de septiembre, el tercer encuentro estatal Tren y Clima, en cuyo marco decenas de colectivos de diferentes ámbitos (social, sindical, ecologista, climático, etc.) trabajan con un doble objetivo: por un lado, planificar nuevas acciones de movilización social e incidencia institucional en favor del transporte ferroviario; por otro, movilizarse frente al cierre de la línea de tren regional que conecta la Comunidad de Madrid con el País Valencià. Será un acto de apoyo a Cuenca, una de las ciudades más afectadas por esta decisión del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA).

En el programa del encuentro se abordarán, en sesiones plenarias y grupos de trabajo, toda una serie de temáticas sobre el rol del ferrocarril como herramienta clave para vertebrar los territorios y reducir las emisiones del sector del transporte en España. Así, durante los tres días de trabajo previstos se debatirán y se definirán estrategias de actuación conjuntas sobre la importancia de un adecuado servicio ferroviario en el ámbito rural; sobre cómo incidir en las políticas de transporte ferroviario del MITMA; sobre las iniciativas judiciales e institucionales en favor del ferrocarril; y sobre la propia articulación de las plataformas de defensa del ferrocarril para reforzar su capacidad de actuación.

Igualmente, en el encuentro tendrá una importancia destacada la conexión entre transporte ferroviario y lucha contra la crisis climática. El evento servirá para seguir avanzando en la confluencia de actores, gracias a la participación de diferentes entidades del movimiento social climático, lideradas por Alianza por el Clima, que entienden que la actividad desarrollada por la Coordinadora Estatal por el Tren y sus plataformas regionales se alinea con la suya propia. Para las organizaciones convocantes, esta convergencia de mensajes y estrategias debe crecer en potencia y capacidad movilizadora a pocas fechas de la celebración de la COP27, que tendrá lugar del 6 al 20 de noviembre en Egipto.

Las plataformas en defensa del tren y los grupos climáticos estiman que el ferrocarril es una pieza clave para la imprescindible descarbonización del transporte. La apuesta por un modelo basado en la carretera y en el automóvil, y las inversiones que solo pasan por el AVE, han debilitado el sistema ferroviario que hoy debería estar jugando un papel central en la lucha contra el cambio climático. Por ello, es primordial centrar esfuerzos en el trasvase al ferrocarril de mercancías y personas que hoy son transportadas por carretera, avión y barco.

Por otro lado, el encuentro Tren y Clima tendrá un carácter eminentemente reivindicativo tras el cierre por parte del MITMA del servicio ferroviario entre Aranjuez, Cuenca y Utiel. El proyecto de desmantelamiento de la línea y las posibles vías de acción para frenarlo por parte de las organizaciones de la sociedad civil formarán parte de las sesiones de trabajo del encuentro. Además, como colofón al mismo, las entidades organizadoras han convocado una movilización en Cuenca el próximo domingo a las 12:30 contra el mencionado cierre de la línea.

En opinión de José Luis Ordóñez, portavoz de la Coordinadora Estatal por el Tren Público, Social y Sostenible, “resulta inaudito que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana pretenda cerrar un servicio ferroviario prestado en el mundo rural de la España abandonada y, por eso, las plataformas ciudadanas por el tren hemos elegido la ciudad de Cuenca para realizar nuestro primer encuentro presencial tras el periodo más duro de la pandemia de la COVID–19”.

Para Carlos Martínez, portavoz de Alianza por el Clima, “la política de transporte que hoy defiende el MITMA no concuerda con la prestación del servicio público esencial que es el transporte, que debe facilitar el acceso a los bienes, a los servicios y a los contactos con las demás personas, alcanzando dicha accesibilidad con la mínima movilidad; tampoco concuerda con la vertebración y el reequilibrio territorial, ni con la actual situación de emergencia climática, ni con la transición ecológica justa que la gran mayoría de la sociedad española necesita”.

Por su parte, Pablo Muñoz Nieto, coordinador del Área de Transporte de Ecologistas en Acción, considera que “este encuentro, en el que participarán organizaciones de todo el Estado en representación de miles de ciudadanos y ciudadanas, simboliza la enorme demanda social por un transporte ferroviario de calidad que sea vector de desarrollo económico de los municipios, de vertebración de los territorios y de reducción de emisiones que calientan nuestro clima, y empeoran la calidad de nuestro aire”.

Greenpeace denuncia el “ECO tongo” de las etiquetas ambientales de la DGT

La ONG exige que el Gobierno corrija y ponga al día las etiquetas de la DGT tal y como se comprometió en 2020 y no ceda a las presiones de la industria automovilística, que logró parar esa iniciativa

Esta mañana activistas de Greenpeace han accedido a las instalaciones de un gran grupo de automoción en Villaverde (Madrid) para desplegar una enorme pancarta con forma de etiqueta de la DGT sobre decenas de automóviles. Bajo el texto “ECO tongo. DGT cambia las etiquetas ¡ya!” la organización ecologista ha reclamado a la Dirección General de Tráfico que reforme los distintivos ambientales de los vehículos, pues no son fieles a la realidad en cuanto a lo que estos contaminan y condicionan aspectos como las rebajas fiscales o el libre acceso a las nuevas Zonas de Bajas Emisiones, obligatorias en 150 ciudades a partir de enero de 2023.

Greenpeace denuncia que el etiquetado actual es un “coladero” para tecnologías contaminantes, como el gas fósil (mal llamado “natural”), que disfrazan de verde la industria y confunden al consumidor. Así, cualquier vehículo (coche, furgoneta o camión) que funcione con gas licuado o comprimido disfruta del distintivo ECO de la DGT, lo que les otorga importantes beneficios fiscales y normativos. Sin embargo, los vehículos de gas liberan grandes cantidades de partículas contaminantes y peligrosas asociadas con el cáncer, el alzheimer y enfermedades cardíacas y respiratorias, además de contribuir de manera similar que los vehículos diésel o gasolina a la crisis climática.

La propuesta ecologista para reformas las etiquetas

Una vez que el Gobierno anunció, a mediados de 2020, su intención de reformar las etiquetas de la DGT, las entidades ecologistas Greenpeace, Fundación Renovables, Ecodes, Ecologistas en Acción y Transport & Environment lanzaron una propuesta de mejora que corregía los fallos del sistema actual e incorporaba las emisiones de CO2 como criterio de clasificación ambiental. No obstante la DGT decidió hacer caso omiso a las recomendaciones ecologistas y ceder a las presiones de la industria del automóvil y bloqueó la reforma de las etiquetas bajo el pretexto de “acordar los criterios de etiquetado con los fabricantes”. Una posición inaceptable que demuestra cómo la DGT diseña sus etiquetas anteponiendo los intereses de la industria del motor frente a la salud de las personas y la protección del medio ambiente.

Etiquetas diseñadas para el lavado verde de la industria

Los fallos del actual sistema de etiquetado ambiental también afectan a otros vehículos, como los microhíbridos, calificados como ECO a pesar de que la aportación eléctrica es mínima, o los híbridos enchufables etiquetados como “CERO emisiones” pese a que cuentan con motor de combustión y tubo de escape. «El Gobierno de España se comprometió a corregir los fallos de las etiquetas en 2020. Sin embargo, la DGT se ha plegado a los intereses de la industria para bloquear esta revisión, permitiendo que haya miles de vehículos contaminantes etiquetados como CERO y ECO cuando no lo son», ha declarado Adrián Fernández, responsable de la campaña de movilidad de Greenpeace.

«La DGT se ha convertido en una agencia publicitaria de lavado verde de la industria del motor. Pero las etiquetas son solo uno de los engranajes de la inmensa lavadora con que el sector está hace pasar vehículos contaminantes como limpios», ha apuntado Francisco del Pozo, coordinador de la campaña de combustibles fósiles de Greenpeace.

Una nueva investigación de la Universidad de Harvard encargada por Greenpeace Países Bajos, Three shades of green(washing), ha revelado el uso descarado del lavado verde y el simbolismo para sacar provecho de la crisis climática en las redes sociales de las marcas de automóviles junto con compañías aéreas y empresas energéticas de Europa. El estudio muestra que solo uno de cada cinco anuncios de coches «verdes» vendía un producto, el resto funcionaba principalmente para presentar la marca como verde. Por ello Greenpeace y otras 40 organizaciones están impulsando una Iniciativa Ciudadana Europea (ECI, en sus siglas en inglés), que pide una nueva ley similar a la del tabaco que prohíba la publicidad y el patrocinio de los combustibles fósiles en la Unión Europea

Adrián Fernández | Greenpeace

El turismo puede y debe ser más sostenible e inclusivo

Mañana se celebra el Día Mundial del Turismo y SEO/BirdLife recuerda la importancia del turismo de naturaleza como herramienta de desarrollo inclusivo. La organización apuesta claramente por iniciativas novedosas como Banoffee y Pancake impulsando el desarrollo de herramientas y materiales para enriquecer el acceso a la naturaleza a las personas sordas como la creación del nombre de 60 aves en lenguaje de signos.

Poner en marcha un turismo más verde, más inteligente y más seguro es uno de los retos que se ha marcado la Organización Mundial del Turismo (UNWTO-OMT) para celebrar el Día Mundial del Turismo este año. Un objetivo nada fácil de conseguir, pero en el que SEO/BirdLife lleva trabajando desde hace varios años a través de iniciativas como Iberaves con la publicación de un documento de posición que sigue más vigente hoy que nunca ‘Cambio del modelo turístico post Covid-19: Turismo de naturaleza y ecoturismo, la clave’

Una publicación que pretende guiar en la recuperación del sector turístico con el necesario cambio profundo de modelo, para alinearse con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y contribuir así a la recuperación social y ambiental y que SEO/BirdLife considera que no se está acometiendo con la urgencia que merece.

“Consideramos que las actuaciones presentes y futuras relativas al sector turístico, así como los fondos de recuperación que se destinen, deben actuar como herramienta de desarrollo que permita superar los retos ambientales y sociales”, afirma Ramón Martí, director de Desarrollo Institucional de SEO/BirdLife, y añade, “proporcionando oportunidades al mundo rural a la vez que se promueven exclusivamente aquellos proyectos turísticos responsables y sostenibles”.

Observatorio de avesEl turismo de naturaleza por un crecimiento inclusivo

“Dando un paso más en la apuesta por un sector turístico de naturaleza que aporte beneficios que puedan favorecer a los profesionales, las comunidades locales y toda la sociedad, venimos trabajando en el apoyo a ese sector centrando nuestro trabajo en la formación y la promoción de unas prácticas responsables” afirma Cristina Sánchez, delegada de SEO/BirdLife en Cataluña y a cargo de Iberaves turismo ornitológico responsable.

Son muchas las herramientas y productos que el profesional o el turista interesado puede encontrar en la página web de la organización, recursos gratuitos y accesibles como cursos de formación, manuales de buenas prácticas o códigos de conducta disponibles también para instituciones, administraciones y entidades que trabajen por fomentar esa opción turística y sus posibilidades de generación de empleo y riqueza a nivel local, a la vez que fomentan el respeto a la biodiversidad y la importancia de su conservación.

Recientemente se han presentado los resultados del proyecto BANOFFEE (Birds and Nature Open for Full Fruition, Empowering Everyone) una iniciativa internacional en la que ha participado SEO/BirdLife y que ha creado un conjunto de herramientas y productos dirigidos a facilitar la inclusión de las personas sordas en la naturaleza, en las reservas naturales y en sus salidas al campo a observar aves. La iniciativa ha contribuido de manera innovadora al léxico de cinco lenguas de signos en cinco países, identificando o facilitando la creación de signos para 60 especies de aves comunes en Europa.

También, y como resultado del proyecto, se ha creado un Manual para Mejorar la Accesibilidad en los Centros de Información y Reservas Naturales que tiene como objetivo orientar en el diseño y creación de centros adecuados para las personas sordas. A este hay que sumar un test de autoevaluación para la inclusividad de las personas sordas en las reservas naturales.

En la misma línea continua el proyecto europeo Pancake desarrollando signos para algunas especies de plantas comunes a varios países, y vídeos descriptivos de las mismas signados.

Además, a esta apuesta por un turismo de naturaleza más sostenible SEO/BirdLife ofrece a lo largo del año una amplia oferta de viajes, excursiones y actividades en la naturaleza como viajes internacionales para conocer la riqueza ornitológica de Gambia o algo como más cercano como una excursión a la selva de Irati y las Bardenas Reales, todas ellas respetuosas con el medio ambiente y su entorno.

El 92 % de las ayudas europeas para implementar Zonas de Bajas Emisiones se están usando

Greenpeace ha evaluado las ayudas europeas a municipios para la implantación de Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) y la transformación digital y sostenible del transporte urbano. A través de «La Lupa Verde», el observatorio social y ambiental de Greenpeace para el Plan de Recuperación, se han analizado casi un centenar de proyectos de una veintena de ciudades, con un resultado positivo. Un 92 % de las inversiones analizadas contribuye positivamente a la descarbonización, mientras que solo un 3 % son consideradas contraproducentes o negativas en términos sociales y ambientales.

Estas líneas de ayuda se dirigen a municipios de más de 50.000 habitantes y capitales de provincia, justo aquellas donde la Ley de Cambio Climático y Transición Energética obliga a implementar nuevas ZBE antes de 2023. El objetivo del programa es acelerar la mejora de la calidad del aire y contribuir a la descarbonización del transporte urbano, haciendo más atractivo el uso del transporte colectivo y de la movilidad activa (bicicleta o a pie) y reduciendo el uso del coche en el centro de las ciudades.

Precisamente es el transporte público quien más se beneficia de estas ayudas: un 75 % de los fondos se dedican a este sector, sobre todo a la compra de autobuses eléctricos y bases de recarga. Greenpeace valora positivamente este reparto, aunque advierte de que semejante inversión debe ir acompañada de un cambio real en el modelo de transporte.

“Tras años enriqueciendo a los fabricantes de coches con dinero público y ‘planes renove’, por fin los gobiernos entienden que la transición verde pasa por invertir en más y mejor transporte público. Esperamos que estos fondos tengan como resultado un cambio en el modelo de ciudad para hacerlo no solo más limpio, sino también más equitativo y cercano. El Día sin Coches nos recuerda que las ciudades más habitables son aquellas que tienen menos tráfico, y por tanto menos ruido y contaminación y más facilidades para moverse andando, en bici o en transporte público”, ha afirmado Adrián Fernández, responsable de la campaña de movilidad de Greenpeace.

Menos coches y más limpios

Pese al buen resultado de este análisis, Greenpeace denuncia que unas pocas ciudades han incluido proyectos poco sostenibles en la convocatoria. Entre las ciudades con proyectos ‘insostenibles’ figuran Pamplona, Tarragona, Almería o Alcorcón (Madrid) por haber proyectado varios aparcamientos considerados “disuasorios” a pesar de estar ubicados cerca del centro de la ciudad, lo que acaba atrayendo más tráfico rodado.

Greenpeace recuerda que estas ayudas deben contribuir al objetivo establecido en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) de reducir un 35% el tráfico privado para ayudar a mitigar las emisiones contaminantes y de gases de efecto invernadero, reducir los niveles de ruido, mejorar la calidad de vida de las ciudades y facilitar el desarrollo de la movilidad activa en los entornos urbanos.

“Todavía algunos ayuntamientos confunden la movilidad sostenible con promover el coche eléctrico o poner patinetes en las calles. Los objetivos climáticos son claros: necesitamos coches más limpios y eléctricos, pero sobre todo necesitamos menos coches. Hay muchas familias que vivirían mejor si no tuvieran que dedicar gran parte de su sueldo para llenar el depósito con combustibles fósiles”, ha apuntado Fernández.

Para analizar esta perspectiva social, esta tarde Greenpeace Internacional ha organizado un debate en Twitter Space con motivo del Día sin Coches, donde se abordarán qué políticas hacen falta para lograr un sistema de movilidad más justo social y ambientalmente.

Adrián Fernández | Greenpeace

Cuatro municipios españoles consiguen la certificación Residuos Cero

Los municipios de El Boalo, Cerceda, Mataelpino en la Comunidad de Madrid y Torrelles de Llobregat en Cataluña se convierten en los primeros pueblos Certificados Residuo Cero de España con la acreditación de una estrella para el municipio madrileño y tres para el catalán. Los dos ayuntamientos han pasado por un proceso de auditoría ejecutado por una persona externa, designada por la Mission Zero Academy (MIZA).

La Certificación de Ciudades y Pueblos Residuo Cero es un estándar europeo de certificación evaluado por terceros, desarrollado por la organización no gubernamental Mission Zero Academy (MiZA) e impulsado por Zero Waste Europe, cuyo objetivo es acelerar la transición hacia el  residuo cero y la implementación de la economía circular en los pueblos y ciudades europeas, a nivel local.

Amigos de la Tierra ha sido la organización que ha dado soporte al Ayuntamiento de El Boalo, Cerceda y Mataelpino, y quien ha ayudado a implementar las medidas residuo cero. La asociación ecologista ha identificado las iniciativas puestas en marcha a lo largo de los últimos años, entre otras, el impulso del compostaje descentralizado (doméstico, comunitario y  avicompostaje), el servicio Reutiliza o la recogida selectiva “Puerta a Puerta” en viviendas, comercios y hostelería. A su vez, Amigos de la Tierra ha auditado las acciones del municipio de Torrelles de Llobregat.

Por otro lado, Rezero ha sido la organización mentora de Torrelles de Llobregat, municipio que cuenta con más de 15 años en la implantación de recogida puerta a puerta a todo el municipio, incluída la materia orgánica, a todo tipo de usuarios -hogares y pequeños negocios-. Además, Rezero ha sido auditora de El Boalo, Cerceda, Mataelpino.

Ambas organizaciones llevan años impulsando y reivindicando unas políticas Residuo Cero para incidir en el modelo de producción y consumo actual, que reduzcan la generación de residuos, así como la extracción de recursos naturales, y que contribuyan a hacer frente a la crisis climática y ecológica actual. Por este motivo consideran vital que desde el ámbito local se implementen este tipo de medidas.

La Certificación Residuo Cero está compuesto por 5 pasos: (i) la expresión de interés en ser Residuo Cero por parte del municipio, (ii) la adquisición del compromiso de serlo- fase de candidatura, (iii) la implementación de este sistema, (iv) su certificación y (v) la realización de mejoras anuales. La superación de cada uno de estos pasos se da con el apoyo y asesoramiento de entidades expertas en los campos de gestión de residuos y recursos. La evaluación para la certificación se desarrolla en torno a un sistema de puntuación, que incluye criterios obligatorios y criterios puntuables.

Los criterios puntuables se califican según la ambición y el impacto de cada política implementada. La suma de los puntos define el nivel de certificación del municipio y su posterior número de ‘estrellas’.

Posteriormente a la Certificación, los municipios deben realizar un monitoreo de su actividad y mejoras anuales para potenciar los resultados alcanzados. Cada 3 años están sujetos a nuevas auditorías para confirmar su estado en la Certificación, con la posibilidad de subir de nivel, alcanzando un máximo de 5 estrellas.

Amigos de la Tierra y Rezero, ambas organizaciones con una amplia experiencia en acciones residuo cero, están acreditadas por Mission Zero Academy (MiZA) y por Zero Waste Europe para acompañar a los municipios interesados en este nuevo proceso de certificación y que puedan situar su pueblo o ciudad, sin importar el tamaño, en el mapa residuo cero europeo que crecerá en los próximos años. Ahora se unen El Boalo-Cerceda-Mataelpino (Madrid) y Torrelles de Llobregat (Catalunya) a los pueblos y ciudades europeas que se han certificado en este mismo año: Bled, Gorje (ambos en Eslovenia) y Capannori (Italia).

Marian Lorenzo, Responsable de recursos naturales y residuos de Amigos de la Tierra Comunidad de Madrid, apunta que “estos pueblos están marcando el camino a seguir. Es emocionante ver cómo crecen y se desarrollan estas iniciativas con participación ciudadana y voluntad política haciendo frente con imaginación y convencimiento a las dificultades externas. Animamos a otros pueblos y ciudades a que se sumen a este cambio, una transformación indispensable que en el corto y medio plazo dará sus frutos”.

Javier de los Nietos, Alcalde de El Boalo, Cerceda y Mataelpino, y Presidente de la Asociación Nacional Composta en Red, ha destacado  “la importancia de la puesta en marcha de este nuevo sistema de certificación para mejorar e impulsar el compromiso de todos los municipios con una gestión más sostenible de sus residuos y de sus recursos”.

Rosa García, Directora de Rezero, expone que “la certificación de Ciudades y Pueblos Residuo Cero es un programa útil para los municipios que quieren hacer frente a la emergencia climática, porque es una gran herramienta para avanzar tanto para los que están al principio del camino hacia el residuo cero como para los ya experimentados. Asimismo es una oportunidad para reconocer el esfuerzo de municipios comprometidos desde hace años (como Torrelles de Llobregat).”

Desde Torrelles de Llobregat, Ignasi Llorente, segundo teniente Alcalde declara “la necesidad de continuar trabajando en la reducción y reutilización de residuos, siendo necesario hacerlo de una forma precisa y continuada en el tiempo. Por este motivo las auditorías son una buena herramienta para dirigir esfuerzos a medidas concretas”.

Kaisa Karjalainen, Coordinadora de la Mission Zero Academy (MIZA) indica que el “tener a dos municipios que dan el salto y consiguen la certificación Zero Waste Cities es una prueba de que las políticas ambiciosas en materia de residuos dan buenos resultados en diferentes partes de España. Doy mi enhorabuena, a los dos municipios por ser los primeros en lograrlo en España y gracias también a las entidades mentoras acompañantes en el proceso (Rezero y Amigos de la Tierra) por su apoyo para lograr que esto suceda. Esperemos que estos ejemplos inspiren a otras ciudades españolas a comenzar su viaje al Zero Waste.”

Teresa Rodríguez | Amigos de la tierra

El Proyecto Libera presenta la sexta edición de ‘1m2 por las playas y los mares»

El Proyecto LIBERA, de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, presenta la sexta edición de ‘1m2 por las playas y los mares’, la campaña de movilización ciudadana para caracterizar y recoger la basuraleza de 289 puntos de España. El objetivo de esta iniciativa, que se organiza entre el 17 y 25 de septiembre, es conocer el impacto de la basuraleza en los espacios naturales, en este caso las costas y los mares, así como liberarlos de estos residuos, analizar sus efectos en el medioambiente y sensibilizar sobre esta problemática.

La celebración de esta campaña coincidirá con el Día Internacional de Limpieza de Playas, que se conmemora el próximo sábado 17 de septiembre. Los voluntarios de las diversas organizaciones, entidades y asociaciones participantes se encargarán de caracterizar la basuraleza recogida en los diferentes puntos costeros y fondos marinos con el fin de proponer estrategias que tengan una proyección eficiente para terminar con este problema ambiental.

Entre los 289 puntos en los que se organizarán las acciones, destacan, entre otros, la playa de Torre de la Higuera, en el Parque Nacional de Doñana (Huelva); la Isla de Ons, en el Parque Nacional Islas Atlánticas de Galicia (Pontevedra); playa Honda (Tenerife) o el Parque Natural de la l’Albufera-Devesa (Valencia).

Esta sexta edición de ‘1m2 por las playas y los mares’ reúne la participación de organizaciones colaboradoras como los buceadores de la Red de Vigilantes Marinos, de la ONG Oceánidas, o de la Federación Española de Actividades Subacuáticas (FEDAS). Además de otros colectivos como Cruz Roja Española, Asociación Hombre y Territorio, Asociación Parque Dunar Matalascañas, Asociación Promemar, Asociación Terramare, ADESP, Alnitak, Mater, Asociación Región de Murcia Limpia, o ANSE.

Por otro lado, el día 24, S.M. La Reina Doña Sofía, a través de la Fundación que lleva su nombre, participará en la suelta de una tortuga en Andratx (Mallorca) y visitará una recogida organizada por buzos en la isla Dragonera.

El uso de la app MARNOBA, diseñada por la Asociación de Vertidos Cero y KAI Marine Services, permitirá, como en cada edición, que las personas voluntarias puedan categorizar los residuos encontrados. Al final de la campaña, estos datos se unirán a los más de 670.000 objetos registrados por LIBERA desde 2017 en el ‘Barómetro de la Basuraleza’, y se introducirán en la base de datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de España (MITECO).

En la pasada campaña se registraron 6,7 toneladas de basuraleza de las costas españolas gracias a la participación de más de 4.500 personas voluntarias. A partir de esta cantidad, se caracterizaron 61.483 residuos, siendo las colillas, las latas de bebida, las pajitas, los cubiertos y los vasos de plástico los objetos más encontrados en 2021.

“Estamos otro año más poniendo el foco en un grave problema para la salud de los océanos. Gracias a todas las personas que nos acompañan a visibilizarlo avanzamos hacia su conocimiento, pero necesitamos más acciones que acaben con las basuras marinas. Cada año 11 millones de toneladas métricas de plástico acaban en el océano. Confiamos en que el Grupo de Trabajo de la ONU consiga cerrar el primer tratado internacional para frenar la contaminación por plásticos el próximo mes noviembre” comenta Miguel Muñoz, coordinador del Proyecto LIBERA en SEO/BirdLife.

“El compromiso, la sensibilización y la concienciación colectiva de los participantes generan un impacto tan favorable como importante en nuestros entornos naturales, por lo que una alta participación en esta campaña generará un efecto positivo para las costas españolas. Desde el Proyecto LIBERA queremos agradecer a todas las asociaciones, organizaciones, entidades y voluntarios que participarán en la sexta edición de ‘1m2 por las playas y los mares’”, afirma Sara Güemes, coordinadora del Proyecto LIBERA en Ecoembes.

Medidas para prevenir la contaminación del río Jarama en Coslada

 El proyecto LIMPIA RÍOS SALVA OCÉANOS y el ayuntamiento de Coslada (Madrid) trabajan para poner freno al problema de los residuos higiénicos
3,5 toneladas de residuos higiénicos, fundamentalmente toallitas húmedas, es la cifra que voluntarios y voluntarias han retirado de la ribera del río Jarama dentro del marco del proyecto LIMPIA RÍOS SALVA OCÉANOS (LRSO) de Biotherm y Fundación Ecoalf con la colaboración del Proyecto LIBERA de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes.

Este tipo de residuos suponen un 30% del total de residuos retirados y caracterizados por los participantes en las actividades de recogida. En las orillas del Jarama se acumulan bastoncillos, toallitas, compresas, salvaslips o tampones. Todos estos residuos que se desechan incorrectamente por el WC son perjudiciales para el medio ambiente y nuestra salud.

Ante esta realidad, el proyecto LIMPIA RÍOS SALVA OCÉANOS, con la colaboración del ayuntamiento de Coslada, identificó los puntos negros desde los que se realizan este tipo de vertidos al río y proyectó la instalación de cestas de captación, unos elementos que dejan pasar el agua, pero atrapan los residuos sólidos de tamaño mediano y pequeño.

Se han instalado 10 redes de captación, 8 con una capacidad de hasta 300 kg cada una y 2 con una capacidad de hasta 500 kg cada una. Una vez llenas, se recambiarán por otras vacías. Por tanto, el sistema tiene la capacidad de retener hasta 3,4 toneladas por recambio de redes, lo que, al año, va a vitar que lleguen al río unas 17 toneladas de toallitas. Además, para conocer mejor el tipo de residuo higiénico, se analizarán los componentes de las cestas una vez llenas, pudiendo llamar la atención a la ciudadanía sobre el uso de ciertos productos.

Alberto Remacha, coordinador del proyecto en SEO/BirdLife señala que “El Jarama es un cauce sometido a una gran presión demográfica y muy castigado en gran parte de su recorrido. Este proyecto da la oportunidad a la ciudadanía de entrar en contacto directo con él, conocer sus amenazas y contribuir a su conservación, ya que la mayoría de las actuaciones están abiertas a la colaboración” y añade: “Desde el Proyecto LIBERA consideramos de gran importancia conservar espacios naturales cercanos a grandes urbes, como es este caso, por su gran potencial de sensibilización, el disfrute que pueden hacer de ellos miles de personas, y los refugios que suponen para especies de flora y fauna”.

Impactos de los residuos higiénicos
Ya sea por el material con el que se fabrican o por las características del mismo y su capacidad de biodegradación en el medio, los residuos higiénicos desencadenan una serie de impactos en la salud, las especies y los ecosistemas. Por ejemplo, las toallitas, que tienden a enredarse en el barro, pequeñas ramas y otros posibles residuos y forman montículos dentro del lecho haciendo que el agua se mueva más lentamente. Estas estructuras también obstaculizan el paso de algunas especies acuáticas como peces e invertebrados. Que las aguas se muevan más lentamente también contribuye a un aumento de la temperatura del agua y a que los nutrientes se transporten más lentamente afectando así a todo el ecosistema.

Pero ¿cómo terminan estos residuos en el cauce del río? El problema reside en los momentos de grandes lluvias, cuando el agua de las calles se junta con las aguas de los hogares y satura un sistema que, para evitar el colapso y la rotura, devuelve los residuos al río. A este problema se le une el mal uso que hacen las personas del WC, por el que tiran residuos no degradables, que atascan tuberías y depuradoras y supone un gasto de millones de euros anuales en su limpieza.

Soluciones al problema
Un simple gesto cotidiano como tirar de la cadena puede estar asociado a malas prácticas que tienen consecuencias negativas en nuestra salud y en el medioambiente. Es necesario promover un cambio radical de comportamiento, y para ello es imprescindible informar, educar y concienciar sobre estos problemas a la ciudadanía.
Tanto las administraciones públicas, como las empresas y organizaciones ambientales son piezas claves para contribuir a este esfuerzo colectivo. El sector industrial es también una pieza clave para contribuir a un futuro más sostenible, desarrollando productos cuyo diseño, materias primas e información al consumidor contemplen, no solo las necesidades a cubrir como producto, sino también la sostenibilidad ambiental, siempre integrada en el marco de la economía circular.

“Entre todos se puede llegar a un equilibrio que cuide de uno de los valores más preciados del ser humano: la naturaleza con la que convive, en la que habita y que le nutre. LIMPIA RÍOS, SALVA OCÉANOS quiere poner su granito de arena, alertando, sensibilizando y dando visualización al problema”, concluye Alberto Remacha.

Limpia Ríos, Salva Océanos (LRSO)
Es un proyecto de Biotherm y Fundación Ecoalf con la colaboración del Proyecto LIBERA de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes. Este proyecto pretende sensibilizar a la ciudadanía sobre el problema que suponen las basuras marinas, un 80% de las cuales tienen su origen tierra adentro. El curso fluvial elegido para enmarcar este proyecto ha sido el río Jarama en la Comunidad de Madrid, aunque al objetivo último es más ambicioso: llegar hasta la desembocadura del río Tajo, aguas abajo.

Dentro de las líneas de actuación de LIMPIA RÍOS, SALVA OCÉANOS se encuentran: el estudio de los residuos que transporta el río a través del análisis de microplásticos en agua y macrobasuraleza en las orillas; sensibilización de la población local a través de talleres en colegios; y participación ciudadana a través de recogidas de basuraleza en la ribera.

También busca la restauración ambiental del ecosistema de ribera. En este caso, el objetivo es devolver a su estado original zonas de alto valor ecológico dentro del Parque Regional del Sureste. En este sentido, se están realizando dos tipos de actuaciones: por un lado, las encaminadas a restaurar zonas con presencia de la planta invasora del ailanto y, por otro, evitar que lleguen al cauce uno de los residuos mayoritarios del río Jarama, las toallitas húmedas.
Imagen superior: Redes instaladas en el río Jarama. @SEO/BirdLife

P&G lanza una campaña para promover un impacto positivo a favor de la sociedad, las comunidades y el planeta

Con la vista puesta en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de París 2024, el proyecto «Campeones día a día» reúne a atletas, socios y consumidores para que realicen acciones cotidianas a favor del bien común y promuevan un impacto positivo y tangible al elegir y utilizar las marcas de P&G.

Coincidiendo con los primeros pasos del camino hacia los próximos Juegos Olímpicos y Paralímpicos de París 2024, Procter & Gamble (P&G), fabricante de productos de consumo de marcas tan conocidas como Dodot®, Fairy® o Ariel®, ha anunciado su campaña integral “Campeones día a día”.

Como colaborador desde hace años de los atletas olímpicos y paralímpicos, P&G sabe que los campeones se definen por algo más que un lugar en el podio. Inspirados por el duro trabajo y la dedicación diaria que requiere un atleta para convertirse en campeón, P&G y sus marcas también creen en el poder de las acciones cotidianas de impacto positivo para marcar una diferencia positiva y tangible. Cuando las personas -los verdaderos “Campeones día a día»- eligen y utilizan las marcas de P&G, obtienen un producto innovador y eficaz para resolver problemas cotidianos y, al mismo tiempo, contribuyen a la sostenibilidad social y medioambiental.

A lo largo de los próximos dos años, P&G, a través de sus marcas, atletas y socios, llevará a cabo una serie de acciones sociales y medioambientales destinadas a poner de manifiesto cómo los pequeños actos cotidianos pueden generar un valor y un impacto significativos, principalmente en las áreas de sostenibilidad medioambiental e igualdad e inclusión.

Trabajar juntos para obtener resultados tangibles

Como primer paso para acelerar el apoyo a diferentes causas sociales y medioambientales y aumentar el impacto positivo en la sociedad y el planeta, P&G está colaborando con diversas ONG y socios distribuidores.

La compañía ha puesto en marcha su campaña «Campeones día a día» con una iniciativa conjunta con Alcampo y Reforest’Action, cuyo objetivo es colaborar en la recuperación de ecosistemas forestales afectados por incendios para revitalizar la biodiversidad local, promover el desarrollo del mundo rural y frenar la desertificación. De este modo, se ha contribuido a la regeneración de 80.000 metros cuadrados de bosque en las provincias de Valladolid, Burgos, Palencia, Soria, Salamanca, Zamora y Guadalajara con la plantación de 8.403 árboles autóctonos.

Bajo el paraguas de este proyecto y con el foco en la sostenibilidad medioambiental, P&G, en colaboración con Paisaje Limpio y la principales droguerías y perfumerías, ha realizado la iniciativa #juegalimpioconlosríos, orientada a concienciar y mantener los espacios naturales libres de basura.

Sobre “Campeones día a día”

A través de la campaña integral «Campeones día a día», P&G y sus marcas contarán con el apoyo de sus socios distribuidores y la voz de los atletas y la plataforma que representan para impulsar un impacto positivo en las comunidades y el planeta. Bajo este concepto, los consumidores serán «Campeones día a día» al elegir y utilizar las marcas de P&G.

Adquirir un producto de marcas de P&G como Gillette, Fairy, Airel o Pantene, significa que una parte de la compra del producto se utilizará para contribuir a diversos proyectos en toda España bajo el espíritu de París 2024. Al utilizar un producto de P&G, las personas pueden tener un impacto positivo en el medioambiente. Durante muchos años, las marcas de P&G se han centrado en crear productos de calidad superior que permitan a los consumidores ser más sostenibles mientras los utilizan.

Por ejemplo, los botes de aluminio reutilizables para las marcas de cuidado del cabello h&s, Pantene, Herbal Essences y Aussie permiten utilizar recambios reciclables con un 60% menos de plástico en comparación con una botella de champú normal y el detergente en cápsulas de Ariel contiene una fórmula eficaz en lavados en frío, lo que permite reducir la temperatura del lavado, responsable del 60% de la huella de carbono de la colada.

De este modo, P&G pretende inspirar a las personas de toda España para que se conviertan en «Campeones día a día» y realicen más acciones para el bien común, cada día. «Campeones día a día» llega tras el éxito de su programa de compromiso ciudadano Lead with love, una campaña con la que la empresa llevó a cabo 22 iniciativas en España, logrando ayudar a más de 360.000 personas.

«Somos plenamente conscientes de que los pequeños actos cotidianos pueden tener un impacto positivo en las comunidades, las personas y nuestro planeta. En el marco de este proyecto, basado en el importante papel del consumidor y la colaboración de nuestros socios de la distribución, avanzamos para convertir cada acción en un valor real y generar un impacto positivo», ha declarado Ricardo Carrasquinho, vicepresidente de Ventas de P&G España y Portugal.

Una ambición compartida con París 2024

Los Juegos Olímpicos y Paralímpicos París 2024 pretenden establecer nuevos estándares para combinar la responsabilidad económica, social y medioambiental de manera inédita. De este modo, el Comité Olímpico Internacional (COI) y el Comité Organizador de París 2024 han situado estos aspectos como ejes centrales del evento para crear oportunidades para las empresas locales, aportar valor a la comunidad, reducir la huella de carbono o impulsar la economía circular… y así, generar un impacto positivo y duradero en la sociedad.

En línea con los valores de P&G, la iniciativa «Campeones día a día» marca el inicio del camino hacia los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de París 2024. El programa complementa el patrocinio que P&G inició como Worldwide Olympic Partner en 2010 y refleja la ambición compartida con París 2024.