Entradas

Hoy ha comenzado la 2ª Semana de la RSC Global 2020

La Semana de la Responsabilidad Social busca inspirar al sector de la RSC e impulsar iniciativas que buscan ayudar a conseguir un mundo más justo, igualitario y sostenible

Organizado por Ingeniería social y Asociación más responsable, esta semana de la Responsabilidad Social comienza hoy 10 de noviembre hasta el próximo viernes 13. Donde se citan multitud de profesionales internacionales relacionados con el sector de la responsabilidad social corporativa. Al mismo tiempo, en su Feria Virtual, distintas empresas y proyectos, exponen sus buenas prácticas en materia de RSC y sostenibilidad.

La 2ª Semana de la Reponsabilidad Social Global 2020 contará con perfiles como el de Cristina Sánchez, Directora ejecutiva de Red Española del Pacto Mundial, Julie Marie Urban, Responsable de RSC y Fundación SEUR o Marc Simón, Director corporativo del Área Social – Fundación Bancaria «la Caixa», entre otros muchos de diversas especialidades y sectores.

Estos profesionales aportarán sus conocimientos y experiencias sobre las distintas temáticas que se incluyen en el evento. Como el impacto de la RSC en el sector sanitario, en el logístico y en el sector alimentario, entre otros temas y sectores.

En la Feria Virtual encontramos, entre otras, propuestas como Pensumo, una app para guiar al ciudadano a alcanzar los ODS. PubliACTIVA, una agencia de comunicación responsable por convicción o Tree.jobs, un portal de empleo sostenible.

Frutas Tono renueva su contrato con CHEP para transportar su mercancía de forma sostenible

En 2018, gracias a esta técnica comprometida con el medio ambiente, Frutas Tono disminuyó las emisiones de CO2  en 95’5 toneladas

La compañía CHEP sigue ganando protagonismo en la esfera de los transportes de mercancías. Hace más de 15 años que Frutas Tono, empresa valenciana de mandarinas y naranjas, decidió recurrir a los palés de CHEP para transportar sus productos. Y esto va a seguir siendo, por lo menos, durante los próximos tres años, ya que han renovado su contrato hasta 2022.

Juan Bautista, Director Comercial de Frutas Tono, ha querido añadir que para ellos CHEP es un socio en su cadena de suministro y un aliado para alcanzar objetivos. También ha asegurado que “este nuevo acuerdo fortalece nuestra relación para seguir mirando al futuro en temas logísticos, operacionales y de innovación en el sector”

¿En qué cosiste el método de CHEP?

El novedoso sistema que usa esta cadena de suministro global se denomina “pooling”. Consiste en utilizar palés, cajas y contenedores de transportes reutilizables y reciclables. Parece ser que las empresas y organizaciones van tomando conciencia sobre la importancia de actuar de la forma más responsable posible con nuestro hábitat.

Así lo ha resaltado Francisco Javier Gallego, Comercial en CHEP: “Cada vez más clientes confían en nuestro sistema pooling para lograr sus objetivos de reducción de costes e impacto medioambiental. Estamos muy contentos de colaborar con Frutas Tono desde hace más de 15 años y esperamos seguir estrechando esta relación con nuevos proyectos.»

Un sistema exitoso

Gracias a este método, el año pasado Frutas Tono redujo las emisiones de CO2 en 95’5 toneladas, ahorró 82.155 dm3 de madera y 8.000 kg de residuos.

Para una mayor comprensión has de saber que dicha reducción de emisión de dióxido de carbono equivale a dar la vuelta al mundo en camión un par de veces. Y  que con la cantidad de madera ahorrada se ha evitado acabar con la vida de 80 árboles.

 

Queremos seguir sumando

Unos datos impresionantes, por eso desde Ecoactiva seguimos comprometidos en dar voz a todas las actuaciones de empresas y organizaciones comprometidas con el medio ambiente. Ojalá cada vez hayan más organizaciones que actúen desde el compromiso y la responsabilidad con nuestro planeta. Los recursos naturales no son inagotables, de ahí la importancia de utilizarlos con medida y conocimiento.

 

El fantástico don del medio ambiente

¿Alguna vez has pensado cómo se adapta el medio ambiente a los seres humanos? ¿y viceversa? Hoy te invito a abrir una puerta a la reflexión. ¿Te atreves?

Las personas desde siempre hemos aprovechando los recursos naturales -tales como el agua, la madera, las plantas o el terreno- para sobrevivir. Esto lo hace cualquier animal tanto para alimentarse, como para crear su propio refugio. El problema se desata cuando la ambición cruza los límites y esa es la triste realidad con la convivimos desde hace algunos años.

Actualidad

Ya no usamos los recursos naturales por supervivencia: ahora nos interesa explotarlos a nuestro antojo para conseguir de ellos una calidad de vida que nunca nos parece suficiente. Y siempre vamos a más. Obtenemos más bienes de los que realmente necesitamos, obviando la capacidad del medio ambiente para regenerarse. No actuamos para satisfacer nuestras necesidades básicas, buscamos las complementarias, lo excesivo.  Mientras tanto desgastamos el plantea a un ritmo vertiginoso debido a la contaminación, la pérdida de vegetación y biodiversidad, incluso extinción o desplazamiento de especies.

Las explotaciones mineras, petroleras, acuíferas, incluso las agrarias no cesan. La deforestación, la sobrepesca, aumentan. Y el planeta se va apagando. Si hay una cosa clara es que este ritmo es insostenible. En pocos años muchos de estos recursos naturales desaparecerán para siempre. Entonces ya no habrá vuelta atrás. Ya seremos nosotros los que tengamos que cambiar, a la fuerza, nuestro modo de vivir y comportarnos.

El eco de nuestras acciones en el medio ambiente

Mientras nosotros ponemos el foco de atención en nuestra calidad de vida y en el beneficio económico que ello nos genera, el ecosistema no se detiene. Los animales acuáticos viven esquivando nuestros residuos -principalmente plásticos– los barcos, incluso la masiva actividad pesquera. Las aves y gran cantidad de animales, buscan nuevos hábitats para poder comunicarse, lejos de la contaminación acústica que resuena en las ciudades, o reproducirse. Huyen de la caza, de las zonas que los seres humanos deciden urbanizar. Los árboles y las plantas intentan soportar el ruido de la tala, los incendios, las toneladas de basura que rondan a su alrededor.

En esta sencilla fotografía se percibe cómo la planta ha logrado encontrar su pequeño hueco, su nueva casa, a pesar de estar rodeada de asfalto, contaminación acústica, y lejos de cualquier tipo de vegetación. Esto es solo un reflejo de cómo la naturaleza sí intenta convivir en armonía con los seres humanos.

La planta nace y vive a pesar de no tener vegetación alrededor

La planta nace y sobrevive a pesar de no tener de vegetación alrededor | publiACTIVA

Reflexionemos

Por lo tanto y llegados a este punto te planteo una cuestión: ¿qué estamos dispuestos a hacer nosotros al respecto? Solo se trata de buscar el equilibrio. Acabar con la sobreexplotación de recursos naturales no significa no utilizarlos es su justa medida. El objetivo es lograr el modo de vivir comprometidos con aquello que nos ha regalado la vida: nuestro hábitat.

 

|A.MARTÍNEZ|