Las aves esteparias aumentan sus poblaciones en Andalucía gracias al Proyecto Life de Conservación

gangas_javiermilla_web1Los censos realizados por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía sobre las poblaciones de aves esteparias han determinado una estabilización y un aumento generalizado en la comunidad andaluza, según los resultados del Proyecto Life+ ‘Conservación y gestión en las zonas de especial protección para las aves esteparias de Andalucía’, que arrancó en 2010.

El consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, en declaraciones a los medios antes de presidir este jueves en Sevilla una reunión de la comisión de seguimiento del Proyecto europeo Life+ ‘Conservación y gestión en las zonas de especial protección para las aves esteparias de Andalucía’, ha indicado que el encuentro recoge dos vertientes, el seguimiento del proyecto Life esteparias y la incorporación de nuevos socios para poder trabajar juntos.

El proyecto Life+ Esteparias fue concedido por la Unión Europea a la Junta de Andalucía y dispone de una financiación comunitaria correspondiente al 55 por ciento del presupuesto. Por su parte, la contribución de la Consejería de Medio Ambiente asciende a un tercio del total, con una aportación de 2,9 millones euros de un presupuesto de 8,6 millones hasta el 2013.

Así, el consejero ha subrayado que el programa, que se inició en 2010, refleja unos «resultados alentadores» sobre las especies a proteger, algunas de ellas en peligro de extinción como la avutarda ha aumentando sus poblaciones. En esta línea, ha apuntado que Andalucía es la región de Europa con mayor biodiversidad de aves esteparias, 25 especies, de las que 15 tiene algún tipo de protección o riesgo.

Durante 2010, en el marco del Programa de Seguimiento de Fauna Silvestre, se ha censado la población reproductora de avutarda común, ganga ortega, ganga ibérica, alondra ricotí, aguilucho cenizo y, por primera vez en la historia, la canastera común. Esto ha proporcionado datos actualizados de la diversidad, abundancia, densidad, distribución y evolución poblacional de las aves esteparias en Andalucía, mostrando para la mayoría tendencias poblacionales estables o en aumento.

La población reproductora de avutarda común se ha estimado en 447 individuos (120 machos y 327 hembras) divididos en nueve núcleos poblacionales, con un crecimiento anual del 4,4 por ciento. La población actual representa el 88 por ciento del máximo poblacional establecido para esta especie en Andalucía en 1981. Por su parte, la población de machos de sisón común (único sexo que es posible censar durante la reproducción) se estima en 6.011 individuos, lo que supone un incremento de casi el 15 por ciento respecto a 2007.

En cuanto a la ganga ortega, las poblaciones reproductoras se encuentran en una situación estable, con un mínimo de 810 individuos reproductores, que representan el 85 por ciento del máximo poblacional establecido en Andalucía. Asimismo, la población de aguilucho cenizo se estima en 1.010 parejas, garantizando su viabilidad a largo plazo gracias al Programa de Actuaciones para la Conservación del Aguilucho Cenizo de la Consejería en 2004.

El cernícalo primilla se encuentra en una situación estable con algo menos de 5.000 parejas. Por otro lado, los censos no son definitivos en el caso de la ganga ibérica, aunque no parece existir un descenso significativo y cuenta con una población mínima de algo más de 200 individuos, que se circunscribe al Espacio Natural Doñana.

Finalmente, la alondra ricotí ha experimentado en los dos últimos años un ligero aumento hasta colocarse en 2010 en 42 machos territoriales localizados en Granada y en Almería en número iguales. La especie experimentó un importante declive en la última década y actualmente es la que se encuentra en estado «más crítico» de Andalucía.

CONSENSO Y PARTICIPACIÓN

Por otro lado, Díaz Trillo ha manifestado que la voluntad que impulsa este programa es el de consenso y participación de las partes. Así, ha anunciado la firma de diversos convenios de colaboración que permitirán a la Junta poner en marcha nuevas medidas de gestión y conservación en terrenos agrícolas de las provincias de Córdoba, Sevilla y Málaga, gracias al compromiso de más 120 propietarios. Los socios con los que se han alcanzado acuerdos son las asociaciones de agricultores Asaja, COAG y UPA, la Mancomunidad de Municipios Valle del Guadiato, la asociación ecologista Seo/Birdlife, Red Eléctrica de España, Endesa y Fundación Enresa, así como las dos empresas públicas de Medio Ambiente y Agricultura, Egmasa y Desarrollo Agrario y Pesquero, respectivamente.

Con respecto a la participación de las compañías eléctricas, Díaz Trillo ha afirmado que ésta tiene un objetivo claro, trabajar para cambiar «uno de los riesgos de mortandad más importante y amenaza fundamental para estas especies, el tendido de red eléctrica». Del mismo modo, ha resaltado el papel fundamental de los agricultores, comprometidos a hacer de la agricultura en Andalucía una actividad sostenible y compatible con la protección de especies singulares.

En este sentido, ha afirmado que hay que seguir avanzando, trabajando en el tratamiento de las cosechas y de los cultivos para no dañar las especies y permitir que éstas sigan viviendo en Andalucía.

El objetivo principal del programa es mejorar la situación en la que se encuentran las aves esteparias en las zonas del Alto Guadiato (Córdoba), Campiñas de Sevilla, Fuente de Piedra y Campillos (Málaga), con la idea principal de potenciar entre el sector agrario el importante papel medioambiental y económico de estas aves y su potencial para el desarrollo económico. Fuente:ecoticias

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.