El alumbrado del barrio del Raval se mejora con 360 farolas que permiten ahorrar energía

farolasMejorar la iluminación del término municipal y de paso aumentar el ahorro de energía, es el principal objetivo del plan que ha puesto en marcha la concejalía de Contratación aprovechando los fondos procedentes del Plan-E. En las últimas semanas se ha procedido a sustituir las luminarias del Parque Industrial de Torrellano, a colocar nuevos puntos de luz en los accesos a la ladera del río, y ha renovar las farolas en diversos puntos de la ciudad.Es el caso de la actuación que se ha llevado a cabo en el barrio del Raval, donde se ha completado la instalación de 360 farolas de brazo de acero, y con unas características especiales que posibilitan un mejor aprovechamiento de la luz y de paso reducir el consumo de energía.

Según explicó el responsable municipal del área, José Manuel Sánchez, «esta actuación ha supuesto una inversión superior a los 166.000 euros, y se corresponde con lo que demanda el plan de ahorro energético que hemos puesto en marcha. Las farolas iluminan más las calles pero eso no supone un mayor consumo de luz, al contrario. Se aprovecha mucho mejor porque la luz va dirigida en su totalidad a la calle».

Las nuevas luminarias están ya en funcionamiento, «y representa un beneficio más para los vecinos del Raval, cuyas calles están mejor iluminadas».

Menos CO2
Además de ahorrar en el consumo de energía, el plan municipal supone, como recordaba José Manuel Sánchez, «reducir las emisiones de CO2 que se liberan a la atmósfera. Precisamente, en la pedanía de El Altet se está logrando un importante ahorro económico y energético según el edil. Se apaga más del 50% de las farolas de la pedanía de forma estratégica, manteniendo una iluminación suficiente para garantizar la seguridad de los ciudadanos. El apagón se lleva a cabo cuatro horas después de la puesta del sol, coincidiendo con las horas en las que las calles están menos transitadas.

Con esta iniciativa, según aseguró Sánchez, se conseguirá un ahorro anual de más de 40.000 kilovatios al año, lo que supone dejar de emitir a la atmósfera unas 32 toneladas de CO2. En términos económicos supondrá un ahorro anual de más de 8.000 euros al año sólo en la pedanía de El Altet.

En la ladera del río Vinalopó se ha procedido a la sustitución de las luminarias de 200 vatios por otras de 100, y se han colocando nuevas bombonas cuya parte superior es opaca, lo que permite reorientar el haz de luz hacia el suelo contribuyendo a reducir la contaminación lumínica y a ahorrar energía. En una segunda fase se está procediendo a colocar nuevo alumbrado público en el tramo comprendido entre el Puente de la Generalitat y el Puente de Barrachina.

Y en el Parque Industrial de Torrellano el cambio de las luminarias del recinto, permitirá que su consumo energético pase de 387.650 a 117.096 euros. La media de consumo de alumbrado público por habitante y año está muy por debajo de la media nacional, según los datos facilitados por el Ayuntamiento. Mientras que la media española está en 78 kilovatios/hora, en Elche se sitúa en 56 kilovatios/hora.

José Manuel Sánchez insistió en que las iniciativas que está llevando a cabo su departamento en diversos puntos de la ciudad mejorarán la eficiencia energética, incrementarán el ahorro económico y como consecuencia de ello, reducirán en más de cien toneladas las emisiones de monóxido de carbono a la atmósfera.

Fuente_La verdad

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.