Albacete renueva su alumbrado público para ahorrar más de un 20% de energía

El Ayuntamiento está avanzando en la reducción del gasto eléctrico y en la erradicación de la contaminación lumínifarolaca

Entre un 20 y un 40%. Ese es el porcentaje de ahorro de energía eléctrica que el Ayuntamiento de Albacete va a conseguir gracias a la sustitución, en el alumbrado público exterior, de las viejas lámparas de vapor de mercurio por los halogenuros metálicos con quemador cerámico.

Aunque no hay plazo para ello, el objetivo del equipo de gobierno municipal es que en unos años todas las farolas de las calles albaceteñas, que en la actualidad son en torno a 22.000, luzcan de noche con este nuevo sistema, cuyo coste de mantenimiento por bombilla es, además, dos euros menor.

 

El concejal de Obras Públicas, Movilidad y Transportes, Rafael López Cabezuelo, indicó que ya está en fase de contratación el proyecto denominado Obras de ahorro energético y mejora de instalaciones de alumbrado público exterior en diversas zonas de la ciudad, con un presupuesto de casi 500.000 euros, que se llevará a cabo en zonas como la avenida de España, avenida Gregorio Arcos, paseo de la Libertad o plaza Carretas, y cuyo plazo de ejecución será de cuatro meses.

Con esta actuación se completa el plan municipal de eficiencia energética y reducción de la contaminación lumínica que se aprobó en 2007 y comenzó a ejecutarse en 2008 con una inversión de 170.000 euros. En una primera fase, la sustitución de lámparas afectó a 17 calles -entre ellas Boticarios, Concepción, Cura, Dionisio Guardiola o Martínez Villena-, y supuso, además, la instalación de reguladores y estabilizadores de tensión, cuya misión es evitar averías y adaptar la potencia lumínica a las necesidades reales de alumbrado, de forma que la intensidad se vaya reduciendo conforme avanza la noche y llega el amanecer.

Con los nuevos halogenuros metálicos «se mejora la visibilidad, se ahorra energía y se reduce el coste de mantenimiento», comentó el concejal, quien señaló que este avance se suma al cambio que se está operando en los semáforos de la capital, en cuya red se han instalado ya 4.120 lámparas de ópticas led, que implican un ahorro en el consumo de luz del 70%.

Otra acción encaminada a mejorar la eficiencia energética y «limitar el resplandor luminoso nocturno y la luz intrusa o molesta» es la adaptación del reglamento municipal que regula el alumbrado público al nuevo Real Decreto 1.890/2008, una normativa que entró en vigor el pasado 1 de abril y que se enmarca dentro del Plan de Ahorro y Eficiencia Energética 2008-2011 del Gobierno central.

La modificación se aprobó en el último pleno del Ayuntamiento de Albacete, con un articulado en el que se hace constar que uno de los propósitos del reglamento es «mejorar la protección del medio ambiente mediante un uso eficiente y racional de la energía», acorde con la tendencia europea de reducir la contaminación lumínica y preservar la visibilidad del firmamento nocturno.

Fuente_La Verdad

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.