Día Mundial del Agua, pero de un agua sin basura

Madrid, 4 de abril de 2011. La ONG que lucha por librar al Océano Pacífico de los desechos plásticos, plantea la propuesta del establecimiento del 5 de abril como «Día del agua sin basura», para lograr una mayor concienciación sobre uno de los problemas más críticos de nuestra era: las consecuencias de la basura oceánica y el llamado «Vortex Plástico», el gran vertedero de basura del Pacífico Norte.
El «Vortex Plastico» es una gran concentración de desechos plásticos formada por las corrientes y localizada en el giro oceánico del Pacífico Norte. Lo que fuera una leyenda hace unos años, ya ha alcanzado el tamaño de Francia y Alemania juntas, convirtiéndose en una realidad tan indiscutible como alarmante.
Proyecto Kaisei es una iniciativa de limpieza oceánica que tiene como fin concienciar sobre la existencia de desechos marinos y su impacto sobre el medio ambiente y buscar soluciones dirigidas a su prevención y limpieza. Han realizado dos expediciones y estudios científicos, que han permitido saber mucho más acerca de sus efectos devastadores del Vortex Plástico tanto sobre la vida marina como la propia salud humana.
«Estamos alimentando continuamente los océanos con basura, de la que éstos nos devuelven una parte depositándola en las playas o a través del pescado que consumimos», explica Doug Woodring, co-fundador de Proyecto Kaisei. En nuestros océanos, el plástico y otros desechos, además de provocar el deterioro del «corazón azul» del planeta, matan a todo tipo de vida marina. Además de quedar atrapados en la maraña de basura, a menudo lo confunden con alimento, incorporando los tóxicos a su alimentación, lo cual deriva en su introducción en la cadena alimenticia humana.
«El Vortex Plástico es sólo el punto del iceberg. El origen del problema reside en gran parte en el elevado consumo de materiales plásticos y en las malas prácticas en la gestión de residuos» explica Annie Longsworth, responsable global de Sostenibilidad de Cohn & Wolfe
Proyecto Kaisei está analizando las tecnologías existentes para descubrir si los desechos acumulados pueden ser purificados y procesados para convertirlos en combustible y quiere realizar una nueva expedición durante 2011, para lo que está recaudando fondos.»Todavía queda mucho trabajo por delante y la necesidad de concienciar al mundo entero es imperante», añade Annie Longsworth. La recaudación de fondos es un punto esencial. Estos proyectos se logran financiar con la ayuda de donantes particulares, fundaciones y patrocinios por parte de firmas comprometidas con la prevención, reducción y limpieza del desecho marino. «Sin ellas, el Proyecto Kaisei no sería viable, ni la posibilidad de vencer al Vortex Plástico una realidad».

Proyecto Kaisei ha recibido el reconocimiento del Programa Medioambiental de Naciones Unidas (United Nations Environmental Programme-UNEP), logró una nominación en el certamen Google Earth Hero y, en septiembre de 2010, recibió honores del ex presidente americano Bill Clinton y su organización «Clinton Global Initiative».

Fuente: proyecto Kaisei

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.