Correos adquiere 100 motocicletas eléctricas para ampliar su 'flota verde' en ciudades como Santander

CORREOSCorreos ha ampliado su flota de vehículos ecológicos con la adquisición de 100 motocicletas eléctricas destinadas al reparto urgente de correspondencia y paquetería, especialmente en cascos históricos protegidos y en centros urbanos peatonalizados, entre ellos los de Santander, que se repartirán en septiembre y estarán a pleno rendimiento en diciembre. 

Según ha informado Correos en un comunicado, esta iniciativa supone una importante renovación de la flota y se suma a otras impulsadas por la empresa postal pública, cuyo objetivo es contribuir en lo posible a la reducción de impactos medioambientales.

La compra de estos vehículos se incluye en el Proyecto ‘Movele’, gestionado y coordinado por el Ministerio de Industria, cuyo objetivo es introducir en los entornos urbanos entre 2009 y 2010 un total de 2.000 vehículos eléctricos de diversas categorías, prestaciones y tecnologías, en un colectivo amplio de empresas, instituciones y particulares, así como en la instalación de 500 puntos de recarga para estos vehículos.

En este sentido, las 60 primeras motocicletas irán destinadas a grandes poblaciones como Madrid, Barcelona y Sevilla y el resto se distribuirán en las diferentes capitales de provincia, entre ellas, Santander, Toledo, Córdoba y Santiago de Compostela. El reparto de las unidades comenzará a finales de septiembre y está previsto que a comienzos de diciembre funcionen a pleno rendimiento.

MENOR COSTE DE UTILIZACIÓN Y MANTENIMIENTO

El modelo de motocicleta elegido tiene cuatro kilovatios de potencia –equivale a una motocicleta de 125 centímetros cúbicos de gasolina–, alcanza una velocidad máxima de 80 kilómetros hora y ofrece una autonomía de 70 kilómetros. El tiempo de carga total de la batería oscila entre cuatro y seis horas, aunque existe también la posibilidad de cargarla parcialmente para realizar pequeños recorridos, y su consumo resulta más económico –hasta una quinta parte de lo que gasta una motocicleta de combustión–.

Además, este tipo de vehículos tienen un precio «algo superior a los convencionales», pero también una vida útil «más dilatada y un menor coste de utilización y mantenimiento». Estas ventajas se añaden a las medioambientales, pues al no utilizar combustible derivado del petróleo, los efectos contaminantes disminuyen de manera drástica y además no generan ruidos.

REDUCIR EL CONSUMO ELÉCTRICO Y LAS EMISIONES DE CO2

En este sentido, la compra de estas 100 motocicletas eléctricas se enmarca dentro del Plan de Excelencia Ambiental 2008-2010, que define la apuesta por la sostenibilidad como eje estratégico de actuación y como valor corporativo y contribuye a la reducción de impactos en el medioambiente mediante diversas iniciativas.

Entre ellas, destaca la incorporación de vehículos ecológicos a su parque móvil, integrado por más de 13.000 vehículos, así como la puesta en marcha de varios proyecto piloto para comprobar las ventajas y utilidades de este tipo de vehículos que causan menor impacto medioambiental y de ruido.

La empresa postal, además, acaba de adquirir recientemente un lote de 80 bicicletas eléctricas adaptadas para el traslado de los carteros a los puntos de reparto, en sustitución de otras tantas motocicletas de combustión, que comenzarán a utilizarse para distribuir la correspondencia a partir del próximo mes de septiembre en los cascos históricos y centros peatonales de difícil acceso de las principales provincias españolas.

Fuente_Ecoticias

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.