TRAS LA LLUVIA, LLEGA EL PODER DE LA TELEVISIÓN

Hace varios años cuando se daba la información del tiempo en el medio de comunicación de masas, la TV, esperábamos con expectación que llegasen la lluvias con moderación, pero que llegasen.

Quienes presentaban este espacio casi siempre decían: “se acerca un fin de semana con mal tiempo…” para señalar seguidamente que iba a llover. Alguien diría en su día, a los que daban la cara en la TV, que las lluvias no se relacionaran con el mal tiempo y se quitaron esas dos palabras del telepronpter.

A día de hoy la información general, sobre todo en TV, incluye los acontecimientos o sucesos que se han producido como consecuencia de las recientes lluvias. Es impresionante observar como el agua arrastra todo aquello que se pone en su camino, no es bonito verlo, pero es lo más sencillo de ofrecer. No hace falta guion, se manda un equipo al lugar, se hace que quien sostiene el micro se llene de barro hasta las cejas y ya tenemos el espectáculo. Si además lo acompañamos con los videos que han dejado en internet, personas que aún mojándose, siguen grabando y pidiendo socorro, ya tenemos parte de las noticias o telediario.

AQUEL 1989

Aquí en Pinoso en 1989, las lluvias, provocaron que bajaran todas las ramblas que rodean al casco urbano. Se desbordó el Badén de Rico Lucas que, como siempre, desaguó donde lo hace ahora ¿se aprovechó el agua? No, ahora tampoco.

Como demuestra la imagen, por la zona norte, la rambla del Carche inundó todo el terreno donde, en la actualidad, se instala la feria. En aquella fecha y ahora, esos terrenos, eran y siguen siendo casi el final de la rambla, dentro del casco urbano. En 1989 la rambla del Carche, bajó con mucha agua, ésta, hizo nivel con el Badén de Rico Lucas, que ya venía más que lleno por las ramblas de Ruta, Encebras y arrastres del monte Cabeço empantanando todo, desde el Bulevar (Cánovas del Castillo) hasta su salida frente a la gasolinera, que también quedó anegada. 

PUERTAS AL CAMPO

Con la burbuja inmobiliaria, majestuosos edificios se construyeron en la zona de la imagen, para lo cual se levantó un talud que haría de dique en el caso de que la rambla del Carche baje llena de nuevo; además, el agua, se encontraría con el obstáculo que provoca el desvío, la carretera. De momento no ha ocurrido, pero las preguntas son las mismas: Si vuelve a ocurrir ¿qué? ¿Quién autorizó que se pudiese construir dentro de la rambla? Después nos rasgaremos las vestiduras y enviáremos videos a los telediarios. Pero, por favor, esta vez con la pantalla del smartphone en horizontal.

Las “riadas” que han habido recientemente, en las localidades que nos han mostrado en TV ¿han ocurrido como consecuencia del agua? Pues sí, el agua ha tenido toda la culpa, sin duda. Pero muchas viviendas inundadas ¿Dónde están o estaban construidas? ¿Quién autorizó que se pudiese construir dentro o junto a un cauce? Ahora nos rasgamos las vestiduras. La burbuja inmobiliaria también tendría algo que decir.

Miles de construcciones se levantan en cauces de ríos y zonas con riesgo de inundación en contra de lo que dice la Ley de 2001, Ley del Plan Hidrológico Nacional, https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2001-13042, que en su *artículo 28.3, obliga a autonomías y ayuntamientos a eliminar todas las obras realizadas en cauces y zonas inundables ¿Qué han hecho las administraciones? Mientras, se prevé que las lluvias y tormentas sean cada vez más intensas debido, principalmente, al cambio climático según los expertos.

Que pena que con el poder mediático que tiene la TV, llegue la gota fría/DANA e intenten hacernos creer que aquella información, la debamos relacionar con sucesos o catástrofes. Lástima de energía que estamos consumiendo, con el precio que le han puesto.

OPINIÓN JBB

*Artículo 28. Protección del dominio público hidráulico y actuaciones en zonas inundables.
3. El Ministerio de Medio Ambiente promoverá convenios de colaboración con las Administraciones Autonómicas y Locales que tengan por finalidad eliminar las construcciones y demás instalaciones situadas en dominio público hidráulico y en zonas inundables que pudieran implicar un grave riesgo para las personas y los bienes y la protección del mencionado dominio.
Se utiliza el género gramatical masculino para referirse a colectivos mixtos, como aplicación de la Ley Lingüística de la economía expresiva (Diccionario Panhispánico de dudas de la Real Academia Española)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.