Entradas

Bruselas alerta a España en su lucha contra los plásticos de un solo uso

Organizaciones ambientales lamentan la influencia de la industria, que a través de una intensa labor de presión en Bruselas, ha conseguido que desde la Dirección General de Industria y Emprendimiento de la Comisión Europea (CE) se recomiende al Gobierno de España rebajar los puntos más ambiciosos del Real Decreto de Envases que está pendiente de aprobación antes de finales de año. 

Al tratarse de un texto que transpone diversas directivas europeas, España, como es preceptivo, envió a Bruselas la propuesta del nuevo Real Decreto de Envases y Residuos de Envases para su revisión. Y la Comisión Europea ha reaccionado con un dictamen que, más allá de prevenir obstáculos técnicos al comercio, propone eliminar los puntos más ambiciosos del proyecto. La respuesta del Comisario Thierry Breton ha decepcionado a las organizaciones ecologistas, ya que se reprocha al Ministerio un exceso de ambición en la lucha contra los plásticos de un solo uso, motivo que precisamente originó parte de las directivas transpuestas, y se fundamenta en argumentos poco sólidos y a veces obsoletos.

La opinión de la Comisión sobre el texto del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico parece claramente marcada por la gran influencia del lobby industrial del plástico, que ha coordinado, a través de diferentes asociaciones y patronales, decenas de respuestas para socavar el proyecto español.

Los principales cambios en el Real Decreto de Envases demandados por Bruselas son:

– Anular la prohibición de sustancias tóxicas en los envases (Ftalatos y Bisfenol A) que promueve el proyecto de Real Decreto porque no se corresponde con lo que establece la Directiva de Envases comunitaria que data de 1994 y que precisamente está en proceso de revisión tras casi 30 años de vigencia. Al mismo tiempo, ya existen otros textos comunitarios que restringen el uso de estas sustancias peligrosas.

– Eliminar los objetivos de reducción de residuos de envases (13% en 2025 y 15% en 2030) y de botellas de plástico de un solo uso (20% en 2030). Aquí, la CE pasa por alto que el artículo cuatro de la Directiva de Envases insta a los Estados Miembros a aplicar medidas adicionales para prevenir la generación de residuos de envases y el cinco permite que establezcan objetivos de reutilización.

– Tumbar la prohibición sobre el envasado de frutas y verduras frescas y su obligación de venderlas a granel en lotes de menos de 1,5 kg, a pesar de que Francia y otros países ya cuentan con la misma medida desde hace varios años.

– No obligar a las empresas a pagar los costes de las recogidas de basura abandonada en el entorno, como quiere hacer el Ministerio. El dictamen dice que esta medida va más allá de lo que se deriva de la Responsabilidad Ampliada del Productor en el artículo 8 de la Directiva de Residuos de 2008, pero no especifica de qué manera.

«Desde la sociedad civil, animamos al Gobierno y al Ministerio a seguir el ejemplo de otros Estados miembros y mantenerse en la defensa de la salud de las personas y el medio ambiente ante este dictamen teñido claramente de presiones empresariales. Cualquier otro escenario sería derrumbar las intenciones de España para afrontar el grave problema de la contaminación por plásticos e ir en contra de las propias directivas europeas de residuos», han valorado representantes de Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, Oceana, Retorna, Rezero y Surfrider.

Por otro lado, estas mismas entidades sostienen que recortar la ambición de los Estados miembros en la aplicación de las directivas “es un argumento muy peligroso que debilita y perjudica el propio espíritu de las directivas. Cada Estado en función de sus necesidades debe definir su ambición con los objetivos de las directivas, y España tiene un claro problema con los residuos de plástico que debe solucionar”.

A partir de ahora, y de acuerdo a las modificaciones propuestas, el período de espera para que España incorpore las modificaciones pertinentes o no, se retrasa al próximo 7 de noviembre.

Cuatro municipios españoles consiguen la certificación Residuos Cero

Los municipios de El Boalo, Cerceda, Mataelpino en la Comunidad de Madrid y Torrelles de Llobregat en Cataluña se convierten en los primeros pueblos Certificados Residuo Cero de España con la acreditación de una estrella para el municipio madrileño y tres para el catalán. Los dos ayuntamientos han pasado por un proceso de auditoría ejecutado por una persona externa, designada por la Mission Zero Academy (MIZA).

La Certificación de Ciudades y Pueblos Residuo Cero es un estándar europeo de certificación evaluado por terceros, desarrollado por la organización no gubernamental Mission Zero Academy (MiZA) e impulsado por Zero Waste Europe, cuyo objetivo es acelerar la transición hacia el  residuo cero y la implementación de la economía circular en los pueblos y ciudades europeas, a nivel local.

Amigos de la Tierra ha sido la organización que ha dado soporte al Ayuntamiento de El Boalo, Cerceda y Mataelpino, y quien ha ayudado a implementar las medidas residuo cero. La asociación ecologista ha identificado las iniciativas puestas en marcha a lo largo de los últimos años, entre otras, el impulso del compostaje descentralizado (doméstico, comunitario y  avicompostaje), el servicio Reutiliza o la recogida selectiva “Puerta a Puerta” en viviendas, comercios y hostelería. A su vez, Amigos de la Tierra ha auditado las acciones del municipio de Torrelles de Llobregat.

Por otro lado, Rezero ha sido la organización mentora de Torrelles de Llobregat, municipio que cuenta con más de 15 años en la implantación de recogida puerta a puerta a todo el municipio, incluída la materia orgánica, a todo tipo de usuarios -hogares y pequeños negocios-. Además, Rezero ha sido auditora de El Boalo, Cerceda, Mataelpino.

Ambas organizaciones llevan años impulsando y reivindicando unas políticas Residuo Cero para incidir en el modelo de producción y consumo actual, que reduzcan la generación de residuos, así como la extracción de recursos naturales, y que contribuyan a hacer frente a la crisis climática y ecológica actual. Por este motivo consideran vital que desde el ámbito local se implementen este tipo de medidas.

La Certificación Residuo Cero está compuesto por 5 pasos: (i) la expresión de interés en ser Residuo Cero por parte del municipio, (ii) la adquisición del compromiso de serlo- fase de candidatura, (iii) la implementación de este sistema, (iv) su certificación y (v) la realización de mejoras anuales. La superación de cada uno de estos pasos se da con el apoyo y asesoramiento de entidades expertas en los campos de gestión de residuos y recursos. La evaluación para la certificación se desarrolla en torno a un sistema de puntuación, que incluye criterios obligatorios y criterios puntuables.

Los criterios puntuables se califican según la ambición y el impacto de cada política implementada. La suma de los puntos define el nivel de certificación del municipio y su posterior número de ‘estrellas’.

Posteriormente a la Certificación, los municipios deben realizar un monitoreo de su actividad y mejoras anuales para potenciar los resultados alcanzados. Cada 3 años están sujetos a nuevas auditorías para confirmar su estado en la Certificación, con la posibilidad de subir de nivel, alcanzando un máximo de 5 estrellas.

Amigos de la Tierra y Rezero, ambas organizaciones con una amplia experiencia en acciones residuo cero, están acreditadas por Mission Zero Academy (MiZA) y por Zero Waste Europe para acompañar a los municipios interesados en este nuevo proceso de certificación y que puedan situar su pueblo o ciudad, sin importar el tamaño, en el mapa residuo cero europeo que crecerá en los próximos años. Ahora se unen El Boalo-Cerceda-Mataelpino (Madrid) y Torrelles de Llobregat (Catalunya) a los pueblos y ciudades europeas que se han certificado en este mismo año: Bled, Gorje (ambos en Eslovenia) y Capannori (Italia).

Marian Lorenzo, Responsable de recursos naturales y residuos de Amigos de la Tierra Comunidad de Madrid, apunta que “estos pueblos están marcando el camino a seguir. Es emocionante ver cómo crecen y se desarrollan estas iniciativas con participación ciudadana y voluntad política haciendo frente con imaginación y convencimiento a las dificultades externas. Animamos a otros pueblos y ciudades a que se sumen a este cambio, una transformación indispensable que en el corto y medio plazo dará sus frutos”.

Javier de los Nietos, Alcalde de El Boalo, Cerceda y Mataelpino, y Presidente de la Asociación Nacional Composta en Red, ha destacado  “la importancia de la puesta en marcha de este nuevo sistema de certificación para mejorar e impulsar el compromiso de todos los municipios con una gestión más sostenible de sus residuos y de sus recursos”.

Rosa García, Directora de Rezero, expone que “la certificación de Ciudades y Pueblos Residuo Cero es un programa útil para los municipios que quieren hacer frente a la emergencia climática, porque es una gran herramienta para avanzar tanto para los que están al principio del camino hacia el residuo cero como para los ya experimentados. Asimismo es una oportunidad para reconocer el esfuerzo de municipios comprometidos desde hace años (como Torrelles de Llobregat).”

Desde Torrelles de Llobregat, Ignasi Llorente, segundo teniente Alcalde declara “la necesidad de continuar trabajando en la reducción y reutilización de residuos, siendo necesario hacerlo de una forma precisa y continuada en el tiempo. Por este motivo las auditorías son una buena herramienta para dirigir esfuerzos a medidas concretas”.

Kaisa Karjalainen, Coordinadora de la Mission Zero Academy (MIZA) indica que el “tener a dos municipios que dan el salto y consiguen la certificación Zero Waste Cities es una prueba de que las políticas ambiciosas en materia de residuos dan buenos resultados en diferentes partes de España. Doy mi enhorabuena, a los dos municipios por ser los primeros en lograrlo en España y gracias también a las entidades mentoras acompañantes en el proceso (Rezero y Amigos de la Tierra) por su apoyo para lograr que esto suceda. Esperemos que estos ejemplos inspiren a otras ciudades españolas a comenzar su viaje al Zero Waste.”

Teresa Rodríguez | Amigos de la tierra

Hugo Pérez Cabaleiro comprometido con la lucha contra la basuraleza en el Camino de Santiago

El influencer gallego se suma al proyecto pionero de concienciación medioambiental Camino del Reciclaje de Ecoembes que busca proteger el entorno natural de esta emblemática ruta realizando tres etapas del Camino Francés junto a su perra Roma.

El influencer gallego, Hugo Pérez Cabaleiro, conocido por su participación en “Gran Hermano” y “La Isla de las Tentaciones”, ha realizado estos días junto a su perra Roma tres etapas del Camino Francés para unirse a la campaña Camino del Reciclaje. A través de esta iniciativa, Ecoembes, la organización sin ánimo de lucro que coordina el reciclaje de envases en España, reivindica la importancia de concienciar a los miles de peregrinos que cada año recorren esta emblemática ruta de mantenerla libre de basuraleza. Para ello, en los Ecoalbergues se les hace entrega de bolsas reutilizables hechas con botellas de plástico recicladas para que puedan recoger toda la basuraleza que encuentren en cada etapa.

“El Camino del Reciclaje ha sido una experiencia muy bonita y especial. En primer lugar, por ir acompañado de Roma, con quien comparto mis días y mil aventuras y, también, por hacer algo que me encanta mientras ayudo en la concienciación sobre el reciclado a los demás peregrinos, consiguiendo así sumar nuevos ecoperegrinios”. Además, añade “Esta parte, además de un éxito, ha sido una sensación muy reconfortante, ya que otros peregrinos me aplaudían y muchos se sumaban a llevar sus bolsas y recoger basuraleza. Eso de verdad que fue increíble. Era la tercera vez que hacía el Camino Francés y la sensación de llegar a Santiago siempre es emocionante, me pone la piel de gallina y los ojos vidriosos. Esta tercera vez lo hacía con otro cometido diferente, pero muy orgulloso, porque siempre en mi casa se me ha dado una educación basada en lo primordial de cuidar el medio ambiente, es una labor que no cuesta a la vez que es tan necesaria. Sin duda, un Camino muy especial que siempre recordaré”.

Por su parte, Carolina Martín, responsable del proyecto Camino del Reciclaje en Ecoembes, ha destacado que “contar con personas tan comprometidas como Hugo ensalza la labor de este proyecto y reivindica la importancia de preservar un paraje tan emblemático como es el Camino de Santiago. El valor de estas acciones sirve como ejemplo para que cada vez sean más los peregrinos que, como Hugo, colaboren año tras año en la lucha contra la basuraleza, el fomento del reciclaje también fuera del hogar y trasladen estos gestos a las generaciones venideras”.

555 ecoalbergues comprometidos con el reciclaje

En esta edición ya son 555 ecoalbergues los que participan en las siete comunidades (Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León, La Rioja, Navarra y País Vasco) donde se desarrolla la iniciativa. Para ello, Ecoembes ayuda a los hospitaleros a que conviertan sus hospedajes en albergues sostenibles con un kit que está compuesto, entre otras cosas, de carteles didácticos, papeleras amarillas (latas, briks y envases de plástico) y azules (papel y cartón), un sello identificativo para el albergue como colaborador de la campaña (EcoAlbergue), Compostelas del Ecoperegrino y bolsas reutilizables fabricadas con PET reciclado para entregar a los peregrinos y evitar así la basuraleza.

En concreto, en esta edición se han repartido más de 55.000 bolsas reutilizables hechas con PET reciclado para que las repartan a todos los EcoPeregrinos que se hospeden en sus instalaciones con el objetivo de fomentar el reciclaje y la lucha contra la basuraleza en el Camino de Santiago.

Plantación de árboles autóctonos gracias a las Compostelas del EcoPeregrino

Un año más, Camino del Reciclaje ha mantenido la Compostela del EcoPeregrino, a través de la cual premia el compromiso de los peregrinos con el reciclaje y devuelve a la naturaleza lo que nos regala. Es por ello, que cada peregrino que suba una foto a Instagram o Twitter de su Compostela del EcoPeregrino con tres sellos (que podrán obtener en los Ecoalbergues participantes del Camino Reciclaje durante los meses de junio a octubre) con el hashtag #EcoPeregrino, se plantará un árbol autóctono en una zona determinada.

Gracias al compromiso de los EcoPeregrinos se plantaron el pasado año más de 600 árboles autóctonos en el municipio de Cerdedo-Cotobade (Galicia) y 300 especies autóctonas en el municipio de El Franco (Asturias).

El Proyecto Libera presenta la sexta edición de ‘1m2 por las playas y los mares»

El Proyecto LIBERA, de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, presenta la sexta edición de ‘1m2 por las playas y los mares’, la campaña de movilización ciudadana para caracterizar y recoger la basuraleza de 289 puntos de España. El objetivo de esta iniciativa, que se organiza entre el 17 y 25 de septiembre, es conocer el impacto de la basuraleza en los espacios naturales, en este caso las costas y los mares, así como liberarlos de estos residuos, analizar sus efectos en el medioambiente y sensibilizar sobre esta problemática.

La celebración de esta campaña coincidirá con el Día Internacional de Limpieza de Playas, que se conmemora el próximo sábado 17 de septiembre. Los voluntarios de las diversas organizaciones, entidades y asociaciones participantes se encargarán de caracterizar la basuraleza recogida en los diferentes puntos costeros y fondos marinos con el fin de proponer estrategias que tengan una proyección eficiente para terminar con este problema ambiental.

Entre los 289 puntos en los que se organizarán las acciones, destacan, entre otros, la playa de Torre de la Higuera, en el Parque Nacional de Doñana (Huelva); la Isla de Ons, en el Parque Nacional Islas Atlánticas de Galicia (Pontevedra); playa Honda (Tenerife) o el Parque Natural de la l’Albufera-Devesa (Valencia).

Esta sexta edición de ‘1m2 por las playas y los mares’ reúne la participación de organizaciones colaboradoras como los buceadores de la Red de Vigilantes Marinos, de la ONG Oceánidas, o de la Federación Española de Actividades Subacuáticas (FEDAS). Además de otros colectivos como Cruz Roja Española, Asociación Hombre y Territorio, Asociación Parque Dunar Matalascañas, Asociación Promemar, Asociación Terramare, ADESP, Alnitak, Mater, Asociación Región de Murcia Limpia, o ANSE.

Por otro lado, el día 24, S.M. La Reina Doña Sofía, a través de la Fundación que lleva su nombre, participará en la suelta de una tortuga en Andratx (Mallorca) y visitará una recogida organizada por buzos en la isla Dragonera.

El uso de la app MARNOBA, diseñada por la Asociación de Vertidos Cero y KAI Marine Services, permitirá, como en cada edición, que las personas voluntarias puedan categorizar los residuos encontrados. Al final de la campaña, estos datos se unirán a los más de 670.000 objetos registrados por LIBERA desde 2017 en el ‘Barómetro de la Basuraleza’, y se introducirán en la base de datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de España (MITECO).

En la pasada campaña se registraron 6,7 toneladas de basuraleza de las costas españolas gracias a la participación de más de 4.500 personas voluntarias. A partir de esta cantidad, se caracterizaron 61.483 residuos, siendo las colillas, las latas de bebida, las pajitas, los cubiertos y los vasos de plástico los objetos más encontrados en 2021.

“Estamos otro año más poniendo el foco en un grave problema para la salud de los océanos. Gracias a todas las personas que nos acompañan a visibilizarlo avanzamos hacia su conocimiento, pero necesitamos más acciones que acaben con las basuras marinas. Cada año 11 millones de toneladas métricas de plástico acaban en el océano. Confiamos en que el Grupo de Trabajo de la ONU consiga cerrar el primer tratado internacional para frenar la contaminación por plásticos el próximo mes noviembre” comenta Miguel Muñoz, coordinador del Proyecto LIBERA en SEO/BirdLife.

“El compromiso, la sensibilización y la concienciación colectiva de los participantes generan un impacto tan favorable como importante en nuestros entornos naturales, por lo que una alta participación en esta campaña generará un efecto positivo para las costas españolas. Desde el Proyecto LIBERA queremos agradecer a todas las asociaciones, organizaciones, entidades y voluntarios que participarán en la sexta edición de ‘1m2 por las playas y los mares’”, afirma Sara Güemes, coordinadora del Proyecto LIBERA en Ecoembes.

Medidas para prevenir la contaminación del río Jarama en Coslada

 El proyecto LIMPIA RÍOS SALVA OCÉANOS y el ayuntamiento de Coslada (Madrid) trabajan para poner freno al problema de los residuos higiénicos
3,5 toneladas de residuos higiénicos, fundamentalmente toallitas húmedas, es la cifra que voluntarios y voluntarias han retirado de la ribera del río Jarama dentro del marco del proyecto LIMPIA RÍOS SALVA OCÉANOS (LRSO) de Biotherm y Fundación Ecoalf con la colaboración del Proyecto LIBERA de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes.

Este tipo de residuos suponen un 30% del total de residuos retirados y caracterizados por los participantes en las actividades de recogida. En las orillas del Jarama se acumulan bastoncillos, toallitas, compresas, salvaslips o tampones. Todos estos residuos que se desechan incorrectamente por el WC son perjudiciales para el medio ambiente y nuestra salud.

Ante esta realidad, el proyecto LIMPIA RÍOS SALVA OCÉANOS, con la colaboración del ayuntamiento de Coslada, identificó los puntos negros desde los que se realizan este tipo de vertidos al río y proyectó la instalación de cestas de captación, unos elementos que dejan pasar el agua, pero atrapan los residuos sólidos de tamaño mediano y pequeño.

Se han instalado 10 redes de captación, 8 con una capacidad de hasta 300 kg cada una y 2 con una capacidad de hasta 500 kg cada una. Una vez llenas, se recambiarán por otras vacías. Por tanto, el sistema tiene la capacidad de retener hasta 3,4 toneladas por recambio de redes, lo que, al año, va a vitar que lleguen al río unas 17 toneladas de toallitas. Además, para conocer mejor el tipo de residuo higiénico, se analizarán los componentes de las cestas una vez llenas, pudiendo llamar la atención a la ciudadanía sobre el uso de ciertos productos.

Alberto Remacha, coordinador del proyecto en SEO/BirdLife señala que “El Jarama es un cauce sometido a una gran presión demográfica y muy castigado en gran parte de su recorrido. Este proyecto da la oportunidad a la ciudadanía de entrar en contacto directo con él, conocer sus amenazas y contribuir a su conservación, ya que la mayoría de las actuaciones están abiertas a la colaboración” y añade: “Desde el Proyecto LIBERA consideramos de gran importancia conservar espacios naturales cercanos a grandes urbes, como es este caso, por su gran potencial de sensibilización, el disfrute que pueden hacer de ellos miles de personas, y los refugios que suponen para especies de flora y fauna”.

Impactos de los residuos higiénicos
Ya sea por el material con el que se fabrican o por las características del mismo y su capacidad de biodegradación en el medio, los residuos higiénicos desencadenan una serie de impactos en la salud, las especies y los ecosistemas. Por ejemplo, las toallitas, que tienden a enredarse en el barro, pequeñas ramas y otros posibles residuos y forman montículos dentro del lecho haciendo que el agua se mueva más lentamente. Estas estructuras también obstaculizan el paso de algunas especies acuáticas como peces e invertebrados. Que las aguas se muevan más lentamente también contribuye a un aumento de la temperatura del agua y a que los nutrientes se transporten más lentamente afectando así a todo el ecosistema.

Pero ¿cómo terminan estos residuos en el cauce del río? El problema reside en los momentos de grandes lluvias, cuando el agua de las calles se junta con las aguas de los hogares y satura un sistema que, para evitar el colapso y la rotura, devuelve los residuos al río. A este problema se le une el mal uso que hacen las personas del WC, por el que tiran residuos no degradables, que atascan tuberías y depuradoras y supone un gasto de millones de euros anuales en su limpieza.

Soluciones al problema
Un simple gesto cotidiano como tirar de la cadena puede estar asociado a malas prácticas que tienen consecuencias negativas en nuestra salud y en el medioambiente. Es necesario promover un cambio radical de comportamiento, y para ello es imprescindible informar, educar y concienciar sobre estos problemas a la ciudadanía.
Tanto las administraciones públicas, como las empresas y organizaciones ambientales son piezas claves para contribuir a este esfuerzo colectivo. El sector industrial es también una pieza clave para contribuir a un futuro más sostenible, desarrollando productos cuyo diseño, materias primas e información al consumidor contemplen, no solo las necesidades a cubrir como producto, sino también la sostenibilidad ambiental, siempre integrada en el marco de la economía circular.

“Entre todos se puede llegar a un equilibrio que cuide de uno de los valores más preciados del ser humano: la naturaleza con la que convive, en la que habita y que le nutre. LIMPIA RÍOS, SALVA OCÉANOS quiere poner su granito de arena, alertando, sensibilizando y dando visualización al problema”, concluye Alberto Remacha.

Limpia Ríos, Salva Océanos (LRSO)
Es un proyecto de Biotherm y Fundación Ecoalf con la colaboración del Proyecto LIBERA de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes. Este proyecto pretende sensibilizar a la ciudadanía sobre el problema que suponen las basuras marinas, un 80% de las cuales tienen su origen tierra adentro. El curso fluvial elegido para enmarcar este proyecto ha sido el río Jarama en la Comunidad de Madrid, aunque al objetivo último es más ambicioso: llegar hasta la desembocadura del río Tajo, aguas abajo.

Dentro de las líneas de actuación de LIMPIA RÍOS, SALVA OCÉANOS se encuentran: el estudio de los residuos que transporta el río a través del análisis de microplásticos en agua y macrobasuraleza en las orillas; sensibilización de la población local a través de talleres en colegios; y participación ciudadana a través de recogidas de basuraleza en la ribera.

También busca la restauración ambiental del ecosistema de ribera. En este caso, el objetivo es devolver a su estado original zonas de alto valor ecológico dentro del Parque Regional del Sureste. En este sentido, se están realizando dos tipos de actuaciones: por un lado, las encaminadas a restaurar zonas con presencia de la planta invasora del ailanto y, por otro, evitar que lleguen al cauce uno de los residuos mayoritarios del río Jarama, las toallitas húmedas.
Imagen superior: Redes instaladas en el río Jarama. @SEO/BirdLife

Comienzan las negociaciones de la ONU para decidir el futuro de los océanos

Casi 50 países se han comprometido a entregar un Tratado ambicioso en 2022, entre ellos España

Greenpeace exige al Gobierno de España liderazgo de la Unión Europea para que la gestión de las pesquerías se incluyan en el Tratado

La comunidad científica señala que tener al menos el 30% de los océanos protegidos para 2030 es el mínimo absoluto requerido para que los océanos puedan recuperarse
Las negociaciones finales para un Tratado Global de los Océanos comienzan hoy y se extenderán hasta el 26 de agosto en la sede central de las Naciones Unidas. El resultado de la reunión determinará el destino de los océanos para las generaciones futuras. 49 países se han comprometido a entregar un Tratado ambicioso en 2022, entre ellos España. Estos compromisos ahora deben hacerse realidad.

“Estamos ante unas negociaciones que son una oportunidad única para proteger nuestro planeta azul. Los océanos sustentan toda la vida en la Tierra, pero durante mucho tiempo los hemos abandonado. Las delegaciones deben cerrar un Tratado ambicioso estas dos semanas. Un Tratado débil, o cualquier otra demora, mantendrá el statu quo tan deteriorado que ha llevado a los océanos a esta crisis”, ha declarado Pilar Marcos, de la delegación política de Greenpeace en Nueva York.

Los gobiernos han discutido este Tratado durante dos décadas. En ese tiempo, los océanos han perdido demasiado y las comunidades costeras que dependen de los recursos marinos están sufriendo las consecuencias. “Aquí en África Occidental, ya hemos visto poblaciones de peces severamente mermadas por barcos pesqueros industriales, a menudo de Europa, y esto está dañando los medios de subsistencia y la seguridad alimentaria en toda la región. Cualquier retraso adicional sería una bofetada para todos los que confían en que los líderes políticos cumplan sus promesas. Los delegados deben cumplir con los compromisos de sus gobiernos y finalizar un ambicioso Tratado Global de los Océanos ahora”, subraya Awa Traoré, responsable de la campaña de océanos de Greenpeace África también desde la ONU.

España es un país clave dentro de esta Conferencia por ser una potencia mundial pesquera. La presión de la industria pesquera en España podría perpetuar el estado actual de gobernanza de los océanos para seguir concentrando las decisiones en las actuales organizaciones pesqueras, que tan solo se encargan de evaluar el 5% de la biodiversidad de peces de las aguas internacionales, y cuya finalidad última es la explotación comercial de la alta mar. España debe decidir en esta reunión en qué lado de la historia está, empujando a la Unión Europea hacia un liderazgo claro para lograr que la gestión de las pesquerías también sean parte del Tratado.

Si no se cierra un Tratado Global de los Océanos ambicioso en Nueva York, será imposible lograr el 30×30, es decir tener al menos el 30% de los océanos protegidos para 2030. La comunidad científica señala que este es el mínimo absoluto requerido para que los océanos puedan recuperarse.

¿Qué se considera un Tratado Global ambicioso?

Para ser considerada un éxito, la reunión debe cerrar un Tratado que:

Disponga como objetivo principal el establecimiento de una red mundial de Áreas Marinas Protegidas.
Permita que los estados, a través de una Conferencia de las Partes (COP), establezcan santuarios marinos, libres de actividades destructivas como la pesca y la minería en aguas profundas.
Posibilite que la COP tome decisiones por votación cuando no sea posible llegar a un consenso.
Incluya que las Áreas Marinas Protegidas (AMPs) puedan ser aŕeas completamente o altamente blindadas a la actividad humana, lo que las harían más efectivas.
Permita que la COP decida si actividades como la pesca están permitidas o prohibidas en las AMP, sin aplazar las decisiones a los organismos ya existentes.
Y permita que la COP adopte medidas provisionales o de urgencia para proteger inmediatamente un área que esté pendiente de su protección futura.
Tras los 20 años transcurridos desde que se discutió por primera vez un Tratado, más de cien especies marinas han sido clasificadas en peligro crítico de extinción. La presión de la pesca industrial es imparable y ya cubre al menos el 55% de todos los océanos. Además la crisis climática continúa dañando la capacidad de los océanos para regular el clima y la temperatura de nuestro planeta.

Greenpeace es parte de la High Seas Alliance, una alianza de más de 40 ONGs y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Previo a la Conferencia se ha evaluado el nivel de ambición de los Estados miembros de la ONU dentro de las negociaciones del Tratado de Alta Mar y el impacto que se espera que tengan sus posiciones en la salud del océano, a través de este termómetro de ambición.  El análisis se basa en información de las posiciones formales de los países y grupos regionales (basado en intervenciones públicas y propuestas) que muestra que todavía hay espacio para mejorar en muchas posiciones de países o regiones para catalizar el cambio transformador que necesitamos ver en los océanos.

Las personas mayores son más receptivas en la separación de residuos para su posterior reciclaje

Las personas mayores son unas de las más comprometidas con el cuidado del medioambiente en nuestro país. De hecho, muchas de ellas aplican la economía circular -reducir, reutilizar y reciclar- de forma innata en su día a día. Por eso, cada vez son más las acciones que buscan que los mayores se conviertan en abanderados de la protección del entorno natural. Una de ellas es ‘Terceros en edad, primeros en reciclar’, una iniciativa desarrollada por Ecoembes para enseñar a los ‘abuelos y abuelas’ los beneficios del reciclaje y, de esta forma, se conviertan en embajadores de este hábito.

Así, con este proyecto, cerca de 400.000 mayores de 487 centros de día, sociales, centros de mayores y apartamentos en Aragón, La Rioja, Cantabria, Extremadura, Galicia y Asturias han aprendido sobre la separación de residuos para su posterior reciclaje. Para ello, se han llevado a cabo distintas actividades lúdicas y terapéuticas, tales como juegos y manualidades, con las que han podido transmitir sus conocimientos a nietos, nietas y niños de colegios, fomentando el aprendizaje intergeneracional.

Con ‘Terceros en edad, primeros en reciclar’, Ecoembes ha proporcionado a los centros 2.950 papeleras amarillas y azules para poder realizar una separación adecuada, así como cartelería, vinilos y otros elementos para colocar en los diferentes espacios del centro, consiguiendo que su implicación sea la máxima posible. Además, se ha llevado a cabo la formación de 9.593 profesionales (terapeutas, personal de cocina y limpieza, directoras…) de dichos centros.

Begoña de Benito, directora de Relaciones Externas y RSC de Ecoembes, afirma que “es impresionante el entusiasmo que las personas mayores ponen a este tipo de iniciativas. A ellos y ellas les preocupa mucho el medioambiente, siempre han convivido de una forma respetuosa con él, y están dispuestos a aprender para que así siga siendo”.

Ecoembes reparte 55.000 bolsas PET a los peregrinos del Camino de Santiago

El proyecto Camino del Reciclaje de Ecoembes ha repartido más de 55.000 bolsas reutilizables, realizadas con PET reciclado, en los 555 albergues participantes de Galicia, Asturias, Cantabria, La Rioja, País Vasco, Navarra y Castilla y León que han sido equipados para fomentar el reciclaje y la lucha contra la basuraleza entre los caminantes.

Ecoembes, celebra una nueva edición de la campaña Camino del Reciclaje. Una iniciativa que busca concienciar a los miles de peregrinos que recorren el Camino de Santiago de la importancia de separar y reciclar los residuos y envases que vayan generando durante cada etapa y mantenerlo libre de basuraleza.

Para ello, se han unido a esta iniciativa comunidades como Galicia, Castilla y León, Navarra, Cantabria, Asturias, La Rioja y el País Vasco, que se une por primera vez este año. Además, este 2022 la campaña se ha extendido también a los hospedajes del Camino Portugués de la Costa en Galicia cubriendo ya seis Caminos.

Desde que el Camino del Reciclaje se puso en marcha, la gran red colaborativa ha ido aumentado, y actualmente ya son 555 albergues los que participan en las siete comunidades donde se desarrolla la iniciativa. En este sentido, a todos los EcoAlbergues del proyecto se les hace entrega de un kit que se compone, entre otras cosas, de carteles didácticos, papeleras amarillas (latas, briks y envases de plástico) y azules (papel y cartón), un sello identificativo para el albergue como colaborador de la campaña (EcoAlbergue), Compostelas del Ecoperegrino y bolsas reutilizables fabricadas con PET reciclado para entregar a los peregrinos y evitar así la basuraleza.

Además, toda la información está disponible en la web del proyecto: www.caminodelreciclaje.com, donde también se puede encontrar a AIRE peregrino, un asistente virtual preparado para resolver todas las dudas que surjan en torno al reciclaje a los caminantes.

Carolina Martín, responsable del proyecto Camino del Reciclaje en Ecoembes ha destacado que “Estamos muy contentos de poder celebrar un año más una nueva edición de Camino del Reciclaje. Me gustaría trasladar un especial agradecimiento a las administraciones, los ecoalbergues y los peregrinos que cada año se vuelcan en el reciclaje y en la lucha contra la basuraleza. Esta edición es muy especial ya que celebramos el año Jacobeo 22 y esperamos que sea recordado como el Año Santo más comprometido con el reciclaje y el medio ambiente de la historia.”

Reparto de bolsas reutilizables entre los Ecoperegrinos

En esta edición se han entregado a los Ecoalbergues más de 55.000 bolsas reutilizables hechas con PET reciclado para que las repartan a todos los EcoPeregrinos que se hospeden en sus instalaciones con el objetivo de fomentar el reciclaje y la lucha contra la basuraleza en el Camino de Santiago.

Plantación de árboles autóctonos gracias a las Compostelas del Ecoperegrino

Ese año, se mantiene la Compostela del EcoPeregrino, una iniciativa que surgió con el objetivo de premiar el compromiso de los peregrinos con el reciclaje y devolverle a la naturaleza lo que nos regala. Es por ello, que cada peregrino que suba una foto a Instagram o Twitter de su Compostela del EcoPeregrino con tres sellos (que podrán obtener en los Ecoalbergues participantes del Camino Reciclaje durante los meses de junio a octubre) con el hashtag #EcoPeregrino, se plantará un árbol autóctono en una zona de España.

La última edición fue todo un éxito, y se plantaron 600 árboles autóctonos en el municipio de Cerdedo-Cotobade (Galicia) y 300 en el municipio de El Franco (Asturias).

 “Camino al Revés”: una actividad pionera

En el marco del proyecto medioambiental Camino del Reciclaje, el año pasado se inició la actividad “Camino al Revés” que busca fomentar el reciclaje y el respeto a la naturaleza a lo largo de esta emblemática ruta.

Este año, una veintena de voluntarios de Ecoembes y del Proyecto “LIBERA, unidos contra la basuraleza” -creado por la ONG SEO BirdLife y Ecoembes- han realizado el “Camino al Revés Portugués” para concienciar a los peregrinos que se dirigen a Santiago sobre la importancia de mantener la ruta limpia mediante la recogida de basuraleza.

Más de 12.000 voluntarios y 104 toneladas de basuraleza retirada

 La gran recogida colaborativa nacional de residuos abandonados en la naturaleza del Proyecto LIBERA, de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, se ha desarrollado en más de 700 espacios naturales.
‘1m2 contra la basuraleza’, del Proyecto LIBERA, de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, ha convocado a miles de personas voluntarias en la sexta edición de la gran recogida colaborativa ciudadana para liberar la naturaleza de residuos abandonados. El objetivo de esta acción es concienciar a la sociedad sobre el impacto ambiental de la basuraleza, y la respuesta, como cada año, es muy positiva. Se han organizado recogidas en 711 espacios naturales de todo el país, con las que se ha logrado recoger y caracterizar un total de 69.134 residuos abandonados en entornos terrestres, fluviales y marinos de todas las proincias españolas.

La sexta edición de esta multitudinaria cita colaborativa anual ha congregado simultáneamente a más de 12.000 personas voluntarias, que han conseguido retirar 104 toneladas de basuraleza demostrando, una vez más, su compromiso con la protección y conservación de la naturaleza.

‘1m2 contra la basuraleza’ ha vuelto a contar con su Majestad la Reina Doña Sofía, que, a través de la Fundación Reina Sofía, ha mostrado su apoyo al Proyecto LIBERA participando en una recogida en Boadilla del Monte (Madrid) como una voluntaria más del proyecto.

Además, ha contado con la colaboración y el respaldo de entidades científicas, educativas y divulgativas que forman parte de la red de alianzas de LIBERA, entre las que se encuentran Cruz Roja, ANSE, Promemar, Alnitak, ADESP o Paisaje Limpio.

Asimismo, han creado puntos de recogida de basuraleza 110 ayuntamientos como el de Jaca, Almansa, Barco de Ávila o Fuenlabrada; parques como el Parque Nacional del archipiélago de Cabrera, el Parque Nacional de Guadarrama, Parque Natural Lagunas de La Mata-Torrevieja o la Casa del Parque Lagunas de Neila, confederaciones hidrográficas como la del Tajo o el Guadiana; asociaciones locales y colectivos apadrinados por LIBERA como Asociación Guías de Doñana, S’agulla, Asociación Faunatura o AHE-Galicia o centros educativos, empresas como P&G, Pescanova, Henkel o Freixenet.

Las colillas, lo más encontrado entre la basuraleza recogida

Las colillas y las piezas de plásticos de 0 a 2,5 cm han sido los residuos más encontrados a nivel nacional durante las recogidas. Además, han aparecido en los espacios naturales bolsas, envoltorios, papel y cartón y latas de bebida. Asimismo, destacan productos como toallitas, neumáticos o mascarillas.

“La respuesta social al problema del abandono de residuos en la naturaleza es muy positiva. En estos años hemos logrado un movimiento ciudadano contra la basuraleza, un problema ambiental que afecta al estado de salud de nuestros espacios naturales. Lo hemos comprobado con el proyecto Ciencia LIBERA, en el que hemos analizado muestras de tierra, agua, sedimentos y heces de zorro y los resultados han apuntado a que la mayor parte de los espacios del estudio están contaminados. Ahora nos toca conseguir que esos residuos no acaben en el medio natural y la mejor manera de hacerlo es reduciéndolos. Debemos concienciar en la reducción, cambiar nuestro modelo de producción y consumo y conseguir una economía circular”, ha asegurado Alberto Remacha, coordinador del proyecto LIBERA de SEO/BirdLife.

“No podemos estar más orgullosos de los resultados de esta sexta edición. Celebramos un año más esta campaña de ‘1m2 contra la basuraleza’ entusiasmados por la participación, una muestra de que cada vez son más las personas que están comprometidas y concienciadas de la importancia de luchar contra la basuraleza. Poco a poco, con educación y prevención, conseguiremos un planeta libre de residuos”, ha señalado Sara Güemes, coordinadora del Proyecto LIBERA de Ecoembes.

Foto: 1m2_contra_la_basuraleza_en_El_Rocio-Doñana

El Gobierno español se compromete a proteger más del 25% de la superficie marina para 2025   

  • Dentro del proyecto LIFE Intemares, WWF España ha coordinado el análisis que ha servido de base a la propuesta y ha contado con la participación e implicación de 170 investigadores de 65 instituciones.

La decisión del Gobierno de proteger el 25% de la superficie marina en España para 2025 supone un hito  importante para la protección de la biodiversidad y los recursos marinos. El anuncio se ha realizado hoy por la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, durante el evento de celebración del Día Mundial de los Océanos, en el Real Jardín Botánico de Madrid, que ha contado con la participación de un amplio panel de especialistas, entre ellos de WWF. Con la designación de estos espacios, España quedaría muy cerca de la meta del 30% de superficie marina protegida para el año 2030. 

La propuesta anunciada por el MITECO incluye 11 nuevos espacios que ampliarían la Red Natura 2000 marina existente. Se trata de los espacios denominados Montes submarinos del suroeste, ampliación del Banco de la Concepción -ambos en Canarias-, Suroeste Balear, Sponge Sea Mounts, Cañones de Alicante en el Mediterráneo, y un corredor de 6 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) en el norte desde Cabo Peñas hasta Costa da Morte.

La propuesta incluiría otros siete espacios que están siendo actualmente estudiados dentro del proyecto LIFE Intemares: los montes submarinos del sur de Mallorca, el cañón del Tiñoso y seco de Palos, el sistema de cañones de Cap Bretón, bancos y gargantas del mar de Alborán, la extensión hacia el este del actual LIC Espacio marino del oriente y sur de Lanzarote-Fuerteventura, el Estrecho de Gibraltar y el Espacio Marino norte de Barcelona.

“El Día Mundial de los Océanos es una fecha señalada cada año para centrar la atención en la importancia que el océano tiene para las personas y poner de relieve las amenazas que enfrenta”, comenta José Luis García Varas, responsable de Océanos en WWF España. “Hoy queremos celebrar también el anuncio del Gobierno de España, y el impulso político, para incrementar la protección de nuestros mares. Un paso decisivo, aunque no debemos olvidar que para que esta protección sea efectiva necesitamos una gestión eficaz de estos espacios y la implicación de todos los sectores socioeconómicos dependientes del mar, administraciones, sociedad civil, investigadores a través de una gobernanza participativa”.

Los nuevos espacios propuestos cuentan con un amplio consenso de la comunidad científica y se han definido a partir del análisis coordinado por WWF España, en el marco del proyecto LIFE Intemares, para completar las carencias existentes en la Red Natura 2000 marina en España. Este estudio  identifica los espacios por los que debería crecer la Red Natura 2000 marina en los próximos años y aborda por primera vez un análisis de la coherencia ecológica de esta red en el medio marino.

El documento ha identificado un total de 104 espacios, distribuidos por todas las aguas marinas españolas (Atlántico, Canarias, y Mediterráneo), tanto para hábitats, especies y aves marinas insuficientemente representados, que contribuirían a mejorar la  representatividad, la adecuación y la conectividad entre los espacios que conforman la Red Natura 2000 marina. Este análisis ha llevado varios años de trabajo y en él han participado 170 investigadores y expertos del medio marino de 65 instituciones diferentes.

En los próximos pasos para su declaración se debería integrar a todos los sectores implicados e interesados para delimitar adecuadamente estas zonas y trabajar en la elaboración futura de sus planes de gestión. Para ello se necesita un enfoque ecosistémico, participativo y transparente, que sirva para definir una zonificación eficaz, que incluya también zonas de protección estricta, que comprenda el contexto sociocultural y económico de cada una de ellas y que permita una gestión eficaz y una mejora de su gobernanza.