Organizaciones conservacionistas denuncian los intereses financieros de control del agua

Ecologistas en Acción e Ingeniería sin Fronteras señalan la urgencia de aplicar medidas con el fin de evitar el control empresarial de la cumbre Río+20 donde se corre el riesgo de intensificar los procesos de mercantilización del agua y otros recursos naturales que ya se están produciendo.

La cumbre de Río+20 puede convertirse en un escaparate de empresas como Nestlé, Coca Cola, Suez o Vivendi para anunciar alianzas público-privadas de gestión del agua financiados con instrumentos “innovadores”, como fondos especulativos y derivados financieros.

Los grupos reunidos Foro Alternativo Mundial del Agua alertan de que la industria financiera, junto con multinacionales del agua y gobiernos, están impulsando un nuevo y agresivo proceso de mercantilización del agua afecta muy negativamente al funcionamiento de los servicios públicos y pone en peligro el derecho humano al agua.

Instituciones financieras como Citigroup y Goldman Sachs, pretenden crear mercados de valores del agua, en los que se comercializarían derechos del agua tal como sucedió con los derivados sobre las hipotecas basura que provocaron el colapso financiero de 2008.

En un momento de crisis ambiental sin precedentes, las corporaciones han comenzado a utilizar el paradigma de “economía verde” para seguir explotando el agua de forma insostenible y contaminándolo sistemáticamente.

Ecologistas en Acción e Ingeniería sin Fronteras señalan que las industrias que defienden el peligroso concepto de la “economía verde” sólo pretenden aumentar su control sobre las tecnologías y las materias primas que posibiliten la generación de beneficios económicos, sin eliminar sus actividades insostenibles.

En este aspecto merece la pena destacar que un tema tratado en el Foro del Agua: el fracking, la agresiva técnica para extraer gas de pizarra que está a punto de ponerse en marcha en Vitoria y Burgos. Esta opción se presente como solución tecnológica de transición para la crisis climática, ya que supuestamente la contribución de emisiones es menor. A juicio de Ecologistas en Acción e Ingeniería sin Fronteras supone sin embargo un despropósito, ya que perpetúa un modelo basado en los combustibles fósiles abocado a agotarse inexorablemente.

Ayer la eurodiputada francesa y ex-ministra de medio ambiente Corinne Lapage en el 6º Foro Mundial del Agua, clamó sin ambages por una prohibición total de la técnica en Europa. La presidenciable en las elecciones francesas descartó la posibilidad de una mejor regulación de esta práctica, dada su alta peligrosidad, y alertó de que apostar por el fracking significa renunciar a los objetivos climáticos de la UE y renunciar a la transición hacia las energía renovables. Hoy en el Foro Alternativo Mundial del Agua, organizaciones europeas que luchan contra el fracking han inciado un proceso de coordinación basado en una declaración inicial, a partir de la cual pretenden ir dando pasos para hacer un frente común en Europa con este tema.

Santago Martín | www.ecologistasenaccion.org

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.