Medidas para prevenir la contaminación del río Jarama en Coslada

 El proyecto LIMPIA RÍOS SALVA OCÉANOS y el ayuntamiento de Coslada (Madrid) trabajan para poner freno al problema de los residuos higiénicos
3,5 toneladas de residuos higiénicos, fundamentalmente toallitas húmedas, es la cifra que voluntarios y voluntarias han retirado de la ribera del río Jarama dentro del marco del proyecto LIMPIA RÍOS SALVA OCÉANOS (LRSO) de Biotherm y Fundación Ecoalf con la colaboración del Proyecto LIBERA de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes.

Este tipo de residuos suponen un 30% del total de residuos retirados y caracterizados por los participantes en las actividades de recogida. En las orillas del Jarama se acumulan bastoncillos, toallitas, compresas, salvaslips o tampones. Todos estos residuos que se desechan incorrectamente por el WC son perjudiciales para el medio ambiente y nuestra salud.

Ante esta realidad, el proyecto LIMPIA RÍOS SALVA OCÉANOS, con la colaboración del ayuntamiento de Coslada, identificó los puntos negros desde los que se realizan este tipo de vertidos al río y proyectó la instalación de cestas de captación, unos elementos que dejan pasar el agua, pero atrapan los residuos sólidos de tamaño mediano y pequeño.

Se han instalado 10 redes de captación, 8 con una capacidad de hasta 300 kg cada una y 2 con una capacidad de hasta 500 kg cada una. Una vez llenas, se recambiarán por otras vacías. Por tanto, el sistema tiene la capacidad de retener hasta 3,4 toneladas por recambio de redes, lo que, al año, va a vitar que lleguen al río unas 17 toneladas de toallitas. Además, para conocer mejor el tipo de residuo higiénico, se analizarán los componentes de las cestas una vez llenas, pudiendo llamar la atención a la ciudadanía sobre el uso de ciertos productos.

Alberto Remacha, coordinador del proyecto en SEO/BirdLife señala que “El Jarama es un cauce sometido a una gran presión demográfica y muy castigado en gran parte de su recorrido. Este proyecto da la oportunidad a la ciudadanía de entrar en contacto directo con él, conocer sus amenazas y contribuir a su conservación, ya que la mayoría de las actuaciones están abiertas a la colaboración” y añade: “Desde el Proyecto LIBERA consideramos de gran importancia conservar espacios naturales cercanos a grandes urbes, como es este caso, por su gran potencial de sensibilización, el disfrute que pueden hacer de ellos miles de personas, y los refugios que suponen para especies de flora y fauna”.

Impactos de los residuos higiénicos
Ya sea por el material con el que se fabrican o por las características del mismo y su capacidad de biodegradación en el medio, los residuos higiénicos desencadenan una serie de impactos en la salud, las especies y los ecosistemas. Por ejemplo, las toallitas, que tienden a enredarse en el barro, pequeñas ramas y otros posibles residuos y forman montículos dentro del lecho haciendo que el agua se mueva más lentamente. Estas estructuras también obstaculizan el paso de algunas especies acuáticas como peces e invertebrados. Que las aguas se muevan más lentamente también contribuye a un aumento de la temperatura del agua y a que los nutrientes se transporten más lentamente afectando así a todo el ecosistema.

Pero ¿cómo terminan estos residuos en el cauce del río? El problema reside en los momentos de grandes lluvias, cuando el agua de las calles se junta con las aguas de los hogares y satura un sistema que, para evitar el colapso y la rotura, devuelve los residuos al río. A este problema se le une el mal uso que hacen las personas del WC, por el que tiran residuos no degradables, que atascan tuberías y depuradoras y supone un gasto de millones de euros anuales en su limpieza.

Soluciones al problema
Un simple gesto cotidiano como tirar de la cadena puede estar asociado a malas prácticas que tienen consecuencias negativas en nuestra salud y en el medioambiente. Es necesario promover un cambio radical de comportamiento, y para ello es imprescindible informar, educar y concienciar sobre estos problemas a la ciudadanía.
Tanto las administraciones públicas, como las empresas y organizaciones ambientales son piezas claves para contribuir a este esfuerzo colectivo. El sector industrial es también una pieza clave para contribuir a un futuro más sostenible, desarrollando productos cuyo diseño, materias primas e información al consumidor contemplen, no solo las necesidades a cubrir como producto, sino también la sostenibilidad ambiental, siempre integrada en el marco de la economía circular.

“Entre todos se puede llegar a un equilibrio que cuide de uno de los valores más preciados del ser humano: la naturaleza con la que convive, en la que habita y que le nutre. LIMPIA RÍOS, SALVA OCÉANOS quiere poner su granito de arena, alertando, sensibilizando y dando visualización al problema”, concluye Alberto Remacha.

Limpia Ríos, Salva Océanos (LRSO)
Es un proyecto de Biotherm y Fundación Ecoalf con la colaboración del Proyecto LIBERA de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes. Este proyecto pretende sensibilizar a la ciudadanía sobre el problema que suponen las basuras marinas, un 80% de las cuales tienen su origen tierra adentro. El curso fluvial elegido para enmarcar este proyecto ha sido el río Jarama en la Comunidad de Madrid, aunque al objetivo último es más ambicioso: llegar hasta la desembocadura del río Tajo, aguas abajo.

Dentro de las líneas de actuación de LIMPIA RÍOS, SALVA OCÉANOS se encuentran: el estudio de los residuos que transporta el río a través del análisis de microplásticos en agua y macrobasuraleza en las orillas; sensibilización de la población local a través de talleres en colegios; y participación ciudadana a través de recogidas de basuraleza en la ribera.

También busca la restauración ambiental del ecosistema de ribera. En este caso, el objetivo es devolver a su estado original zonas de alto valor ecológico dentro del Parque Regional del Sureste. En este sentido, se están realizando dos tipos de actuaciones: por un lado, las encaminadas a restaurar zonas con presencia de la planta invasora del ailanto y, por otro, evitar que lleguen al cauce uno de los residuos mayoritarios del río Jarama, las toallitas húmedas.
Imagen superior: Redes instaladas en el río Jarama. @SEO/BirdLife

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.