Los tribunales de Albacete juzgan el uso ilegal de veneno

Dos vecinos de Córdoba han sido imputados como presuntos autores de la muerte de varios animales y de la colocación de, al menos, 26 cebos envenados en el municipio albacetense de Povedilla. El otro caso, en el que hay una persona imputada, se registró en el municipio de Pozo Cañada donde se encontró envenenada un águila real, entre otras especies. La Unidad Canina de Castilla La Mancha permitió al Cuerpo de Agentes Medioambientales y al SEPRONA localizar los cebos y animales envenenados y detener a los imputados.

SEO/BirdLife y la SAO ejercerán la acusación particular en los tribunales de Albacete con el objetivo de conseguir una sentencia que refleje las consecuencias legales que tiene la utilización de estos métodos ilegales de control de predadores y disuadir así de su uso. Este es uno de los objetivos específicos del proyecto Life+ VENENO para avanzar en la lucha contra el veneno, junto con la colaboración de las administraciones para dotarles de herramientas normativas adecuadas, mejorar la investigación y vigilancia, buscar medidas alternativas y sensibilizar a la población sobre el problema.

Especies afectadas

En el caso registrado en el municipio de Pozo Cañada se vieron afectados un águila real, un ratón de campo y un jabalí que murieron por efecto del veneno. En el municipio de Povedilla las investigaciones se llevaron a cabo en un coto privado de caza, donde se hallaron 26 cebos y un perro, un zorro y un lirón careto envenenados.

Uso de veneno en Albacete

En la provincia de Albacete se han registrado graves casos de veneno, el último se registró en Peñas de San Pedro. El pasado 29 de septiembre fue localizada un águila imperial ibérica con claros síntomas de envenenamiento. Afortunadamente el ave se pudo recoger a tiempo y se recupera en el Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre de Albacete. SEO/BirdLife, en el marco del Programa Red de Custodia Alzando el vuelo, hará un seguimiento del estado de este ejemplar, que se encuentra “En Peligro de Extinción” según el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

Uso de cebos envenenados

A pesar de ser ilegal y no efectivo, el veneno se sigue utilizando para eliminar depredadores, así como para el control de plagas agrícolas. La colocación de cebos envenenados es una práctica arraigada en nuestros campos, completamente ineficaz para los objetivos que persigue, además de un método masivo, no selectivo y cruento para la fauna. Por ello, está prohibido por la legislación nacional y autonómica y aparece tipificado como delito en el Código Penal. El veneno en el campo supone un riesgo para la salud pública, para el medio ambiente y para nuestras mascotas.

El proyecto Life+ VENENO tiene como objetivo lograr una disminución significativa del uso de veneno en España. El proyecto, con un presupuesto de 1,6 millones de euros, de los cuales la Comisión Europea cofinancia el 40% y la Fundación Biodiversidad el 26%, se desarrolla entre 2010 y 2014.

David de la Bodega | SEO/BirdLife

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.