La UE retira la “tarjeta amarilla” a cinco Estados

Las organizaciones Environmental Justice Foundation (EJF), Oceana, The Pew Charitable Trusts y WWF acogen favorablemente el anuncio de la Comisaria de Asuntos Marítimos y Pesca de la Comisión Europea, María Damanaki, de retirar la amenaza de sanciones comerciales a Fiyi, Panamá, Togo, Vanuatu y Belice. Estos cinco Estados se enfrentaban a una posible aplicación de medidas comerciales punitivas por no cooperar en la lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR). La Comisión Europea también ha propuesto la penalización a Sri Lanka.

La Comisión propone sancionar con una “tarjeta roja” a Sri Lanka por no actuar contra la pesca ilegal. Por su parte, Fiyi, Panamá, Togo y Vanuatu, quienes recibieron hace casi dos años una advertencia oficial conocida como “tarjeta amarilla”, ya no estarán en la lista. En ese momento, se les pedía que mejoraran su sistema de control de presuntas actividades de pesca ilegal en sus aguas territoriales o por parte de buques que enarbolaban su pabellón.

La Comisión también ha propuesto el levantamiento de las sanciones impuestas a Belice, que en marzo de este año fue objeto de una tarjeta roja, es decir, de la prohibición total de importación de productos de la pesca a la UE. El Consejo de Ministros tiene ahora que aprobar la penalización a Sri Lanka, así como el levantamiento de las sanciones a Belice.

La Comisión Europea identificó esos seis Estados en noviembre de 2012 debido a que controlaban de forma insuficiente sus respectivas flotas pesqueras o sus aguas territoriales, no imponían sanciones a los operadores de pesca ilegal y no introducían una legislación pesquera sólida para luchar contra la pesca ilegal.

Las declaraciones de hoy constituyen la primera vez que la UE levanta sanciones, o amenaza con imponerlas a Estados a los que compra pescado en virtud de un Reglamento del Consejo de 2010. Su objetivo es lograr que únicamente puedan acceder al mercado de la UE los productos de la pesca cuya legalidad esté certificada por el Estado de abanderamiento o el Estado exportador de que se trate.

EJF, Oceana, Pew y WWF afirmaron que esta iniciativa ha demostrado que la legislación de la UE, adoptada con el fin de evitar que el pescado capturado ilegalmente entre en sus circuitos comerciales, está teniendo éxito a la hora de alentar a los Estados a actuar. Las ONG alabaron a la comisaria María Damanaki por su liderazgo e instaron a su candidato a sucesor, el maltés Karmenu Vella, a que continúe la lucha contra la pesca INDNR. También le piden que mejore la transparencia, tanto en la normativa pesquera de la UE como en el control de la aplicación de la misma, y que siga mejorando el sistema de control de las actividades de pesca ilegal para incrementar aún más la confianza de los consumidores en los productos de la pesca que llegan al mercado de la UE. Se espera que Vella sea confirmado como comisario, junto a los demás miembros del colegio de comisarios, durante las próximas semanas.

Coral García | WWF

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.