La sobreexplotación de las aguas y la inadecuada gestión de Doñana ponen en riesgo el futuro de miles de aves acuáticas

  • Doñana es parada obligatoria para decenas de miles de aves acuáticas en sus viajes migratorios, y lugar fundamental para su reproducción e invernada. Sin embargo, el regadío intensivo que extrae sus aguas subterráneas amenaza a todo este valioso ecosistema.
  • A esta amenaza se suman un rosario de problemas derivados de su gestión, entre los que se encuentran el descontrol poblacional del jabalí y el manejo inadecuado de la ganadería.
  • En este sentido, SEO/BirdLife felicita a los agentes de medio ambiente que han hecho posible que, recientemente, se haya retirado el ganado vacuno de la finca El Rincón, cuyas reses se adentraban también en La Rocina, uno de los ecosistemas más frágiles del parque nacional.

A lo largo del año se pueden ver en Doñana más de 300 especies diferentes de aves que buscan un lugar donde reproducirse, alimentarse, invernar o descansar en sus rutas migratorias. Se trata del humedal más importante de Europa, incluido en la Red Natura 2000, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, humedal Ramsar de importancia internacional, y Área Importante para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad (IBA por sus siglas en inglés) y que da cobijo a varias especies mundialmente amenazadas, como la malvasía cabeciblanca o el águila imperial ibérica. Además, es uno de los parques nacionales españoles y toda la zona está protegida también bajo varias figuras regionales; todo ello englobado bajo la denominación Espacio Natural Doñana, del gobierno regional

Desafortunadamente, son numerosos los peligros que acechan actualmente a los humedales de Doñana y a las poblaciones de aves que dependen de ellos. La sobreexplotación de sus aguas subterráneas para uso agrícola, especialmente para el cultivo de fresas y arándanos, está causando una amenaza real sobre los valores de este Patrimonio de la Humanidad.

La situación es tan extrema que la mitad de las aves amenazadas que se refugian en Doñana, para las que se conoce la evolución de la población reproductora, presentan una tendencia negativa. Algunas se mantienen en grave riesgo de extinción, como la cerceta pardilla, y otras se pueden considerar localmente extintas, como el porrón pardo. No en vano, BirdLife International incluye a Doñana en la lista de las IBA más amenazadas en todo el mundo, una ‘IBA in Danger’.

Sobreexplotación hídrica y ganadera

En respuesta a esta alarmante situación, y como ya hiciera ante el Convenio Ramsar, SEO/BirdLife ha trasladado la información y preocupaciones a la UNESCO, e insta al Gobierno de España a que declare sobreexplotados los acuíferos de Doñana, que cierre todos los pozos ilegales y asegure un plan para detener las extracciones ilegales de aguas subterráneas.

Sin embargo, incluso si se realizasen estas acciones, Doñana todavía seguirá enfrentándose a amenazas no resueltas y vinculadas a los usos locales. Aunque algunos como el pastoreo son parte intrínseca del patrimonio sociocultural del parque, la inadecuada gestión ganadera que se desarrolla en la actualidad amenaza al humedal por sobrepastoreo, que causa pisoteo de nidos y pollos, así como daños en la vegetación.

Ante esta situación, el pasado mes de octubre, SEO/BirdLife presentó una solicitud de información sobre expedientes abiertos referidos a la explotación vacuna “El Rincón”. Esta finca limita con La Rocina, ambas en el Espacio Natural de Doñana, y era un hecho frecuente que las reses traspasaran el vallado de separación entre ambas fincas, ocasionando un grave impacto sobre los ecosistemas protegidos del arroyo de La Rocina, uno de los más frágiles del Parque Nacional de Doñana. Además, suponía un riesgo para la seguridad de los propios visitantes presentes en la zona, así como a la seguridad vial de la carretera próxima.

Existían denuncias previas desde el Espacio Natural, pero los hechos continuaban sucediendo, siendo el propietario de la explotación, único responsable de los animales y del vallado de la misma. «Damos la bienvenida a acciones como la desarrollada y agradecemos el trabajo realizado por los agentes de medio ambiente que han hecho posible que actualmente se haya retirado el ganado de la explotación mencionada”, explica Carlos Davila, responsable de la oficina de SEO/BirdLife en Doñana.

Por otra parte, SEO/BirdLife ha trasladado su preocupación por otros asuntos no resueltos, como el crecimiento descontrolado de las poblaciones de jabalíes y los daños que ocasionan sobre las poblaciones de aves de Doñana, ya que depredan sobre los huevos y pollos de muchas de las especies que instalan sus nidos en el suelo o a poca altura. Solo en 2017, por esta causa se echaron a perder 800 nidos de garza imperial, y prácticamente la totalidad de las colonias de cría de fumarel cariblanco.

 

Más información:
-Vídeos de aves, incluidas acuáticas

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.