La publicidad engañosa de Peugeot le puede salir caro

“Cada vez son más los que contaminan menos”, se leía en la publicidad de dos modelos de coches de la marca Peugeot. Anunciaba un nivel de emisiones de CO2 que no se correspondía con las que en realidad producían sus vehículos. Un caso de publicidad engañosa por el que Ecologistas en Acción y la Unión de Consumidores de España (UCE) acudieron a los tribunales. La Audiencia Provincial de Madrid les ha dado ahora la razón y obliga a Peugeot a publicar rectificaciones. Un toque de atención a todos los fabricantes de vehículos que incumplen la normativa.

Peugeot deberá publicar en El Mundo y El País, los periódicos en los que en su día se pudo ver el anuncio, la resolución judicial. Esta sentencia considera que la marca infringió el Real Decreto (RD 837/2002), que regula la manera de informar sobre contaminación de vehículos. Da, por tanto la razón a la demanda presentada en 2008 por Ecologistas en Acción y UCE.

Ambas organizaciones exigían la rectificación del anuncio de los modelos Peugeot 407 Hdi y Peugeot 407 SW Hdi, que se presentaba como la “primera marca en matriculación de vehículos con emisiones inferiores o iguales a 120 gr/km”. “Hasta que lleguen esos maravillosos coches que funcionan con vapor de nubes o con polvo de estrellas, puedes emitir menos CO2”, podía leerse perfectamente en el engañoso anuncio.

Lo que se leía mucho peor era la letra muy pequeña de las emisiones reales de ambos modelos: se trata de una gama de vehículos cuyas emisiones más bajas son 140 gr/km y las máximas llegan a los 226 gr/km de CO2, un valor muy superior a las emisiones medias de los vehículos europeos.

La sentencia supone un espaldarazo importante como lo fue el reconocimiento por parte de General Motors del incumplimiento de la normativa publicitaria y los cinco expedientes sancionadores abiertos por la Agència Catalana de Consum. Son resultados positivos de la campaña iniciada por Ecologistas en Acción y la UCE para el cumplimiento de la normativa sobre información del consumo de combustible y emisiones de los coches por parte de los fabricantes. En particular, el Real Decreto 837/2002, transposición de la Directiva 1999/94/CE, establece que los impresos de promoción, los anuncios y los carteles de automóviles deberán incluir los datos sobre consumo de combustible y emisiones de CO2, de forma que sea “al menos tan visible como la información principal” y “fácilmente comprensible, incluso tras una lectura superficial”.

Todavía hoy la información relativa a emisiones de CO2 de los automóviles continua incluyéndose en un tamaño de letra menor que la información principal, o en un formato que imposibilita o dificulta que el consumidor medio esté bien informado. Y todo ello a pesar de que en 2009 entró en vigor el código de autocontrol firmado por 12 fabricantes de automóviles, en el que se incluye en primer lugar el siguiente principio de legalidad: “Las comunicaciones comerciales que contengan argumentos ambientales se ajustarán a la legislación vigente”.

Ecologistas en Acción y la UCE esperan que la sentencia en el caso Peugeot siente un precedente para el cumplimiento de la normativa por parte de los fabricantes de automóviles. Ambas organizaciones no descartan nuevas iniciativas de presión, utilizando los mecanismos legales y las entidades regulatorias que se encuentran a su alcance.

Mariano González | Ecologístas en Acción

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.