Frente al despilfarro navideño existen alternativas de consumo responsable

La tienda del barrio en vez de la gran superficie, la agricultura ecológica frente a los productos industriales congelados, los mercados de trueque en lugar del usar y tirar, los regalos responsables en lugar de convencionales. Los anuncios se empeñan en poner precio a las emociones e imponer modas para los sueños. Ecologistas en Acción recuerda que existen alternativas para regalar afectos y celebrar la Navidad.

Nadie olvida que sufrimos una crisis económica, pero hay quien pasa por alto la crisis social y ambiental asociada, la que se produce por la explotación de recursos como si éstos fueran infinitos. El consumo se presenta como salida, por difícil que resulte creer que lo mismo que provocó la crisis vaya a contribuir a solucionarla. Y esta falsa solución se dispara con la llegada de la Navidad.

En esta época, más que nunca, se registra una exaltación publicitaria de las emociones y una mercantilización de los afectos, proponiendo la compra de productos como vía para expresarlos. El perfume es pasión, el juguete a pilas que lo hace todo solo es imaginación, el videojuego es alegría. El consumo se disocia de las necesidades y se acerca al despilfarro o la frustración de quienes no pueden soportar el ritmo.

Los envoltorios no sólo cubren regalos sino también impactos ambientales, condiciones de trabajo injustas, conflictos y destrucción de empleo local. Recordarlo no es amargarse la Navidad, sino evitar que se la amarguen a otros.

Ya están en marcha proyectos que, a pequeña escala, ensayan una forma más sostenible de consumo. Los mercados sociales, el comercio justo, la banca ética o las tiendas de productos ecológicos han conseguido hacerse un hueco y, a la vez, poner en entredicho al modelo de consumo devorador de recursos y de personas.

Existen alternativas, como se muestra en los Ingenios de Producción Colectiva (IPC). Recopilan propuestas en sectores como el ocio, la alimentación, los cuidados o el textil y presentan fichas que muestran cómo resolver las necesidades que se dan en esos ámbitos.

Los IPC de Ecologistas en Acción son un proyecto en construcción, que invita a la participación y la creatividad para un consumo sostenible y responsable, más allá de las soluciones y los regalos enlatados que nos tratan de vender por Navidad

Charo Morán | Ecologístas en Acción

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.