En busca de los territorios olvidados

Representantes de montes vecinales, comunales, de socios, cofradías de pesca y marisqueo, sociedades de riego, caza y pastos se reunieron en Madrid para hacer frente común por la mejora y defensa de la gestión colectiva y vecinal de sus territorios.

En un movimiento sin precedentes en España, 26 de las federaciones y asociaciones que agrupan los usos comunales más importantes de España (montes vecinales, de socios, comunales, cofradías de pesca y marisqueo, trashumantes, sociedades de riego, caza y pastos, entre otras), con el apoyo de ONG e instituciones científicas han iniciado el camino para proteger y potenciar la gestión colectiva de varios millones de hectáreas de enorme valor económico, social y ambiental. SEO/BirdLife, la ONG científica y de conservación más veterana de España, se ha unido a este movimiento.

Vecinos y comunidades locales de toda España trabajan juntos para luchar por el reconocimiento y conservación de sus territorios comunales. Gestionados con éxito durante siglos por sus antepasados, hoy sufren la amenaza de la despoblación, la privatización o la municipalización forzosa, éstas últimas en muchos casos mediante maniobras de dudosa legalidad protagonizadas por la administración pública o grandes multinacionales extractivas.

Los representantes de este amplio colectivo social acaban de reunirse en Madrid bajo el nombre de Iniciativa Comunales para definir la estrategia de acción conjunta de futuro y presentar la Declaración de Valdeavellano de Tera por la defensa y reconocimiento de los Usos Comunales. Se trata de una declaración que aboga por reconocer, proteger y potenciar los valores económicos, sociales y ambientales de estos territorios. Una de sus ideas principales es que las bases para gestionar los usos comunales deben ser la Comunidad, la Gobernanza y la Conservación de la Naturaleza, ayudando a reconducir aquellos casos en los que la gestión comunal haya derivado en el descuido de alguna de estas tres premisas.

Muchos de los miembros de Iniciativa Comunales han recibido prestigiosos premios por su trabajo en este sentido. Antonio García Allut de Fundación Lonxanet o Pedro Agustín Medrano, de Montes de Socios, han sido premio Emprendedor social Ashoka 2006 y 2014 por sus trabajos en pro de la participación de los pescadores para el desarrollo de la pesca artesanal sostenible en el primer caso y por la recuperación de las Juntas Vecinales de los montes de socios, en el segundo. Otros miembros como SEO/BirdLife o Trashumancia y Naturaleza han recibido el premio BBVA a la Conservación de la Biodiversidad en 2004 y 2014 respectivamente por su defensa del medio natural.

Una de las principales conclusiones del encuentro es la necesidad de crear una asociación con personalidad jurídica. “Antes, quienes luchábamos por defender y mejorar la gestión vecinal de los Montes de Mano Común, pensábamos que estábamos solos“, afirma Xosé Carlos Morgade de la Mancomunidade de Montes Veciñais de Pontevedra. “Cuando nos unimos en la Iniciativa Comunales descubrimos que no estábamos solos en el mundo y que existen también un gran número de experiencias y luchas similares en todo el Estado”, añade. Junto a él hay representantes de comunidades que gestionan usos comunales (cofradías de pesca y marisqueo, montes de socios, en mano común y comunales, sociedades de caza, juntas de pastos, pastores y ganaderos de extensivo, etc.), grupos de investigación que estudian y defienden este patrimonio económico, ambiental y social y ONG que trabajan en la defensa de estos usos y la conservación de la naturaleza, como SEO/BirdLife. “Cuando vemos los paisajes y ecosistemas de mayor valor ambiental de España, incluidos los que se encuentran en Parques Nacionales, pocas veces somos conscientes de que la mayoría de sus territorios son y han sido siempre de gestión comunal, y es esa gestión la que ha permitido su conservación en tan buen estado hasta nuestros días”, declara José Eugenio Gutiérrez, delegado de SEO/BirdLife en Andalucía.

Lejos de ser una forma de gestión arcaica o anecdótica, en España la gestión comunal del territorio está muy extendida y en la mayoría de los casos disfruta de una gran vitalidad, aunque no exenta de problemas. Un estudio encargado por el Convenio de Naciones Unidas para la Diversidad Biológica en varios países del mundo, concluyó que en España estos usos son clave para la economía y el empleo, y sin embargo son casi desconocidos para la sociedad. Por ejemplo, la mayor parte de los pastos de España son comunales, mientras que las sociedades de caza gestionan de forma comunal unos 6,4 millones de hectáreas. En cuanto a los bosques españoles, los montes de socios suponen más de millón y medio de hectáreas, y hay más de 2.800 montes de mano común sólo en Galicia, a lo que habría que añadir los abundantes montes comunales, de los que no hay un registro estatal ni datos fiables hasta la fecha, pero que se sabe que superan en superficie a la suma de los anteriores. En cuanto a la costa, el litoral español es explotado bajo régimen comunal por unas 229 cofradías de pesca, que proporcionan el 83% de los puestos de trabajo del total del sector pesquero en nuestro país.

“Cuando estudiamos los territorios comunales de España, nos damos cuenta de que este es el país de Europa que ha conservado una mayor diversidad y riqueza de estas formas de gestión. Esto se traduce en un capital social y natural que debe ser protegido y que muchos países han perdido ya” declaró durante el encuentro en Madrid Grazia Borrini-Feyerabend, coordinadora del ICCA Consortium, una organización internacional que lucha por la defensa y reconocimiento de los territorios conservados por comunidades locales y pueblos indígenas en todo el mundo.

Extracto-resumen de la Declaración de Valdeavellano de Tera por la defensa y reconocimiento de los usos comunales y las Áreas Conservadas por Comunidades Locales (ICCA) en España:

“Los abajo firmantes declaramos:

Que los usos comunales y sus bienes y derechos asociados (pesca, pastos, caza, bosques, riegos y otros) forman parte del Patrimonio Cultural (incluido el Inmaterial), Ambiental y Socio-económico de España. Que actualmente los usos comunales son en España una forma usual, exitosa y extendida de gobernanza de nuestro patrimonio natural y cultural. Montes en mano común, de socios, vecinales o comunales, cofradías de pesca o marisqueo, juntas de pastos, de valle, y vecinales, facerías, corrales de pesca, sociedades de caza, acequias de careo, parzonerías, ledanías y otras formas de gobernanza gestionan varios millones de hectáreas con alto valor natural, económico y cultural y son la expresión del empoderamiento y participación de cientos de miles de ciudadanos en la gestión participativa, directa, resiliente y sostenible de los recursos locales. Que se deben reconocer, apoyar, promocionar y proteger cada uno los tres pilares básicos que deben caracterizar los usos comunales: Comunidad, Gobernanza y Conservación de la Naturaleza. Que en España existe una grave falta de reconocimiento de su valor desde las administraciones públicas y un gran desconocimiento por parte de la sociedad, siendo urgente en este sentido reivindicar el papel social, económico y ambiental de estos usos y su potencial para la conservación de la naturaleza, el desarrollo del mundo rural y la sociedad en general. Que para poder garantizar la supervivencia de la gran riqueza y variedad de formas de titularidad y gestión colectiva, es necesario fomentar nuevas alianzas y sinergias, desde el nivel local al global, basadas en la participación de base, el empoderamiento de las comunidades locales y el enfoque participativo (“de abajo a arriba”). Que por los motivos anteriormente expuestos debe ser una prioridad de las propias comunidades comuneras, de las distintas administraciones y la sociedad en su conjunto el velar por la protección y el reconocimiento de dicho patrimonio colectivo, con el objetivo de garantizar la transmisión de este patrimonio para disfrute de las generaciones futuras sin ningún tipo de menoscabo en sus valores económicos, sociales y ambientales.”

Extracto-resumen de la Declaración de Valdeavellano de Tera, 7 de octubre de 2013.

Firmantes de la Declaración de Valdeavellano de Tera por el reconocimiento y defensa de los Usos Comunales en España: SEO/ BirdLife, Asociación de Mariscadores de Corrales “Jarife”, Asociación Forestal de Soria, Asociación Galega de Mariscadoras/es, Asociación Ibérica de Pastores Trashumantes, Asociación Nacional Micorriza, Asociación Trashumancia y Naturaleza, Comunidade de Montes de Vilar de Triacastela, Federación Estatal de Entidades Locales Menores, Federación Estatal de Pastores, Foro Asturias Sostenible, Fundación Entretantos, Fundación LonxaNet, Fundación Tormes, Grupo de Estudios da Propiedade Comunal (IDEGA), ICCA Consortium, Mancomunidade de Montes Veciñais en Man Común de Castrove-Salnés, Mancomunidade de Montes en Man Común de Pontevedra, Mancomunidade de Montes Veciñais en Man Común de O Morrazo, Montenoso, Plataforma Rural, Proyecto Evaluación de los Ecosistemas del Milenio de España, Proyecto Montes de Socios, Red de Comunidades de Pescadores Artesanales para el Desarrollo Sostenible, Silene, Unión de Tecores e Cazadores – Caza Social de Galicia y Unión Nacional de Asociaciones de Caza.

Sergio Couto | ICCA Consortium

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.