El pastoreo en extensivo, aliado del bosque frente al cambio climático

  • El ganado en extensivo es una estrategia potente para disminuir la acumulación de biomasa combustible y conservar hábitats
  • El LIFE Soria ForestAdapt, que estudia medidas de adaptación al cambio climático en las masas forestales, identifica el abandono como una amenaza

La relación entre ganado en extensivo y resiliencia del bosque frente al cambio climático es un camino potente a explorar. Los estudios que arrojan resultados en este terreno se multiplican y aseguran que los bosques que ya no tienen ganado pastando están más expuestos a los riesgos de las crisis ambientales actuales. Los incendios virulentos son una de las grandes consecuencias que están destruyendo nuestros bosques y de los que hemos sido tristes testigos este verano. El ganado en extensivo es un aliado para conservar nuestros bosques, pero pese a sus beneficios, esta actividad tradicional está en declive y en algunas zonas, en peligro de extinción.

En esta línea, Fundación Global Nature está estudiando propuestas para medidas de adaptación al cambio climático relacionadas con la ganadería extensiva y su potencial beneficio en zonas de bosque en Soria dentro del proyecto LIFE Soria ForestAdapt. “La visión con la que trabaja en este proyecto es una apuesta por implantar estas acciones como posibles medidas de adaptación en la de gestión de los bosques, al resultar útil además de para prevenir grandes incendios, para estimular la recuperación del propio pasto, la prestación de servicios ecosistémicos y la multifuncionalidad del monte”, destaca la coordinadora del proyecto y técnica de Fundación Global Nature, Beatriz Oliver.

De hecho, la afirmación de que el ganado en Soria y otras provincias de España, especialmente el ganado vacuno, pastorea en régimen extensivo debajo de arbolado adulto, y ayuda a mantener limpios los bosques y eliminar la continuidad horizontal de cara a incendios forestales. Es una de las conclusiones que se incorporará al final en este proyecto, como se ha podido comprobar en Soria con el pastoreo de vacas bajo pinar adulto. Con ello se trata de apostar por todas las infraestructuras ganaderas en los montes que incluyen especificidades como los problemas recurrentes para certificar pastos debajo de arbolado.

En esta línea, durante la búsqueda y planificación de medidas para hacer más resilientes las masas forestales ante las amenazas climáticas extremas que vivimos, el proyecto se ha dado de bruces con complicaciones que recrudecen las consecuencias del cambio climático como puede ser la despoblación rural, que conlleva en muchos casos al abandono de los bosques. “Y la ganadería extensiva es potencialmente una herramienta estratégica porque los animales vuelven a prestar servicios de prevención al controlar la vegetación que es el combustible de los incendios”, detalla Oliver, quien añade que los beneficios son numerosos si se ejecuta con planificación, ya que abarca desde la mejora del suelo, que es el sustento de nuestras masas forestales y su seguro de existencia a futuro, a la producción de alimentos de calidad a través de manejos tradicionales que suponen un modo de vida en zonas rurales y propician la comercialización de proximidad.

La modificación paulatina de los planes de ordenación forestal y la posible inclusión de este tipo de medidas es un objetivo que trabaja el proyecto LIFE Soria ForestAdapt. Se trata de mejorar el conocimiento y monitoreo de medidas de adaptación, uniendo la gestión de los ecosistemas y las estrategias de adaptación en los planes de gestión forestal y la elaboración de un Referente Técnico de Ordenación y Selvicultura con medidas de adaptación al cambio climático.

Apoyar la ganadería en extensivo
FGN está consolidando un trabajo de décadas en el apoyo y fomento del pastoreo, de la ganadería extensiva, con una variedad de proyectos que pasan por los propios en fincas como el Baldío, a otras de financiación externa, como Pastoreo Ibérico por la Biodiversidad, que en este caso nace gracias al apoyo de Kering, junto a Conservation International, y su Fondo Regenerativo para la Naturaleza. Al final, la visión de la entidad es la necesidad de apostar por el ganado que pasta porque, en resumen, es el ganado que cultiva la vida. Y esta afirmación es factible en una gran diversidad de ecosistemas, incluidos los bosques.

“Cultiva el ecosistema natural porque preserva sus funciones básicas, pero es que además se alza como alternativa de vida para quienes habitan zonas despobladas del mundo rural. Y esa sostenibilidad también llega al producto final, al darle un valor añadido que lo distingue en el mercado, un valor que debemos señalar en los supermercados porque cada vez más consumidores lo valoran y demandan”, señala la responsable de ganadería en la Fundación, Laura García.

LIFE Soria ForestAdapt es uno de los proyectos aprobados en la convocatoria de 2019 por la Comisión Europea para la ejecución de programas de acción contra el cambio climático. El proyecto cuenta con un presupuesto total de 1.5 millones de euros y un período de ejecución de cuatro años. La Fundación Global Nature asume la coordinación del proyecto en colaboración con la Fundación Centro de Servicios y Promoción Forestal y de su Industria de Castilla y León (Cesefor), la Fundación Privada Empresa y Clima (FEC), la Asociación para promover el uso racional de los productos y servicios del monte (FSC España), la Asociación Española para la Sostenibilidad Forestal (PEFC España) y la Universidad de Valladolid (UVa).

Patricia Ruiz Rustarazo | Fundación Global Nature

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.