El nuevo informe del IPCC alerta de la inmanencia de la catástrofe climática

El  Panel Intergubernamental de Expertos de la ONU sobre el cambio climático (IPCC) publica hoy la primera parte de su Sexto Informe de Evaluación sobre el futuro que enfrenta el planeta si no actuamos con urgencia para limitar el aumento de la temperatura global de 1.5ºC del acuerdo de París.

El informe, el mayor y más actualizado hasta hoy sobre las causas y consecuencias del cambio climático, confirma que la humanidad ha alterado el planeta de forma irreversible y han bloqueado muchos cambios. Además, subraya que aunque la oportunidad de revertir el rumbo es muy  limitada,  todavía es científicamente posible si se toman medidas urgentes y contundentes para reducir las emisiones de dióxido de carbono y se protege y restaura la naturaleza de forma inmediata.

El informe, el primero de las cuatro contribuciones al Sexto Informe de Evaluación del IPCC (AR6),  reúne múltiples evidencias que muestran que la oportunidad para limitar el aumento de la temperatura global a 1,5°C por encima de los niveles preindustriales -el objetivo más ambicioso del Acuerdo de París- se está cerrando rápidamente.

El calentamiento global ya ha alcanzando 1,1°C, y el mundo es testigo más claramente que nunca de  las consecuencias devastadoras del retraso en la acción climática: desde los incendios forestales en Turquía y Grecia hasta las inundaciones en Europa y China, las olas de calor en Norteamérica y la devastadora sequía en Madagascar. Los avances científicos permiten ahora relacionar directamente la mayor frecuencia e intensidad de los fenómenos meteorológicos extremos con el cambio climático.

“Se trata de una cruda evaluación del aterrador futuro que nos espera si no actuamos. Con el mundo al borde de un daño irreversible, cada fracción de grado de calentamiento es importante para limitar los peligros del cambio climático. Está claro que mantener el calentamiento global en 1,5 ºC es un reto enorme y solo puede hacerse si se toman medidas urgentes a nivel mundial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y proteger y restaurar la naturaleza”, afirma Stephen Cornelius, asesor principal sobre cambio climático y líder mundial de WWF en el IPCC. 

“Este informe científico es un hito importante en el camino hacia la COP26 porque analiza la magnitud de la crisis climática y el papel de la humanidad en el impulso de los fenómenos meteorológicos extremos. El informe confirma lo mucho que hemos cambiado el planeta y la certeza de que las cosas seguirán empeorando a menos que cambiemos inmediatamente de rumbo», explica Enrique Segovia, director de conservación de WWF España. 

«Por ello, los líderes mundiales deben aprovechar todas las oportunidades, especialmente la próxima Cumbre del G20 y la COP26, para emprender una acción climática que responda a la ambición necesaria para garantizar que el objetivo del 1,5˚C del Acuerdo de París no quede fuera de su alcance”, puntualiza. 

«Será crucial que los líderes lleguen a un acuerdo sobre una vía para la cooperación internacional y su implementación, que sea justa y equitativa para los países en desarrollo. No podemos permitirnos que el futuro de miles de millones de personas se vea secuestrado por un obstinado interés personal. Los líderes deben prestar atención a la ciencia porque se nos está acabando el tiempo», concluye Segovia. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.