El mochuelo, "Ave del Año 2011"

22-febrero-2011-14-24-00-mario-mochuelo-2_detalle_media1Madrid, 22 feb (EFEverde).- Unos enormes ojos amarillos enmarcados en unas tupidas cejas blancas y un característico canto «maullido» identifican al mochuelo, la rapaz nocturna más representativa de España, a la que SEO/BirdLife ha declarado Ave del Año 2011 para alertar sobre el dramático declive que sufre su población

Según ha señalado hoy en una rueda de prensa la directora de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz, la colonia de mochuelos en España -la más numerosa de Europa, estimada en unos 50.000 ejemplares- ha descendido en más de un 40 por ciento en la última década debido «a la intensificación de los cultivos agrarios y al abandono del medio rural».

En los más de 20 años que lleva SEO/BirdLife -la organización ecologista más veterana de España- declarando Aves del Año, su «campaña bandera» para «saltar las alarmas» sobre el estado de conservación de determinadas aves, esta es la primera vez que elige una rapaz nocturna y una especie que todavía es común y numerosa, y que no se incluye en ningún catálogo como «amenazada».

El motivo lo ha explicado claramente Asunción Ruíz: «Hemos constatado un declive importantísimo de la población de mochuelos en la última década y queremos llamar la atención sobre ello para que se tomen medidas importantes para evitar que vaya a más; en definitiva, queremos atender a esta especie antes de que sea demasiado tarde».

Y es que desde que SEO/BirdLife inició en 1997 su programa NOCTUA, de seguimiento de aves nocturnas (rapaces y chotacabras) en España, y más de 600 voluntarios de la organización controlan la evolución de sus poblaciones año tras año y el estado de conservación biológica, ha detectado una disminución de mochuelos de un 40%.

El mejor amigo del agricultor

La coordinadora del programa NOCTUA, Virginia Escandell, tiene claras las causas: «El mochuelo ha sido durante siglos el mejor amigo del agricultor, porque acababa con roedores y langostas de forma natural, sin necesidad de recurrir a productos químicos, pero la intensificación agrícola y el cambio de uso del suelo está acabando con ese beneficio mutuo».

Escandell ha incidido en que la eliminación de lindes, árboles viejos o setos, en zonas agrícolas, unido al abandono de los cultivos tradicionales y del pastoreo extensivo en otras regiones ha provocado que el hábitat que necesita el mochuelo (lugares abiertos, donde reproducirse y posaderos para acechar a sus presas) se haya modificado.

Plaguicidas, fungicidas y otras amenazas

Además, el uso de plaguicidas, fungicidas y herbicidas ligados a la agricultura intensiva o el uso de venenos para el control de plagas agrarias está acabando con su alimento, y constituye una de sus principales amenazas junto con los atropellos o la caza ilegal.

Escandell ha hecho hincapié también en que el declive del mochuelo «es el declive de un ecosistema» y de todas las especies asociadas a él, entre ellos otras rapaces nocturnas como la lechuza común, la lechuza campestre, la calandria o el alcaudón chico.

Para evitar que el «maullido del mochuelo» y su mirada desaparezcan de nuestros campos, SEO/BirdLife exige al Gobierno de España que «elimine los subsidios perversos a la agricultura extensiva» y «promueva, de verdad, una Política Agraria Común, PAC, más verde y social, que incorpore criterios ambientales y haga compatible la rentabilidad de los agricultores con la conservación».EFEverde

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.