Ecologistas en Anción critica duramente que Davos premie a cuatro compañías españolas por su "Sostenibilidad"

Ecologistas en Acción muestra su absoluto rechazo a que Davos santifique y premie a cuatro compañías españolas, otorgándoles un puesto de referencia en la lista de empresas más sostenibles del planeta, y recuerda que, precisamente, dinámicas sociales, políticas y ambientales como las de estas compañías son las que han generado el actual contexto de colapso socioambiental.

El pasado miércoles 25 de enero, en el seno del foro económico de Davos, la revista Corporate Knights, hizo público un ranking de las 100 compañías más sostenibles del mundo, entre las que se encontraban las españolas Inditex, Reopsol, Acciona e Iberdrola.

Para Charo Morán, del Área de Consumo de Ecologistas en Acción, esta lista es “un reconocimiento hecho desde las élites más especulativas y destructivas del planeta, a sus pupilos más destacados. Para Morán, “estas multinacionales son corresponsables del modelo estructural neoliberal que genera crisis ecológica y social, un sistema financiero que especula con el planeta y con las personas que lo habitan.

Para ecologistas en Acción, otra cuestión, no menor, es todo lo relacionado con el concepto de sostenibilidad premiado en Davos. Para la representante de la organización ecologista, se trata de “maquillar sus actuaciones con campañas de marketing de lavado verde y social, así como con Proyectos de Responsabilidad Social Corporativa con los que buscan legitimidad social para evitar un cuestionamiento del impacto de sus actividades.

Charo Morán concluye que el concepto de sostenibilidad de las grandes multinacionales citadas en esta lista pasa por hacer de su “cosmética amable, una nueva herramienta de venta y perpetuación”.

El caso de Inditex resulta escandaloso, según esta organización: “Por poner sólo un ejemplo, en Marruecos, hay una fuerte presencia de talleres proveedores de Inditex; en concreto de las marcas Zara, Bershka, Pull&Bear, Stradivarius, Oysho y Massimo Dutti. Pues bien, la mayoría de las obreras entrevistadas que trabajan confeccionando la ropa de estas marcas manifiestan que no se respeta el límite de horas, llegando hasta 65 horas semanales, por apenas un salario de 178,72 euros mensuales, viviendo en situación de pobreza.

Para Morán, que Repsol esté en esta lista es un síntoma nítido de una enfermedad sistémica. 2Repsol ha sido reiteradamente acusado por delitos ecológicos y violaciones de Derechos Humanos, especialmente en países latinoamericanos, como Bolivia, Argentina… Se trata de una empresa cuyo beneficio radica en la venta de aquello que más nos aproxima al cambio climático”. Algo similar ocurre con Iberdrola, “que prima su interés económico y su mezquindad por encima de la seguridad de la propia sociedad. Iberdrola es la propietaria del 50% de la obsoleta y peligrosa central nuclear de Garoña”.

El caso de Acciona es muy llamativo: “se trata de una empresa que se basa en la creación de grandes infraestructuras, viviendo de un modelo económico y social claramente depredador del medio ambiente y por ello insostenible. ¿Acaso la crisis no nos ha enseñado que el ladrillo es insostenible ambiental y económicamente y que genera desigualdad?”.

Para Ecologistas en Acción es lamentable que quienes más daño han hecho al planeta y a sus gentes enarbolen la bandera de una sostenibilidad manipulada y vaciada de su contenido, y recuerda que “es perentorio vivir con menos crear modelos sociales, económicos, culturales y ambientales de bajo consumo”.

Charo Morán | www.ecologistasenaccion.org

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.