Denuncian que Industria persista en apostar por la nuclear y la moratoria a las renovables

El Observatorio de WWF de marzo de 2012 destaca el aumento de la generación eléctrica con energía nuclear, que ha cubierto el 24,5% de la demanda del mix eléctrico peninsular. Se sitúa como la primera tecnología del sistema, por delante del carbón y la energía eólica. En relación a las emisiones de CO2, WWF destaca el incremento del 21,64% respecto al mismo mes de 2011.

 WWF ha analizado el balance energético del mes de marzo y subraya el repunte de la producción nuclear, generando 5.714 GWh. Esto provoca un aumento de los residuos de alta, baja y media actividad. Según la Organización, esta energía peligrosa no debe liderar la producción de electricidad en nuestro país, uno de los estados del Mediterráneo con los mejores recursos renovables. Estas energías generaran electricidad de forma segura y limpia, no producen emisiones y, sobre todo, aseguran los puestos de trabajo locales, ya que solo la eólica da empleo a 30.000 personas.

Raquel García Monzón, Técnico de Energía del Programa de Cambio Climático de WWF España, declara: “El aumento de la nuclear indica la dirección errónea del Ministerio de Industria en materia energética, apostando por tecnologías inseguras, contaminantes y sucias y, a su vez, instaurando una moratoria a las renovables, limpias y seguras. Mientras que el lunes 16 de abril de 2012 se batía un record histórico con la eólica (cobertura del 61% de la demanda), en marzo avanzaron puestos las tecnologías convencionales. El ministro, Jose Manuel Soria, apuesta claramente por las energías sucias, ignorando la necesidad de frenar el cambio climático y condenando a graves impactos a sectores clave de nuestra economía, como la agricultura, el turismo, la pesca y la industria vitivinícola, que ya sufren los efectos de la crisis climática”.

Y añade: “Si realmente queremos luchar contra el cambio climático, las medidas deben encaminarse hacia la producción renovable y limpia, que generan empleo de calidad, mejoran nuestra balanza de pagos, evitan toneladas de emisiones de CO2, contribuyen al ahorro en importaciones de combustibles fósiles y mantienen el precio medio de la electricidad por debajo de la media europea. Así lo apoyan más de 300 organizaciones en el Manifiesto por una Europa con el 100% de energías renovables en 2050 “Renewables in the European Union by 2050: driving sustainable prosperity, technology and leadership”. http://www.100percentrenewables.eu/home.

Según el Observatorio de la Electricidad de WWF, marzo cierra con una disminución en la generación de electricidad, así como de la demanda eléctrica total del Sistema Peninsular, en comparación con marzo de 2011 donde la demanda alcanzaba los 22.516 GWh, mientras que este mes ha disminuido un 6,7%, situándose en los 21.089 GWh. La producción total de electricidad fue de 24.503 GWh en marzo de 2011, es decir, un 5,06% inferior a la de 2012, de 23.321 GWh.

 Resumen del Observatorio de Electricidad de marzo 2012

 1. Cobertura de la demanda eléctrica

 El balance eléctrico peninsular del mes de marzo de 2012 muestra una cobertura de la demanda del 24,5% con nuclear, seguido del 20,5% con carbón, el 16,3% con energía eólica, el 13,3% cubierto con ciclos combinados, un 5,6% con energía hidráulica y el 19,9% restante con otras fuentes de energía. En régimen ordinario se ha generado el 63,9% de la electricidad, mientras que en régimen especial se ha producido el 36,1% restante.

 En relación a la producción de energía de origen renovable, el mes de marzo de 2012 ha producido, según datos de REE, menos cantidad que febrero, con un total de 6.494 GWh. La energía eólica se sitúa en el tercer puesto del sistema de generación, por detrás del carbón y de la energía nuclear.

 2. Indicador de calidad ambiental

 El sistema eléctrico peninsular cierra el mes de marzo de 2012 con un aumento del 21,64% de sus emisiones totales de CO2 respecto a marzo de 2011. Esto es consecuencia de un aumento de la producción de electricidad con carbón que, a raíz del Real Decreto de Ayudas al Carbón aprobado por el Gobierno en 2011, obliga a las compañías eléctricas a quemar un porcentaje de carbón nacional, que es de peor calidad y más contaminante. El resultado es un empeoramiento del indicador de calidad ambiental para las emisiones de CO2.

Cristina Martín | Comunicación WWF

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.