Asesinato de la democracia en Grecia

Grecia, el país donde nace la democracia occidental, ha sido el marco para escenificar su asesinato. El crimen ha sido perpetrado por la UE, el FMI, Alemania y Francia, pero la mano mafiosa en la sobra apunta a al gran capital europeo.El crimen ha venido precedido de importantes avisos en la periferia europea. Asistimos a los rescates a la banca irlandesa, hipotecando el país sin ningún tipo de consulta pública, mientras se multiplican los desahucios impunemente. Es significativo el desangrado de los servicios públicos en Madrid y Cataluña contra el criterio de la población. En Portugal e Italia se ha cambiado la base impositiva haciendo cada vez más regresivos los impuestos con un aumento del IVA. Las privatizaciones de bienes públicos se suceden en Grecia.

No podemos decir que no estábamos avisados: en España se reformó la Constitución para garantizar que se devolviera las deudas por encima de cualquier otro gasto sin ningún tipo de consulta popular.

Finalmente el crimen se ha consumado en Grecia. La Comisión Europea, el FMI, Alemania y Francia, bien respaldados por el resto del Eurogrupo, han forzado la retirada del referéndum planteado por el Gobierno griego sobre los planes para bombear más recursos desde las clases populares al gran capital.

Ecologistas en Acción quiere salir al paso de quienes señalan a las desavenencias entre los partidos griegos como la causa de la retirada del referéndum. Los criminales hay que buscarlos en Centroeuropa, con la aquiescencia del resto de Gobiernos europeos.

La organización ecologista considera que, si a estas alturas, alguien dudaba de al servicio de quien están la UE y el FMI, si alguien dudaba de que la UE no era un organismo democrático, este es el momento de los duros desengaños.

Por último, Ecologistas en Acción anima a la ciudadanía griega a revelarse contra el poder deudocrático y retomar el poder sobre sus vidas saliendo a la calle, justo lo que Ecologistas en Acción va a impulsar en España.

www.ecologistasenaccion.org | Luis Gonzáles Reyes

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.