Entradas

El Gobierno deberá incluir cambios para que la estrategia de la PAC cumpla con los retos ambientales y climáticos    

Los planes estratégicos de la PAC están lejos de lo que realmente se necesita para abordar numerosos retos relacionados con la alimentación, la agricultura y la ganadería. Esta es la postura de Fundación Global Nature (FGN) ante la partida que consume un tercio del presupuesto de la Unión Europea.

Si bien los desafíos difieren de un país a otro, el panorama general se presenta bastante sombrío. A finales de este año, cada Estado Miembro aprobará definitivamente su Plan Estratégico para la aplicación de la Política Agraria Común (PEPAC) 2023-2027. Un nuevo enfoque con el que cada país establece los detalles de las medidas de la PAC ajustándose a las necesidades de cada territorio. La Comisión Europea, ante la propuesta presentada por España, ya remitió a finales de marzo de 2022 un informe de observaciones resaltando la falta de ambición respecto a los objetivos ambientales y climáticos.  Ahora, la pelota está en el tejado del MAPA, y se espera que considere incluir las recomendaciones de la Comisión, porque de aprobarse así, España quedaría lejos de cumplir con los objetivos del Pacto Verde Europeo. Aun así, la Fundación celebra que, entre las cuestiones reclamadas, la propia Comisión Europea reconozca la importancia de los humedales como ecosistemas que albergan una alta biodiversidad y como pieza clave frente al cambio climático gracias a su capacidad de almacenar carbono.

“No olvidemos que los humedales están entre los ecosistemas con mayor capacidad de mitigar cambio climático por unidad de superficie, pero si están alterados, se convierten en emisores netos de gases de efecto invernadero” afirma Vanessa Sánchez, coordinadora de proyectos de FGN.  Mantener los humedales en buen estado de conservación, depende en gran medida de las prácticas agrarias que se realizan en el entorno de estos ecosistemas, y por esta razón, en la reforma de la PAC, se incluyó como novedad, en la condicionalidad,una BCAM (Buenas Condiciones Agrarias y Medioambientales) para preservar los humedales. Sin embargo, la redacción aprobada en la última versión del PEPAC es tan ambigua que difícilmente conseguirá el objetivo que persigue.

Por ello, desde Global Nature, se insta a que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y el Gobierno pongan en marcha los mecanismos precisos para asegurar el cumplimiento de la BCAM 2, asegurando su arranque desde 2023, sin demorarlo a 2025 y con una definición correcta de las prácticas agrarias que se pueden implementar en el entorno de los humedales.

Fundacióm Global Nature celebra que la propia Comisión Europea reconozca la importancia de los humedales como ecosistemas clave.

Desde FGN, en el marco de los proyectos europeos LIFE Wetlands4Climate y LIFE Paludicola, se ha publicado un documento donde se incluyen las recomendaciones y prácticas agrarias que debería promover la BCAM2 en el entorno de humedales y donde además se proponen 16 medidas agroambientales, susceptibles de ser incluidas en los Planes de Desarrollo Rural, de manejo de pastos, y de gestión de vegetación y suelos en el entorno de humedales para promover un uso sostenible de los recursos y favorecer el empleo y el desarrollo local en entornos agrarios.

“El sector primario tiene la oportunidad de revertir la situación actual promoviendo prácticas agrarias compatibles con la conservación de los humedales y su entorno, estos ecosistemas están seriamente amenazados y su colapso perjudicaría a todos, también al sector agrario” señala la responsable de proyectos de Global Nature “Es imprescindible gestionar el territorio a escala de paisaje mediante modelos de agricultura y ganadería sostenibles, respetuosos con la biodiversidad y aliados para la mitigación del cambio climático” concluye.

La nueva PAC suspende en el cumplimiento de objetivos ambientales

Un nuevo informe conjunto de WWF, BirdLife y EEB evalúa la nueva herramienta clave para avanzar en la sostenibilidad ambiental de la agricultura en los borradores de los planes estratégicos nacionales de la nueva PAC de 21 Estados miembros: los ecoesquemas. El análisis concluye que la mayoría, incluido el Plan Estratégico Español (PEPAC), se alejan de la senda del Pacto Verde Europeo y son insuficientes para cumplir con los objetivos ambientales comprometidos. Por ello, SEO/BirdLife y WWF España solicitan al Ministerio de Agricultura que incorpore las demandas de la ciudadanía que piden una PAC que aborde con la ambición necesaria la transición agroecológica y la recuperación verde, anteponga el cuidado de las personas y la naturaleza a los intereses políticos y haga una mayor apuesta por los agricultores y ganaderos que día a día mantienen el medio rural vivo, produciendo alimentos sanos y de calidad.

A nivel europeo, el informe concluye que solo el 19% de los ecoesquemas son susceptibles de cumplir sus objetivos ambientales, el 40% necesitarían mejoras significativas para ser efectivos y el restante 41% están completamente desalineados de los objetivos del Pacto Verde (el 32% tienen muy poca ambición y el 9% suponen un lavado verde).

Las conclusiones revelan que la mayoría de los ecoesquemas para el clima, el medio ambiente y el bienestar animal no conseguirán su propósito salvo que se revisen rigurosamente las antiguas prácticas agrarias que se saben perjudiciales para la salud de la naturaleza y las personas. Además, los pocos ecoesquemas detectados que cuentan con un diseño adecuado y que previsiblemente pueden dar buenos resultados y contribuir a los objetivos ambientales, corren el riesgo de no contar con una financiación suficiente o de ser arrinconados si se da prioridad a ecoesquemas menos exigentes o más atractivos desde el punto de vista financiero.

Aunque los planes estratégicos están sujetos a nuevos cambios antes de su presentación formal a la Comisión Europea a finales de este año, la foto que nos muestra este análisis supone una primera referencia de cómo se gastarían los 48.500 millones de fondos de la UE que se destinarán a ecoesquemas en la nueva PAC a partir de 2022.

Desde SEO/BirdLife y WWF se considera que de los ecoesquemas del PEPAC del Gobierno de España aprueban los de en apoyo al pastoreo extensivo, a las rotaciones de cultivos, a las cubiertas en leñosos y a la recuperación de elementos del paisaje para la biodiversidad, aún cuando en todos los casos su diseño es mejorable. Y, por contra, suspenden al subvencionar prácticas perjudiciales, como la siembra directa que permite el uso de herbicidas en lugar de reemplazarlo por rotaciones y cobertura permanente del suelo, también contemplados en la confusamente llamada “agricultura de conservación”; o proponiendo prácticas para la gestión de prados de siega con un planteamiento confuso que no afrontan eficazmente ningún objetivo ambiental claro.

Además de esta medida, hay otras herramientas relevantes a tener en cuenta (condicionalidad, agroambientales, inversiones, asesoramiento, etc.), y un análisis previo del potencial de los Planes estatales a nivel europeo ya mostraba las deficiencias de los borradores actuales. Con el propósito de que la nueva PAC contribuya de manera real a la transición agroecológica, SEO/BirdLife y WWF España presentarán las alegaciones oportunas durante el proceso de información y participación pública en el marco de la Evaluación Estratégica del PEPAC, que se acaba de iniciar a nivel nacional. Igualmente, trasladarán dichas propuestas a las Direcciones Generales de Agricultura y Medio Ambiente de la Comisión Europea. Así mismo, las dos organizaciones animan a otras entidades y asociaciones preocupadas por la sostenibilidad de la agricultura, la ganadería y el futuro del medio rural, a que hagan lo propio, contribuyendo a la construcción de un PEPAC que ponga solución a los retos de la alimentación sostenible.