Entradas

En el Día Mundial del Reciclaje «Separar para ahorrar»

  • Cuatro de cada cinco ciudadanos afirman separar sus envases en el contenedor amarillo
  •  En 2021, un año aún marcado por la pandemia, cada ciudadano depositó de media 18,8 kg de residuos a los contenedores amarillos, el equivalente a bajar la bolsa de envases una vez cada cuatro días. En el caso del contenedor azul, esta cifra asciende a los 19,3 kg de papel y cartón
  • En total, el año pasado se enviaron a instalaciones recicladoras homologadas 1.570.513 toneladas de envases de plástico, metal, briks, papel y cartón para su posterior reciclaje, un 5,3% más que en 2020.

Hoy se celebra el Día Mundial del Reciclaje, una fecha que nace para poner en valor este hábito ambiental que, también en nuestro país, se va consolidando cada vez más entre los ciudadanos. Prueba de ello es que, según el estudio “Hábitos de la Población Española ante el reciclaje”, realizado por Instituto Catchment para Ecoembes, 4 de cada 5 ciudadanos, es decir el 82,9% de los encuestados, declaran tener, de media, 3 cubos, bolsas o espacios en casa para separar, destinando uno de ellos a los envases de plástico, metal y briks, los que van al contenedor amarillo. Esta cifra no ha dejado de crecer en los últimos años: en 2015, eran un 72,5% los que afirmaban separar a diario.

Este compromiso con el reciclaje que los ciudadanos declaran tener se refleja en los datos. En 2021, un año marcado aún por la pandemia, cada persona depositó de media 18,8 kg de residuos a uno de los 383.508 contenedores amarillos que hay distribuidos en las calles de todo el país, es decir, una bolsa cada cuatro días aproximadamente. En el caso del contenedor de papel y cartón, cada ciudadano depositó de media 19,3 kg de este tipo de residuos en los 240.297 contenedores azules que hay en España, lo que equivale, aproximadamente, a tirar una bolsa con estos envases al contenedor cada 8 días.

En cuanto a los residuos que deben depositarse a cada contenedor, el 90% de los encuestados dicen tener claro los del contenedor azul. En el caso del amarillo, los ciudadanos identifican más claramente con este contenedor las botellas de plástico, las tarrinas, las latas y los envoltorios de plástico, mientras que hay otros residuos, como los aerosoles y las bandejas de corcho blanco, que también deben depositarse en este contenedor pero que todavía generan dudas. Además, también hay ciudadanos que, equivocadamente, creen que hay que lavar los envases antes de echarlos a los contenedores o que reciclar los envases pequeños es menos importante porque tienen menor impacto en el medioambiente.

Por otro lado, aún hay ciudadanos que tiran al contenedor amarillo residuos que no son envases y que deben ir al punto limpio o el contenedor de resto, como los juguetes de plástico, calzado, ropa o productos plásticos de distinto tipo. De hecho, el 29,8% de los residuos de los contenedores amarillos no deberían haberse depositado en ellos.

Según declaraciones de Fernando Móner, presidente de la Confederación de Consumidores CECU: “Hay que seguir apostando por la formación e información en los colegios, hogares, etc., pues los datos nos demuestran que la concienciación es creciente y que el éxito de la sostenibilidad a través del reciclaje debe tener un foco claro en los hábitos de las personas consumidoras junto con una clara reducción de los residuos buscándolos nuevos usos”.

Un 5,3% más de toneladas de envases enviadas a instalaciones recicladoras

En 2021, en total, se enviaron a instalaciones recicladoras homologadas 1.570.513 toneladas de envases domésticos de plástico, metal, brik, papel y cartón, un 5,3% más que en 2020. “Estos datos demuestran que el reciclaje en el contenedor amarillo y azul es un hábito muy asentado en la sociedad española. El incremento de más de un 5% con respecto al año anterior nos indica no solo que cada vez reciclamos más, sino también mejor. Cada vez son más las personas que con sus acciones cotidianas quieren contribuir al cuidado del medioambiente no solo reciclando los envases, sino también reduciendo su uso y reutilizándolos siempre que sea posible”, ha indicado Nieves Rey, directora de Comunicación y Marketing de Ecoembes.

Por tipo de material, de las 1.570.513 toneladas de envases enviados a instalaciones recicladoras, 677.096 toneladas eran envases de plástico; 637.823 eran de papel y cartón; 247.157 toneladas eran envases de acero y aluminio, y las 8.436 restantes fueron envases de madera.

Estas  toneladas, que equivaldrían aproximadamente a más de 16.800 millones de envases, proceden no solo de los que los ciudadanos depositaron en los contenedores amarillos y azules de la vía pública, sino también de los que se recogieron en las más de 500.000 papeleras y contenedores de reciclaje instalados en oficinas, estaciones de transporte, centros deportivos y de ocio, así como a través de más de 100 máquinas de devolución y recompensa RECICLOS repartidas por el país. También se recuperaron envases de las plantas de residuos urbanos, procedentes del contenedor de resto.

Así, gracias a estos millones de envases que se enviaron a reciclar en 2021, se evitó la emisión de 2,05 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, el equivalente a lo que emiten las calefacciones de Asturias en un año. Además, se ahorraron 20,50 millones de m3 de agua y 5,27 millones de MWH de energía.

Murcia, Cantabria y Baleares encabezan el ranking regional de kilos de Residuos Eléctricos y Electrónicos

Murcia, Cantabria y Baleares encabezan el ranking de comunidades autónomas con más kilos de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) gestionados por habitante, a través de Fundación ECOLEC, durante 2021. El primer puesto del podio lo ocupa Murcia con 26,64 kg por habitante, seguida de Cantabria con 11,51 kg por habitante y Baleares, en tercer lugar, con 11,42 kg por habitante. Castilla – La Mancha y Ceuta ocupan el cuarto y quinto puesto con una gestión de 11,38 kilos por habitante y 10,95 kg, respectivamente.

En el Día Mundial del Reciclaje, la organización quiere poner en valor que estas tres regiones han superado la media nacional que, durante 2021, se situó en 8,24 kg por habitante. “En términos generales, la cifra de RAEE que se trataron en el pasado ejercicio ha sido muy positiva en todas las comunidades y provincias. Es cierto que Murcia, Cantabria y Baleares han despuntado y han demostrado el compromiso de todos los agentes sociales con el reciclaje, con la protección de nuestro Planeta y con el impulso del modelo de Economía Circular”, ha destacado Luis Moreno, director general de Fundación Ecolec.

Por otro lado, Luis Moreno ha hecho especial hincapié en que la media nacional también ha aumentado con respecto a 2020: “La recogida de este tipo de residuos, durante 2020, estuvo marcada por algunas consecuencias de la pandemia como el cierre de establecimientos de venta de electrodomésticos o la caída del consumo. Esto provocó que la media nacional fuera de 5,91 kilos de habitante frente a los 8,24 kg de 2021. Hemos observado un repunte a nivel nacional del que nos sentimos muy orgullosos, porque significa un enorme avance a nivel social y medioambiental”.

En cuanto a las provincias, el ranking lo lidera Guadalajara con 30,09 kg por habitante gestionados a través de ECOLEC en 2021. Ocupan el segundo y tercer puesto Soria (14,56 kg/habitante) y Huesca (12,51 kg/habitante).

Impulso a las iniciativas #Green en el Día Mundial del Reciclaje

Dos de las comunidades autónomas que lideran la clasificación de kilogramos de RAEE gestionados por habitante, Murcia y Baleares, han sido participantes de la #GreenWeek21. Esta visita diferentes ciudades de la geografía española para crear conciencia sobre la importancia del reciclaje de RAEE para combatir el Cambio Climático, proteger nuestro Planeta e impulsar el modelo de Economía Circular.

Por otro lado, las tres comunidades participan en el programa #GreenShop. De este modo, diferentes establecimientos de venta de electrodomésticos de las tres regiones llevan a cabo una gestión ambiental responsable de los residuos derivados de sus actividades comerciales, mostrando así el compromiso con el Medio Ambiente y con las obligaciones de gestión de los RAEE.

Greenpeace demanda seguridad jurídica tras las últimas sentencias contra la movilidad sostenible

En sus aportaciones al Anteproyecto de Ley de Movilidad Sostenible, Greenpeace demanda al Ministerio de Transportes un marco jurídico claro y contundente a favor de las medidas de reducción del tráfico, como las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) o la creación de nuevas calles peatonales. Una petición que llega después de una serie de polémicas sentencias donde varios tribunales han tumbado las iniciativas de varios ayuntamientos en materia de movilidad.

“Necesitamos una Ley de Movilidad que anteponga la movilidad de los peatones, ciclistas y usuarios del transporte público frente al abuso del coche en la ciudad”, ha declarado Adrián Fernández, responsable de Movilidad de Greenpeace. “Resulta paradójico que mientras la Unión Europea nos exige medidas claras y contundentes para frenar la contaminación del automóvil, en España algunos jueces optan por desmontar unas medidas que son normales en cualquier otra ciudad”, añadió Fernández, quien recordó que cada año se producen 45.000 muertes prematuras en España por la mala calidad del aire.[1]

Entre estas decisiones, destaca la anulación de la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona por parte del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, quien calificó la medida de “desproporcionada” a pesar de que solo afecta a los vehículos sin distintivo ambiental. Una sentencia muy polémica que ni siquiera contó con unanimidad dentro del propio TSJC.

Greenpeace también señala la anulación de un decreto del Ayuntamiento de Valladolid, donde la creación de carriles bus y carriles bici fue declarada “nula y contraria a derecho” por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de dicha ciudad; la suspensión de Madrid Central por un recurso interpuesto por el actual alcalde Almeida cuando todavía estaba en la oposición, o la más reciente en Gijón donde un juzgado ha ordenado “restituir el tráfico rodado de forma permanente” en el Paseo Marítimo, donde se había peatonalizado una de las calzadas.

Una Ley para descarbonizar el transporte
Greenpeace también ha demandado al Ministerio de Transportes que incluya en la Ley de Movilidad una serie de medidas destinadas a garantizar la descarbonización del transporte, al ser el sector que más contribuye a las emisiones de gases de efecto invernadero. En el contexto actual, con el precio de la gasolina en máximos históricos, es imprescindible garantizar el derecho a un transporte sostenible, competitivo y asequible que permita a la ciudadanía prescindir del automóvil en sus desplazamientos diarios.

Entre estas medidas, destaca la introducción de un veto a los vuelos de corto radio cuando exista una alternativa competitiva en tren, como sucede con el ‘Puente Aéreo’ Madrid – Barcelona. Otra de las medidas propuestas se basa en la introducción de un “billete verde” que permita moverse en tren y autobús por todo el Estado a un precio asequible. Una idea basada en el Klimaticket puesto en marcha por Austria y que está teniendo una gran aceptación como alternativa al coche y al avión.

Las aportaciones de Greenpeace a la Ley abordan muchas otras cuestiones, como obligar a las empresas a que faciliten los desplazamientos al trabajo, la necesidad de un esquema de financiación estable para el transporte público o la necesaria protección de los entornos escolares. Greenpeace se suma así a las aportaciones ya realizadas hace unos días por una docena de organizaciones, entre las que figuran Ecologistas en Acción, WWF o Ecodes. [2]

WWF lamenta los escasos avances conseguidos en las negociaciones de Ginebra  

Al cierre hoy en Ginebra de la última ronda de conversaciones sobre un plan global para abordar la creciente crisis mundial de la naturaleza, WWF lamenta los escasos progresos realizados durante las dos semanas y media de negociaciones. La organización alerta de que los gobiernos no han mostrado interés en comprometerse con el reto de detener la pérdida de especies para 2030, un reto que ya se había firmado hace diez años para 2020.

La reunión, convocada en el marco del Convenio sobre Diversidad Biológica de la ONU, ha reunido presencialmente entre el 14 y 29 de marzo a negociadores gubernamentales por primera vez desde las últimas reuniones previas a la pandemia de Covid-19, celebradas en Roma en febrero de 2020, para debatir el borrador del Marco Global de Biodiversidad posterior a 2020.

Se espera que el Acuerdo final de biodiversidad se adopte en la Conferencia de Biodiversidad (COP15) en Kunming, China, a finales de este año y representa una oportunidad única en esta década para asegurar un acuerdo global que aborde la pérdida y degradación de la naturaleza.

Marco Lambertini, director general de WWF Internacional, declaró:

“El mundo por fin comprende que la pérdida de la naturaleza representa una enorme amenaza para la salud humana y los medios de subsistencia. Sin embargo, a pesar de que los líderes mundiales han repetido que están comprometidos a tomar medidas sobre la naturaleza, hemos visto muy pocos avances en Ginebra. Será esencial que se muestre un mayor liderazgo en la próxima ronda de negociaciones si queremos allanar el camino para acordar un Marco Mundial de Biodiversidad ambicioso, preparado para el futuro y adecuado al desafío que enfrentamos”.

“Damos la bienvenida a la creciente convergencia en torno a una ‘misión positiva’ para la naturaleza para revertir la pérdida de biodiversidad para 2030: esto es imprescindible. A diferencia del cambio climático, la pérdida de la naturaleza no tiene un acuerdo mundial similar al Acuerdo de París para impulsar la acción e implicar a todos los sectores. Los países ahora deben adoptar formalmente este nivel de ambición en la COP15, a la vez que deben asegurar que el acuerdo final de Kunming contemple todos los ‘ingredientes’ necesarios. Es vital que terminemos esta década con más naturaleza, no menos. Los gobiernos deberían cumplir con todo lo que sea necesario para revertir la pérdida de la naturaleza”.

Las negociaciones en Ginebra no lograron avances en varias áreas clave, como la financiación y la distribución equitativa de los recursos genéticos, lo que hizo necesario el anuncio de una ronda adicional de negociaciones en Nairobi. WWF destaca la falta de apoyo político y de liderazgo como un factor clave en las dificultades encontradas para superar los problemas en estas negociaciones en Ginebra. Los gobiernos deben priorizar futuras negociaciones o arriesgarse a fracasar en la COP15.

Al mismo tiempo, la organización también reconoce como un progreso importante el consenso cada vez mayor de que el objetivo general del Acuerdo de Kunming debe ser revertir la pérdida de biodiversidad para 2030.

Los objetivos del borrador del plan de la ONU se centran en proteger los hábitats, detener la pérdida de especies y preservar la diversidad genética. Un objetivo global para proteger y restaurar el 30 % de la tierra y el agua fue muy apoyado en las conversaciones de Ginebra, respaldado por el reconocimiento de los derechos y responsabilidades de los pueblos indígenas y las comunidades locales. WWF apoya firmemente este objetivo, pero destaca que un mundo positivo para la naturaleza no será posible sin una acción complementaria sobre las principales actividades que causan la pérdida de biodiversidad, como la agricultura, la pesca, la silvicultura y las infraestructuras.

WWF alerta de que durante estas reuniones en Ginebra los gobiernos no han mostrado interés en comprometerse con el reto de detener la pérdida de especies para 2030, estableciendo medidas concretas. Un desafío similar al adoptado en Aichi hace más de diez años para detener la pérdida de biodiversidad para 2020 y que es precisamente el objetivo que se tiene que aprobar en Kunming.

Guido Broekhoven, Jefe de Investigación y Desarrollo de Políticas de WWF Internacional, declaró:

“Es importante que se hayan logrado algunos avances en áreas cruciales como la conservación de los hábitats y la posibilidad de incluir en el marco un enfoque basado en los derechos humanos. Al mismo tiempo, el borrador del plan debe comprometer a los países a tomar medidas concretas y ambiciosas sobre los factores causantes de la pérdida de la naturaleza. De nada sirve conservar el 30 % del mundo si destruimos el resto. WWF insta a los gobiernos a comprometerse a reducir a la mitad la huella de la producción y del consumo para 2030”.

“La falta de ambición sobre las especies es decepcionante. Dado que cada año se extinguen más aves, peces y anfibios, es preocupante que no estemos hablando de un objetivo concreto para detener la pérdida de especies antes de 2030. El mundo no puede simplemente incumplir su objetivo de 2020 y luego decir que podemos esperar otros ocho años”.

El debate sobre las finanzas, tanto en relación a las acciones para abordar la pérdida de biodiversidad, como de los pasos necesarios para transformar los sistemas financieros para que funcionen a favor de la naturaleza y no en contra de ella, continuó hasta el último día de las conversaciones. Los países en desarrollo han pedido más financiación para apoyar la acción sobre la biodiversidad. WWF subraya la necesidad de que los países encuentren un terreno común en Nairobi sobre cómo se financiará el plan final y destaca que, sin un mecanismo de implementación sólido y una mayor financiación, el plan final de la ONU no podrá generar acciones ambiciosas sobre el terreno.

Madrid, sede de la nueva edición del Congreso Europeo del Hidrógeno

  • El evento, recogido en la “Hoja de Ruta del Hidrógeno: una apuesta por el hidrógeno renovable” aprobado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), es una de las iniciativas propuestas para posicionar a España como país de referencia a nivel europeo en tecnologías ligadas al hidrógeno verde.

La Asociación Española del Hidrógeno (AeH2) prepara una nueva edición del Congreso Europeo del Hidrógeno 2022 (www.ehec.info). El evento se celebrará del 18 al 20 de mayo en Madrid y contará con la colaboración y el apoyo de más de 35 patrocinadores, así como entidades internacionales y nacionales de referencia como la Agencia Internacional de la Energía (AIE), Hydrogen Europe (HE), el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) y la Comunidad de Madrid entre otros. Además, coincide con el gran momento que experimenta el sector del hidrógeno a nivel mundial, lo que se verá reflejado en los más de 450 asistentes provenientes de más de 40 países de todo el mundo.

EHEC 2022 se posiciona como el congreso científico, técnico y estratégico de referencia a nivel europeo, en el que, a través de sus cuatro sesiones plenarias, las sesiones paralelas y las sesiones de póster, más de 200 ponentes presentarán sus proyectos más relevantes, estrategias de desarrollo, los últimos avances tecnológicos y las investigaciones más innovadoras vinculadas a las tecnologías del hidrógeno. Además, en la feria comercial más de 50 expositores presentarán sus productos, proyectos y servicios más novedosos.

“El EHEC 2022 es una muestra clara de la apuesta por el hidrógeno verde en España. Las tecnologías y proyectos ligados al hidrógeno son fundamentales para descarbonizar la economía española y para avanzar en la transición energética. Sin duda, el hidrógeno se presenta como una gran oportunidad para nuestro país, que cuenta con el tejido empresarial necesario para su desarrollo e implementación, así como un gran potencial de producción”, afirma Javier Brey, presidente de la AeH2.

Además, “España tiene la oportunidad de desempeñar un liderazgo a nivel internacional en materia de hidrógeno. El elevado recurso renovable del país permite cubrir las necesidades locales y ser capaces de exportar el excedente. La Economía del Hidrógeno traerá consigo la generación de empleo, mayor desarrollo económico y seguridad energética”, añade Brey.

Tras el éxito cosechado en las últimas ediciones del EHEC (2005, 2014 y 2018) y en el WHEC (2016), la AeH2 ha dado un paso más en el fomento, la promoción e impulso del desarrollo industrial de las tecnologías del hidrógeno, tanto a nivel nacional como internacional, con una nueva edición de este congreso. El EHEC 2022 se convierte así en la cita imprescindible para el sector; un lugar de encuentro para todos aquellos actores que hoy conforman la cadena de valor del hidrógeno y que están interesados en conocer los últimos avances en proyectos I + D ligados al hidrógeno.

Estudiantes de Zaragoza presentan sus ideas contra la crisis climática a la embajada británica

“Queridos líderes mundiales: para el 2050, 174 millones de toneladas de basura se habrán tirado en el océano. La vida nació en el océano y va a acabar ahí. Tenemos que reducir, reutilizar y reciclar nuestro plástico. Lo más importante es dar un paso y cambiar ahora”.

Así de contundentes han sido los cuatro alumnos del IES Pedro de Luna de Zaragoza ganadores del concurso “Dear Word Leaders”.  La iniciativa, coordinada por el British Council, la embajada británica y la embajada italiana en España, se lanzó en 2021 en el marco de la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP26. El objetivo del concurso fue animar a los jóvenes a realizar un vídeo en el que expusieran sus prioridades sobre la crisis ambiental y compartieran sus soluciones para que estas lleguen a los líderes mundiales.

Laura Sancho, Amaya Mato, Alvaro Roque y Claudia Vidorreta formaron un equipo que ha convencido al jurado con su vídeo, en el que alertan de la necesidad de una acción urgente contra las amenazas al medioambiente.

Como premio, los estudiantes viajaron este viernes desde Zaragoza a Madrid para hablar personalmente de estas cuestiones con los máximos representantes de los países anfitriones en y la Education Project Manager del British Council en España, Maureen McAlinden. Los cuatro fueron recibidos por el embajador del Reino Unido Hugh Elliott, y por el primer consejero de la embajada italiana Roberto Nocella. Se trata de la primera vez que se organiza una visita de estas características.

Preocupación entre los jóvenes por el cambio climático

El embajador británico Hugh Elliott repasó los principales acuerdos alcanzados tras la COP26, por ejemplo, el Pacto Climático de Glasgow, una hoja de ruta para limitar el calentamiento global a 1,5°C, y explicó el trabajo de la embajada y del Gobierno británico. Hugh Elliott dijo: “Los niños y jóvenes son los que van a afrontar los peores efectos del cambio climático, y vemos una y otra vez que son los mayores agentes de cambio en favor del planeta. En su vídeo, estos cuatro jóvenes aragoneses nos mandan un mensaje: “Todos podemos hacer algo. Todos podemos dar un paso y actuar ahora.” Ha sido estupendo conocerles hoy en Madrid y escuchar sus ideas.

El primer consejero de la embajada italiana, Roberto Nocella, ha destacado que “es fundamental abordar los temas del cambio climático desde la escuela, a todos los niveles para facilitar la concienciación, el diálogo y las propuestas. Ya hemos experimentado que, de hecho, el toque de alarma sobre las causas y consecuencias de este peligro para la humanidad y el planeta lo dieron en los últimos años los jóvenes. La convocatoria, que la Embajada de Italia ha difundido entre sus propias escuelas en España, fue una iniciativa original que ha contribuido a que los estudiantes pudiesen expresarse sobre el tema de forma original, compaginando textos, dibujos, imágenes visuales y sonidos en algunos breves videos de gran impacto.”

Nocella también ha dado las claves sobre la Conferencia “Youth4Climate: Driving Ambition”, un evento organizado en septiembre de 2021 en el marco de la asociación entre Italia y el Reino Unido para la Presidencia de la COP26 de la CMNUCC. Más de 400 jóvenes de todo el mundo se reunieron en Milán para debatir entre ellos, y presentar sus propias propuestas a los delegados gubernamentales, enriqueciendo el debate con distintos puntos de vista y motivando aún más a los negociadores.

Maureen McAlinden, Education Project Manager del British Council en España, ha explicado el trabajo que realiza el British Council sobre educación en cambio climático: “El año pasado, como antesala a la celebración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Escocia, desde el British Council preguntamos a jóvenes de todo el mundo cuál era su sentir respecto a esta problemática global. Su respuesta fue unívoca: reivindicaban más oportunidades para poder aportar su granito de arena frente a la emergencia climática. Por ello, pusimos en marcha The Climate Connection, un programa cultural y educativo global, con recursos y actividades que ponen el foco en la educación medioambiental de las nuevas generaciones. Iniciativas como el concurso COP26 Dear Word Leaders son la vertiente local de este compromiso con los jóvenes y un futuro más sostenible”.

La visita de los estudiantes a la sede de la embajada británica en Madrid incluyó la proyección del vídeo ganador y una sesión de debate en la que los jóvenes explicaron qué les inspiró en su vídeo. Posteriormente, participaron en un brainstorming con miembros de la embajada británica para abordar posibles soluciones frente a la crisis climática. El programa finalizó con una visita guiada al Jardín Botánico de Madrid.

Durante su visita, los alumnos viajaron acompañados por la directora del Instituto, Sofía Pardo, y por el coordinador del Programa Bilingüe, Josechu Zarranz.

Sobre el concurso “COP26 Dear World Leaders”

En septiembre de 2021, el British Council lanzó la Carta Global de la Juventud sobre la Acción Climática, un llamamiento a la acción de los jóvenes de todo el mundo dirigida a los líderes que asistieron a la 26.ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), que tuvo lugar en noviembre de 2021 en Glasgow. En esta carta, los jóvenes de todo el mundo consideran unánimemente que la crisis climática como la mayor amenaza que enfrenta el planeta, pero muchos encuentran dificultades para participar en acciones significativas y hacer que se escuchen sus voces.

En el contexto de COP26 el British Council, junto a las embajadas británica e italiana, invitó a los alumnos de 3º y 4º de la ESO a elaborar un vídeo de 30 segundos para explicar sus prioridades y soluciones para hacer frente a la crisis climática. Los participantes en esta iniciativa han sido alumnos de colegios del Ministerio de Educación y Formación Profesional – Programa de Educación Bilingüe del British Council, el British Council School de Madrid y los colegios italianos de Madrid y Barcelona. Alumnos de institutos de Aragón, Castilla y León, Extremadura, Islas Baleares y Navarra han sido algunos de los finalistas del concurso: https://www.britishcouncil.es/climate-connection/cop26.

La UE debe acabar con la dependencia del gas, no buscar otros países a los que seguir comprando

  •  Las versiones filtradas del plan de la Comisión priorizan la diversificación de las importaciones de gas fósil de la UE, así como las importaciones de hidrógeno y biogás
  • El plan no propone una eliminación gradual del gas fósil, pero sí propone acelerar el despliegue de energías renovables y medidas para mejorar la eficiencia energética
  • Según Greenpeace, buscar nuevas fuentes de importación de gas fósil o combustibles alternativos no solucionará la vulnerabilidad de Europa ante las crisis energéticas y acelerará el colapso climático

La Comisión Europea publicará hoy un plan sobre cómo reducir la dependencia de la UE de las importaciones de gas fósil de un solo proveedor en respuesta a la invasión de Ucrania por parte de Rusia y la actual crisis energética. Buscar nuevas fuentes de importación de gas fósil o combustibles alternativos aún dejaría a Europa vulnerable ante las crisis energéticas y aceleraría el colapso climático, ha declarado Greenpeace.

Las versiones filtradas del plan de la Comisión priorizan la diversificación de las importaciones de gas fósil de la UE, así como las importaciones de hidrógeno y biogás. El plan no llega a proponer una eliminación gradual del gas fósil en su totalidad, pero sí propone acelerar el despliegue de energías renovables y medidas para mejorar la eficiencia energética.

Silvia Pastorelli, responsable de la campaña europea de energía y clima de Greenpeace, ha declarado: “Europa debe dejar de financiar la maquinaria bélica de Putin, pero el problema es más profundo que abordar de dónde viene el gas fósil que usamos. El problema es que quemamos mucho gas. Otras fuentes de gas fósil, hidrógeno o biogás mantendrían a la UE enganchada a la quema de combustibles y vulnerable a futuras crisis energéticas, además de empeorar la crisis climática. Los esfuerzos de la UE deben centrarse en reducir la demanda de energía y acelerar las energías renovables lo más rápido posible; esto nos ayudará a reducir las importaciones no solo de gas ruso, sino también de petróleo y carbón, así como a evitar empujar a millones de personas a la pobreza energética”.

La mayoría de los combustibles fósiles que importa la Unión Europea provienen de Rusia. En 2019, dos quintas partes de las importaciones de gas fósil de la UE vinieron de Rusia, al igual que más de una cuarta parte de las importaciones de crudo y casi la mitad del carbón importado. Las importaciones de energía de la UE desde Rusia ascendieron a 60.100 millones de euros en 2020.

Greenpeace y otras seis organizaciones de la sociedad civil han elaborado un manifiesto sobre la calefacción renovable en Europa, en el que se explica cómo reducir la dependencia europea de los combustibles fósiles y proteger a las personas vulnerables de la pobreza energética. El uso principal del gas fósil en la UE es la calefacción de edificios y agua, que representa alrededor del 40 % del gas utilizado. En España en 2019 el uso residencial fue un 21% y en el comercio, los servicios y las administraciones públicas fue un 16% del gas total empleado.

Los próximos jueves y viernes, los jefes de gobierno de los países miembros de la UE se reunirán en Versalles para discutir más a fondo las medidas energéticas para reducir las importaciones de combustibles fósiles de Rusia.

La Universidad de Alicante ya cuenta con máquinas RECICLOS que recompensan por reciclar

Los miembros de la comunidad universitaria de la Universidad de Alicante comprometidos con el reciclaje obtendrán recompensas cada vez que reciclen sus latas y botellas de plástico de bebidas. Esto es posible gracias a la apuesta  realizada desde el Vicerrectorado de Infraestructuras, Sostenibilidad y Seguridad Laboral, a través de la Oficina de Ecocampus, por RECICLOS, el Sistema de Devolución y Recompensa (SDR) desarrollado por Ecoembes, la organización ambiental sin ánimo de lucro que coordina el reciclaje de envases en todo el país.

De este modo, a partir de hoy, la Universidad de Alicante se convierte en la primera universidad de la Comunitat Valenciana en apostar por este sistema de reciclaje que premia a la ciudadanía recicladora con incentivos que ayuden a mejorar su entorno más cercano, mientras siguen fomentando la circularidad de los envases, es decir, darles una nueva vida.

A partir de hoy, las más de 30.000 personas que componen la comunidad universitaria podrán reciclar sus latas de bebida y botellas de plástico de bebidas en una de las seis máquinas instaladas hasta el momento en la Biblioteca General, el Pabellón de Deportes, los Aularios 1 y 2, la Facultad de Educación y el Edificio Institutos Parque Científico, y obtener recompensas al hacerlo, entre las que destacan la donación de sus puntos a proyectos sociales como Banco de Alimentos o Aldeas Infantiles.

Salvador Ivorra, vicerrector de Infraestructuras, Sostenibilidad y Seguridad Laboral, ha explicado durante la puesta en marcha de la primera máquina de reciclaje de latas y botellas de plástico en el campus que “el compromiso de la Universidad de Alicante para mejorar la salud del planeta forma parte de nuestros principios y le dedicamos un gran esfuerzo que se puede apreciar en el día a día del campus. Las máquinas de Reciclos suponen una piedra más en la estrategia de sostenibilidad y ayudarán, sin duda, a concienciar de la importancia, no solo de reciclar sino también, de limitar el uso de este tipo de envases”.

Por su parte, Xavier Balagué, gerente de Ecoembes en la Comunidad Valenciana, ha señalado que “Es muy importante que haya concienciación y compromiso ciudadano con el medioambiente desde todos los ámbitos posibles, y la universidad es el lugar perfecto para fomentar prácticas ambientalmente responsables que, ahora además con RECICLOS repercuten en aquellos que más lo necesitan. Por eso, queremos dar las gracias a la Universidad de Alicante por su apuesta decidida por este SDR”.

Además, RECICLOS quiere contribuir a fomentar un consumo responsable y racional de este tipo de envases. Por este motivo, establece un límite semanal a las latas y botellas de plástico de bebidas por los que los ciudadanos obtienen puntos al reciclar.

Así funciona el reciclaje con recompensa de RECICLOS

Para hacer uso de las máquinas de RECICLOS, los estudiantes solo tienen que registrarse en la webapp (app.reciclos.com), depositar todas sus latas y botellas de plástico de bebidas en una máquina de RECICLOS y escanear el QR que mostrará la máquina.

Al hacerlo, obtendrán puntos, denominados RECICLOS, que podrán cambiar por las distintas recompensas disponibles, como es, en el caso de la Universidad de Alicante, entregarlos a proyectos de donación de alimentos para personas vulnerables. Estos puntos tendrán un límite semanal con el fin de que los ciudadanos no solo reciclen más y mejor sus envases, sino que consuman de forma responsable.

Nace la Plataforma por la Descarbonización de la Calefacción y el Agua Caliente

Empresas, patronales, centros de investigación y organizaciones profesionales y medioambientales se unen en esta alianza con el objetivo de impulsar una transición rápida y ordenada hacia sistemas de producción de calor eficientes y renovables.

La transición de los sistemas de calefacción y agua caliente es uno de los últimos y más importantes retos pendientes para alcanzar los objetivos climáticos y energéticos y lograr la neutralidad en carbono antes de 2050. Con el objetivo de acelerar este cambio, más de 10 empresas, patronales, centros de investigación y organizaciones medioambientales españolas se unen en la Plataforma por la Descarbonización de la Calefacción y el Agua Caliente. Con esta alianza, además, quieren poner en valor que dicha transición es una oportunidad única de desarrollo económico; de mejora de la competitividad y de posicionamiento de nuestras empresas; de reducción de la factura energética de la ciudadanía y de las empresas; y de mejoras en la salud y la calidad de vida de las familias.

La Plataforma, impulsada por ECODES, acaba de publicar su Manifiesto Constitutivo, tras meses de trabajo. En él, las organizaciones constituyentes proponen algunas medidas concretas para poner en marcha la transformación necesaria: el desarrollo por parte de la Administración de una “Hoja de Ruta de la Calefacción”, que fije objetivos de instalación de sistemas de calefacción renovables a corto, medio y largo plazo; la inversión masiva en dichos sistemas, con atención especial a las personas en situación de vulnerabilidad; y la mejora de la información al público sobre estos sistemas. Estas propuestas, y otras que se detallan en el Manifiesto Constitutivo de la Plataforma, proporcionan certidumbre y señales claras para los ciudadanos y el sector.

Según las organizaciones que forman la Plataforma, “estas medidas han de entenderse como punto de partida de un debate con las administraciones competentes, y no como reivindicaciones. Tendemos la mano a los responsables políticos para ahondar en dicho diálogo”.

Daniel Sanz, experto en Calefacción Renovable de ECODES, resume: “El consumo de energía de los edificios españoles pesa casi tanto en la balanza energética como todo el transporte por carretera del país. Si conseguimos descarbonizar la energía que calienta nuestros hogares, nos será mucho más simple alcanzar los objetivos climáticos. Nuestro propósito es por tanto que se le dé a este asunto el lugar que le corresponde en el debate político”.

  • Entidades adscritas a esta iniciativa
    Hasta el momento, son 11 las entidades que se han adherido a la Plataforma por la Descarbonización de la Calefacción y el Agua Caliente:
    Abora Solar
    AFEC, Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización
    ASIT, Asociación Solar de la Industria Térmica
    CNI, Confederación Nacional de Instaladores
    CONAIF, Confederación Nacional de Asociaciones de Empresas de Fontanería, Gas, Calefacción, Climatización, Protección contra Incendios, Electricidad y Afines
    ECODES, Fundación Ecología y Desarrollo
    Ecologistas en Acción
    Ecoserveis
    FEGECA, Asociación de Fabricantes de Generadores y Emisores de Calor
    Fundación Renovables
    Green Buildings Council España

.

El último informe del IPCC alerta sobre la necesidad de revisar de forma urgente las políticas climáticas y energéticas para no superar el calentamiento de 1,5 ºC

En la evaluación más completa de los impactos del clima realizada hasta la fecha, el Grupo de Trabajo II del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) ha presentado hoy su último informe de evaluación científica a los gobiernos de todo el mundo.

Centrándose en los impactos, la adaptación y la vulnerabilidad, el informe expone, con un detalle aleccionador, la gravedad de los impactos del cambio climático, que están causando pérdidas y daños generalizados a personas y ecosistemas de todo el mundo.

«El informe es una lectura muy dolorosa. Pero sólo si nos enfrentamos a estos hechos de frente, con una honestidad brutal, podremos encontrar soluciones que estén a la altura de los desafíos interconectados», ha declarado Kaisa Kosonen, asesora política principal de Greenpeace Países Nórdicos y  experta en estos informes. Y continúa: «¡Hay que ponerse manos a la obra! Tenemos que hacer todo de forma más rápida y audaz, a todos los niveles, y no dejar a nadie atrás. Los derechos y las necesidades de las personas más vulnerables deben situarse en el corazón y el centro de la acción climática. Este es el momento de levantarse, ser valientes y pensar en grande».

Desde la anterior evaluación, los riesgos climáticos están apareciendo con mayor rapidez y serán más graves que antes. El IPCC concluye que la mortalidad por inundaciones, sequías y tormentas fue 15 veces mayor en los países altamente vulnerables durante la última década, en comparación con los países de muy baja vulnerabilidad. El informe también reconoce la importancia crucial de luchar juntos y juntas contra la crisis climática y ecosistémica, que están interconectadas. Sólo protegiendo y restaurando los ecosistemas podremos aumentar su resiliencia frente al calentamiento y proteger todos sus beneficios de los que depende el bienestar humano.

Greenpeace alerta de que para muchas personas, la emergencia climática es ya una cuestión de vida o muerte, ya que los hogares y el futuro están en juego. Esta es la realidad que viven numerosas comunidades en el continente africano, como la de Mdantsane, que han perdido a sus seres queridos y sus posesiones vitales, y la de los residentes de Qwa Qwa, que no pueden acceder a servicios sanitarios vitales ni a la escuela como consecuencia del clima extremo. “Pero lucharemos juntos contra esto. Saldremos a las calles, iremos a los tribunales, unidos y unidas para que se haga justicia, y haremos que rindan cuentas aquellos cuyas acciones han dañado desproporcionadamente nuestro planeta. Ellos lo han estropeado, ahora tienen que arreglarlo», ha declarado Thandile Chinyavanhu, responsable de la Campaña de Clima y Energía de Greenpeace África.

Reducción de emisiones

El IPCC recoge que las perspectivas de desarrollo resiliente al clima son cada vez más limitadas si las emisiones no disminuyen rápidamente, especialmente con la posibilidad de superar los 1,5ºC de calentamiento global a corto plazo.

Si superamos el 1,5 °C, aunque sea temporalmente, las cosas empeorarán mucho. Las acciones a corto plazo que limiten el calentamiento global a cerca de 1,5 °C reducirían sustancialmente las pérdidas y los daños previstos, pero no pueden eliminarlos todos.

«El informe definirá la política climática, lo quieran o no los líderes. El año pasado, en la cumbre del clima de la ONU celebrada en Glasgow, los gobiernos admitieron que no están haciendo lo suficiente para cumplir el límite de calentamiento de 1,5 °C del Acuerdo Climático de París, y prometieron revisar sus objetivos nacionales para finales de 2022”, ha declarado Tatiana Nuño, responsable de la campaña contra el cambio climático de Greenpeace, y afirma que “para limitar más impactos y peligros causados por el cambio climático hay que abandonar los combustibles fósiles sin ninguna demora y poner fin a las enormes subvenciones que reciben. Los planes de eliminación de los combustibles fósiles deben incluir y apoyar a las personas trabajadoras y a las comunidades afectadas y ofrecer una transición justa hacia la independencia energética y un mejor futuro económico y laboral. Invertir en el futuro y dejar de rescatar a una industria moribunda es lo que necesitamos”.

En la próxima cumbre climática, la COP27, que se celebrará en Egipto a finales de este año, los países tendrán que abordar también las conclusiones actualizadas del IPCC sobre la creciente brecha en materia de adaptación, sobre las pérdidas y los daños, y sobre las profundas injusticias.

Restaurar y proteger los ecosistemas

El informe subraya cómo los cambios de uso del suelo, la deforestación, la pérdida de biodiversidad, la contaminación y la sobreexplotación determinan las capacidades de la naturaleza, las sociedades, las comunidades y los individuos para adaptarse al cambio climático.

Reconoce también que la restauración y conservación efectivas de los ecosistemas de aproximadamente el 30% al 50% de las zonas terrestres, de agua dulce y oceánicas de la Tierra ayudarán a proteger la biodiversidad, a aumentar la resiliencia de los ecosistemas y a garantizar los servicios esenciales de los mismos.

El barco de Greenpeace, el Arctic Sunrise, se encuentra en una expedición en la Antártida durante la cual se acaba de constatar un récord mínimo histórico del hielo marino de la Antártida. La organización ecologista reclama que unos océanos sanos son la clave para reducir los impactos del colapso climático y que por ello se debe actuar ahora, acordando un sólido Tratado Mundial sobre los Océanos en las Naciones Unidas el próximo mes para permitir la protección de al menos el 30 % de los océanos del mundo para 2030. Greenpeace afirma que al proteger al menos el 30 % del océano con una red de santuarios, los ecosistemas marinos pueden recuperarse y ayudar a protegernos a todos contra los impactos de la crisis climática, recordando que el océano ha absorbido entre el 20 y el 30 % de las emisiones de carbono en los últimos 40 años.

Demandas judiciales ante la inacción climática

Greenpeace sostiene que este informe refuerza la gran cantidad de evidencia científica ya existente y constituye una pieza clave para los litigios climáticos que se están sucediendo en todo el mundo denunciando que la falta de acción contra el cambio climático vulnera los derechos humanos.

Las comunidades vulnerables por el cambio climático seguirán reivindicando sus derechos humanos, exigiendo justicia y pidiendo cuentas a los responsables. En el último año se ha dictado un número sin precedentes de decisiones clave con repercusiones de gran alcance. Al igual que los impactos en cascada del clima, todos estos litigios climáticos están conectados y refuerzan el efecto dominó por la justicia climática.

“Este nuevo informe del IPCC es una pieza esencial  para los litigios climáticos, para hacer que los gobiernos y las empresas actúen con urgencia. En el Juicio por el Clima español, en el que varias organizaciones ecologistas y de derechos humanos hemos demandado al Gobierno de España por su inacción ante el cambio climático, el Tribunal Supremo está deliberando y dictando la sentencia en estos días. Además de los sólidos argumentos que les hemos brindado a lo largo de todo el proceso, estamos convencidos de que la lectura de este nuevo informe del IPCC no los dejará indiferentes y constituirá un motivo más para fallar en contra del Gobierno, obligándolo a reducir las emisiones en un 55% para 2030, respecto a las de 1990”, ha declarado Lorena Ruiz-Huerta, abogada de Greenpeace que lidera el litigio climático contra el Gobierno de España.

A la contribución del Grupo de Trabajo II a la Sexta Evaluación del IPCC le seguirá en abril la del Grupo de Trabajo III, que evaluará las formas de mitigar el cambio climático. La historia completa del Sexto Informe de Evaluación del IPCC se reunirá entonces en el Informe de Síntesis en octubre.