Entradas

En el Día Mundial del Reciclaje «Separar para ahorrar»

  • Cuatro de cada cinco ciudadanos afirman separar sus envases en el contenedor amarillo
  •  En 2021, un año aún marcado por la pandemia, cada ciudadano depositó de media 18,8 kg de residuos a los contenedores amarillos, el equivalente a bajar la bolsa de envases una vez cada cuatro días. En el caso del contenedor azul, esta cifra asciende a los 19,3 kg de papel y cartón
  • En total, el año pasado se enviaron a instalaciones recicladoras homologadas 1.570.513 toneladas de envases de plástico, metal, briks, papel y cartón para su posterior reciclaje, un 5,3% más que en 2020.

Hoy se celebra el Día Mundial del Reciclaje, una fecha que nace para poner en valor este hábito ambiental que, también en nuestro país, se va consolidando cada vez más entre los ciudadanos. Prueba de ello es que, según el estudio “Hábitos de la Población Española ante el reciclaje”, realizado por Instituto Catchment para Ecoembes, 4 de cada 5 ciudadanos, es decir el 82,9% de los encuestados, declaran tener, de media, 3 cubos, bolsas o espacios en casa para separar, destinando uno de ellos a los envases de plástico, metal y briks, los que van al contenedor amarillo. Esta cifra no ha dejado de crecer en los últimos años: en 2015, eran un 72,5% los que afirmaban separar a diario.

Este compromiso con el reciclaje que los ciudadanos declaran tener se refleja en los datos. En 2021, un año marcado aún por la pandemia, cada persona depositó de media 18,8 kg de residuos a uno de los 383.508 contenedores amarillos que hay distribuidos en las calles de todo el país, es decir, una bolsa cada cuatro días aproximadamente. En el caso del contenedor de papel y cartón, cada ciudadano depositó de media 19,3 kg de este tipo de residuos en los 240.297 contenedores azules que hay en España, lo que equivale, aproximadamente, a tirar una bolsa con estos envases al contenedor cada 8 días.

En cuanto a los residuos que deben depositarse a cada contenedor, el 90% de los encuestados dicen tener claro los del contenedor azul. En el caso del amarillo, los ciudadanos identifican más claramente con este contenedor las botellas de plástico, las tarrinas, las latas y los envoltorios de plástico, mientras que hay otros residuos, como los aerosoles y las bandejas de corcho blanco, que también deben depositarse en este contenedor pero que todavía generan dudas. Además, también hay ciudadanos que, equivocadamente, creen que hay que lavar los envases antes de echarlos a los contenedores o que reciclar los envases pequeños es menos importante porque tienen menor impacto en el medioambiente.

Por otro lado, aún hay ciudadanos que tiran al contenedor amarillo residuos que no son envases y que deben ir al punto limpio o el contenedor de resto, como los juguetes de plástico, calzado, ropa o productos plásticos de distinto tipo. De hecho, el 29,8% de los residuos de los contenedores amarillos no deberían haberse depositado en ellos.

Según declaraciones de Fernando Móner, presidente de la Confederación de Consumidores CECU: “Hay que seguir apostando por la formación e información en los colegios, hogares, etc., pues los datos nos demuestran que la concienciación es creciente y que el éxito de la sostenibilidad a través del reciclaje debe tener un foco claro en los hábitos de las personas consumidoras junto con una clara reducción de los residuos buscándolos nuevos usos”.

Un 5,3% más de toneladas de envases enviadas a instalaciones recicladoras

En 2021, en total, se enviaron a instalaciones recicladoras homologadas 1.570.513 toneladas de envases domésticos de plástico, metal, brik, papel y cartón, un 5,3% más que en 2020. “Estos datos demuestran que el reciclaje en el contenedor amarillo y azul es un hábito muy asentado en la sociedad española. El incremento de más de un 5% con respecto al año anterior nos indica no solo que cada vez reciclamos más, sino también mejor. Cada vez son más las personas que con sus acciones cotidianas quieren contribuir al cuidado del medioambiente no solo reciclando los envases, sino también reduciendo su uso y reutilizándolos siempre que sea posible”, ha indicado Nieves Rey, directora de Comunicación y Marketing de Ecoembes.

Por tipo de material, de las 1.570.513 toneladas de envases enviados a instalaciones recicladoras, 677.096 toneladas eran envases de plástico; 637.823 eran de papel y cartón; 247.157 toneladas eran envases de acero y aluminio, y las 8.436 restantes fueron envases de madera.

Estas  toneladas, que equivaldrían aproximadamente a más de 16.800 millones de envases, proceden no solo de los que los ciudadanos depositaron en los contenedores amarillos y azules de la vía pública, sino también de los que se recogieron en las más de 500.000 papeleras y contenedores de reciclaje instalados en oficinas, estaciones de transporte, centros deportivos y de ocio, así como a través de más de 100 máquinas de devolución y recompensa RECICLOS repartidas por el país. También se recuperaron envases de las plantas de residuos urbanos, procedentes del contenedor de resto.

Así, gracias a estos millones de envases que se enviaron a reciclar en 2021, se evitó la emisión de 2,05 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, el equivalente a lo que emiten las calefacciones de Asturias en un año. Además, se ahorraron 20,50 millones de m3 de agua y 5,27 millones de MWH de energía.

Nueva campaña contra el abandono de residuos en la naturaleza.

  • Cualquier persona puede participar y crear su punto de recogida de basuraleza a través de proyectolibera.org  o unirse a uno de los puntos ya creados, porque, como dice el lema de este año “estés en el punto en el que estés, lo importante es estar”.
  • En 2021, más de 11.000 voluntarios se unieron a esta acción y salieron a limpiar y concienciar en más de 1.100 espacios naturales de toda España

El abandono de residuos en la naturaleza se ha convertido en un problema que no solo es estético, sino que genera graves problemas ambientales. Según el ‘V Observatorio de la basuraleza’, elaborado por More Than Research para LIBERA*, un 67% de los españoles cree que el principal motivo por el que se tiran residuos a la naturaleza es la despreocupación.

Sin embargo, los españoles son cada vez más conscientes de la importancia de recoger esta basura. De hecho, según esta misma encuesta, la primera reacción de los ciudadanos al ver basura abandonada en la naturaleza es recogerla, aunque la hayan abandonado otros. Un dato que aumenta con respecto a la edición anterior más de siete puntos. Con esta premisa, la de recoger y concienciar, el Proyecto LIBERA, creado por SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, celebra una nueva edición de ‘1m2 contra la basuraleza’, la gran cita colaborativa nacional para llamar la atención sobre este problema y liberar los espacios naturales de residuos. Una iniciativa que, este año, tendrá lugar el próximo sábado 11 de junio y que tiene como lema: “estés en el punto en el que estés, lo importante es estar”.

¿Cómo participar en la campaña?

Todas aquellas personas, empresas, entidades y asociaciones interesadas en unirse en esta sexta edición de ‘1m2 contra la basuraleza’, podrán hacerlo en tres modalidades:

  • Creando y coordinando un punto de recogida en cualquier espacio natural de España (hasta el 5 de junio).
  • Inscribiéndose en alguna de los puntos ya creados que podrán consultarse en el siguiente mapa: https://proyectolibera.org/proximos-eventos/ y solo hasta el 10 de junio.
  • Difundiendo la campaña a través de las redes sociales y el hashtag #Libera1m2

Además, quien lo desee, podrá registrar los residuos que vaya encontrando en la app ‘Basuraleza’, desarrollada por las asociaciones Paisaje Limpio y Vertidos Cero en colaboración con LIBERA. De esta forma, se podrá registrar la basuraleza encontrada y comprobar los residuos más habituales por comunidad autónoma y ganar recompensas por ello, alimentando la base de datos general que se elabora desde el Proyecto LIBERA conocida como el ‘Barómetro de la Basuraleza’.

Un año más, ‘1m2 contra la basuraleza’ contará con el apoyo de la Fundación Reina Sofía. Su Majestad la Reina Doña Sofía se unirá a una de las recogidas de basuraleza. Asimismo, esta sexta edición de la campaña contará con la ayuda de las alianzas del Proyecto LIBERA como Oceánidas, Cruz Roja, Hombre y Territorio o Adenex. A la cita también acudirán entidades sociales, ayuntamientos, centros educativos, o empresas, que colaborarán con la gran recogida de residuos.

“Es un orgullo ver como cada año son más los colectivos y los ciudadanos que participan en esta convocatoria. Nuestro informe Ciencia LIBERA muestra como 32 espacios de los 140 analizados contienen concentraciones muy elevadas de contaminantes en sus aguas poniendo en riesgo la supervivencia de estos ecosistemas.  Es fundamental que la sociedad se conciencie sobre la verdadera amenaza que supone la basuraleza y del grave impacto que genera en los espacios naturales”, afirma Miguel Muñoz, coordinador del Proyecto LIBERA en SEO/BirdLife.

Por su parte, Sara Güemes, coordinadora del Proyecto LIBERA en Ecoembes, señala que “según nuestro ‘V Observatorio de la basuraleza’, la mayor parte de los españoles piensa que la responsabilidad de que haya basuraleza en nuestros entornos es de todos, algo que entronca muy bien con nuestro lema: “Aunque no sea tu basura, sí es tu problema”. Por este motivo, animamos a todos los ciudadanos a participar en esta nueva edición de ‘1m2 contra la basuraleza’, a invitar a amigos, familiares, compañeros de trabajo a que juntos pongamos nuestro granito de arena para concienciar de que podemos ser parte de la solución a este gran problema ambiental”.

En la pasada edición, más de 11.000 voluntarios participaron en recogidas en 1.100 espacios naturales de todo el país, con las que se lograron recoger un total de 114 toneladas de residuos abandonados en entornos terrestres, fluviales y marinos de todas las provincias españolas. En esa quinta edición, se contó también con la colaboración de organizaciones y asociaciones locales (320 puntos), ayuntamientos (223), particulares (183), empresas (138) centros educativos (53), administraciones autonómicas (49) y otros colectivos (64).

Más información:

Toda la información sobre la campaña, la forma de adherirse y apoyarla, así como sus diferentes vías de participación, se encuentran disponibles en https://proyectolibera.org/proximos-eventos/

Diez medidas de las organizaciones ambientalistas ante la crisis derivada de la guerra en Ucrania 

La guerra que se desarrolla en Ucrania ha generado una situación marcada por el agravamiento de la crisis social tras el aumento de los precios de las materias primas, la energía y los alimentos. Esto afecta con mayor gravedad a las personas más vulnerables, ya de por sí afectadas por la pandemia de COVID-19, así como a sectores específicos, como el transporte o el sector primario.

Ante esta situación, las cinco principales organizaciones ecologistas estatales —Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF— además de mostrar su solidaridad con las víctimas del conflicto bélico y demandar de manera urgente la paz, consideran que el Gobierno de España y los de las comunidades autónomas deben dedicar todos los esfuerzos para paliar esta situación. Por ello, han hecho público un documento con diez medidas urgentes para disminuir la vulnerabilidad social y remediar la crisis ecológica. El documento fue entregado el pasado miércoles a la Ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico en el Consejo Asesor de Medio Ambiente (CAMA).

El contexto actual ha puesto de manifiesto la inseguridad del modelo de producción y consumo, muy deslocalizado, basado en las energías fósiles y con necesidades crecientes de materiales y energía. La COVID-19 también ha dejado claro que existen estrechas interrelaciones entre la protección del medioambiente, la salud y la sobrevivencia de la humanidad.

Los cinco grupos ecologistas consideran que la soberanía alimentaria y la soberanía energética, en un marco de conservación de la biodiversidad, deben ser los pilares de la hoja de ruta que guíe la respuesta a las preocupantes situaciones generadas por la pandemia o la guerra de Ucrania. Además de ser la única ruta posible para frenar otras posibles crisis y conseguir un planeta seguro, sano y rico en los recursos naturales necesarios.

Soberanía energética 

Esta guerra y las distintas crisis que está provocando no pueden servir de excusa para profundizar en un modelo insostenible que aumenta la emergencia climática y la dependencia del exterior. Por ello, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF piden evitar a toda costa rescatar megaproyectos vinculados al gas fósil que ya estaban descartados o paralizados (Midcat o el Musel) y que supondrían inversiones millonarias. Como alternativa proponen apostar por las siguientes medidas:

1. Puesta en marcha de programa de ayudas a la movilidad y a la energía para los grupos socioeconómicos más vulnerables. Se propone la creación de un bono social como apoyo a sufragar gastos de movilidad y de una tarifa social de electricidad para familias con rentas bajas y sectores directamente afectados a través de transferencias directas.

2. Refuerzo de los sistemas de transporte público urbanos y periurbanos. Apoyos directos a las empresas municipales de transporte para reforzar sus servicios en un escenario de aumento de precios del combustible, junto con medidas como la implantación de carril bus o carril VAO.

3. Acelerar la transición energética. Se necesita esta medida para hacer frente a la emergencia climática y no depender de energías que financian la guerra. Es decir, impulsar un sistema eléctrico eficiente, inteligente, de fuentes 100 % renovables y democrático para 2030, dando prioridad a las instalaciones que no supongan una amenaza para la biodiversidad y el medio rural.

También es esencial en los próximos meses impulsar el autoconsumo y las comunidades energéticas, garantizando para estas opciones una reserva de al menos el 20 % de la capacidad de evacuación en cada nudo de la red.

4. Puesta en marcha de un plan de inversión a gran escala para la descarbonización de los hogares para 2035. Se debe acometer un cambio masivo de calderas de gas por sistemas renovables.

5. Revisión de las políticas de formación de los precios de la electricidad. Dichas políticas deben desvincularse del precio del gas, tienen que ir más allá de las medidas transitorias actuales y han de reflejar el coste real de su producción para beneficiar el abaratamiento que aportan las energías renovables.

Soberanía alimentaria

El modelo de producción agrario predominante en España es enormemente vulnerable por depender de insumos externos provenientes de Ucrania y Rusia. Un ejemplo son los cereales importados de Ucrania para la alimentación animal —   27,6 % del maíz, el 12,9 % del trigo y el 31,4 % de las tortas de aceites vegetales— o los fertilizantes de Rusia, tanto directa —ya que acapara 15 % del comercio mundial de fertilizantes nitrogenados y 17 % del de fertilizantes potásicos— como indirectamente, al ser responsable del 20 % del comercio mundial de gas natural, un componente clave en la fabricación de los mismos.

6. Puesta  en marcha de un plan de transición justa del sector ganadero que elimine de aquí a 2030 las explotaciones ganaderas industriales, previa moratoria a nuevas instalaciones de este tipo.

7. Apuesta por un modelo de producción agroecológica, que minimice el consumo de combustibles fósiles e insumos agrarios. A la par, se debe relocalizar la producción y consumo de alimentos.

8. Recuperación de un mínimo del 10 % de superficie agraria de espacios y elementos del paisaje de alta riqueza para la biodiversidad agraria.

9. Promoción de una dieta sostenible y saludable, siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

10. Atajar las pérdidas y  desperdicio alimentario, con una rápida tramitación, aprobación y puesta en marcha del Anteproyecto de Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario.

Frenar la pérdida de biodiversidad

Este conjunto de medidas contribuirá a atajar la pérdida de biodiversidad, pero son necesarias más acciones. La salida de la crisis provocada por la pandemia y la guerra de Ucrania no puede dejar de lado las políticas e iniciativas  centradas en abordar la crisis climática, la recuperación de la naturaleza y la acción global. Entre otras cuestiones, es preciso que el Plan Estratégico de Patrimonio Natural y la Biodiversidad sea una realidad antes del verano, que se aplique de forma efectiva la Ley 42/2007 de Biodiversidad y Patrimonio Natural, y que se eliminen los incentivos contrarios a la conservación de la biodiversidad en los presupuestos públicos y en los fondos Next Generation.

Este año, además, se está negociando el marco global de biodiversidad, que se aprobará en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica, prevista para el próximo mes de octubre. Las organizaciones ecologistas reclaman que España mantenga una posición de liderazgo para que el acuerdo permita una auténtica acción global en favor de la naturaleza.

Financiación

La implantación de estas medidas requiere de un compromiso económico tanto en el corto como en el medio y largo plazo, con partidas específicas en los Presupuestos Generales del Estado, los fondos agrarios y en el Plan de Transformación, Recuperación y Resiliencia.

Para financiar dichas medidas las organizaciones ecologistas consideran que es primordial no cargar a la sociedad con más costes, sino que estos sean soportados por quienes se han lucrado del modelo basado en los combustibles fósiles, en la contaminación del medio rural y en la globalización económica. Es decir, las compañías energéticas (tanto las petrogasistas como las eléctricas) y las grandes corporaciones del sector agroindustrial.

Un ejemplo para la financiación podría ser la creación de un impuesto sobre los beneficios extraordinarios (“caídos del cielo”) obtenidos por los grandes grupos energéticos en el mercado mayorista por los altos precios del gas.

  • Teresa Rodríguez Pierrard  | Amigos de la Tierra
  • Marta Monasterio Martín | Ecologistas en Acción
  • Paz Vaello | Greenpeace
  • Olimpia García | SEO/BirdLife
  • Coral García | WWF

Creciente apuesta de la industria española por la eficiencia energética

El creciente impacto de los costes de energía en la rentabilidad pone a la eficiencia energética en una posición prioritaria, aunque los costes iniciales y la falta de recursos de contratación y consultoría especializados son las principales barreras de acceso

La industria mundial acelerará su inversión en eficiencia energética en los próximos cinco años a medida que se intensifica la carrera hacia la neutralidad en carbono, según indican los resultados de esta investigación. El estudio se ha llevado a cabo a raíz de un reciente informe publicado por las Naciones Unidas en el que se pide a los países miembros que disminuyan las emisiones de efecto invernadero para, así, frenar el cambio climático.

La encuesta mundial, promovida por ABB y realizada por la consultora independiente Sapio Research, ha contado con la participación de un total de 2.294 empresas de 13 países distintos, entre ellos España, principalmente con tamaños comprendidos entre los 500 y 5.000 o más empleados. Sus resultados apuntan que el 98% de las compañías encuestadas de nuestro país ya está invirtiendo o tiene previsto invertir en eficiencia energética, ligeramente por encima de la media global del estudio (97%)

Entre las conclusiones más relevantes de la investigación destaca que más de 3 de cada 5 (62%) de los encuestados en España opina que el aumento de los costes energéticos supone una amenaza moderada o importante para la rentabilidad de su empresa (en total un 91% indica que supone una amenaza en cierta medida). De hecho, las compañías españolas que han participado en el Estudio afirman que una media del 24% de sus costes de explotación anuales son atribuibles al uso de la energía, uno de los más altos de todos los países encuestados, por detrás de Argentina, México y Brasil. Además, cabe destacar que España es uno de los tres países en el que las empresas tienen previsto realizar mejoras a corto plazo en términos de eficiencia energética, haciendo efectivos los cambios este mismo año.

“España es un país consciente de la importancia de cuidar del medio ambiente y de mantenerse en constante búsqueda de nuevas soluciones que permitan apoyar un desarrollo sostenible y mejorar nuestra competitividad global. Por ese motivo, cada vez son más las compañías que buscan la forma de aprovechar el potencial de la tecnología para garantizar un futuro mejor para las nuevas generaciones”, apunta Juan Bachiller, director general de ABB Motion en España.

Más de la mitad de las compañías españolas trabajan para ser más eficientes

Sobre las perspectivas de inversión, España se sitúa nuevamente entre las primeras posiciones de los países encuestados. Mientras que, a nivel global, alrededor del 54% de las empresas ya están invirtiendo en mejorar en términos de eficiencia energética, en nuestro país ese dato asciende al 61%. Además, más de la mitad de las compañías consultadas (54%) tiene previsto realizar mejoras de eficiencia energética a lo largo de este mismo año y otros 2 de cada 5 (43%) planean hacerlas en los próximos 2 a 3 años.

«El aumento demográfico y económico acelerará el cambio climático hasta un punto crítico si los gobiernos y la industria no intensifican sus esfuerzos. La creciente urbanización y el aumento de las tensiones geopolíticas también harán que la seguridad energética y la sostenibilidad sean aún más críticas», señala Tarak Mehta, presidente de ABB Motion. «La mejora de la eficiencia energética es una estrategia esencial para hacer frente a estas posibles crisis. Por lo tanto, la aceleración de la inversión destacada por esta encuesta es una noticia positiva”, añade.

La mejora de los sistemas accionados por motores eléctricos, en particular, tienen un enorme potencial para incrementar la eficiencia energética. En España, el 56% de los encuestados ya están actualizando sus equipos para obtener mejores índices. A nivel global son casi dos tercios de los encuestados los que aseguran haber empezado a implantar cambios, especialmente en sus instalaciones, sistemas de climatización e iluminación. Además, están trabajando en el desarrollo de soluciones aplicadas directamente a su producción.

El informe también pone de manifiesto las áreas de preocupación. La mitad de los encuestados a nivel global y en España señalan el coste de la inversión como el mayor obstáculo para mejorar la eficiencia energética de las empresas, seguido del tiempo de inactividad, el cual también consideran una dificultad importante para las compañías. Por otro lado, un factor verdaderamente preocupante a tener en cuenta es el relacionado con el acceso a la información proporcionado por las Administraciones públicas y terceros agentes, donde solamente el 41% de las personas encuestadas considera que tiene toda la información necesaria sobre las posibles vías para mejorar la eficiencia energética.

«Es vital ayudar a las partes interesadas de la industria a entender que la neutralidad en carbono no tiene por qué significar coste neto. Tanto los proveedores como los gobiernos tienen un papel que desempeñar en la promoción del mensaje de que la adopción de tecnología de eficiencia energética ofrece un rápido retorno de la inversión, al tiempo que reduce las emisiones de CO2. La conclusión es que la eficiencia energética es buena para el negocio, buena para la reputación y buena para el medio ambiente», explica Juan Bachiller.

Movimiento por la eficiencia energética

La encuesta se llevó a cabo como parte del #energyefficiencymovement, una iniciativa impulsada por ABB en 2021,  que tiene como objetivo concienciar e iniciar acciones para reducir el consumo de energía y las emisiones de carbono para combatir el cambio climático. A través de esta iniciativa, ABB invita a las empresas a unirse al movimiento y a hacer una promesa pública para inspirar a otros a tomar medidas.

La Región de Murcia renueva el convenio con Ecoembes para impulsar la recogida selectiva

La Región de Murcia y Ecoembes han renovado hoy, con la firma de un acuerdo marco, su colaboración para impulsar la recogida selectiva de los residuos de envases y su posterior reciclaje en la Región.

La renovación del acuerdo, que supone la prolongación del mismo durante un año, ha sido firmado entre Antonio Luego, consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente de la Región de Murcia y Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes, y servirá para que los ciudadanos de la Región de Murcia puedan seguir incrementando la aportación en los contenedores amarillos y azules que disponen en los municipios.

Entre los objetivos principales del convenio se encuentra la promoción de los sistemas de recogida selectiva de envases, la realización de campañas de información y sensibilización ambiental y el establecimiento de los mecanismos adecuados que garanticen el reciclado de los residuos.

Durante el proceso de recogida selectiva, los envases procedentes del contenedor amarillo son transportados a las plantas de selección, donde se clasifican por materiales para, posteriormente, ser entregados a recicladores que los convertirán en nueva materia prima con la que fabricar diferentes productos, como prendas textiles (forros polares), material de construcción (tuberías y moquetas), mobiliario urbano (bancos y bolardos) o nuevos envases, entre otros.

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, celebró la renovación de la colaboración con Ecoembes, “lo que nos permitirá seguir avanzando en los procesos de recogida y tratamiento de residuos, fomentando la participación de las Entidades Locales en los Sistemas Integrados de Gestión y avanzando en la sensibilización y concienciación de la sociedad, quien sin duda debe ser nuestra gran aliada si queremos seguir avanzando en el cuidado del medio ambiente”.

“La renovación de este convenio supone seguir trabajando conjuntamente con el Gobierno de la Región de Murcia para impulsar el reciclaje de los envases, algo fundamental para el cuidado del medioambiente. Gracias a esta labor compartida que desde hace años llevamos realizando, hemos conseguido que el reciclaje a través de los contenedores amarillos y azules se convierta en un hábito consolidado entre la sociedad murciana, cada vez más sostenible y circular. Entre todos debemos seguir dando pasos para abandonar el antiguo modelo lineal de “usar y tirar” y avanzar hacia uno más circular, basado en las tres “R” – reducir, reutilizar y reciclar y sin duda, la colaboración del Gobierno y los municipios murcianos, reflejada en este convenio, es indispensable para poder hacerlo posible”, ha añadido Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes.

Doñana acoge a expertos de varios países para analizar el estado del humedal y su biodiversidad

15 miembros de la coalición internacional de conservación de la naturaleza se reúnen del dos al cinco de mayo en El Rocío (Huelva) para acordar acciones conjuntas en relación a la regulación en la UE de los delitos contra el medio ambiente, la protección y restauración de espacios protegidos y de las especies migratorias o el uso de munición con plomo.
 

Expertos de 12 países de la Unión Europea y de otros países como Reino Unido y Georgia, pertenecientes a BirdLife International, se reúnen en el Centro Ornitológico Francisco Bernis, en El Rocío, para analizar y acordar acciones de conservación de la Naturaleza y la aplicación de la normativa ambiental de la UE. Entre ellas estará la revisión de la reciente propuesta de la Comisión Europea para la modificación de la Directiva sobre protección del Medio Ambiente a través del Derecho Penal, a la que han presentado alegaciones distintas ONG ambientalistas de la UE, incluida BirdLife Europe, con la colaboración de SEO/BirdLife. Así, se establecerá una hoja de ruta para garantizar la aprobación de una Directiva que regule las agresiones ambientales más graves y que establezca las medidas más eficaces para luchar contra la criminalidad ambiental.

Otras cuestiones que se abordarán son la designación de áreas protegidas y la restauración de espacios naturales. En este aspecto se analizará el actual proceso de implementación de la nueva Estrategia Europea de Biodiversidad, la iniciativa de una nueva ley europea de restauración y la situación de estas cuestiones a nivel global con el objeto de desarrollar criterios y posiciones comunes a promover por todos los miembros de la federación y garantizar la conservación de los ecosistemas de los que dependen la biodiversidad y el bienestar humano. Además, la preservación de las especies migratorias y la protección de sus nidos, especialmente en entornos urbanos, será objeto de debate, precisamente en un lugar en el que SEO/BirdLife ha denunciado la destrucción de varias colonias de avión común en El Rocío.

Preocupación internacional por Doñana

La reciente ampliación de unas 1.600 hectáreas de regadío ilegales para el cultivo de frutos rojos en el Parque Nacional, junto con otros impactos que se vienen registrando en los últimos años, pone en peligro directo a especies migratorias de interés internacional que utilizan el humedal para reproducirse, para descansar en su migración o durante su invernada.

Doñana está integrada, desde hace más de dos décadas, en el Registro de Montreux, que incluye aquellos humedales que, debido a sus amenazas, podrían perder los valores por los que fueron considerados de importancia internacional. La inclusión en este listado es la primera fase para una potencial expulsión del humedal del convenio de Ramsar.

Los expertos reunidos podrán conocer in situ el plan de aumentar la superficie regable del entorno de Doñana y otras cuestiones que afectan a este lugar catalogado como Patrimonio Mundial de la Humanidad, como el dragado del Guadalquivir, el almacenamiento de gas en el subsuelo y la reapertura de la mina de Aznalcóllar. Además, se acordarán medidas para reclamar la protección de este singular espacio protegido donde se concentra una biodiversidad única en Europa.

Análisis de la prohibición del plomo en municiones

El plomo se ha utilizado en municiones y aparejos de pesca durante siglos. Debido a ello, se estima que a partir de estas actividades alrededor de 21.000-27 000 toneladas de ese metal pesado se dispersan en el medio ambiente de la UE cada año. Estos perdigones son ingeridos comúnmente por aves acuáticas como cisnes, patos y gansos, que las confunden con las piedrecillas que utilizan para facilitar la digestión de las duras semillas que comen. La Agencia Química Europea (ECHA) estima que anualmente esto genera la muerte por plumbismo (patología generada por la intoxicación de plomo en el organismo) de más de un millón de aves acuáticas. Un ejemplo de ese impacto es precisamente el parque nacional de Doñana, donde toneladas de perdigones de plomo permanecen en el Cerro de los Ánsares suponiendo un veneno que puede ser ingerido por los miles de gansos que llegan del norte de Europa.

Por todo ello, el uso de munición plomada ha sido prohibido en los humedales de la UE, pero no es suficiente para evitar sus impactos en la biodiversidad y los ecosistemas. Los representantes de BirdLife, en este caso junto con otros expertos en la materia, analizarán el éxito de esta restricción y cómo promover su ampliación a otros ámbitos y espacios protegidos. Teniendo en cuenta los amplios problemas causados por el envenenamiento procedente del plomo en la munición y las pesas de pesca, se pondrán en común las evidencias más recientes del impacto ambiental y socioeconómico que produce, así como las medidas normativas y de conservación que serían necesarias a nivel nacional y de la UE para reducir el daño ambiental y sanitario.

Intercambio de experiencias en la lucha contra los delitos ambientales

La reunión contará también con una parte práctica en la que se mostrará el trabajo de los Agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en la investigación de delitos contra la fauna, cuya metodología de actuación y experiencia es un referente a nivel internacional.

Una reunión impulsada por el LIFE Guardianes de la Naturaleza y el proyecto Safe Flyways Poisoning de la Fundación MAVA

La reunión se lleva a cabo en el marco del proyecto Guardianes de la Naturaleza, contra el Crimen Ambiental, financiado por el programa LIFE de la Unión Europea, que tiene por objeto mejorar la efectividad y la eficacia de las acciones dirigidas a combatir las infracciones y los delitos contra la naturaleza. Está coordinado por SEO/BirdLife y cuenta con la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, la Sociedade Portuguesa para o Estudo das Aves (SPEA), y el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Dirección General de la Guardia Civil, como socios beneficiarios. Los cofinanciadores son la Dirección General de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Canarias, la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana y el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITECO).

Además, la reunión cuenta con el apoyo del proyecto Safe Flyway Poisoning financiado por la Fundación MAVA que pretende impulsar la acción coordinada en toda la región mediterránea para luchar contra los problemas de uso ilegal de veneno e intoxicación de especies silvestres, que coordina BirdLife International con la participación de muchos de sus miembros y otras organizaciones internacionales.

Imágen: Doñana a vista de satélite, en marzo de 2021 y 2022, on el visible impacto de la sequía ©European Union, Copernicus Sentinel-2 imagery

Greenpeace demanda seguridad jurídica tras las últimas sentencias contra la movilidad sostenible

En sus aportaciones al Anteproyecto de Ley de Movilidad Sostenible, Greenpeace demanda al Ministerio de Transportes un marco jurídico claro y contundente a favor de las medidas de reducción del tráfico, como las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) o la creación de nuevas calles peatonales. Una petición que llega después de una serie de polémicas sentencias donde varios tribunales han tumbado las iniciativas de varios ayuntamientos en materia de movilidad.

“Necesitamos una Ley de Movilidad que anteponga la movilidad de los peatones, ciclistas y usuarios del transporte público frente al abuso del coche en la ciudad”, ha declarado Adrián Fernández, responsable de Movilidad de Greenpeace. “Resulta paradójico que mientras la Unión Europea nos exige medidas claras y contundentes para frenar la contaminación del automóvil, en España algunos jueces optan por desmontar unas medidas que son normales en cualquier otra ciudad”, añadió Fernández, quien recordó que cada año se producen 45.000 muertes prematuras en España por la mala calidad del aire.[1]

Entre estas decisiones, destaca la anulación de la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona por parte del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, quien calificó la medida de “desproporcionada” a pesar de que solo afecta a los vehículos sin distintivo ambiental. Una sentencia muy polémica que ni siquiera contó con unanimidad dentro del propio TSJC.

Greenpeace también señala la anulación de un decreto del Ayuntamiento de Valladolid, donde la creación de carriles bus y carriles bici fue declarada “nula y contraria a derecho” por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de dicha ciudad; la suspensión de Madrid Central por un recurso interpuesto por el actual alcalde Almeida cuando todavía estaba en la oposición, o la más reciente en Gijón donde un juzgado ha ordenado “restituir el tráfico rodado de forma permanente” en el Paseo Marítimo, donde se había peatonalizado una de las calzadas.

Una Ley para descarbonizar el transporte
Greenpeace también ha demandado al Ministerio de Transportes que incluya en la Ley de Movilidad una serie de medidas destinadas a garantizar la descarbonización del transporte, al ser el sector que más contribuye a las emisiones de gases de efecto invernadero. En el contexto actual, con el precio de la gasolina en máximos históricos, es imprescindible garantizar el derecho a un transporte sostenible, competitivo y asequible que permita a la ciudadanía prescindir del automóvil en sus desplazamientos diarios.

Entre estas medidas, destaca la introducción de un veto a los vuelos de corto radio cuando exista una alternativa competitiva en tren, como sucede con el ‘Puente Aéreo’ Madrid – Barcelona. Otra de las medidas propuestas se basa en la introducción de un “billete verde” que permita moverse en tren y autobús por todo el Estado a un precio asequible. Una idea basada en el Klimaticket puesto en marcha por Austria y que está teniendo una gran aceptación como alternativa al coche y al avión.

Las aportaciones de Greenpeace a la Ley abordan muchas otras cuestiones, como obligar a las empresas a que faciliten los desplazamientos al trabajo, la necesidad de un esquema de financiación estable para el transporte público o la necesaria protección de los entornos escolares. Greenpeace se suma así a las aportaciones ya realizadas hace unos días por una docena de organizaciones, entre las que figuran Ecologistas en Acción, WWF o Ecodes. [2]

Organizaciones ambientales reclaman al Gobierno medidas urgentes al impacto de la guerra de Ucrania en la naturaleza y la lucha contra el cambio climático

Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF reclaman al Gobierno que ajuste los aspectos que ponen en riesgo la conservación de la biodiversidad del Plan Nacional de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra de Ucrania

Las organizaciones reconocen la necesidad de agilizar la tramitación de las energías renovables en las zonas en las que sea posible asegurar que el impacto ambiental de estas instalaciones no es adverso, como en zonas urbanizadas, urbanizables o industriales, entre otras. Sin embargo, consideran imprescindible que el nuevo procedimiento exprés de aprobación de plantas renovables no se aplique sobre áreas donde los impactos para la naturaleza pueden ser críticos e irreversibles y que, en cualquier caso, se garantice la posibilidad de participación de la ciudadanía desde el inicio de los procedimientos de evaluación ambiental, tal y como marca la normativa de la Unión Europea y el Convenio de Aarhus.

Las cinco organizaciones expresan su preocupación acerca de la falta de garantía que puede conllevar el procedimiento de tramitación abreviado para autorizar determinadas plantas renovables (fotovoltaicas de hasta 150 MW y eólicas de hasta 75 MW, ubicadas en tierra, en áreas de sensibilidad ambiental baja y moderada identificadas por MITECO y fuera de áreas de la Red Natura 2000) que recoge el Real Decreto-ley 6/2022 por el que se regulan medidas urgentes del plan de choque frente a la guerra de Ucrania y cuya convalidación será debatida próximamente en el Congreso de los Diputados.

En su actual redacción, este nuevo proceso permitirá a la Administración determinar, sin participación ciudadana, si una determinada planta de generación de electricidad renovable necesita pasar por Evaluación de Impacto Ambiental (tal y como debería hacer en caso de tramitación normal) o no (en el caso de que reciba informe de determinación de afección ambiental favorable) para aquellas plantas que se encuentren en las zonas de baja y moderada sensibilidad ambiental identificadas por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco).

Esto abriría potencialmente la puerta a la autorización de proyectos con alto impacto ambiental sin las garantías mínimas, tanto de consulta pública como de evaluación de impacto ambiental, algo especialmente relevante en las zonas de sensibilidad moderada, que incluyen hábitats de interés comunitario o zonas críticas para la conservación de especies tan amenazadas como el águila imperial ibérica, el urogallo cantábrico o especies agroesteparias en grave declive como el sisón y la codorniz común, entre otras. De mantenerse esta redacción, el nuevo procedimiento podría facilitar la destrucción de este tipo de espacios, ya muy amenazados.

Las ONG ecologistas reclaman que el nuevo procedimiento para agilizar la tramitación de determinadas plantas renovables, en todo caso, se limite a zonas de baja sensibilidad ambiental fuera de espacios naturales protegidos y zonas de alto valor ecológico como humedales recogidos en el inventario nacional y Áreas Importantes para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad (IBA, por sus siglas en inglés), entre otras.

Además, las organizaciones ambientales llaman la atención sobre el hecho de que el nuevo procedimiento elimina la participación de la ciudadanía en el inicio del proceso. Esta cuestión podría contravenir la normativa sobre impacto ambiental de la UE -que garantiza la participación real del público interesado desde que comienza la tramitación- y el Convenio sobre acceso a la información, participación del público en la toma de decisiones y acceso a la justicia en materia de medio ambiente, conocido como Convenio de Aarhus, del que España es parte. Por ello, las ONG ecologistas instan al Ejecutivo a incluir el necesario trámite de audiencia pública para poder analizar los posibles impactos de los proyectos y trasladar su valoración a la administración pública antes de que esta adopte una decisión. De lo contrario, se estarían aprobando proyectos con potencial impacto ambiental –y que pueden conllevar la expropiación forzosa de los terrenos–, sin las suficientes garantías procedimentales y sin dar la palabra a las personas y comunidades afectadas en el momento adecuado.

Las ONG ecologistas defienden que estas modificaciones al Real Decreto-ley 6/2022 han de realizarse de forma inmediata para evitar que el más que necesario despliegue renovable se convierta, de facto, en un motor de pérdida de naturaleza del país. Es por ello que reclaman que estos ajustes se incluyan en un nuevo y urgente Real Decreto-ley, dado que postergar su inclusión a una hipotética tramitación del decreto como proyecto de ley supone un riesgo excesivamente elevado.

Desde hace más de dos años, las ONG vienen reclamando a los Gobiernos central y autonómicos una planificación adecuada del desarrollo renovable, con mapas que identifiquen zonas de exclusión y zonas prioritarias (especialmente en suelo urbano o urbanizable, así como industrial). A día de hoy, no existen herramientas adecuadas que alejen a los promotores de las zonas de mayor sensibilidad ambiental con el doble efecto de gravar a la Administración pública con la tramitación de proyectos que finalmente se acabarán rechazando por impacto ambiental, retrasando la tramitación de otros proyectos mejor planteados (y por lo tanto de la transición energética), y aumentar la presión sobre la biodiversidad en España. El nuevo procedimiento exprés, por tanto, agravará un problema ambiental de primer orden que, además, puede obstaculizar seriamente el avance de España en la lucha contra el cambio climático.

WWF, SEO/BirdLife, Greenpeace, Ecologistas en Acción y Amigos de la Tierra reiteran, tanto al Gobierno como al conjunto de las fuerzas parlamentarias, la necesidad de acelerar el inexcusable abandono de los combustibles fósiles y nuclear apostando por el ahorro, la eficiencia y las energías renovables. Pero este desarrollo acelerado, causado por el retraso en la adopción de medidas de mitigación del cambio climático, ha de ser compatible con la conservación del patrimonio natural. Sin una naturaleza en buen estado, España será incapaz de alcanzar su objetivo de ser un país de emisiones cero en 2050, ni podrá adaptarse a los efectos del cambio climático que ya está sufriendo la población, en forma de sequías, lluvias torrenciales u olas de calor, entre otros episodios de clima extremo. Del mismo modo, un sistema de tramitación ambiental que no asegure la compatibilidad entre renovables y naturaleza puede afectar a las oportunidades y actividades económicas de las comunidades locales del mundo rural.

Las cinco ONG ambientales trabajan ya en una propuesta de modificaciones y medidas adicionales, en esta y otras materias como transporte o agricultura, que permitan mejorar el plan de choque frente a la guerra en Ucrania en los próximos desarrollos normativos que serán necesarios para implementarlos.

La experiencia de una golondrina común en su viaje de vuelta a casa

Hola, , jo, vaya viaje que acabo de terminar. Soy una de las primeras golondrinas que ha regresado a España esta primavera y durante el largo vuelo venía pensando en todo lo que te quiero contar. Te lo contaré en 3 minutos.

Volamos miles y miles de kilómetros (te lo dirán de otras especies, pero somos de las aves que más distancia recorremos volando) para pasar los inviernos en África. Nos vamos, pero siempre, siempre, volvemos a casa. Ya lo decía Becquer en alguno de sus poemas “volverán las oscuras golondrinas en tu balcón sus nidos a colgar…”.

Sin embargo, la triste realidad es que cada vez volvemos menos. Según el Libro Rojo de las Aves de SEO/BirdLife, nuestro declive casi alcanza el 50% en los últimos 25 años.

Nosotras vivimos angustiadas porque hoy somos la mitad de golondrinas que atravesaban los cielos  de nuestro país hace dos décadas. A este ritmo, ¿cómo no pensar que podemos desaparecer para siempre?

Nos sentimos profundamente traicionadas por los seres humanos. Cada primavera volvemos a los mismos nidos de barro que tanto nos ha costado construir pero, cada vez más, nos encontramos que nuestros hogares han sido tirados abajo.

Ya nadie nos quiere en sus edificios y aunque es ilegal, ¡hay gente que destruye nidos incluso con crías dentro! Es muy injusto, también tenemos derecho a vivir aquí.

Pero es que no es solo eso. Cada vez tenemos menos alimento, en las ciudades y en los pueblos. Los humanos prefieren llenarlo todo con herbicidas que matan los insectos y que nos dejan sin nada para comer y para ofrecer a nuestros polluelos.

Este es realmente un grito desesperado, : necesitamos ayuda y sois las personas más comprometidas las únicas que podéis ayudarnos. SEO/BirdLife es la organización de conservación de aves que siempre ha estado a nuestro lado y que tiene propuestas y proyectos que pueden salvarnos. Uniéndote a ellos nos estarás ayudando a nosotras, aquí te dejo su formulario: https://seoactua.org/PorLasAves

Gracias por dedicarme estos 3 minutos, espero de verdad que nos puedas ayudar,

Valoración de la nueva ley de Residuos

Greenpeace valora las importantes mejoras de esta ley, con propuestas que la organización lleva años trabajando como la introducción de un sistema de devolución y retorno de envases, pero considera que tiene aspectos mejorables

Declaración de Julio Barea, portavoz de Greenpeace:

Lo mejor: “Acaba de ser aprobada en el Congreso de los Diputados una ley de Residuos que incluye algunas mejoras en cuanto a la gestión de los residuos sólidos urbanos

Una de ellas es una de las cosas que, desde Greenpeace y otros grupos ecologistas y consumidores llevamos batallando muchos años, es que por fin podamos disfrutar como hacen en más de 40 países del mundo de un sistema de devolución y retorno de envases (SDDR) lo que conocíamos como “devolver el casco”. Otro de los logros que se ha conseguido es la erradicación de algunos utensilios de plástico de un solo uso como pajitas, cuberterías de plástico, bastoncillos de los oídos, etc.

También es muy positivo poder disfrutar por fin de agua del grifo en bares y restaurantes, y que no tengamos que consumirla embotellada. Otro tema importante es el de la fiscalidad verde. Se tendrá que pagar un canon a nivel estatal por las actividades de vertido y la incineración de residuos para intentar desincentivar estas dos técnicas que son las que mayoritariamente se están usando en nuestro país para gestionar los residuos”.

Lo mejorable: “Pero tenemos que decir que la ley tiene algunos puntos negativos y ha dejado pasar oportunidades importantes como tener objetivos ambiciosos de reducción. Sí se habla de reducción, como en todas las leyes, pero son pasos pequeños dada la gravedad de la situación que tenemos ahora mismo de contaminación por estos residuos a nivel estatal y mundial.

Otro de los puntos que también quedan muy flojos, es el tema de las tasas de reducción de residuos y que no se contemplan siquiera para fomentar los envases reutilizables, esta sería realmente una de las medidas más importantes incluso antes que el reciclaje. Precisamente en este reciclaje es con el que se sigue apostando con esta nueva ley para poder solventar el problema que tenemos con los residuos y como estamos viendo, solo con el reciclaje no es suficiente y nos ha llevado a la situación que tenemos. En este sentido la ley nos deja con una sensación agridulce. También tenemos que decir que la implantación del SDDR es un logro pero se dilata demasiado en el tiempo y seguramente no podremos disfrutar de este sistema hasta avanzado 2027”.