El Gobierno aprueba el Plan de Lucha contra el tráfico ilegal de especies y el furtivismo.

  • Cada año, 25 millones de aves mueren como consecuencia del furtivismo en la cuenca mediterránea. Entre 100.000 y 400.000 perecen en España.
  • SEO/BirdLife considera que España, principal país de acogida de buitres de Europa, ha de abanderar la cooperación internacional para frenar el comercio ilegal de buitres africanos, seriamente amenazados por el comercio ilegal

SEO/BirdLife valora la puesta en marcha del Plan de Acción contra el Tráfico Ilegal y Furtivismo Internacional de Especies Silvestres, aprobada hoy en Consejo de Ministros. La ONG ambiental, que  ha participado en la elaboración del plan con propuestas y alegaciones, considera que se trata de un paso adelante para frenar una importante amenaza para la biodiversidad internacional. No obstante, echa en falta mayor concreción a la hora de abordar el problema del tráfico y caza ilegal de aves, uno de los principales grupos animales afectados. No en vano, cada año y según un estudio de BirdLife International, 25 millones de aves  mueren por furtivismo en la cuenca mediterránea (entre 100.000 y 400.000 aves mueren en España).

“A pesar de citar de forma genérica a las aves, y aunque SEO/BirdLife ofreció amplia información en este sentido, el plan no abunda en el grave impacto del tráfico ilegal y del furtivismo sobre las aves. El ejemplo paradigmático es el de las aves psitaciformes, los loros, muy preciadas por los traficantes. El 28% de las especies de este grupo se halla en estado de conservación crítico y, en parte, se debe a comercio ilegal”, apunta el responsable del  área Legal de SEO/BirdLife, David de la Bodega.

En defensa del buitre
Más en concreto,  SEO/BirdLife defiende que España  debe liderar la cooperación internacional para frenar el comercio de los buitres africanos, seriamente amenazados y con poblaciones en declive crítico. “Se trata de un grupo de aves que no está asociado popularmente al comercio ilegal. Sin embargo,  el 29% de su mortalidad ilegal en el continente africano proviene del tráfico ilegal de partes de estos animales por superchería o para su uso por curanderos en prácticas tradicionales”, apunta De la Bodega.

“España, que acoge al 90% de los buitres de Europa, tiene una responsabilidad internacional con la conservación de este grupo de aves, que ejercen un papel fundamental en la cadena trófica como sanadores del campo. En un plan sobre el tráfico ilegal que plantea acciones de cooperación internacional, sin duda positivas, hubiera sido deseable ver cómo nuestro país abandera esta cuestión,  que también afecta a aves que crían en España. No hay que olvidar que, cada año, 9.000 buitres leonados y 2.000 alimoches cruzan El Estrecho para invernar en latitudes africanas”, señala el responsable de SEO/BirdLife.

Participación de la sociedad civil
Otro elemento que sería recomendable mejorar en el futuro, a juicio de SEO/BirdLife, es la participación de la sociedad civil, a través de las organizaciones ambientales, en el seguimiento del plan y en el Comité Interministerial previsto. Igualmente, es recomendable que se fomente, de igual modo, su participación en procesos judiciales por casos de tráfico y furtivismo.

Miguel López Rubio

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.