SEO/BirdLife reclama al sector privado acción urgente para detener la pérdida de biodiversidad

La ONG ha organizado un encuentro bajo el título Resiliencia económica y ambiental: el binomio para la nueva economía para compartir con diferentes sectores empresariales la necesidad de contar con la biodiversidad en su gestión.
El encuentro organizado por SEO/BirdLife abre un espacio de diálogo en un momento de emergencia ecológica invitando a los sectores económicos y empresariales a acelerar su transición hacia modelos sostenibles. La ONG llama la atención del sector privado sobre la necesidad urgente de revertir la pérdida de biodiversidad y de cómo la degradación del capital natural puede poner en riesgo la economía y la viabilidad de la transición ecológica.

Un ejemplo de ello ha sido la reciente pandemia del Covid-19 que ha paralizado la economía mundial generando grandes pérdidas humanas y económicas a lo largo y ancho del planisferio.

Para prevenir futuras pandemias y crisis económicas se debe reconocer, sin lugar a duda, el papel que tiene la conservación de la naturaleza como pieza clave del desarrollo económico. Es urgente que todos los sectores empresariales integren la biodiversidad y el capital natural en todos los procesos de toma de decisiones, desde el más alto nivel donde se deciden planificaciones estratégicas e inversiones multimillonarias, o se analizan los riesgos a corto, medio y largo plazo, pasando por la gestión de los impactos directos e indirectos de su actividad y sus cadenas de suministro, hasta la inversión para la creación de valor social.

En palabras de Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife, “hace falta una completa transformación de la economía para detener la pérdida de biodiversidad y evitar los peores impactos del cambio climático. Estamos en una década decisiva y ya no nos queda margen de error. Las aves y la comunidad científica ya nos lo han anunciado y es responsabilidad de todos garantizar el derecho a un medio ambiente sano para las siguientes generaciones”.

En el evento se han mostrado ejemplos de buenas prácticas incluidas en el documento divulgativo Resiliencia y ambiental: el binomio para la nueva economía realizado con el apoyo de la Fundación Biodiversidad. El Hub de Meta ha sido el escenario en el que se han compartido innovadores proyectos que promueven nuevos modelos de gestión agrícola, compensación de huella hídrica, implantación de energías renovables responsables y soluciones basadas en la naturaleza para adaptarnos al cambio climático.

Nuevos modelos de gestión agrícola como el de Olivares Vivos, desarrollado por SEO/BirdLife en colaboración con la Universidad de Jaén y el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) y la Diputación de Jaén, han demostrado que en tan solo 3 años es posible ser rentable con un modelo de negocio que hace aumentar la biodiversidad. El encuentro ha contado con la representación de Castillo de Canena, uno de los productores y comercializadores más importantes de España de aceite de oliva, quién compartió su experiencia como empresa pionera en producir aceite de oliva virgen extra con valor añadido  de biodiversidad. En 2021, una segunda etapa, también financiada por los fondos LIFE de la Comisión Europea, replicará el modelo en otros puntos de España y de la cuenca mediterránea, sumando la participación de la Organización Agrícola Helena en Grecia, D.R.E.AM en Italia, y la Universidad de Évora en Portugal. Hasta el momento más de 900 explotaciones de olivar han mostrado su interés en el modelo Olivares Vivos y en la posibilidad de iniciar el proceso de certificación.

En materia de agua, la creación de un filtro verde en el Tancat de La Pipa, con el apoyo de Coca Cola, ha permitido demostrar como las soluciones basadas en la naturaleza pueden ser eficaces y económicas para mejorar la calidad del agua y aumentar la productividad del ecosistema, aumentado así su resiliencia y facilitando el uso público y una adecuada gestión de este emblemático parque natural.

Julieta Valls, responsable de Alianzas Corporativas de SEO/BirdLife destaca: “Algunos de estos proyectos están siendo posibles gracias a la colaboración entre diferentes entidades de la Administración Pública, la empresa, las ONG ambientales y las universidades. El reto de la biodiversidad y el cambio climático es un desafío global que requiere la implicación de todos los actores sociales, donde cada uno aporte su mejor conocimiento y saber hacer en beneficio de todos.”

El reto del cambio climático requiere un cambio del modelo energético que abandone las energías fósiles y sea 100% renovable. Sin embargo, algunos de los mecanismos de generación de este tipo de energías no están exentos de generar grandes impactos sobre la biodiversidad, y especialmente sobre las aves. Por ello, SEO/BirdLife  desarrolla desde hace unos años la campaña Renovables Responsables y colabora  con este sector para garantizar que el despliegue de las renovables en España se realice lo más rápido posible sin producir daños significativos sobre la biodiversidad.

El cambio climático y la mayor frecuencia de ocurrencia de los fenómenos climáticos extremos también supone, a su vez, un aumento de los riesgos para determinados sectores económicos como el de los seguros. En países como Estados Unidos, empresas del sector están invirtiendo en estudiar cómo las soluciones basadas en la naturaleza pueden ser una solución efectiva y rentable para prevenir las pérdidas por fenómenos como borrascas, riadas, granizadas, etc. SEO/BirdLife, por su parte ha compartido proyectos de restauración ambiental y adaptación al cambio climático que viene realizando con éxito en Cantabria, como la recuperación de la bahía de Cuchía, financiada por los fondos del Plan PIMA Adapta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Para no dejar pasar esta oportunidad única y ser capaces de doblar la curva de la pérdida de biodiversidad, SEO/BirdLife continuará llamando a la acción a todos sectores económicos para ser capaces juntos de canalizar adecuadamente las inversiones proyectadas en la Estrategia Europea de Biodiversidad, que cuentan con una inversión de €20.000 millones anuales, y los fondos para la recuperación de Europa Next Generation, que prevén una inyección en España de €140.000 millones para pequeñas, medianas y grandes empresas, bajo los compromisos de no causar daño significativo al medio ambiente como requisito indispensable

FOTO: Presentación del acto. De izquierda a derecha: Rosa Tristán, periodista especializada en ciencia y medio ambiente; Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife; Hélène Verbrugghe, responsable de Políticas Públicas de Meta España y Portugal, y Juan Carlos Atienza, responsable de Gobernanza Ambiental de SEO/BirdLife

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.