Seo BirdLife denuncia en los tribunales un nuevo caso de uso ilegal de veneno en Cádiz

Los hechos se produjeron a principios de este año 2012, cuando efectivos del Seprona y Agentes de Medio Ambiente de Andalucía hallaron dos milanos reales, especie catalogada en peligro de extinción, un zorro, un meloncillo y dos perros en un coto de caza del municipio de San José del Valle en la provincia de Cádiz. Los análisis toxicológicos constataron que, tanto los cebos hallados en el coto, como algunos de los cadáveres que fueron levantados por los agentes medioambientales actuantes, contenían un insecticida altamente tóxico, el mismo que se halló durante la inspección de una nave de la finca.

En las instalaciones registradas por los agentes se encontraron, además 14 cepos para la captura de predadores, 150 perchas para aves insectívoras, más de 80 lazos de distinto tamaño y diseño y material para su fabricación, munición del calibre 22, varios cartuchos de postas, un silenciador, un reclamo electrónico, una caja de madera que a modo de criadero contenía más de 500 “alúas” u hormigas aladas para su empleo como cebo en la caza de aves insectívoras.

SEO/BirdLife actuará en este caso como acusación particular en los tribunales, con el objeto de conseguir una sentencia que permita reflejar las consecuencias legales que tiene la utilización de estos métodos de control de predadores y disuadir de su uso. Este es uno de los objetivos específicos del proyecto Life+ VENENO para avanzar en la lucha contra el veneno, junto con la colaboración de las administraciones para dotarles de herramientas normativas adecuadas, mejorar la investigación y vigilancia, buscar medidas alternativas y sensibilizar a la población sobre el problema.

Uso de cebos envenenados

A pesar de ser ilegal y no efectivo, el veneno se sigue utilizando para eliminar depredadores, así como para el control de plagas agrícolas. La colocación de cebos envenenados es una práctica arraigada en nuestros campos, completamente ineficaz para los objetivos que persigue, además de un método masivo, no selectivo y cruento para la fauna. Por ello, está prohibido por la legislación nacional y autonómica y aparece tipificado como delito en el Código Penal. El veneno en el campo supone un riesgo para la salud pública, para el medio ambiente y para nuestras mascotas.

El proyecto Life+ VENENO tiene como objetivo lograr una disminución significativa del uso de veneno en España. El proyecto, con un presupuesto de 1,6 millones de euros, de los cuales la Comisión Europea cofinancia el 40% y la Fundación Biodiversidad el 26%, se desarrolla entre 2010 y 2014.

SEO/BirdLife, el Fondo para la Conservación del Buitre Negro y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha son los beneficiarios del proyecto. Los cofinanciadores son el Cabildo de Fuerteventura, la Junta de Andalucía y el Gobierno de Cantabria. La Editorial América Ibérica colabora con el proyecto y otras doce comunidades autónomas y un cabildo participan en diferentes acciones.

David de la Bodega | SEO/BirdLife

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.