Reventón de los Chorros del río Mundo

Llevamos unos días formidables de lluvias en estas cordilleras en las que nacen las aguas a cuatro vertientes: Por ejemplo en el término de Alcaraz las aguas corren al Guadiana al norte, al Júcar por el este, al Segura por el sur y al Guadalquivir a su oeste. Lo necesitaban los bosques, las fuentes y las personas.

Unas precipitaciones de más de trescientos litros en varios días, dejando que la tierra, sobre todo el sotobosque, la piel verde de nuestro planeta, infiltre las aguas subsuperficialmente por el tapiz vegetal hacia las arenas y a las cuevas y veneros que suministran a los manantiales.

El nacimiento del río Mundo, en los Chorros, en Riópar, cuando ocurre, como ahora “el reventón de los Chorros” se ve desde la casa en que nací, una aldea muy pequeña, limpia, blanca y soleada, orientada al sur y situada por encima de los mil cien metros sobre el nivel del mar, envuelta y protegida por parrales, granados, nogales, cerezos, olivos, higueras, álamos, encinas y almendros. Me separan en línea recta, desde la puerta de la casa con la entrada de la gruta de la Cueva unos seis o siete kilómetros y desde esa distancia se ve la cola blanca de la cascada que nutre al río Mundo de agua y de vida mientras que este lo hace al Segura para regar a las huertas hermosas de Murcia. Las que quedan.

Juan Valero |  http://blog.elcaminodelasardillas.es/2012/11/4-de-noviembre-de-2012-3/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.