Para combatir el cambio climático, también hay que evitar la corrupción

En un contexto en el que los gobiernos prevén destinar hasta 100 mil millones de dólares por año hasta 2020 en medidas que permitan limitar el cambio climático y prepararse para su impacto, Transparency International (TI) advierte sobre los riesgos de corrupción que afectarán a estos fondos, un dinero que circulará por nuevos canales que no han sido probados. La organización recomienda fortalecer los sistemas de gobernabilidad para hacer frente a tales riesgos.

El Informe Global de la Corrupción: Cambio Climático establece pautas prácticas para impedir que la corrupción frustre las medidas sobre cambio climático e insta a gobiernos, organizaciones internacionales, empresas y a la sociedad civil a asegurar la buena gobernabilidad de la política climática.

Combatir el cambio climático es primordial

“La necesidad urgente de responder al cambio climático debe ser abordada con transparencia y rendición de cuentas. Deben incorporarse instancias de control en todas las iniciativas relativas al clima desde el primer momento”, señaló Huguette Labelle, presidenta de Transparency International. “La buena gobernabilidad que se implemente en el presente ayudará a asegurar el éxito del impacto de la política sobre cambio climático y su financiamiento”.

Los acuerdos climáticos globales prevén aportes significativos de gobiernos y organismos multilaterales para financiar las medidas contra el cambio climático, incluidos proyectos de energía renovable como parques eólicos y centrales de energía solar, y la adaptación a sus efectos, como la construcción de sistemas de irrigación y viviendas preparadas para desastres.

Sugerencias para combatir la corrupción

El Informe elaborado por Transparency International recomienda ampliar la participación del público, el acceso a la información y la rendición de cuentas para incrementar la efectividad de la gobernabilidad climática. Esto limitaría la posibilidad de conflictos de intereses en la toma de decisiones y los efectos negativos que el lobby y ciertos intereses especiales pueden tener en la determinación de la política climática.

“La corrupción no deja nada a salvo, ni siquiera el futuro de nuestro planeta. Si no se controlan adecuadamente las medidas sobre cambio climático, esto no solo fomentará proyectos fraudulentos y una asignación indebida de los recursos en la actualidad, sino que además perjudicará a las generaciones futuras”, afirmó Labelle.

Cabe destacar que Transparency International es una organización global de la sociedad civil que lidera la lucha contra la corrupción.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.