Mazorcas ecológicas reivindican su derecho a ser cultivadas en España

Un grupo de mazorcas ecológicas se han dado cita hoy por la mañana en las puertas del Ministerio para exigir su derecho a ser cultivadas en España. Durante la concentración los maíces han mostrado su indignación ante la situación que vive el sector del maíz ecológico a través de cánticos y pancartas con diferentes lemas, «exigimos nuestro derecho a ser cultivados», «nos obligan a exiliarnos» o «maíces indignados». La reivindicación forma parte de la campaña «Únicos en Europa» que representa el clamor ciudadano para exigir el fin de los transgénicos en España.

 

La mayor parte de los países de la Unión Europea han prohibido el cultivo de transgénicos por sus impactos en el medio ambiente, las dudas sobre los posibles efectos en la salud, y la imposibilidad de coexistencia con el maíz ecológico y convencional. Sin embargo en España se cultivan más de 100.000 hectáreas de maíz modificado genéticamente [2], además de acoger la mayor parte de los experimentos al aire libre realizados en Europa [3]. Todo ello en una situación de falta de transparencia y control en la que la ciudadanía no puede saber dónde están los cultivos transgénicos o los campos experimentales.

 

Los transgénicos están provocando daños económicos importantes a los agricultores ecológicos, pero la falta de registros y la opacidad del Gobierno impiden que se establezcan responsabilidades. Esta situación imposibilita el desarrollo de un sector en creciente demanda. En comunidades como Aragón y Cataluña, las comunidades con más hectáreas cultivadas con transgénicos, están desapareciendo los agricultores de maíz ecológico. Amigos de la Tierra y Access Info Europe presentaron un recurso ante el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente exigiendo el cumplimiento de las normas europeas de transparencia [4] y la publicación de los datos exactos sobre la ubicación de los campos de cultivos comerciales transgénicos [5].

 

Los datos existentes muestran que más de la mitad de los españoles se opone a los alimentos transgénicos [6]. «El Gobierno defiende los intereses de las multinacionales biotecnológicas en vez de responder a las preocupaciones de la ciudadanía» afirmó Blanca Ruibal, responsable de Agricultura y Alimentación de Amigos de la Tierra.

 

En la acción de esta mañana las mazorcas ecológicas han leído y entregado un manifiesto al Ministro en el que han explicado su situación y solicitan al Gobierno que no condene al exilio a un sector con grandes perspectivas de futuro.

 

Blanca Ruibal | Amigos de la Tierra

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.