La grafiosis del olmo obliga a talar una veintena de ejemplares en Pinoso

El Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Pinoso ha acometido durante esta semana la tala de un total de 25 olmos en el humedal del Prado, una decena de ellos de gran porte, después de detectar que estaban afectados por grafiosis, una enfermedad producida por un hongo que ataca al sistema vascular del árbol provocando su muerte

La actuación, tal y como se exige en estos casos, ha sido muy rápida. El lunes se detectó y el martes ya se estaba actuando con el objetivo de evitar que la enfermedad se contagie a otros ejemplares de la zona. “Hemos actuado con gran celeridad según ha aconsejado el técnico tras consultar con expertos en este tipo de plagas”, asegura la concejala de Medio Ambiente, Silvia Verdú, quien lamenta que haya sido necesario llegar a cortar los árboles. “Tal y como estaban los ejemplares afectados, la tala era la única posibilidad de intentar atajar la enfermedad evitando su propagación, que es la prioridad, pues los tratamientos existentes no son demasiado efectivos y nos arriesgábamos a que el hongo continuase expandiéndose con rapidez”, comenta Verdú.

El Área de Medio Ambiente ha puesto en conocimiento de este hecho al Servicio Forestal de la Conselleria, por ello, la próxima semana, técnicos de VAERSA visitarán la zona para valorar el alcance de la infección. El técnico municipal, José Carlos Monzó, alerta de la virulencia de esta enfermedad provocada por un insecto que perfora el tronco, transmitiendo un hongo que produce la obstrucción de los vasos conductores del olmo y el envenenamiento de las hojas, provocando que comience a secarse de arriba abajo, hasta que muere.

RÁPIDA EXPANSIÓN

“La expansión de la enfermedad ha sido muy rápida. En cuestión de 10 días ha pasado de no haber ninguno afectado a ver más de 20 ejemplares con síntomas”, dice el técnico que aunque desea que la actuación de urgencia realizada sea efectiva, no es demasiado optimista al respecto. “Además de la rápida expansión, el problema es que el hongo también se transmite por las raíces pues muchos están unidos por ellas, por tanto, si la enfermedad ya está en las raíces será muy complicado detenerla”, explica Monzó.

“Tras la actuación sólo podemos esperar a ver cómo evolucionan. Si este verano empiezan a secarse más olmos ya no hay nada que hacer. Si aguantan habrá una esperanza de que lleguen a la primavera sin haber dado signos de enfermedad”, concluye el técnico.

Los ejemplares afectados por grafiosis que han sido talados están localizados en la segunda de las olmedas que se encuentran en el cauce del Prado, la más cercana a la balsa del fartet. Los restos han sido trasladados a un vertedero autorizado para que sean eliminados y evitar así la propagación del hongo que provoca la enfermedad.

Mª José Moya | Prensa Ayto. de PINOSO

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Cabe recordar, que esta Olmeda sufrió un brote de grafiosis en el 2016, que fue erradicado con la tala de 25 Olmos. (Ver publicación) […]

Los comentarios están desactivados.