Hoy se conmemora el Día Internacional de los los Bosques Tropicales

En el Día Internacional de la Conservación de los Bosques Tropicales, que se conmemora hoy, 26 de junio, SEO/BirdLife quiere destacar la tarea que como parte de BirdLife International contribuye a llevar a cabo en ambientes tropicales de todos los continentes.

BirdLife International es la entidad líder en la conservación de la naturaleza en el mundo. Está compuesta por 121 organizaciones de todos los países, entre ellas SEO/BirdLife, como único representante español. BirdlLife cuenta con 13 millones de socios y seguidores y una red de más de 7.000 grupos locales de apoyo por todo el mundo.

Desde hace décadas, los miembros de la coalición de BirdLife han trabajado en la conservación de los bosques tropicales en más de 50  países. El programa Forest of Hope, que es uno de los principales programas de trabajo de BirdLife, intenta identificar y poner en marcha nuevos sistemas de gestión, financiación y gobernanza para conservar y restaurar la biodiversidad tropical. De este modo se contribuye al desarrollo sostenible de esos territorios, se generan beneficios sociales y económicos, se combate la pérdida de capital natural y se contribuye a la lucha contra el cambio climático.

La gran riqueza de los trópicos

Los bosques tropicales son los más ricos en biodiversidad de todos los ecosistemas forestales. En ellos crece el 70% de las plantas vasculares conocidas, el 30% de las especies de aves y el 90% de los invertebrados descritos. Desafortunadamente, la deforestación continúa a un ritmo acelerado, equivalente a un campo de fútbol cada cuatro segundos o más de siete millones de hectáreas al año.

La visión de BirdLife International es que aunque la biodiversidad mundial está amenazada puede salvarse todavía. Es posible conservar los bosques que aún quedan; y los que han sido degradados pueden ser restaurados de modo que sigan amparando riqueza natural y ofrezcan servicios a las comunidades locales y la sociedad global. La deforestación es un mal ambiental y un desastre para muchas personas que dependen de los bienes y servicios que les proporcionan los ecosistemas. El programa Forest of Hope ayuda a salvaguardar la calidad de vida de esas personas y a promover los derechos de la población local e indígena.

El programa Forest of Hope se cimenta sobre una base científica de identificación de las especies de aves más cercanas a la la extinción y de los ecosistemas boscosos de más importancia para sas especies. Esa tarea se enmarca dentro de la estrategia de BirdLife de inventariar las zonas del mundo más importantes para las aves. Las Important Bird and Biodiversity Areas (Áreas Importantes para las Aves y la Biodiversidad) o IBA por el acrónimo en inglés, son lugares de enorme valor natural, pues no hay que olvidar que las aves son un indicador excelente del valor natural de un territorio. Hasta ahora, BirdLife ha documentado 12.000 de estas IBA que ocupan entre un 6% y un 15% de la superficie terrestre de cada continente.

Desde hace años, BirdLife trabaja sobre el terreno en ese tipo de áreas en más de 50 países tropicales. Gracias al conocimiento del país y la fuerte implantación local de los distintos partners de BirdLife, se ha logrado una exitosa gestión del territorio que ha mejorado el estatus de conservación de las especies y el bienestar local. Hasta el momento, BirdLife ha trabajado y nombrado más de 20 lugares como parte de la red Forest of Hope.

Entre ellos están lugares emblemáticos como:

         Gola Rainforest National Park, entre Sierra Leona y Liberia, donde más de 70.000 hectareas del ecosistema más amenazado de África se han protegido gracias a la tarea conjunta de la Conservation Society of Sierra Leone (BirdLife en Sierra Leone), la RSPB (BirdLife en Gran Bretaña), Conservation Nature (BirdLife in Liberia) y Vogelbescherming Nederland (BirdLife en Holanda).

         Harapan Rainforest Initiative, en Indonesia. Más de 100.000 hectáreas de bosque inundable de tierras bajas de de la isla de Sumatra donde Burung Indonesia (BirdLife en Indonesia) trabaja junto al Gobierno para restaurar tierras degradadas por la deforestación y la expansión agrícola.

         Parque Nacional San Rafael, en Paraguay, donde Guyra Paraguay (BirdLife in Paraguay) ha adquirido terrenos que gestiona en asociación con el pueblo indígena Mbyá Guaraní. La intención es que, finalmente, sea la población local la encargada de gestionar esos terrenos a perpetuidad y bajo criterios de sosteniblidad.

 BirdLife pretende ampliar su programa Forest of Hope y lograr que, para 2020, se gestionen directamente al menos 10.000 km2 de bosques prioritarios, mediante adquisición, arrendamiento o licencia de gestión por parte del propietario. Además, se intenta contribuir al manejo de otros 40.000 km2 de bosque en asociación con otros actores. En total, el objetivo es llegar a 2020 con 50.000 kilómetros cuadrados de bosques tropicales bien preservados

David Howell | SEO/BridLife

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.