Concluye el 3ª Congreso de RSE en Zaragoza con mayor conciencia empresarial

Este viernes se ha clausurado el 3º Congreso Nacional de Responsabilidad Social en la Empresa que se ha celebrado en Zaragoza. Han sido dos jornadas intensas en las que han tomado parte importantes ponentes, representantes tanto de la empresa privada como de instituciones públicas, que han destacado el valor de la aplicación de estrategias de RSE y los importantes beneficios que éstas generan a nivel de competitividad y en la cuenta de resultados.

Como en años precedentes, la organización ha planteado un certamen muy práctico en el que las empresas, especialmente las pymes a las que se dirige el congreso, han podido descubrir cómo se pueden beneficiar y qué retornos pueden obtener de la aplicación de políticas de Responsabilidad Social.

A este respecto, el presidente del Comité Científico, Víctor Alcalde, se ha mostrado rotundo durante la lectura de las conclusiones: “La RSE es competitividad”. “Se reafirma lo que llevamos años trasladando en este congreso y es que las pymes pueden y deben aplicar políticas responsables si quieren seguir estando en el mercado y si quieren competir con otras empresas”, ha explicado alcalde.

Además, durante el acto de clausura, Alcalde, ha indicado que otras de las principales conclusiones son que la internacionalización y la innovación social suponen una gran oportunidad para la pyme, y que la aplicación de la RSE debe empezar por los propios empleados.

Respecto al proceso de internacionalización, Alcalde lo ha calificado como “clave” para mantenerse en el mercado y como una línea de negocio alternativa para muchas empresas, y ha remarcado lo mucho que puede aportar al proceso la aplicación de RSE: “Aquellas empresas que vayan a países emergentes o en vía de desarrollo y lo hagan de manera responsable seguro que van a triunfar; las que vayan con una visión cortoplacista lo tienen mucho más difícil porque es complicado que te acepten si se percibe que llegas con la idea de obtener rentabilidad y salir corriendo”.

Otro de los temas que ha centrado el debate durante estos dos días ha sido la gestión de los Recursos Humanos desde una perspectiva responsable. En este sentido, Alcalde ha resaltado el concepto de diversidad: “España ya no es como un país tan cerrado como quizás lo era hace 15 años, con una gran uniformidad en la población; en este momento, tenemos diversidad étnica, cultural y en otros muchos aspectos y es fundamental que todas las empresas, grandes y pequeñas, asuman que la diversidad es un valor que enriquece, y que da unas oportunidades para mejorar la gestión y la resolución de problemas“.

Por su parte, el consejero de Industria e innovación del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, que ha clausurado la cita, se ha mostrado muy satisfecho de que Zaragoza acoja un congreso de estas características: “El año pasado ya vaticiné que habría un gran congreso y este año lo haré igualmente, porque hay que consolidar esta tierra, que es de gentes serias y trabajadoras, y que cuentan con el entorno para tomar decisiones, como un referente nacional e internacional de modos de operar en las empresas”.

El consejero también ha apuntado la importancia de la RSE: “Tanto los consumidores como las empresas a la hora de contratar exigen, cada vez más, parámetros de sostenibilidad y de Responsabilidad Social, por eso, es una de las herramientas clave para la competitividad”. Aliaga ha concluido señalando que es “un modelo a seguir” y que el futuro no sólo depende de la demanda, sino de cómo se hagan las cosas.

Por otra parte, la organización ha quedado muy satisfecha con el éxito del congreso que este año ha superado su récord de asistencia con más 420 asistentes. El presidente de la Fundación San Ezequiel Moreno, organizadora del congreso, Ángel Adiego, ha hecho un balance positivo del mismo, tanto por asistencia como por el nivel de las ponencias: “Hemos quedado absolutamente encantados, se han superado todas las expectativas y tras este tercer congreso ya podemos decir con satisfacción que Zaragoza es un referente en el mundo de la Responsabilidad Social”.

DEBATE LOS MEDIOS Y LA RSE

Antes de la clausura, los periodistas Carmen Tomás y Carlos Carnicero han mantenido un interesantísimo debate en el que han analizado la relación entre la RSE y los medios de comunicación. Ambos han lamentado la escasa repercusión que tiene en los medios, donde se aborda de “forma tangencial”.

Ambos profesionales han responsabilizado al difícil momento que atraviesan las empresas del hecho de que esto sea así. “Los medios de comunicación deben ser muy escrupulosos y contar todo lo que sucede, pero hay que tener en cuenta que estamos muy mal económicamente y, al fin y al cabo, no dependemos de editores que ponen su propio dinero sino de empresas, de bancos…. Estamos muy mediatizados todavía y en este país hace falta más libertad para ejercer nuestra profesión”, ha indicado Carmen Tomás, quien ha criticado que, además, “no se llega al final en muchos asuntos”.

En la misma línea se ha mostrado Carnicero: “Los medios están en un momento muy precario por la deudas y su situación económica, tienen una enorme dependencia del sector bancario y eso hace que muchas noticias que son escandalosas, como la crisis financiera, no tengan un repercusión mediática acorde, creo que a la banca y a otros sectores económicos importantes se les perdona demasiado la vida”.

“Creo que los medios de comunicación informan de las cosas y de las actitudes de las empresas, pero hay una obsesión por el mundo puramente económico; es decir, por repercusión de la actividades de las empresas en el terreno económico y financiero”, ha lamentado Carnicero, quien ha señalado que las compañías tienen que hacer un esfuerzo para explicar la trascendencia de aquellas políticas que de verdad tienen repercusión pública.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.