Catorce organizaciones defensoras de la movilidad sostenible reclaman una  nueva hoja de ruta  para la política ferroviaria en España

Estas entidades son CC.OO., UGT, WWF, Greenpeace, Ecologistas en Acción, PTP, ConBici, BACC, Revo Prosperidad Sostenible, Mujeres en Movimiento, Ecodes, Fundación CONAMA, Fundación Renovables y Fundación Mobilitat Sostenible i Segura.

En este año 2021, en el que Europa festeja el año del ferrocarril, estas entidades presentan el documento “Más viajes en tren, menos emisiones. Bases para doblar el número de viajeros por ferrocarril en España” en el que se propone una nueva política ferroviaria en España, para la red de Renfe y Feve.

El objeto de este documento es el de proponer una estrategia, a modo de programa de acción, para conseguir que España se dote de un verdadero plan de servicios ferroviarios con el objetivo de doblar el número de viajes en tren en esta década. En los últimos años, con un gran esfuerzo inversor, se ha construido en nuestro país mucha infraestructura nueva, la red de alta velocidad, 3.400 km, la mayoría en doble vía electrificada apta para velocidades muy altas, configurándose como la red más vasta de Europa en este segmento. Pero la mayoría de sus secciones adolecen de un pobre servicio. Como se muestra en el documento, España es uno de los países con menor densidad de circulación de trenes por km de vía, con el dato, que además agrava la comparación, que la red ferroviaria española es de muy buena calidad. Una buena  frase que resume la situación puede ser “en España no sobran vías, sino que faltan trenes”.

Multiplicar la oferta en diferentes segmentos de servicios para conseguir que los españoles tomen el hábito de usar el tren, no sólo en los ferrocarriles urbanos o suburbanos de grandes ciudades, como Madrid y Barcelona, sino en el resto de ciudades y territorios, y para conseguir que satisfagan sus necesidades de movilidad fuera de la ciudad con el uso del ferrocarril, además de un objetivo necesario, es un propósito totalmente viable. El ferrocarril, que en España está electrificado en la inmensa mayor parte de su oferta de viajeros, proporciona un transporte de gran capacidad, con muy buenas condiciones de precio y confortabilidad, con emisiones cero, con una energía que es independiente del petróleo y de su costoso sistema de importación, de bajo consumo energético -el 10% de un coche, el 30% de un autobús- y también con casi cero accidentes.

En el documento ‘Más viajes en tren, menos emisiones’ se subraya la gran contribución del ferrocarril a la equidad social, ya que España la mitad de la población, por diversas razones, no tiene acceso al uso del coche. Pero toda la población, la que tiene acceso al coche y la que no, puede subirse a un tren.

El documento centra su propuesta en formular una propuesta de servicios que es posible prestar sobre la infraestructura ferroviaria actual. No es necesario construir nuevas infraestructuras, sólo debemos conseguir que funcionen mejor.

La propuesta que se formula se cimienta en doce ideas principales

  1. Un plan de servicios ferroviarios basado en la cadencia y la correspondencia en los nodos principales con toda la red regional.
  2. Una nueva gobernanza ferroviaria que permita a las CCAA que lo deseen asumir la competencia de planificación del servicio ferroviario regional y de cercanías.
  3. La plena integración de los servicios de cercanías de Renfe con los servicios regionales de la CCAA constituyendo una única red, sobre cualquiera de los anchos, estándar, métrico o ibérico.
  4. Conseguir la plena  intermodalidad de cercanías de Renfe con los servicios urbanos de transporte público, es decir, con tranvía, metro o autobús. Cada estación de una ciudad debe configurarse como una instalación que tiene sus puertas permanentemente abiertas a todos los viajeros que accedan en cualquier modo de transporte sostenible.
  5. Integrar completamente la bicicleta en el uso del ferrocarril a partir de la consideración que la bicicleta es su principal aliado.
  6. Debido a ello, las estaciones deben dotarse de amplios aparcamientos de bicicleta, de 500, 1.000 o 2.000 plazas según tamaño poblacional, diseñando un adecuado programa de P&R para las dos ruedas, así como la posibilidad de viajar en el tren con la bicicleta sin haber de cumplir complicados requerimientos. Los aparcamientos de coches deben reducirse al mínimo para cubrir las necesidades de PMR, emergencias, etc.
  7. Se propone un nuevo sistema de tarifas en Renfe y en toda España inspirado en el modelo suizo, que se basa en la potenciación de los abonos anuales, trimestrales o mensuales de transporte. Estos abonos servirán para acceder al transporte en cualquier ciudad española y a cualquier red interurbana de ferrocarril o autobús.
  8. Se marcan unos mínimos de calidad de servicio consistentes en que cualquier estación de la red de Renfe en España contará al menos con una oferta de 4 viajes diarios por sentido. También se apuesta por la creación de un red de servicios cadenciados por ferrocarril con Francia.
  9. Compra de trenes. Doblar la oferta de viajeros, como pretende este documento, debe llevar a doblar la oferta de trenes.
    Aunque no sea el tema central del documento, también se proponen algunas actuaciones sobre la infraestructura, como un plan para electrificar en 2030 la totalidad de la red de Renfe y Feve o, alternativamente, substitución de material móvil por trenes con pila de hidrógeno verde en las vías no electrificadas sobre las de menor tráfico de viajeros. Continuar con la construcción de apartaderos de 750 m para trenes de mercancías en las vías únicas porque aumenta de una forma general la capacidad en este tipo de líneas.
  10. Se propone así mismo que Renfe emprenda un proyecto de contratación de personal para apoyar en tareas complementarias y para luchar contra la sensación de desamparo que a menudo tienen los viajeros durante su viaje. Este programa especial de contratación debería apoyarse en personas que cobran algún tipo de subsidio y que Renfe completaría hasta conformar un sueldo digno. El potencial de crear miles de empleos es muy importante.
  11. Para conseguir que el ferrocarril en nuestro país pase a ser un producto de uso producto normal para la población, también se precisa que Renfe y Adif practiquen una política de puertas abiertas y que dialoguen regularmente con su entorno, como las hacen las empresas ferroviarias de nuestros países vecinos.
  12. Por último, se propone que Renfe revise su enfoque institucional y cambie la forma en que se presenta ante la sociedad. Debe hacerlo como una empresa que proporciona servicios de transporte 100% sostenibles. Además, debe alinearse con la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), con la reducción de emisiones acordada en París y debe explicar, desde el inicio de su hilo narrativo, que su trabajo está íntimamente relacionado con estos objetivos, que son los del gobierno español y los de la Unión Europea.Adrián
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.