Saturación de la publicidad online, oportunidad offline

En la era de lo online muchos consumidores están saturados de publicidad digital y necesitan mensajes más atractivos. Esta saturación online es una oportunidad para la publicidad offline, menos masificada, con gran aceptación y capacidad de impacto.

En la actualidad muchos usuarios digitales necesitan que la publicidad les generen interés a primera vista o la rechazarán de inmediato. El intrusismo de los mensajes spam entre otros, ésto ofrece la oportunidad de potenciar el alcance de las acciones publicitarias desde los canales offline, que poséen una gran capacidad de impacto visual.

La accesibilidad de estos canales tradicionales, en la actualidad, supone difundir los mensajes en un espacio menos saturado y en el que el consumidor es más receptivo a la publicidad. Supone una alternativa a las tan recurrentes `News letters´, que cada vez se reciben con más rechazo y suelen conllevar la baja o bloqueo por parte de algunos usuarios.

Los canales online, masificados tras la pandemia

El crecimiento exponencial que sigue experimentado la inversión en publicidad online, reforzado por la pandemia, supone una oportunidad excelente para apostar por la comunicación offline, menos masificada. Canales que los consumidores perciben como más confiables y veraces en sus mensajes. Algo imprescindible para las marcas que, cada día más, necesitan transmitir su compromiso con los ODS, que buscan un determinado posicionamiento en la mente de sus consumidores.

Esta saturación de mensajes está fomentando un consumidor más desconfiado, más desleal y más exigente, de nuevo, una oportunidad perfecta para apostar por los canales tradicionales. Percibidos con mayor credibilidad, los medios offline ofrecen una experiencia al receptor, sensorial y memorable, más real. Además, el mensaje y los valores de la marca, son percibidos como más cercanos, un valor añadido para a la inversión publicitaria en estos canales.

Saturación de la publicidad online, oportunidad offline

Un ejemplo asequible son los productos promocionales y/o merchandising: no sólo gustan a los grupos de interés, sino que han conseguido la increíble hazaña de hacer que sean los propios consumidores los que demandan recibirlos.

El altísimo nivel de recuerdo, el poder de llamada a la compra y la percepción positiva que estos tienen acerca de dicha marca son los principales activos de este aliado de los marketeros.

Estos exhiben los productos personalizados, como los que ofrece publiActiva, en la oficina y negocios, en eventos, viajes, en el hogar, practicando deporte…, los utilizan en su vida diaria y en ocasiones los regalan a familiares y amigos, convirtiéndolos en una herramienta de branding tan potente que están despertando cada día más, el interés de muchos anunciantes, más todavía, si estos productos son sostenibles.

Más noticias en ecoactiva.

Nunca llueve a gusto de todos

Lluvia a gusto de todos que también trae disgustos a los productores de níspero y cereza. El infrecuente episodio de lluvias que vive la provincia de Alicante desde hace 18 días deja pluviometrías que oscilan entre los 150 litros que han caído en el Campo de Elche, la Vega Baja o el Vinalopó y los más de 900 litros descargados en la Montaña. El agua ha permitido que los regantes no abran el grifo en todo el mes, que se consolide una muy comprometida cosecha de cereales, el lavado de frutos y hojas y la humidificación del suelo. Esta lluvia alivia el estrés hídrico de la provincia y da margen a las administraciones para «atender las peticiones de los agricultores respecto al Tajo-Segura y el Júcar-Vinalopó en la próxima aprobación de los planes de cuenca», según el presidente de ASAJA Alicante, José Vicente Andreu. El temporal ha dado una tregua al campo en su año más difícil, pero le ha pasado la factura a los productores de la Marina Baixa y la Montaña: el exceso de agua raja nísperos y pone en peligro el 30% de la cereza. Esta es la situación comarca a comarca:

El cereal de l’Alcoià se salva: habrá cosecha en julio

«Esta lluvia ha salvado todo el cereal de l’Alcoià y el Comtat. Hace un mes temíamos que no llegara a crecer por la sequía», celebra Ricardo Ferri, vocal de cereales de ASAJA Alicante. Los registros de la zona suman unos 400 litros en Alcoy, 450 en Banyeres y más de 600 en la sierra de Mariola y Agres en estos últimos 18 días. «Ha reaccionado bien y crece, ahora hace falta que lo caliente un poco el sol», opina Ferri, quien, no obstante, cree que la lluvia ha podido eliminar la acción del fertilizante y encarecer la siembra. El sector cerealista alicantino no podrá compensar este coste con el alza de precios por la invasión a Ucrania, ya que «cuando se recoja entre julio y agosto se habrá relajado el mercado», según explica el vocal de ASAJA Alicante.

La Foia de Castalla es una de las zonas donde menos preciptaciones ha dejado el episodio, alrededor de 100 litros, suficientes no obstante para rescatar el cereal «de una muerte segura», según José de la Asunción, vocal de Almendro y Olivo de la organización agraria. Todos los cultivos de secano de la comarca las han recibido «con más beneficio que daño».

Un año de agua sobre la cereza de La Montaña

Alivio para los cultivos de secano de la Montaña. Con 510 litros en Llíber, 700 en Alcalalí y Parcent y 800-900 en Gorga, Castell de Castells o la Vall d’Ebo; el temporal ha descargado prácticamente las lluvias de un año en el mes de marzo. «Hacía mucha falta para la campaña de uva, porque hubiera sido baja sin la lluvia. Al olivo y lo que queda de almendro les beneficia, pero a la cereza la ha pillado en flor», apunta José Juan Reus, vicepresidente de la organización y representante de vinificación. «Mil litros es prácticamente lo que cae aquí en un año», subraya.

El temporal ha privado a los cerezos de la polinización de las abejas y les ha traído plagas de monilia, un hongo que echa a perder sus flores. «Los que están en zona temprana pueden haberse perdido en un 50%. Hay que esperar a que florezcan los tardíos en 10 o 15 días para valorar toda la campaña», afirma Hilario Calabuig, presidente de la IGP Cerezas de la Montaña de Alicante y socio de ASAJA. El agricultor distribuye la producción en un 40% en zona temprana y un 60% en tardía.

Demasiada agua para los primeros nísperos

En la Marina Baixa, donde han caído entre 600 y 640 litros en Callosa d’en Sarrià, la lluvia ha causado daños a la primera partida de níspero. «Ha roto el que se estaba a punto de cosechar. No es comercial, va al suelo directamente», lamenta Rafael Gregori, vocal de este sector. Las parcelas de zona temprana pueden perder en torno a un 15 o 20% de la producción por el repentino aumento de tamaño provocado por el agua, que rompe la piel del fruto. Por contra, «beneficia mucho a las zonas tardías porque traerán muy buenos calibres», explica el especialista en nísperos de ASAJA Alicante.

Tregua en todo el Vinalopó

Con olivo, viña y hortalizas de invierno, los cultivos del Alto Vinalopó combinan secanos y regadíos a los que el temporal «ha sentado estupendamente» a pesar de su irregularidad, en palabras de Vicente Navarro, socio de ASAJA Alicante de Villena. Apenas 90 litros al sur de la comarca y registros que sobrepasan los 600 al norte, alrededor de Banyeres. «La lluvia refresca la viña y es buenísima para el olivo, pero si continúa quizá ya sea impertinente», opina el agricultor villenero. Navarro destaca que los regantes han podido mantener los riegos apagados durante todo el mes y, con ello, compensar parte de la brutal subida de la luz. El temporal concede una tregua a una zona sometida a un gran estrés hídrico y político por la inoperancia del Júcar-Vinalopó. «Pero la sequía continúa, esto un beneficio puntual», señala.

Antonio Gascón, responsable de Seguros Agrarios de la organización, define los 116 litros recogidos en Villena como «una lluvia persistente que supone la salvación absoluta para el secano». «Salvación para el viñedo, los frutos secos y el cereal, que estaba agonizando. Si no el 100%, ha rescatado más del 70% de la producción de cereal, porque la sequía era importante», asegura el técnico de ASAJA Alicante. Apunta que el temporal ha permitido engordar la almendra, regar viñas que empiezan a brotar, recargar acuíferos y lavar sales del suelo. «Hay que apuntar sin embargo algunos daños en hortaliza pendiente de recolección, como nabos, chirivías y zanahorias, y dificultades para entrar a recolectar en algunas parcelas. También ha impedido trabajar a las abejas y a otros polinizadores, por lo que no ha venido bien a la cereza, un cultivo importante en la zona», añade Gascón.

En el Medio Vinalopó los pluviómetros han captado entre 150 y 200 litros durante el temporal. Volumen pequeño en comparación con otras comarcas al que Pedro Rubira, vocal de Uva de Mesa, no encuentra reparo. «Es maravillosa para la uva de mesa, un gran ahorro en la formación de bulbos. Hemos evitado entre cuatro y cinco riegos en variedades tempranas», asegura el miembro de la junta directiva de ASAJA Alicante.

Pedro Valero, secretario general y portavoz de Granada del Campo de Elche, mantiene el relato de sus compañeros cauce arriba. «En la zona han caído 140 litros en todo el episodio. Sin daños, buena lluvia para el arbolado y los granados, que cogen humedad, y mejora la calidad de las hortalizas de invierno. El único problema ha sido las dificultades para entrar a trabajar y alguna plaga de caracol», apunta el directivo de la organización.

El temporal sacia la sed de la Vega Baja para 2022

«Entre 150 y 180 litros y ni una escorrentía, todo calado en el suelo. Ahora tiene que dejar de llover y hacer sol». Gracias y adiós. Es el resumen que hace el productor de cítricos y presidente de la organización, José Vicente Andreu, de este episodio de lluvias. Para Andreu, el temporal augura una buena cosecha de primavera, donde las alcachofas producirán el segundo colmo.

Además, la lluvia «quita estrés» a los enfrentamientos con el Ministerio y otras administraciones por la sustitución del trasvase Tajo-Segura por el agua desalinizada a precios desorbitados con la que se pretende solventar el déficit hídrico de la provincia. «Nos ha asegurado el agua para el resto del año. Estábamos en una situación en la que los embalses del Segura iba para abajo y ahora se invierte el ciclo», apunta el dirigente agrario. La mayoría de agricultores de la Vega Baja «no hemos regado ni un solo día de marzo». «Esto quita estrés en la guerra del agua, da tregua durante 8 o 9 meses. Pero las políticas del agua son a largo plazo y es en momentos como este cuando hay que tomar decisiones, especialmente ante la próxima aprobación de los planes de cuenca», advierte Andreu.

Madrid, sede de la nueva edición del Congreso Europeo del Hidrógeno

  • El evento, recogido en la “Hoja de Ruta del Hidrógeno: una apuesta por el hidrógeno renovable” aprobado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), es una de las iniciativas propuestas para posicionar a España como país de referencia a nivel europeo en tecnologías ligadas al hidrógeno verde.

La Asociación Española del Hidrógeno (AeH2) prepara una nueva edición del Congreso Europeo del Hidrógeno 2022 (www.ehec.info). El evento se celebrará del 18 al 20 de mayo en Madrid y contará con la colaboración y el apoyo de más de 35 patrocinadores, así como entidades internacionales y nacionales de referencia como la Agencia Internacional de la Energía (AIE), Hydrogen Europe (HE), el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) y la Comunidad de Madrid entre otros. Además, coincide con el gran momento que experimenta el sector del hidrógeno a nivel mundial, lo que se verá reflejado en los más de 450 asistentes provenientes de más de 40 países de todo el mundo.

EHEC 2022 se posiciona como el congreso científico, técnico y estratégico de referencia a nivel europeo, en el que, a través de sus cuatro sesiones plenarias, las sesiones paralelas y las sesiones de póster, más de 200 ponentes presentarán sus proyectos más relevantes, estrategias de desarrollo, los últimos avances tecnológicos y las investigaciones más innovadoras vinculadas a las tecnologías del hidrógeno. Además, en la feria comercial más de 50 expositores presentarán sus productos, proyectos y servicios más novedosos.

“El EHEC 2022 es una muestra clara de la apuesta por el hidrógeno verde en España. Las tecnologías y proyectos ligados al hidrógeno son fundamentales para descarbonizar la economía española y para avanzar en la transición energética. Sin duda, el hidrógeno se presenta como una gran oportunidad para nuestro país, que cuenta con el tejido empresarial necesario para su desarrollo e implementación, así como un gran potencial de producción”, afirma Javier Brey, presidente de la AeH2.

Además, “España tiene la oportunidad de desempeñar un liderazgo a nivel internacional en materia de hidrógeno. El elevado recurso renovable del país permite cubrir las necesidades locales y ser capaces de exportar el excedente. La Economía del Hidrógeno traerá consigo la generación de empleo, mayor desarrollo económico y seguridad energética”, añade Brey.

Tras el éxito cosechado en las últimas ediciones del EHEC (2005, 2014 y 2018) y en el WHEC (2016), la AeH2 ha dado un paso más en el fomento, la promoción e impulso del desarrollo industrial de las tecnologías del hidrógeno, tanto a nivel nacional como internacional, con una nueva edición de este congreso. El EHEC 2022 se convierte así en la cita imprescindible para el sector; un lugar de encuentro para todos aquellos actores que hoy conforman la cadena de valor del hidrógeno y que están interesados en conocer los últimos avances en proyectos I + D ligados al hidrógeno.

El valor de las oficinas puede incrementarse en más de un 10% si se aplican criterios de sostenibilidad

  • Según el último informe de CBRE, los edificios comprometidos con el medioambiente presentan una mayor capacidad para captar rentas hasta un 18% superiores a las de su entorno
  • El 80% de los activos valorados poseen acreditación de sostenibilidad y han experimentado un aumento de valor de hasta un 26% en los últimos 5 años

Tanto inversores como ocupantes están mostrando un compromiso claro con la reducción del impacto medioambiental en el planeta, y ahora la sostenibilidad ya se ha convertido en una variable fundamental para la toma de decisiones de valor estratégico inmobiliario. De hecho, en las mejores zonas se puede llegar a alcanzar una revalorización en más de un 10% del valor de los activos si se aplican criterios de sostenibilidad, esta es una de las conclusiones que se desprende del último estudio realizado por la consultoría líder internacional, CBRE. Este informe, desarrollado por el Área de Valoraciones de la consultora inmobiliaria, ha examinado el impacto de la sostenibilidad en el mercado de Oficinas, para el que se han analizado 369.092 metros cuadrados con un valor de 1.648 millones de euros.

Desarrollando una metodología de valoración que permite conocer y determinar el valor de los inmuebles en base a criterios sostenibles, el informe da respuesta a cuestiones clave como cuál es el impacto de los criterios de sostenibilidad en el periodo de comercialización de los activos, o qué beneficios aporta un inmueble sostenible a sus ocupantes y cómo se refleja en su valor. Concretamente, el 80% de los activos de oficinas valorados por el informe poseen acreditación de sostenibilidad, y han experimentado un aumento de valor de hasta un 26% en los últimos 5 años, por el contrario, el 20% restante, son activos sin criterios sostenibles cuyo aumento de valor en los últimos 5 años se ha limitado al 4,7%.

Mayor capacidad para captar rentas superiores a las de su entorno

Según los últimos datos de la consultora inmobiliaria, aquellos edificios comprometidos con el medioambiente presentan una mayor capacidad para captar rentas superiores a las de su entorno, hasta un 14-18%, siempre que el mercado lo permita. Esto se debe al claro incremento de la demanda de inversores y ocupantes con requisitos ESG, junto con el riesgo de obsolescencia de los inmuebles que no cumplan dichos criterios. Además, aplicando criterios de sostenibilidad, los propietarios también logran disminuir el consumo energético y emisiones de CO2, así como reducir costes en obra nueva y reformas.

En esta línea, Dolores Fernández, Directora Suelo y Urbanismo RICS Valuation, afirma que “el número de inversores, ocupantes y usuarios que demandan edificios sostenibles seguirá la tendencia creciente de los últimos años. Todos los nuevos desarrollos contemplarán los más altos niveles de sostenibilidad, y los edificios existentes tendrán que acometer las actuaciones necesarias para dar cumplimiento a la demanda”. Como consecuencia, desde CBRE también señalan que los propietarios de los activos con estas cualidades sostenibles verán reducidos los periodos de vacancia, rotación y comercialización del inmueble hasta en dos meses, redundando en el valor final.

Mejores inquilinos y mayor bienestar

Paralelamente, según datos de la consultora, aplicar criterios de ESG resulta beneficioso tanto por inquilinos cómo propietarios; se consigue atraer mejores inquilinos, mejorando la experiencia en beneficio de los ocupantes, e incrementando su motivación, bienestar y productividad. Implementando estos criterios, los propietarios tratan de poner en el centro de sus decisiones a sus inquilinos y tienen en cuenta la interrelación con los entornos de los inmuebles, la movilidad y las acciones sociales. Así pues, los inmuebles más sostenibles presentan una inversión con un mayor retorno a nivel de calidad y continuidad del inquilino. En este sentido, y para María Enríquez, Directora Operaciones ECO Valuation, “la gestión optimizada de los factores operativos, el alineamiento y compromiso con el ocupante y su bienestar, así como la asunción de políticas para el cumplimiento de las normativas ESG, son a día de hoy la base de la resiliencia de los inmuebles y el aumento de su competitividad en el mercado. Los inmuebles sostenibles generan un incremento reputacional y un mayor interés entre los inversores, al mismo tiempo que tienen abierta la puerta a mejores condiciones de financiación”.

Si se trasladan estos impactos positivos al mercado de Oficinas, se puede observar un comportamiento divergente dependiendo de la zona y submercado, así como de la situación de partida de cada edificio concreto. Esto se debe a que, dependiendo del estado del inmueble será necesario realizar una mayor o menor inversión para alcanzar los máximos niveles de sostenibilidad. Así, algunos mercados pueden absorber el incremento de renta para cubrir esa inversión, mientras que en otros mercados es más difícil amortizar.

La valoración de la consultora se realiza mediante un DCF en el que el valor de salida es siempre el valor actual de inmueble y se incluye la inversión necesaria (aproximadamente un 40% más que los costes de construcción estándar), el tiempo de vaciado del edificio, los periodos de vacancia, el impacto de la reforma en las rentas, el impacto del riesgo de la inversión y la mejora de las rentabilidades

Las PYMEs españolas valoran más la digitalización y la sostenibilidad que las de otros países, según un estudio de IONOS

La digitalización y la sostenibilidad siguen siendo factores de peso para las pequeñas y medianas empresas después de la pandemia. Así lo demuestra un estudio realizado por YouGov para IONOS en España, Francia, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos en el que han participado más de 1.000 personas en el territorio español de compañías de hasta 250 empleados. En concreto, España es el país cuyos encuestados otorgan más importancia a la digitalización por su viabilidad futura en comparación con el resto de países, con un 88 % de entrevistados que así lo afirman.

La crisis del COVID-19 supuso un antes y un después en términos de digitalización para las empresas españolas. Comparado con los datos de otra encuesta de IONOS, se veía cómo las PYMEs españolas se lanzaron a crear su propia web, ya que antes de la pandemia menos de la mitad (44 %) de este tipo de empresas contaba con ella. El estudio reveló que en 2021 la cifra se elevó hasta el 65 %. 

Ahora, un año después, el nuevo estudio muestra cómo el efecto de digitalización que trajo la crisis ha disminuido levemente en varios aspectos. En la encuesta actual un 57 % de las empresas españolas encuestadas afirma tener un portal web, frente al 65 % del año pasado. Además de esto, más de la mitad cuenta con una dirección de email profesional (58 %), cuando la cifra se situaba en el 50 % el año pasado. También se reduce un poco el uso de las redes sociales (55 % vs. 65 %). A pesar de la disminución en estas categorías de digitalización, tan solo un 5 % de las empresas encuestadas afirma estar trabajando en un entorno plenamente no digital.

Dentro de todas las áreas que abarca la digitalización, los negocios españoles que han participado en el estudio dan más peso a dotar de visibilidad a su empresa, así como a la seguridad IT y la protección de datos. En 2022, las empresas españolas encuestadas tienen previsto invertir en un sitio web (46 %), redes sociales (41 %) y direcciones de correo profesionales (41 %). Para un 40 % de los empleados en España también es un área de enfoque trasladar su modelo de negocio a la nube, destacando también frente a los demás países participantes.

Pros y contras de la digitalización en España

En todos los países en los que se ha realizado el estudio la digitalización es útil para ganar presencia y visibilidad en internet. En España, además, la digitalización está vista como un factor beneficioso en diversas áreas, como a la hora de ganar nuevos clientes (82 %) y mantener un feedback positivo con ellos, o dar una apariencia de modernidad (85 %).

No obstante, también hay algunos obstáculos para dar el paso hacia lo digital. El coste (60 %) y la falta de tiempo (55 %) son las dos razones principales para ello. Esto, sumado a la falta de conocimiento o la incertidumbre en aspectos sobre la seguridad y la protección de datos, son un obstáculo comparativamente mayor en las empresas entrevistadas en España, respecto al resto de países.

«Muchas pequeñas y medianas empresas finalmente se han dado cuenta de que la digitalización asegura su viabilidad futura», ha dicho Achim Weiß, CEO de IONOS. «Sin embargo, los resultados de la encuesta de YouGov desafortunadamente también muestran que todavía hay un problema en la implementación. Cuando el presupuesto y la falta de tiempo impiden a las empresas esta tarea esencial, se necesita ayuda y soluciones simples y sin burocracia. Las subvenciones relacionadas con la pandemia, que también podrían utilizarse para medidas de digitalización, eran aparentemente insuficientes o demasiado complicadas», ha añadido.

La sostenibilidad se abre paso en los intereses de las empresas

España también destaca en su interés por la sostenibilidad frente a los encuestados extranjeros. Un 77 % de las PYMEs encuestadas califica la sostenibilidad y la protección del medio ambiente para su empresa como importantes. Y dentro de ella, los aspectos más relevantes son la mejora de las condiciones de trabajo de los empleados, como la salud y la seguridad (82 %), seguido del reciclaje y la reutilización de materiales (81 %) o el ahorro de energía (78 %).

En general, las empresas encuestadas de España califican todos estos aspectos relacionados con la sostenibilidad con un gran peso, en comparación con otros países. Sin embargo, los principales obstáculos que se perciben para que las empresas sean sostenibles o más sostenibles, en general, y también en España, es la falta de recursos financieros, votada por un 30 % de encuestados y seguida de la falta de conocimiento y habilidades, por un 26 %.

Fuente: encuesta realizada por YouGov Alemania para IONOS a un total de 5.000 participantes de compañías de hasta 250 empleados. La encuesta tuvo lugar en el periodo de enero de 2022 (Alemania: 1.004 encuestados del 14 al 24 de enero; Reino Unido: 1.002 personas entrevistadas del 14 al 20 de enero; España: 1.001 personas que participaron del 14 al 24 de enero; Francia: 1.003 personas del 14 al 24 de enero y Estados Unidos: con 1.000 encuestados que participaron del 14 al 21 de enero).

La lluvia salva media cosecha de moscatel, consolida granadas, nísperos, cereales y uva de mesa y ahorra un riego a la Vega Baja
 

ASAJA Alicante califica de «milagrosas» y de «bendición» las precipitaciones de entre 20 y 100 litros caídas entre el viernes y el lunes en el interior y la costa alicantina. Las lluvias permiten a los regantes ahorrar el 15% del riego anual en la Vega Baja, devuelven la viabilidad a las viñas de uva moscatel en la Marina Alta y aumentan el calibre de nísperos, granadas y uvas en la Marina Baixa, el Camp d’Elx y el Medio Vinalopó. En l’Alcoià y El Comtat, el agua alarga la vida de una cosecha de cereal muy comprometida por la sequía. Por contra, los apenas 12 litros de Villena y la Foia mantienen los cultivos de ambas zonas en situación terminal.

Las precipitaciones han dado oxígeno al campo alicantino en medio de una grave sequía unida a un alza de precios sin precedentes. La caída media de 50 litros por metro cuadrado entre el viernes 4 y el lunes 7 de marzo en la mayoría de las comarcas de la provincia ha permitido consolidar calibres y brotaciones, ganar tiempo en cultivos que estaban sentenciados y ahorrar muchas horas de riego a las comunidades de regantes. Por ello, el presidente de ASAJA Alicante, José Vicente Andreu, ha calificado las lluvias de «bendición» mientras que para el vocal de uva de mesa, Pedro Rubira, han supuesto «un milagro». Este es el análisis zona a zona:

La Marina Alta salva la uva moscatel

Con 102 litros por metro cuadrado de media en la comarca, la lluvia ha roto en parte la sequía en una zona tradicionalmente húmeda. «La sequía era fuerte y ha venido muy bien a lo que queda de almendra, la viña y el olivo. Podemos decir que se ha salvado la mitad de la cosecha de uva moscatel y asegurado durante unos meses el 70% de este cultivo», asegura José Juan Reus, vicepresidente y portavoz de vinificación de la entidad. Reus sostiene no obstante que para garantizar la recogida del 100% esta variedad en agosto «han de caer otros 20 ó 30 litros en abril». También celebra que el agua haya aportado fuerza a los frutales de Gata de Gorgos.

Asimismo, las lluvias han dejado entre 20 y 25 litros en la zona más importante de uva monastrell, el Medio Vinalopó.

Más calibre para el níspero de la Marina Baixa

En la Marina Baixa, las lluvias han dejado entre 60 y 90 litros por metros cuadrado entre el viernes y el lunes, lo que ha permitido consolidar la campaña del níspero y aumentar el calibre de los frutos. «Ha beneficiado mucho y asegura nísperos de buen tamaño en la recogida, que empieza ahora en la variedades primerizas y termina a finales de mayo», explica Rafael Gregori, vocal de ASAJA Alicante para este sector. Celebra también la aportación a los acuíferos y la recuperación de las Fuentes del Algar, de manera que se aleja el fantasma de las restricciones al riego que empezaba a tomar forma desde mediados de febrero.

Una ayuda para los granados del Camp d’Elx

Entre la pedanía de Matola y Crevillent, las lluvias han dejado en torno a 50 litros mientras que en el aeropuerto se han superado los 100. Pese a que los regadíos impedían que la recolección de granada se viese comprometida, «ha permitido ahorrar algunos riegos y que los granados broten mejor», considera Pedro Valero, secretario general de ASAJA Alicante y portavoz del sector de granada. Asimismo, se muestra satisfecho con los efectos en higueras, cítricos y hortalizas de invierno, cultivos que se limpian y humedecen con el agua de lluvia y aumentan su calidad.

Lluvia «perfecta» para la cereza de la Montaña

Entre 70 y 100 litros de lluvia «perfecta» han recibido los olivos y cerezos del norte de Alicante, en la zona de Vall de la Gallinera y Planes, informa Tere Alemany, técnico de ASAJA Alicante. «Es muy positivo porque después de tantos meses de sequía ha llovido de forma que no se ha perdido ni una gota. Agua sin arrastres, perfecta para la cereza y muy beneficiosa para el olivar», apunta Alemany. Dado que la cereza comienza ahora la floración, la especialista considera que más lluvia «podría complicarla porque la humedad afecta a la polinización».

El cereal de l’Alcoià gana tiempo

Con medias de entre 30 y 52 litros entre Banyeres y l’Alcoià, la lluvia ha otorgado dos semanas de margen al cereal de la comarca para revertir la sentencia de muerte a la que le había condenado la sequía. «Al cereal que se plantó temprano, hacia diciembre, le ha venido muy bien. Iba con retraso, sin crecer por falta de agua. En 15 días veremos si lo que ha caído es suficiente para que aguante hasta las lluvias que tienen que venir en abril y mayo», apunta por su parte Ricardo Ferri, vocal este sector.

El mercado del cereal está «roto» por la guerra en Ucrania. Ante la escasez, los mayoristas están ofreciendo precios un 25% superiores estas semanas, por lo que se trata de una campaña que puede permitir a los cerealistas alicantinos reponerse en parte de los estragos causados por la subida de costes de producción.

La Vega Baja ahorra un 15% del riego anual 

Las huertas del sur han recibido una media de 60 litros estos días. Es una «bendición», en palabras de Andreu, porque «es buenísimo para el remate de la hortaliza de invierno y permite que se termine mejor la alcochofa, a la que le cuesta mucho sacar segundo colmo». «El agua de lluvia es fabulosa para brócoli y el apio, al tiempo que lava el arbolado, limpia plagas y hace que la floración sea más intensa al tener el suelo húmedo», explica el presidente de ASAJA Alicante. Las lluvias han aportado a las huertas de la zona unos 20 hectómetros cúbicos, volumen que equivale a un riego completo y al 15% del agua del año, según el presidente de la entidad.

Un milagro para formar bulbos en el Valle del Vinalopó

«Milagrosas». Así define las lluvias Pedro Rubira, vocal de uva de mesa en la organización agraria. Con una media de 50 litros en el entorno de Novelda y Monforte del Cid, «el agua nos ha permitido formar bulbo y aportar humedad a las viñas de uva de mesa». Rubira apunta que también «ha beneficiado a hortalizas, habas y alcachofas» y que en todo caso han supuesto «un ahorro importante ahora que nos da miedo abrir el grifo».

La lluvia pasa de largo en Villena y la Foia: pérdidas de entre el 50 y el 100%

Apenas 12 litros en cuatro días. Una lluvia superficial que «sólo quita el polvo» pero deja la misma incertidumbre que hace una semana. En Villena, una zona agrícola donde predominan los leñosos, frutales, viñedo, olivo y huertas de patata y zanahoria; la siembra «es una ruina porque prácticamente no ha nacido», según Vicente Navarro, miembro de ASAJA Alicante. «Seguimos con posibilidades de perder el 50% de la cosecha de secano y un 25% de la de regadío», apunta el agricultor.

Mismo problema en la Foia de Castalla. Los 14 litros que se han recogido en Castalla y Onil obligan a José Asunción, también integrante de la asociación, a hacer un análisis que es un ultimátum: «Si no llueve en 15 días, se pierde toda la cosecha de cereal. Con 20 ó 30 litros aún puede salvarse algo. Con la almendra no sabemos qué va a pasar y el olivo va a salir mal», senetencia. Estos cultivos suman unas 350 hectáreas en la zona que pueden no producir nada este año si la lluvia vuelve a pasar de largo.

Biocultura se consolida en Galicia y pasará a celebrarse todos los años

Todavía con restricciones, BioCultura ha conseguido llegar a un número de visitantes similar al de su última edición en Galicia (2020), justo unos días antes de la llegada de la pandemia. Desde la organización de BioCultura señalan que están satisfechos no solo por la cantidad de personas que se han pasado por ExpoCoruña, cerca de 11.000 visitantes, sino, sobre todo, por el entusiasmo del público que anhelaba poder volver a la presencialidad.

“Los visitantes han venido con ganas de conocer las propuestas y novedades del sector ecológico y han participado de forma muy activa en las cerca de 80 actividades que han tenido lugar durante los 3 días de feria”, explica Ángeles Parra, directora de BioCultura.

El turismo sostenible ha sido uno de los grandes protagonistas de la feria y BioCultura ha servido para dar a conocer a los visitantes su entorno más próximo. Se ha puesto en valor la Reserva de Biosfera Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo, un tesoro todavía desconocido y con grandes oportunidades, que en BioCultura Coruña ha estado muy presente ofreciendo a los visitantes numerosas actividades a través de las que descubrir todas las posibilidades de esta zona.

El público ha agradecido fervorosamente el poder volver a reencontrarse en un evento de este tipo. Por ese motivo, la organización del evento ha decidido volver a celebrar BioCultura en Coruña en 2023; pasando a convertir la feria en un encuentro anual; hasta ahora era bienal. “Nos lo han pedido los visitantes y los expositores y no podemos fallarles”, señala Parra que se muestra muy satisfecha con la gran acogida que el evento tiene siempre en Galicia.

Durante estas tres jornadas BioCultura ha reunido a algo más de cien expositores y ha celebrado cerca de 80 actividades paralelas que han contado con mucha participación: “Nuestra feria no sólo es algo comercial. Queremos, a través del cambio en el modelo alimentario, llegar a transformar toda la sociedad hacia una verdadera sostenibilidad. Como consumidores conscientes, queremos proteger nuestra salud y la de nuestras familias, pero también queremos proteger la biodiversidad, la salud del mundo, el alma del mundo, la belleza, los paisajes, la vida, la justicia social, el reparto justo de los recursos, una economía descentralizada que de trabajo digno para todos y todas…”

En un mundo convulso como el actual hacen falta buenas noticias y estos tres días BioCultura ha sido buen ejemplo de ello.

Urge hablar de sequía, inversión y cambio climático

Ante la falta de lluvias y temperaturas anormalmente cálidas, que está poniendo en jaque a nuestros agricultores y ganaderos, Fundación Global Nature analiza la situación actual basándose en su experiencia a pie de campo, para tratar de analizar los impactos, la necesidad de inversión y las posibilidades de anticipar adaptaciones o soluciones
 

Desde hace unos años, la escasez del agua y otras consecuencias del cambio climático se están convirtiendo en una amenaza demasiado frecuente en nuestro país. Este invierno, con falta de lluvias y temperaturas anormalmente cálidas, adelanta meses complicados. El informe del IPCC de especialistas en cambio climático que se ha hecho público esta semana, avanza previsiones poco halagüeñas, como que las olas de calor que ahora se producen una vez cada 50 años tendrán lugar cada vez con más asiduidad, incluso todos los años, y hace balances devastadores como que los últimos 50 años, la pérdida de cosechas debido a la sequía y al calor extremo se ha triplicado en toda Europa. Ante esta situación, Fundación Global Nature analiza las consecuencias de la sequía que vivimos en diferentes ámbitos, basándose en su experiencia a pie de campo, para tratar de analizar los impactos, la necesidad de inversión y las posibilidades de anticipar adaptaciones o soluciones.
 

La realidad es que ahora acumulamos años de observaciones meteorológicas y cada vez tenemos mejores modelos climáticos con predicciones más precisas a medio plazo. Con la actual tendencia de calentamiento, Europa del sur será la zona más castigada y España, de las más vulnerables.
“Sabemos que este año no tiene precedentes en cuando a falta de precipitaciones, y en base a los modelos del ECMWF (Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Medio Plazo), podemos decir que en España batirá de nuevo otro triste récord. Antes esta situación, ni la primavera más lluviosa parece que podrá contrarrestar la falta de recarga hídrica que ocurre durante el otoño y el invierno en nuestros campos”, explica el coordinador de proyectos de Fundación Global Nature, Jordi Domingo. “Y no somos los únicos, un reciente estudio confirma que el periodo de sequía extrema que sufre California desde principios de siglo es el peor de los últimos 1.200 años, y para alejar cualquier atisbo de duda sobre el origen de esta anomalía, los autores incluso cuantifican el grado de responsabilidad del factor humano en todo este problema.  Este año ha tocado sequía, pero no sabemos que puede ser lo siguiente», añade.
 
La inversión en cambio climático es rentable
La prestigiosa agencia de comunicación Futerra aseguró hace años que el cambio climático había dejado de ser un problema científico para pasar a ser un reto en materia de sensibilización: el reto está en sensibilizar a quien pueda actuar. Lo que es cierto es que es necesaria inversión y no sólo pública, sino de las grandes empresas que pueden marcar la diferencia: hay que conseguir que el cambio climático se integre en las estrategias empresariales, ligado directamente a sus balances anuales de ganancias y pérdidas. “Mientras nos decidimos a creer en lo inevitable, otros ya están pagando un precio muy alto”, apunta Jordi Domingo.
 
En este sentido, FGN ha desarrollado en los últimos meses en colaboración con diversos socios europeos y con Copernicus diversas herramientas enfocadas al sector agrario en el que se da un paso sustancial: traducir la información climática, en muchos casos compleja, poco adaptada a las necesidades del sector y difícilmente interpretable, a un lenguaje más cercano a los agricultores. Las olas de calor o la sequía se pueden describir con variables meteorológicas, pero en este caso se traducen en impactos calibrados específicamente para una zona, un cultivo e incluso fase de éste (por ejemplo, la cantidad de días que se sobrepasa una temperatura determinada y el grano de un cereal queda arruinado o la flor de un cultivo es estéril y no puede transformarse en fruto). Esta información permite a los gestores de estos espacios agrarios adelantarse a las condiciones que sufrirán a medio plazo y sobretodo hacerlo de una manera pragmática, con una información que son capaces de interpretar y posibilitando la puesta en marcha de estrategias de adaptación.
 
Es necesario visibilizar la dimensión de las consecuencias del cambio climático para cualquier negocio: el clima lo determina casi todo y leves ajustes mueven todas las piezas del tablero. “Unas simples variaciones pueden desencadenar restricciones de agua, contaminación atmosférica, desastres naturales, mayores necesidades energéticas, falta de suministro de ciertas materias primas o tensiones socioeconómicas. Poco importa a lo que se dedique la empresa, los efectos serán negativos. Algo que, por cierto, también predicen los estudios. Más allá de la ética es una cuestión puramente pragmática”, en palabras del coordinador de FGN.
 

Patricia Ruiz Rustarazo

La Universidad de Alicante ya cuenta con máquinas RECICLOS que recompensan por reciclar

Los miembros de la comunidad universitaria de la Universidad de Alicante comprometidos con el reciclaje obtendrán recompensas cada vez que reciclen sus latas y botellas de plástico de bebidas. Esto es posible gracias a la apuesta  realizada desde el Vicerrectorado de Infraestructuras, Sostenibilidad y Seguridad Laboral, a través de la Oficina de Ecocampus, por RECICLOS, el Sistema de Devolución y Recompensa (SDR) desarrollado por Ecoembes, la organización ambiental sin ánimo de lucro que coordina el reciclaje de envases en todo el país.

De este modo, a partir de hoy, la Universidad de Alicante se convierte en la primera universidad de la Comunitat Valenciana en apostar por este sistema de reciclaje que premia a la ciudadanía recicladora con incentivos que ayuden a mejorar su entorno más cercano, mientras siguen fomentando la circularidad de los envases, es decir, darles una nueva vida.

A partir de hoy, las más de 30.000 personas que componen la comunidad universitaria podrán reciclar sus latas de bebida y botellas de plástico de bebidas en una de las seis máquinas instaladas hasta el momento en la Biblioteca General, el Pabellón de Deportes, los Aularios 1 y 2, la Facultad de Educación y el Edificio Institutos Parque Científico, y obtener recompensas al hacerlo, entre las que destacan la donación de sus puntos a proyectos sociales como Banco de Alimentos o Aldeas Infantiles.

Salvador Ivorra, vicerrector de Infraestructuras, Sostenibilidad y Seguridad Laboral, ha explicado durante la puesta en marcha de la primera máquina de reciclaje de latas y botellas de plástico en el campus que “el compromiso de la Universidad de Alicante para mejorar la salud del planeta forma parte de nuestros principios y le dedicamos un gran esfuerzo que se puede apreciar en el día a día del campus. Las máquinas de Reciclos suponen una piedra más en la estrategia de sostenibilidad y ayudarán, sin duda, a concienciar de la importancia, no solo de reciclar sino también, de limitar el uso de este tipo de envases”.

Por su parte, Xavier Balagué, gerente de Ecoembes en la Comunidad Valenciana, ha señalado que “Es muy importante que haya concienciación y compromiso ciudadano con el medioambiente desde todos los ámbitos posibles, y la universidad es el lugar perfecto para fomentar prácticas ambientalmente responsables que, ahora además con RECICLOS repercuten en aquellos que más lo necesitan. Por eso, queremos dar las gracias a la Universidad de Alicante por su apuesta decidida por este SDR”.

Además, RECICLOS quiere contribuir a fomentar un consumo responsable y racional de este tipo de envases. Por este motivo, establece un límite semanal a las latas y botellas de plástico de bebidas por los que los ciudadanos obtienen puntos al reciclar.

Así funciona el reciclaje con recompensa de RECICLOS

Para hacer uso de las máquinas de RECICLOS, los estudiantes solo tienen que registrarse en la webapp (app.reciclos.com), depositar todas sus latas y botellas de plástico de bebidas en una máquina de RECICLOS y escanear el QR que mostrará la máquina.

Al hacerlo, obtendrán puntos, denominados RECICLOS, que podrán cambiar por las distintas recompensas disponibles, como es, en el caso de la Universidad de Alicante, entregarlos a proyectos de donación de alimentos para personas vulnerables. Estos puntos tendrán un límite semanal con el fin de que los ciudadanos no solo reciclen más y mejor sus envases, sino que consuman de forma responsable.

SEO/BirdLife pone en valor los servicios ecosistémicos que ofrecen las aves

Este año, el Día Mundial de la Vida Silvestre se celebra bajo el lema «Recuperar a las especies clave para la restauración de ecosistemas» con el fin de crear conciencia sobre el estado de las especies vida silvestre en peligro y resaltar el poder de los esfuerzos de conservación que están en marcha para alterar su destino. SEO/BirdLife pone en valor los beneficios que aportan las aves y llama la atención sobre las consecuencias que puede haber por el alarmante declive de sus poblaciones.

“En el caso de las aves, por sí mismas son una parte importante de nuestro patrimonio natural y constituyen elementos fundamentales en el mantenimiento de todos los ecosistemas donde viven. Pero, además, las aves proporcionan a la sociedad un conjunto de beneficios conocidos como “servicios ecosistémicos”* entre los que pueden encontrarse la dispersión de semillas, el control biológico de plagas o el disfrute recreativo”, afirma Nicolas López, responsable del programa de Conservación de especies amenazadas de SEO/BirdLife.

La ONG advierte de que el declive de muchas poblaciones de aves o el riesgo de extinción al que se enfrentan algunas especies podría acarrear graves consecuencias ecológicas, sociales y económicas fruto de esa pérdida de biodiversidad. Concretamente, las consecuencias ecológicas de la disminución de las poblaciones de aves podrían tener impactos sociales derivados de la extinción de plantas, de la falta de control de plagas agrícolas o de la propagación de enfermedades, entre otras.

En el último medio siglo, se han extinguido el 1,3% de las especies de aves, y aunque no parece un número muy elevado, lo realmente preocupante es que se estima que durante el mismo periodo las poblaciones de aves han experimentado en el mundo una reducción del 20-25% de sus poblaciones, lo que implica la desaparición en poco tiempo de millones de individuos por todo el planeta. Esto supone, entre otras cosas, que las poblaciones de aves y los servicios ecosistémicos que proporcionan están disminuyendo a un ritmo mucho mayor que el de la propia extinción de las especies.

“La extinción de especies y los graves declives poblacionales acaecidos a lo largo del último siglo podrían estar alterando los elementos, funciones y procesos de los ecosistemas y, por tanto, la pérdida paulatina de los servicios que nos ofrecen y que son de importancia capital para la sociedad”, explica López.

Declive de las aves y pérdida de beneficios

Según los datos del último Libro Rojo de las Aves de España, casi la mitad de las aves presentan problemas de conservación y el 25% de las especies tienen cierto riesgo de extinción, por lo que se corre el riesgo de perder los importantes servicios que prestan como piezas fundamentales de los ecosistemas que habitan.

Entre los grupos funcionales de aves cuyas poblaciones están sufriendo un mayor declive en promedio se encuentran las aves frugívoras como la curruca rabilarga, la paloma turque, la paloma rabiche y los urogallos, que son importantes dispersoras de semillas. Las consecuencias de su desaparición tendrían importantes repercusiones en las poblaciones de muchas especies de plantas y en la dinámica de la comunidad vegetal. “Gracias al paso por el tracto digestivo de las aves muchas semillas de arbustos son capaces de germinar mejor, ofreciéndonos luego ricos frutos como moras o frambuesas silvestres”, apunta López. Entre otros factores, una inadecuada gestión forestal o el abandono de usos ganaderos se encuentran entre las causas de su declive.

Por otro lado, aunque no se conocen con exactitud las posibles consecuencias ecológicas del declive generalizado de las aves marinas como pardelas, paíños y petreles, SEO/BirdLife considera que es imprescindible investigar si esto pudiera tener consecuencias en las cadenas tróficas o las posibles repercusiones derivadas de las reducciones significativas en sus deposiciones en los lugares habituales de concentración de esas aves. Aún se desconoce mucho de estas especies de alta mar, pero la pesca accidental y la predacción de especies invasoras o asilvestradas suponen algunos de los factores de presión más relevantes.

Respecto a las aves carroñeras como el quebrantahuesos, el alimoche y los buitres, muy especializadas en el consumo de cadáveres de animales tanto silvestres como domésticos de gran tamaño, tienen un papel muy importante en el reciclaje de nutrientes y en limitar la propagación de enfermedades a los humanos y a otros animales domésticos, ya que hacen desaparecer rápidamente los cadáveres de las reses. En esa función, también son aliados contra el calentamiento global contribuyendo a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, asociadas a la recogida, transporte e incineración de los cadáveres de ganado doméstico. Aunque en cierto proceso de recuperación desde una situación crítica, estas especies aún se enfrentan a antiguas y nuevas amenazas, como el veneno y la intoxicación, los tendidos eléctricos, la disminución de la ganadería extensiva y la expansión inadecuada de energías renovables.

En el caso de los pájaros carpinteros, como por ejemplo el pico dorsiblanco, estos son considerados como especies “clave” en los ecosistemas forestales, ya que su abundancia o desaparición en los bosques, podría afectar indirectamente a otras especies que dependen de las cavidades que crean en los árboles para poder disponer de lugares de nidificación. La disminución de árboles maduros y madera muerta como consecuencia de una gestión forestal más productiva está entre las principales amenazas para esta especie.

Las aves insectívoras como golondrinas, vencejos, alcaudones o el alzacola rojizo, Ave del Año, incluyen en promedio más especies en riesgo de extinción que ningún otro grupo. La rápida disminución de las poblaciones de insectos está contribuyendo al declive acusado de estas especies. A su vez, la desaparición de estas aves en los paisajes agrarios por falta de lugares de refugio y nidificación supone la pérdida de su función como controladores naturales de las plagas que afectan a multitud de cultivos. Los servicios naturales de control de plagas están aumentando en importancia a medida que los insectos plaga desarrollan resistencia a los productos químicos y ante la necesidad de reducir el uso de plaguicidas tanto por su toxicidad como por coste creciente.

Por otra parte, hay otro grupo de especies que también ejercen un magnífico control biológico de plagas en el ecosistema, actuando como depredadores y controlando las poblaciones de roedores que afectan principalmente a los cultivos. Los casos más evidentes son las rapaces como milanos, aguiluchos y cernícalos, y de nuevo los alcaudones.

Beneficios “no materiales”

Además, SEO/BirdLife resalta los numerosos servicios culturales que regalan las aves, y aunque son beneficios “no materiales”, este tipo de servicios sirven de inspiración estética, de identidad cultural, de sentimiento de apego a la tierra o de experiencia espiritual relacionada con el entorno natural. “Sin aves como las carracas o las golondrinas, hoy en declive, pintores como Alberto Durero o escritores como Gustavo Adolfo Bécquer, habrían perdido parte de su inspiración como artistas”, señala Nicolas López.

La ONG también apunta las oportunidades para el turismo ornitológico y las actividades recreativas que ofrecen las aves, así como los beneficios para la salud mental que aportan con su mera observación como algunos estudios indican que su observación contribuye a aliviar la ansiedad y la depresión.

*Los servicios ecosistémicos hacen posible la vida humana en el Planeta, proporcionando, por ejemplo, alimentos y agua limpia; al regular la incidencia de las enfermedades o el clima; al apoyar la polinización de los cultivos y la formación de suelos, o al ofrecer beneficios recreativos, culturales y espirituales. Se estima que estos bienes tienen un valor de 125 billones de dólares según la FAO.
Foto: Alzacola_rojizo Autor: Hugo Sanchez. Las aves insectívoras como el alzacola rojizo, Ave del Año, incluyen en promedio más especies en riesgo de extinción que ningún otro grupo.