Arranca en Menorca el 25 Congreso Español de Ornitología marcado por el declive de las Aves del Mundo

La mitad de las aves que viven en el mundo pierden población. De las 11.000 especies de aves en el mundo, 5.245 de estos taxones, un 49%, han experimentado un declive en su población según el informe El Estado de las Aves del Mundo publicado recientemente por BirdLife International. En este contexto internacional el próximo miércoles comienza el #CEO25 de SEO/BirdLife
Según el último informe de BirdLife International publicado recientemente, el Estado de las Aves del Mundo es alarmante. El estudio alerta de que se está produciendo un deterioro de la conservación de la mayoría de las poblaciones de aves. En este panorama mundial comienza, el próximo miércoles 9 de noviembre, el 25 Congreso Español de Ornitología de SEO/BirdLife en Maó, Menorca (Reserva de Biosfera).

Durante cinco días más de 200 ornitólogos se darán cita para debatir esta y otras muchas cuestiones relacionadas con el medio ambiente, las aves y la biodiversidad bajo el lema “Ciencia para la conservación”. Un encuentro participativo donde expertos de alcance nacional e internacional expondrán sus principales avances en la investigación científica sobre avifauna y su aplicación a proyectos y campañas de conservación. El programa cuenta con las sesiones plenarias donde se presentarán las principales líneas de investigación sobre avifauna; seis mesas redondas donde se tomará el pulso a la actualidad medioambiental; 40 comunicaciones orales y 72 pósteres, que mostrarán los resultados de estudios y trabajos científicos sobre avifauna más destacados del momento.

Investigación y actualidad ambiental

En las ocho sesiones plenarias destacados científicos y científicas de ámbito nacional e internacional mostrarán sus líneas de investigación. La conferencia de inauguración “Búhos para la paz”, a cargo de Alexandre Roulin, de la Universidad de Lausana (Suiza), dará inicio al 25 Congreso Español de Ornitología el día 9 a las 17:15. Durante su intervención, Roulin mostrará su ambición por reconciliar al ser humano con la naturaleza y utilizar enfoques interdisciplinarios para promover la paz y el respeto a nuestro entorno. El biólogo participa activamente en el proyecto de promoción para la cooperación entre las comunidades israelí, palestina y jordana utilizando la conservación de la naturaleza como herramienta.

Por otra parte, la conferencia de clausura, que tendrá lugar el sábado 12 de noviembre a las 19:00, correrá a cargo de Diego Gil del Museo Nacional de Ciencias Naturales-CSIC y abordará los retos que las ciudades suponen para las aves en su conferencia “Aves urbanas: haciendo de la necesidad virtud”. Según Gil, vivir en una ciudad supone para un ave tener que enfrentarse a nuevos depredadores y patógenos, cambiar sus hábitos alimenticios y lidiar con condiciones extremas de luz y ruido. “Hablaremos de cómo estos retos llevan a patrones fascinantes de aclimatación y adaptación que están siendo estudiados por numerosos investigadores en todo el mundo. Estos descubrimientos no son solo interesantes en sí mismos para entender la ecología evolutiva de estas especies, sino que podrían servirnos para poder diseñar ciudades más amables para la supervivencia de las aves”.

Además, hay que destacar la celebración de seis mesas redondas dedicadas a debatir temas de gran actualidad como es el Futuro de las renovables en el marco del nuevo PNIEC (jueves 10, a las 13:00 h); la Salud y el Medio Ambiente donde se abordará la importancia del contacto con la naturaleza (jueves 10 a las 18:00 h); o La conservación de nuestros mares 20 años después del Prestige ¿Qué ha cambiado?, coincidiendo con el 20 aniversario del desastre del petrolero (viernes 11 a las 13:00 h). Ese mismo día, se presentará además la nueva Lista de las Aves de España que incorpora nuevos cambios en las taxonomías y nuevas especies de aves (jueves 10 a las 17:00 h).

También se presentará el libro Aves de estepas y secanos, presagio de una extinción, de Eduardo de Juana (viernes 11 a las 17:00 h) y ese día continuarán las mesas redondas sobre la Conservación en ambientes insulares (viernes 11 a las 18:00 h) y el sábado 12 a las 12:00 h sobre El complejo reto de las aves de secano y la agricultura.

Actividades abiertas al público

También merecen especial atención las seis actividades paralelas presenciales abiertas al público durante la celebración del Congreso en el Museu de Ciències Naturals de Menorca y que finalizarán el domingo 13 con una ruta para familias y público en general por S’Albufera des Grau. Además, tendrán lugar actividades paralelas online. El 10 de noviembre a las 18:00. FotoAves: una mirada al interior del concurso. El 11 de noviembre (18:00 h). El campo que queremos y continuará a las 19:00 horas con la sesión online Espacios naturales urbanos: refugios para la biodiversidad. Toda la información de estas y otras actividades en ACTIVIDADES PARALELAS 25 CEO – SEO/BirdLife

Imagen: Pardela balear. Autor:  Pep Arcos

WWF premiará el mejor documental de sensibilización ambiental del Festival SUNCINE

Un año más, WWF colabora con la 29ª edición de SUNCINE, el Festival Internacional de Cine del Medio Ambiente y entregará un premio en su Sección Miradas al mejor documental de sensibilización ambiental. Son 18 las cintas de temática variada que optan por este galardón, que reconoce las producciones que apuestan por el contenido de calidad sobre medio ambiente que genere conciencia, incite a la acción y refleje de manera especial el factor humano.

Esta sección de SUNCINE quiere ofrecer una mirada global del planeta a través de diferentes documentales. En esta ocasión son 18 documentales internacionales de hasta una hora de duración, de filmografías muy variadas, las que optan por el Premio WWF. Para Miguel A. Valladares, director de comunicación de WWF España, “Las producciones que compiten en SUNCINE van mucho más allá de ser documentales sobre medio ambiente y se convierten en herramientas esenciales de comunicación para dar a conocer el impacto socioeconómico de la degradación de la naturaleza y, por lo tanto, son potentes instrumentos para sensibilizar e incitar a la acción”.

Trece países de los cinco continentes nos ofrecen en esta sección su realidad para tomar conciencia de que debemos actuar antes de que sea demasiado tarde. La Sección Miradas está disponible para toda España a través de la plataforma del Festival, y también podrá verse en Betevé, la televisión de Barcelona.

Además de esta sección, este año SUNCINE estrena la Sección Monarca, cuyo objetivo es “polinizar” conciencias mediante el cine cortometraje, a través de 50 producciones entre documentales cortos y animaciones de no más de 20 minutos de duración, para poder llegar a un público joven y familiar.

Noventa películas, documentales y cortos de animación y ficción de 36 países y la más alta participación femenina detrás de las cámaras (un 48%) conforman una selección realizada de entre las más de 2 500 producciones presentadas al certamen, el más veterano y prestigioso festival de cine ambiental que en su sección oficial proyectará películas sobre cambio climático, residuos y contaminación de páramos, ríos y mares, activismo y política, economía y salud, energías limpias y renovables, protección de la fauna y conservación de especies, sostenibilidad y derechos humanos. Marquemos entre todos un #GOLporelPLANETA.

Nylva Hiruelas | WWF

Una aplicación del programa Copernicus ayudará al sector agrario a prevenir los impactos del cambio climático

El equipo LIFE AgriAdapt ha desarrollado una nueva aplicación para identificar cómo la crisis climática puede afectar a un cultivo, junto a la iniciativa de la Unión Europea para la Observación de la Tierra

El sector agrario es uno de los más vulnerables frente a amenazas como el cambio climático y es, además, uno de los que más naturaleza destruye y, por tanto, con capacidad para salvarla. Por ello, conocer ciertos riesgos derivados de la crisis ambiental actual y ser capaces de visualizar cómo podría afectar a un cultivo u otro se antoja fundamental para minimizar sus posibles impactos. Es por ello que en un día tan señalado como el Día Mundial de la Protección de la Naturaleza, Fundación Global Nature (FGN) pone el foco en la relación entre agricultura y naturaleza y en la importancia de conservar esa biodiversidad asociada al sector agrario. Más aún en países como España, donde una gran parte de nuestra riqueza natural depende de los sistemas agrarios tradicionales. “Por eso esta nueva herramienta interactiva es tan potente, porque proporciona indicadores clave en el futuro cercano, además de gráficos fácilmente comprensibles que muestran las tendencias climáticas”, explica la coordinadora de proyectos de FGN, Vanessa Sánchez.

El equipo del proyecto LIFE AgriAdapt, y concretamente por Fundación Global Nature en España, junto a la Iniciativa Copernicus, la iniciativa de la Unión Europea para la Observación de la Tierra, ha desarrollado esta nueva tecnología que permitirá mejorar el conocimiento sobre los riesgos que deberá afrontar el sector agrario frente al cambio climático. Esta aplicación se adapta a las necesidades de los usuarios finales, en este caso, agentes del sector agrario. Y su objetivo es conseguir que el agricultor pueda analizar e interpretar la información científica disponible, tanto a nivel local como global, sobre las observaciones reales y las proyecciones climáticas.

“Es una app con un perfil de información y accesibilidad para usuarios no expertos, manteniendo un alto rigor científico. Es algo que podría marcar la diferencia en la futura toma de decisiones en el sector agrario”, detalla el coordinador de proyectos de la Fundación, Jordi Domingo.

La nueva aplicación: «Explorador de indicadores agroclimáticos para Europa de 1979 a 2100», que ofrece de manera gratuita el Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S) ofrece, por ejemplo, información sobre riesgos concretos para el cultivo de cereal en un futuro próximo y en un lugar concreto de Europa.  Con una alta resolución geográfica (0.25° x 0.25° en latitud y longitud), se incorporan parámetros específicos (indicadores agroclimáticos adaptados a los distintos sectores agrarios), se agrupan los datos según patrones temporales específicos y se da flexibilidad en la selección de las variables (posibilidad de seleccionar el umbral, por ejemplo, de temperatura, y el periodo de aplicación según las necesidades y la ubicación de las explotaciones). La plataforma proporciona una guía de usuario que ofrece información sobre los conjuntos de datos utilizados por esta aplicación, su funcionalidad y la metodología empleada.

Información Pan-Europea relevante para la agricultura
La aplicación «Explorador de indicadores agroclimáticos para Europa de 1979 a 2100», gratuita y de fácil acceso, se basa en el cálculo de indicadores climáticos y agroclimáticos derivados de los datos de temperatura del aire en superficie y de precipitación de las bases de datos de Copernicus (las proyecciones climáticas CORDEX corregidas de sesgo y el re-análisis ERA5 Land).

En concreto, dispone de 6 indicadores agroclimáticos (estrés térmico, temperatura media, precipitación, días de helada, días de más de 25°C, fecha de la última helada de primavera), y se puede seleccionar tanto el escenario como el marco temporal para diferentes localizaciones geográficas de toda Europa. Es muy importante destacar la nueva funcionalidad añadida, que permite al usuario elegir el marco temporal más adecuado para cada variable, que marca la diferencia para poder tomar decisiones en el sector agrario. Se muestran tres gráficos, los datos climáticos históricos, las anomalías históricas y las proyecciones climáticas de la variable. Haciendo clic en el mapa y definiendo un punto, se muestran los datos climáticos para esa ubicación geográfica (punto de la cuadrícula).

Esta aplicación es la evolución del proyecto europeo LIFE AgriAdapt, financiado por la Comisión Europea. Durante este proyecto se desarrolló la herramienta AWA para sensibilizar sobre el tema del cambio climático en la agricultura, dar información sobre la evolución futura de indicadores relevantes (indicadores agroclimáticos) y sugerir medidas de adaptación sostenible. Esta innovación ofrece una buena complementariedad con AWA y ahora es posible hacer simulaciones para cada lugar de Europa para los 6 indicadores agroclimáticos.
Actualmente la Fundación Global Nature, está trabajando en nuevos desarrollos de estas herramientas para España. A mediados de 2023 se publicará la herramienta CANARI, que ya funciona en Francia. Se da un paso más, y en esta nueva versión, con el mismo rigor científico que la nueva aplicación desarrollada con Copernicus, Canari cubrirá toda la geografía española, con una mayor resolución (0,11º, cuadrículas de 12,5 km de largo) y ofrecerá información de más de un centenar de indicadores agroclimáticos.

COPERNICUS es una iniciativa conjunta de la Comisión Europea y de la Agencia Espacial Europea que entre otros desarrolla el Servicio de Cambio Climático C3S Copernicus Climate Change Service (C3S)

LIFE AgriAdapt es una iniciativa internacional apoyada por el instrumento financiero LIFE de la Comisión Europea. Está desarrollada por entidades líderes en la promoción de la agricultura sostenible: Bodensee Stiftung (Alemania), la Universidad Estonia de Ciencias de la Vida (Estonia), la Fundación Global Nature (España) y Solagro (Francia).
Patricia Rustarazo Ruiz | Fundación Global Nature

Bruselas alerta a España en su lucha contra los plásticos de un solo uso

Organizaciones ambientales lamentan la influencia de la industria, que a través de una intensa labor de presión en Bruselas, ha conseguido que desde la Dirección General de Industria y Emprendimiento de la Comisión Europea (CE) se recomiende al Gobierno de España rebajar los puntos más ambiciosos del Real Decreto de Envases que está pendiente de aprobación antes de finales de año. 

Al tratarse de un texto que transpone diversas directivas europeas, España, como es preceptivo, envió a Bruselas la propuesta del nuevo Real Decreto de Envases y Residuos de Envases para su revisión. Y la Comisión Europea ha reaccionado con un dictamen que, más allá de prevenir obstáculos técnicos al comercio, propone eliminar los puntos más ambiciosos del proyecto. La respuesta del Comisario Thierry Breton ha decepcionado a las organizaciones ecologistas, ya que se reprocha al Ministerio un exceso de ambición en la lucha contra los plásticos de un solo uso, motivo que precisamente originó parte de las directivas transpuestas, y se fundamenta en argumentos poco sólidos y a veces obsoletos.

La opinión de la Comisión sobre el texto del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico parece claramente marcada por la gran influencia del lobby industrial del plástico, que ha coordinado, a través de diferentes asociaciones y patronales, decenas de respuestas para socavar el proyecto español.

Los principales cambios en el Real Decreto de Envases demandados por Bruselas son:

– Anular la prohibición de sustancias tóxicas en los envases (Ftalatos y Bisfenol A) que promueve el proyecto de Real Decreto porque no se corresponde con lo que establece la Directiva de Envases comunitaria que data de 1994 y que precisamente está en proceso de revisión tras casi 30 años de vigencia. Al mismo tiempo, ya existen otros textos comunitarios que restringen el uso de estas sustancias peligrosas.

– Eliminar los objetivos de reducción de residuos de envases (13% en 2025 y 15% en 2030) y de botellas de plástico de un solo uso (20% en 2030). Aquí, la CE pasa por alto que el artículo cuatro de la Directiva de Envases insta a los Estados Miembros a aplicar medidas adicionales para prevenir la generación de residuos de envases y el cinco permite que establezcan objetivos de reutilización.

– Tumbar la prohibición sobre el envasado de frutas y verduras frescas y su obligación de venderlas a granel en lotes de menos de 1,5 kg, a pesar de que Francia y otros países ya cuentan con la misma medida desde hace varios años.

– No obligar a las empresas a pagar los costes de las recogidas de basura abandonada en el entorno, como quiere hacer el Ministerio. El dictamen dice que esta medida va más allá de lo que se deriva de la Responsabilidad Ampliada del Productor en el artículo 8 de la Directiva de Residuos de 2008, pero no especifica de qué manera.

«Desde la sociedad civil, animamos al Gobierno y al Ministerio a seguir el ejemplo de otros Estados miembros y mantenerse en la defensa de la salud de las personas y el medio ambiente ante este dictamen teñido claramente de presiones empresariales. Cualquier otro escenario sería derrumbar las intenciones de España para afrontar el grave problema de la contaminación por plásticos e ir en contra de las propias directivas europeas de residuos», han valorado representantes de Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, Oceana, Retorna, Rezero y Surfrider.

Por otro lado, estas mismas entidades sostienen que recortar la ambición de los Estados miembros en la aplicación de las directivas “es un argumento muy peligroso que debilita y perjudica el propio espíritu de las directivas. Cada Estado en función de sus necesidades debe definir su ambición con los objetivos de las directivas, y España tiene un claro problema con los residuos de plástico que debe solucionar”.

A partir de ahora, y de acuerdo a las modificaciones propuestas, el período de espera para que España incorpore las modificaciones pertinentes o no, se retrasa al próximo 7 de noviembre.

Murcia celebra el Día Euoropeo de la Agricultura Ecológica

La agricultura ecológica está de celebración porque toda Europa celebra su día el 23 de septiembre. Y desde el Caerm iniciamos una campaña para celebrar el Día Europeo de la Agricultura Ecológica: un establecimiento itinerante donde acercar el producto bio de la región a todos los curiosos que accedan a él. 

“Tenemos mucho que festejar, el crecimiento de la agricultura ecológica en nuestra Región durante el año 2021 ha sido del 20% alcanzando las 107247 hectáreas certificadas. Además, somos la comunidad autónoma que cuenta con más proporción de tierra cultivada de forma ecológica con respecto a la convencional.” – declara el presidente del Caerm, David Samper.

Durante esta acción el establecimiento itinerante de productos ecológicos murcianos estará presente en las principales plazas de Murcia (Plaza del Cardenal Belluga, martes 27 de septiembre), Jumilla (miércoles 28 de septiembre), Mula (martes 11 de octubre), Caravaca (martes 18 de octubre), Lorca (miércoles 19 de octubre) y Cartagena (martes 25 de octubre).

A las personas que se acerquen se les invitará a conocer los alimentos ecológicos que estén expuestos en el «colmado», porque son buenos por naturaleza; buenos para ti y para el medio ambiente, y se les entregará un obsequio como recuerdo.

Reserva la fecha en tu localidad, ¡y conoce la variedad de productos ecológicos de la Región de Murcia!

¿Por qué un Día Europeo de Agricultura Ecológica? 

El objetivo es impulsar sustancialmente la producción y el consumo de productos ecológicos con el fin de contribuir a la consecución de los objetivos de las estrategias De la Granja a la Mesa y sobre Biodiversidad, tales como la reducción del uso de fertilizantes, plaguicidas y antimicrobianos. El sector de la agricultura ecológica necesita las herramientas adecuadas para crecer, tal como se establecen en el plan de acción para el desarrollo de la agricultura ecológica. Este presenta 23 acciones estructuradas en torno a tres ejes (impulsar el consumo, aumentar la producción y seguir mejorando la sostenibilidad del sector) para velar por un crecimiento equilibrado del sector.

Para impulsar el consumo, el plan de acción incluye medidas como la información y la comunicación sobre la agricultura ecológica, el fomento del consumo de productos ecológicos y la promoción de un mayor uso de alimentos ecológicos en los comedores públicos mediante la contratación pública. Además, para aumentar la producción ecológica, la política agrícola común (PAC) seguirá siendo un instrumento clave para apoyar la conversión a la agricultura ecológica.

Marta Jiménez Alonso | CAERM

Carlos Monleón gana el tokens digital para concienciar sobre el cuidado del agua

El proyecto Wetcoin.eth, del artista madrileño Carlos Monleón, se ha convertido en el ganador de la primera edición de la Beca Arte y Tecnología, impulsada por Etopia Centro de Arte y Tecnología a través de la Fundación Zaragoza Ciudad Conocimiento y del Ayuntamiento de Zaragoza, en colaboración con la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Lleida (UdL), Homesession Arts Visuals de Barcelona y el Centro de Arte la Panera. Un certamen que crea así un nuevo circuito para el arte digital entre estas tres ciudades, con una importante proyección internacional.
Wetcoin.eth, arte digital al servicio del cuidado medioambiental

El proyecto premiado por la Beca Arte y Tecnología, titulado Wetcoin.eth, es una reflexión sobre los diversos métodos de reparación del agua que propone modelos de distribución, organización y generación de capital social entorno a su cuidado, utilizando tecnologías y principios del blockchain y de la web.3. Su autor, Carlos Monleón, cuestiona las actuales lógicas del water management para proponer modelos de custodia de los bienes comunes tanto físicos como digitales, alineados con los ciclos de vida planetarios. Como resultado, su obra propone un circuito de reparación de un caudal de agua, cuyo tratamiento sea documentado mediante procesos de la imagen experimentales para su seguimiento y registro de sus distintas fases mediante tecnologías del blockchain, generando un “token» que incentive y genere valor en torno al cuidado de los bienes comunes y ambientales.

“Este proyecto tan esperanzador merece su éxito ante el jurado por su tratamiento innovador de la web.3 y la tecnología blockchain para tratar aspectos relacionados con ecología y nuestra relación con el agua. El reconocimiento a Wetcoin.eth ha valorado especialmente su incidencia e impacto en el imaginario colectivo, el interés del tema de investigación, el valor artístico y la singularidad de la creación que propone, así como su significativa aportación en el contexto de crisis climática”, afirman desde Etopia.

Así pues, la obra de Monleón ha conseguido destacarse entre las cuatro candidaturas seleccionadas como finalistas, firmadas por el francés Stéphane Bissières, en el cuarto puesto; la anglo-española Patricia Echevarría en tercera posición, y la artista e investigadora británica con formación en computación cuántica Libby Heaney, que ha sido reconocida en segunda posición.

El jurado ha estado formado por la profesora de la Escuela Politécnica Superior de la UdL y coordinadora del Grado en Diseño Digital y Tecnologías Creativas, Rosa Mª Gil Iranzo; Blanca Pérez, comisaria de arte digital y nuevos medios, además de responsable del programa de residencias de Etopia; Elena Giner responsable de contenidos en Etopia; Danilo Pioli, representando a la organización de Homesession Arts Visuals, y la responsable de programas públicos del Centre d’Art la Panera, Roser Sanjuan.

Apoyo económico y académico al arte digital

El premio de la Beca Arte y Tecnología supone ya en sus inicios un alto reconocimiento nacional e internacional, además de una dotación de 8000 euros y todos los gastos de alojamiento para estancias de investigación cubiertos. El objetivo es incentivar el desarrollo de un proyecto de investigación y producción con el asesoramiento de investigadores y docentes especializados de la Universidad de Lleida, ofreciendo la posibilidad de tutorización durante todo el proceso de producción así como las herramientas y espacios que ofrecen tanto Etopia como el resto de los centros organizadores.
La primera edición de la Beca Arte y Tecnología promovida a través de la Fundación Zaragoza Ciudad Conocimiento y del Ayuntamiento de Zaragoza, se convierte así en un nuevo punto de encuentro internacional para investigadores y artistas, impulsado a Etopia Centro de Arte y Tecnología con un espacio de referencia para la comunidad artística y para el público que busque alimentar su curiosidad por las nuevas formas de creación vanguardista.
Etopia Centro de Arte y Tecnología

Etopia es un centro internacional de cultura contemporánea, taller para creadores y tecnólogos, espacio de formación especializado en la intersección entre arte y tecnología, laboratorio de ideas para la ciudad digital e incubadora de empresas. Impulsado por el Ayuntamiento de Zaragoza, en sus casi 10 años de trayectoria el centro se ha convertido en un lugar donde toda persona curiosa es bienvenida a acudir, reflexionar y disfrutar a través de una mirada crítica sobre el arte y la tecnología. Es un espacio único, donde el conocimiento se comparte y el aprendizaje es continuo.

Etopia colabora con otras instituciones como la Fundación Zaragoza Ciudad Conocimiento (FZC), con el fin de dotar a este espacio de contenidos disruptivos relacionados con el arte, la tecnología, la ciencia y el emprendimiento empresarial.

El Observatorio Ciudadano de la Sequía y Greenpeace advierten que España se enfrentará cada vez a más sequías, olas de calor e incendios

  • Ser la huerta de Europa nos acabará condenando, en no demasiado tiempo, a ser el país más desertificado de Europa
  • Más de la mitad de las demarcaciones españolas se encuentran con niveles de agua embalsada por debajo del 50%
  • Los planes de sequía no serán suficientes si no se reduce el estrés hídrico estructural con suficiente planificación

Según el último informe sobre sequía de la ONU “DROUGHT IN NUMBERS 2022 – restoration for readiness and resilience, presentado este pasado mes de mayo, las cifras no pueden ser más alarmantes. Las zonas secas (drylands) cubren el 37,2% de la superficie del planeta y 3.000 millones de personas están directamente afectadas por la degradación de los recursos de los que viven. Para 2030, unos 700 millones de personas estarán en riesgo de desplazamiento por causas relacionadas a las sequías y en 2050 las sequías pueden afectar a más de 3/4 partes de la población mundial.

Desertificación y sequía en España

En España, la sequía es un fenómeno natural y recurrente que forma parte de la normalidad climática de nuestro país. El Global to Regional Atlas del sexto informe del IPCC (2022), sitúa a España como uno de los países con mayor riesgo de sequía al confluir un alto nivel de peligrosidad (ocurrencia, frecuencia e intensidad de sequías), exposición (personas, elementos, ecosistemas y actividades económicas que podrían verse afectadas) y vulnerabilidad (predisposición de los elementos expuestos a verse afectados negativamente).

Según la AEMET, solo teniendo en cuenta los últimos cinco años, dos de ellos -2017 (muy seco) y 2020 (seco)- ya han registrado precipitaciones por debajo de la media. A día de hoy, la mitad de las demarcaciones españolas presentan una reserva de agua en los embalses por debajo del 50%, con situaciones preocupantes en el Tajo (48%), Segura (44%), y especialmente en el Guadalquivir (37%), Guadalete- Barbate (34%) y Guadiana (30%). Para la misma serie temporal, todos los años han registrado una anomalía térmica de entre 0,4 y 1,1 ⁰C por encima de la media de los años 1980-2010. Y las previsiones de futuro no son nada optimistas, pues los diferentes modelos climáticos auguran un aumento de entre 2 y 6,4⁰ C y un descenso promedio de los recursos hídricos disponibles de entre un 10 y un 25% para el horizonte 2070-2100.

El Gobierno acaba de presentar una nueva Estrategia Nacional de Lucha contra la Desertificación en España, que actualiza los datos existentes y sitúa a nuestro país ante un escenario preocupante de pérdida de suelo. El documento recoge cómo un 74% del territorio español se encuentra en riesgo de desertificación, con Andalucía y Cataluña a la cabeza en cuanto a “procesos erosivos de gran calado”.

La desertificación se produce por las actividades humanas y se agrava con el cambio climático -también de origen humano-, por lo que está en manos de la clase política revertir la situación. Sin embargo, para Julio Barea, responsable de la campaña #SalvarElAgua de Greenpeace: “El Gobierno conoce el problema pero las buenas palabras quedan en nada si no se toman medidas políticas urgentes en un país donde el agua es escasa, contaminada y mal gestionada, con una clara falta de recursos para la gestión de nuestras masas forestales. Ser la huerta de Europa nos acabará condenando, en no demasiado tiempo, a ser el país más desertificado de Europa. Todos los planes hidrológicos de cuenca y los autonómicos estimulan el aumento en la superficie de regadío, hasta el punto de animar a usar una cantidad de agua con la que no contamos y que, además, cada vez será más escasa”.

La adaptación a medio y largo plazo pasa por el desarrollo de estrategias de reducción de la exposición y la vulnerabilidad. En este sentido, se han realizado importantes avances en España con la redacción de planes especiales de sequía a escala de demarcación hidrográfica, aunque todavía hay importantes incumplimientos sobre la obligación establecida por el artículo 27 del Plan Hidrológico Nacional (2001) de elaborar planes de sequía para abastecimientos urbanos de más de 20.000 habitantes. La utilidad de estas herramientas se ve limitada por el estado de presión de los recursos hídricos y el elevado nivel de estrés hídrico que sufren de forma estructural muchas de las demarcaciones españolas y que deben ser corregidas mediante la planificación hidrológica ordinaria.

Como afirma Jesús Vargas, del Observatorio Ciudadano de la Sequía, “en un contexto de disminución de recursos hídricos disponibles y de aumento generalizado de temperaturas, en el que el 70% de las demarcaciones hidrográficas españolas presentan niveles de estrés hídrico alto o severo y más de la mitad de las masas de agua subterránea se encuentran en mal estado, la única vía de adaptación real a medio y largo plazo pasa por una transformación en el modelo de gestión del agua, que sea capaz de reducir la presión sobre los recursos hídricos y esto, inevitablemente, exige una reflexión profunda del modelo del sector agrario”.

Desertificación y sequía en el mundo

El cambio climático ha llevado a un mayor riesgo de sequía, por el aumento en las temperaturas en todo el mundo, y está contribuyendo al aumento de crisis humanitarias en aquellos lugares donde los peligros naturales interactúan con elevados niveles de vulnerabilidad, lo que afecta de manera especial a mujeres y niños (IPCC, 2021). Según el informe Drought in numbers 2022. Restoration for readiness and resilience, a nivel global, la sequía afecta a 55 millones de personas en todo el mundo cada año. Entre 1970 y 2019, ha provocado alrededor de 650.000 muertes humanas y ha causado unas pérdidas económicas de más de 124.000 millones de dólares en todo el mundo entre 1998 y 2017. Además, el último informe del IPCC (2021) confirma que el impacto de las sequías ha aumentado en todo el mundo y especialmente en las regiones del sur mediterráneo y prevé -con un alto nivel de confianza- que se produzcan de forma simultánea olas de calor, sequías e incendios forestales de manera más frecuente.

Solo en Europa, durante el siglo pasado, se produjeron 45 episodios de sequía severa, afectando a millones de personas y causando enormes pérdidas económicas. Actualmente, el 15% de la superficie terrestre y el 17 % de la población de la Unión Europea se ve afectada por la sequía.

Madrid, sede de la reunión de la ONU contra la Desertificación y la Sequía

La Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación nombraba este año a Madrid como sede mundial para la celebración del 17 de junio. Un evento que se celebrará mañana en el museo Reina Sofía y que estará centrado en la urgencia de adoptar políticas y medidas a escala local, regional y global para evitar los peores efectos de la desertificación.

El encuentro, cuyo lema es “Superando juntos las sequías”, contará con la participación, entre otros, de António Guterres, secretario general de Naciones Unidas; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera; el secretario ejecutivo de la UNCCD, Ibrahim Thiaw; el comisario europeo de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevičius; el presidente de la COP15 de Desertificación y ex ministro de bosques y agua de Costa de Marfil, Alain-Richard Donhawi y la activista climática y fundadora de la iniciativa PaTree, Patricia Kombo.

Una jornada, a la que están invitados Greenpeace y el Observatorio Ciudadano de la Sequía, y que servirá para hablar del problema del agua, aunque ambas entidades esperan que “más que hablar, los líderes mundiales se decidan a actuar con urgencia”.

Demandas:

Greenpeace y el Observatorio Ciudadano de la Sequía proponen una serie de demandas a las administraciones responsables de la gestión del agua para proteger y garantizar el acceso equitativo y de calidad al agua a todas las personas y ecosistemas de nuestro país:

Superar la política hidráulica tradicional, centrada en la ejecución de grandes obras, y abordar una verdadera transición hidrológica justa que responda al actual contexto de cambio climático.
Luchar contra el grave estado de sobreexplotación y contaminación que

El Observatorio Ciudadano de la Sequía y Greenpeace advierten que España se enfrentará cada vez a más sequías, olas de calor e incendios
Ser la huerta de Europa nos acabará condenando, en no demasiado tiempo, a ser el país más desertificado de Europa
Más de la mitad de las demarcaciones españolas se encuentran con niveles de agua embalsada por debajo del 50%
Los planes de sequía no serán suficientes si no se reduce el estrés hídrico estructural con suficiente planificación
Greenpeace y el Observatorio Ciudadano de la Sequía asisten mañana, en Madrid, como invitados al evento mundial de la ONU contra la Desertificación y la Sequía

Mañana se celebra el Día Mundial contra la Desertificación y la Sequía, aunque no haya motivos de celebración. Según el último informe sobre sequía de la ONU “DROUGHT IN NUMBERS 2022 – restoration for readiness and resilience, presentado este pasado mes de mayo, las cifras no pueden ser más alarmantes. Las zonas secas (drylands) cubren el 37,2% de la superficie del planeta y 3.000 millones de personas están directamente afectadas por la degradación de los recursos de los que viven. Para 2030, unos 700 millones de personas estarán en riesgo de desplazamiento por causas relacionadas a las sequías y en 2050 las sequías pueden afectar a más de 3/4 partes de la población mundial.

Desertificación y sequía en España

En España, la sequía es un fenómeno natural y recurrente que forma parte de la normalidad climática de nuestro país. El Global to Regional Atlas del sexto informe del IPCC (2022), sitúa a España como uno de los países con mayor riesgo de sequía al confluir un alto nivel de peligrosidad (ocurrencia, frecuencia e intensidad de sequías), exposición (personas, elementos, ecosistemas y actividades económicas que podrían verse afectadas) y vulnerabilidad (predisposición de los elementos expuestos a verse afectados negativamente).

Según la AEMET, solo teniendo en cuenta los últimos cinco años, dos de ellos -2017 (muy seco) y 2020 (seco)- ya han registrado precipitaciones por debajo de la media. A día de hoy, la mitad de las demarcaciones españolas presentan una reserva de agua en los embalses por debajo del 50%, con situaciones preocupantes en el Tajo (48%), Segura (44%), y especialmente en el Guadalquivir (37%), Guadalete- Barbate (34%) y Guadiana (30%). Para la misma serie temporal, todos los años han registrado una anomalía térmica de entre 0,4 y 1,1 ⁰C por encima de la media de los años 1980-2010. Y las previsiones de futuro no son nada optimistas, pues los diferentes modelos climáticos auguran un aumento de entre 2 y 6,4⁰ C y un descenso promedio de los recursos hídricos disponibles de entre un 10 y un 25% para el horizonte 2070-2100.

El Gobierno acaba de presentar una nueva Estrategia Nacional de Lucha contra la Desertificación en España, que actualiza los datos existentes y sitúa a nuestro país ante un escenario preocupante de pérdida de suelo. El documento recoge cómo un 74% del territorio español se encuentra en riesgo de desertificación, con Andalucía y Cataluña a la cabeza en cuanto a “procesos erosivos de gran calado”.

La desertificación se produce por las actividades humanas y se agrava con el cambio climático -también de origen humano-, por lo que está en manos de la clase política revertir la situación. Sin embargo, para Julio Barea, responsable de la campaña #SalvarElAgua de Greenpeace: “El Gobierno conoce el problema pero las buenas palabras quedan en nada si no se toman medidas políticas urgentes en un país donde el agua es escasa, contaminada y mal gestionada, con una clara falta de recursos para la gestión de nuestras masas forestales. Ser la huerta de Europa nos acabará condenando, en no demasiado tiempo, a ser el país más desertificado de Europa. Todos los planes hidrológicos de cuenca y los autonómicos estimulan el aumento en la superficie de regadío, hasta el punto de animar a usar una cantidad de agua con la que no contamos y que, además, cada vez será más escasa”.

La adaptación a medio y largo plazo pasa por el desarrollo de estrategias de reducción de la exposición y la vulnerabilidad. En este sentido, se han realizado importantes avances en España con la redacción de planes especiales de sequía a escala de demarcación hidrográfica, aunque todavía hay importantes incumplimientos sobre la obligación establecida por el artículo 27 del Plan Hidrológico Nacional (2001) de elaborar planes de sequía para abastecimientos urbanos de más de 20.000 habitantes. La utilidad de estas herramientas se ve limitada por el estado de presión de los recursos hídricos y el elevado nivel de estrés hídrico que sufren de forma estructural muchas de las demarcaciones españolas y que deben ser corregidas mediante la planificación hidrológica ordinaria.

Como afirma Jesús Vargas, del Observatorio Ciudadano de la Sequía, “en un contexto de disminución de recursos hídricos disponibles y de aumento generalizado de temperaturas, en el que el 70% de las demarcaciones hidrográficas españolas presentan niveles de estrés hídrico alto o severo y más de la mitad de las masas de agua subterránea se encuentran en mal estado, la única vía de adaptación real a medio y largo plazo pasa por una transformación en el modelo de gestión del agua, que sea capaz de reducir la presión sobre los recursos hídricos y esto, inevitablemente, exige una reflexión profunda del modelo del sector agrario”.

Desertificación y sequía en el mundo

El cambio climático ha llevado a un mayor riesgo de sequía, por el aumento en las temperaturas en todo el mundo, y está contribuyendo al aumento de crisis humanitarias en aquellos lugares donde los peligros naturales interactúan con elevados niveles de vulnerabilidad, lo que afecta de manera especial a mujeres y niños (IPCC, 2021). Según el informe Drought in numbers 2022. Restoration for readiness and resilience, a nivel global, la sequía afecta a 55 millones de personas en todo el mundo cada año. Entre 1970 y 2019, ha provocado alrededor de 650.000 muertes humanas y ha causado unas pérdidas económicas de más de 124.000 millones de dólares en todo el mundo entre 1998 y 2017. Además, el último informe del IPCC (2021) confirma que el impacto de las sequías ha aumentado en todo el mundo y especialmente en las regiones del sur mediterráneo y prevé -con un alto nivel de confianza- que se produzcan de forma simultánea olas de calor, sequías e incendios forestales de manera más frecuente.

Solo en Europa, durante el siglo pasado, se produjeron 45 episodios de sequía severa, afectando a millones de personas y causando enormes pérdidas económicas. Actualmente, el 15% de la superficie terrestre y el 17 % de la población de la Unión Europea se ve afectada por la sequía.

Madrid, sede de la reunión de la ONU contra la Desertificación y la Sequía

La Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación nombraba este año a Madrid como sede mundial para la celebración del 17 de junio. Un evento que se celebrará mañana en el museo Reina Sofía y que estará centrado en la urgencia de adoptar políticas y medidas a escala local, regional y global para evitar los peores efectos de la desertificación.

El encuentro, cuyo lema es “Superando juntos las sequías”, contará con la participación, entre otros, de António Guterres, secretario general de Naciones Unidas; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera; el secretario ejecutivo de la UNCCD, Ibrahim Thiaw; el comisario europeo de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevičius; el presidente de la COP15 de Desertificación y ex ministro de bosques y agua de Costa de Marfil, Alain-Richard Donhawi y la activista climática y fundadora de la iniciativa PaTree, Patricia Kombo.

Una jornada, a la que están invitados Greenpeace y el Observatorio Ciudadano de la Sequía, y que servirá para hablar del problema del agua, aunque ambas entidades esperan que “más que hablar, los líderes mundiales se decidan a actuar con urgencia”.

Demandas:

Greenpeace y el Observatorio Ciudadano de la Sequía proponen una serie de demandas a las administraciones responsables de la gestión del agua para proteger y garantizar el acceso equitativo y de calidad al agua a todas las personas y ecosistemas de nuestro país:

  • Superar la política hidráulica tradicional, centrada en la ejecución de grandes obras, y abordar una verdadera transición hidrológica justa que responda al actual contexto de cambio climático.
  • Luchar contra el grave estado de sobreexplotación y contaminación que sufren nuestras aguas y prestar especial atención a las aguas subterráneas, al ser reservas estratégicas y aún muy desconocidas.
  • Reducir nuestra vulnerabilidad al riesgo de sequía, aminorando la cantidad total de agua consumida, fundamentalmente por el regadío al ser éste el mayor consumidor (80% del total).
  • Incluir a la ciudadanía en la gestión del recurso agua y de los riesgos hídricos, a través de procesos participativos reales y ejercicios deliberativos.
  • Cumplir con la obligación de elaborar y poner en marcha planes especiales de sequía para abastecimientos urbanos de más de 20.000 habitantes
  • Implantar regímenes de caudales ecológicos científicamente establecidos.
  • Cerrar el más de un millón de pozos ilegales repartidos por toda la geografía española.
  • Orientar las políticas agrícolas y ganaderas hacia la sostenibilidad y la reducción del consumo de agua.
  • Prohibir nuevos proyectos de ganadería industrial y la ampliación de los existentes y apoyar la producción extensiva, local, de calidad y ecológica.
  • Establecer una hoja de ruta para potenciar la agricultura ecológica y reducir la cabaña ganadera en intensivo en un 50% para 2030
  • Adaptar las políticas forestales a las necesidades del país más árido de Europa.
  • Aumentar el presupuesto destinado a la gestión forestal —que debe centrarse en la planificación y protección de los recursos hídricos— para avanzar en la adaptación de los bosques mediterráneos al cambio climático y, por tanto, en la protección de suelo y agua (gestión ecohidrológica).

Las Salinas Bras del Port de Santa Pola consigue la Certificación Ecológica

El Comité de Agricultura Ecológica de la Comunitat Valenciana (CAECV), entidad encargada del control, la certificación, representación y defensa de los productos ecológicos, además de la investigación y la promoción de éstos, ha emitido el primer certificado de conformidad para la sal marina ecológica producida en las Salinas Bras del Port de Santa Pola (Alicante)

Esta salinera ya contaba con una gama ecológica bajo un referencial privado. Ahora, con entrada en aplicación del nuevo Reglamento (UE) 2018/848 el pasado 1 de enero, la sal marina se incluye en su campo de aplicación.

Hasta ahora, el Reglamento no permitía el uso de la Euro Hoja (sello que garantiza que un producto es ecológico) en el etiquetado de la sal, a menos que se tratara de un condimento (sal mezclada con hierbas ecológicas) No obstante, algunas certificadoras de carácter nacional y privado, sí que la certificaban como producto ecológico.

Es el caso de INTERECO, la entidad que agrupa a las catorce autoridades de control ecológico públicas de nuestro país y entre las que se encuentra el CAECV, ha estado certificando sal ecológica en base a su referencial desde 2012, atendiendo así a la demanda de los productores y de los consumidores que lo solicitaban.

La sal marina producida en Santa Pola será certificada por las autoridades de control público

No solo empresas que producen sal marina, sino también empresas que envasan, comercializan y distribuyen sal marina ecológica, han cambiado al sistema de control que establece el reglamento europeo de producción ecológica. En la Comunitat Valenciana y catorce comunidades autónomas más, el sistema de control público va a ser el encargado de certificar este producto, como es el caso del CAEC

El pasado 1 de enero de 2022, entró en vigor del nuevo Reglamento de Producción Ecológica, que pretende reflejar la evolución del sector a su rápido crecimiento, garantizando una competencia leal para los agricultores y, al mismo tiempo, evitar el fraude y mantener la confianza de los consumidores.

El citado reglamento extiende el ámbito de aplicación de las normas de producción ecológica a una lista más amplia de productos, entre los que se ha incluido la sal marina y otras sales, ya que Europa ha detectado que existe una gran demanda al estar producida bajo técnicas naturales y porque su producción puede contribuir al desarrollo de zonas rurales.

Desde 2022, se ha incorporado al ámbito de aplicación, por lo que las autoridades de certificación van a poder certificarla, dando continuidad a la certificación emitida por INTERECO hasta el momento.

La norma europea de sal marina y otras sales para alimentación y piensos, está siendo ampliamente debatida en el seno de la Comisión. Inicialmente se han publicado los objetivos, principios básicos, normas de producción y etiquetado, en base a los cuales certificar la sal marina.

La sal, controlada y certificada bajo el estándar de la producción ecológica, da garantía al consumidor sobre la forma de producción y envasado, y sobre el cumplimiento de los objetivos de la producción ecológica.

España se convierte este viernes en la sede mundial contra la desertificación y la sequía

Este viernes 17 de junio, Día Mundial contra la Desertificación y la Sequía, Madrid se convierte en sede mundial de Naciones Unidas para la lucha contra este grave problema, con un evento que reunirá a políticos y expertos en agua de varios países para hablar del futuro que nos espera. Y es que el agua es, y cada vez será más, un problema de primer orden global. En nuestro país, las reservas de agua están al 48,17% de su capacidad, más de un 20% menos que la media de los últimos diez años. Las cuencas en peor estado son las del Guadalquivir y el Guadiana, con apenas un tercio de sus reservas.

Ante este panorama, y dada la necesidad de exigir medidas urgentes que solucionen la futura crisis del agua, Greenpeace arranca su campaña “SALVAR EL AGUA” con la que, desde hoy y en los próximos meses, pretende sensibilizar sobre un problema grave de nuestro país: tenemos poca agua, cada vez habrá menos y, la poca que tenemos, está contaminada y mal gestionada. Además de un breve dossier explicativo, la organización lanza hoy un video, en el que participa el actor Álvaro Morte (La Casa de Papel), para alertar sobre los principales riesgos del agua en nuestro país.

En unos días arranca el verano y, en plena ola de calor, afrontamos el periodo estival con un problema creciente: hay reservas críticas para garantizar todos los usos de agua. Ya en el inicio del año hidrológico, el 1 de octubre, las reservas se encontraban en mínimos y, aunque las lluvias de marzo y abril aliviaron algo la situación, en algunas cuencas, la falta de precipitaciones de estos meses ha empeorado significativamente la situación. De hecho, las lluvias han sido escasas, un 22% por debajo de lo habitual para las fechas en la que nos encontramos.

A la escasez de lluvia, se suma el aumento de temperaturas que genera más evaporación, es decir, menos agua disponible. Y, por si fuera poco, sigue aumentando la contaminación del agua con vertidos urbanos, industriales y, especialmente preocupantes, los procedentes de la agricultura industrial y las macrogranjas, por su extensión y distribución difusa por todo el territorio nacional.

Y lo peor está por venir según expertos en meteorología. El cambio climático agravará la situación en los países del Mediterráneo. Se perderán hasta un 30% de media de precipitaciones y los periodos secos serán cada vez más prolongados. Sin duda esto afectará a la agricultura, que aumentará sus pérdidas, pero también a los ecosistemas acuáticos y probablemente al abastecimiento de pueblos y ciudades.

“Tenemos que administrar bien el agua que tenemos, pero hay que hacerlo en los periodos donde las reservas sean suficientes, no ahora que ya no hay agua. Las soluciones no pasan por realizar más infraestructuras como embalses, trasvases o desaladoras. Tampoco por reducir los ya exiguos caudales ecológicos que han hecho que nuestros ríos sean auténticas cloacas sin caudal, contaminadas y sin vida. Las soluciones pasan por trabajar para disminuir el incesante consumo, especialmente de una agricultura y ganadería industriales e intensivas, muy demandantes de agua e insumos químicos”, explica Julio Barea, responsable de agua en Greenpeace España. “De nada servirá esta próxima cumbre de la ONU sobre desertificación y sequía si no se atajan las verdaderas causas: el consumo descontrolado de agua para regadíos, macrogranjas, industria, turismo y demás intereses económicos, que priman sobre los ecológicos y los límites planetarios. Pero ojo, porque el agua es finita.”

Greenpeace abre hoy también una recogida de firmas para pedir apoyo público contra la actual mala gestión del agua

Más de 12.000 voluntarios y 104 toneladas de basuraleza retirada

 La gran recogida colaborativa nacional de residuos abandonados en la naturaleza del Proyecto LIBERA, de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, se ha desarrollado en más de 700 espacios naturales.
‘1m2 contra la basuraleza’, del Proyecto LIBERA, de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, ha convocado a miles de personas voluntarias en la sexta edición de la gran recogida colaborativa ciudadana para liberar la naturaleza de residuos abandonados. El objetivo de esta acción es concienciar a la sociedad sobre el impacto ambiental de la basuraleza, y la respuesta, como cada año, es muy positiva. Se han organizado recogidas en 711 espacios naturales de todo el país, con las que se ha logrado recoger y caracterizar un total de 69.134 residuos abandonados en entornos terrestres, fluviales y marinos de todas las proincias españolas.

La sexta edición de esta multitudinaria cita colaborativa anual ha congregado simultáneamente a más de 12.000 personas voluntarias, que han conseguido retirar 104 toneladas de basuraleza demostrando, una vez más, su compromiso con la protección y conservación de la naturaleza.

‘1m2 contra la basuraleza’ ha vuelto a contar con su Majestad la Reina Doña Sofía, que, a través de la Fundación Reina Sofía, ha mostrado su apoyo al Proyecto LIBERA participando en una recogida en Boadilla del Monte (Madrid) como una voluntaria más del proyecto.

Además, ha contado con la colaboración y el respaldo de entidades científicas, educativas y divulgativas que forman parte de la red de alianzas de LIBERA, entre las que se encuentran Cruz Roja, ANSE, Promemar, Alnitak, ADESP o Paisaje Limpio.

Asimismo, han creado puntos de recogida de basuraleza 110 ayuntamientos como el de Jaca, Almansa, Barco de Ávila o Fuenlabrada; parques como el Parque Nacional del archipiélago de Cabrera, el Parque Nacional de Guadarrama, Parque Natural Lagunas de La Mata-Torrevieja o la Casa del Parque Lagunas de Neila, confederaciones hidrográficas como la del Tajo o el Guadiana; asociaciones locales y colectivos apadrinados por LIBERA como Asociación Guías de Doñana, S’agulla, Asociación Faunatura o AHE-Galicia o centros educativos, empresas como P&G, Pescanova, Henkel o Freixenet.

Las colillas, lo más encontrado entre la basuraleza recogida

Las colillas y las piezas de plásticos de 0 a 2,5 cm han sido los residuos más encontrados a nivel nacional durante las recogidas. Además, han aparecido en los espacios naturales bolsas, envoltorios, papel y cartón y latas de bebida. Asimismo, destacan productos como toallitas, neumáticos o mascarillas.

“La respuesta social al problema del abandono de residuos en la naturaleza es muy positiva. En estos años hemos logrado un movimiento ciudadano contra la basuraleza, un problema ambiental que afecta al estado de salud de nuestros espacios naturales. Lo hemos comprobado con el proyecto Ciencia LIBERA, en el que hemos analizado muestras de tierra, agua, sedimentos y heces de zorro y los resultados han apuntado a que la mayor parte de los espacios del estudio están contaminados. Ahora nos toca conseguir que esos residuos no acaben en el medio natural y la mejor manera de hacerlo es reduciéndolos. Debemos concienciar en la reducción, cambiar nuestro modelo de producción y consumo y conseguir una economía circular”, ha asegurado Alberto Remacha, coordinador del proyecto LIBERA de SEO/BirdLife.

“No podemos estar más orgullosos de los resultados de esta sexta edición. Celebramos un año más esta campaña de ‘1m2 contra la basuraleza’ entusiasmados por la participación, una muestra de que cada vez son más las personas que están comprometidas y concienciadas de la importancia de luchar contra la basuraleza. Poco a poco, con educación y prevención, conseguiremos un planeta libre de residuos”, ha señalado Sara Güemes, coordinadora del Proyecto LIBERA de Ecoembes.

Foto: 1m2_contra_la_basuraleza_en_El_Rocio-Doñana