La nueva normalidad exige el derecho a un planeta sano

Más de 100 organizaciones de todo el mundo piden un nuevo derecho humano: el derecho a un planeta sano.   Cualquier ciudadano del mundo puede unirse a la campaña con su firma.     ClientEarth y el Pacto Mundial para el Medio Ambiente, así como el Relator Especial de las Naciones Unidas ya se han sumado a #1Planet1Right    

Más de 100 organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo piden a las Naciones Unidas que añada un nuevo artículo a la Declaración Universal de Derechos Humanos, que consagra el derecho universal a un medio ambiente natural sano. La campaña #1Planet1Right está impulsada por la mayor asociación de conservación del mundo, BirdLife Internacional, y supondría la primera ampliación a la declaración desde que se creó en 1948.

A BirdLife International se han unido otras organizaciones de la sociedad civil como ClientEarth y el Pacto Mundial para el Medio Ambiente. David R. Boyd, Relator Especial de las Naciones Unidas sobre los derechos humanos y el medio ambiente también ha respaldado la campaña. #1Planet1Right envió una carta a António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, en el Día de la Tierra haciendo la petición oficial de un nuevo derecho humano, y ahora continua presionando a la ONU lanzando una petición de firmas a toda la sociedad para que se sumen las voces que apoyan la iniciativa.

David R. Boyd, Relator Especial de las Naciones Unidas sobre los derechos humanos y el medio ambiente afirma que: «El derecho a un planeta sano, como derecho humano universalmente reconocido, sería un poderoso complemento del conjunto de instrumentos para salvar el planeta. El derecho a un medio ambiente saludable ya proporciona la base para gran parte del progreso que estamos viendo en diferentes naciones de todo el mundo. Lo que tenemos que hacer ahora es aprovechar este momento de crisis ecológica mundial para asegurar el reconocimiento de este derecho por parte de las Naciones Unidas, de modo que todos, en todas partes, se beneficien. El derecho humano a un planeta sano, si es reconocido por todas las naciones, podría ser el derecho humano más importante del siglo XXI».

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 23% de las muertes mundiales están vinculadas al daño y la destrucción del medio ambiente, mientras que cientos de millones de personas padecen enfermedades relacionadas con entornos poco saludables y no naturales. El cambio climático da lugar directamente a tormentas más frecuentes e intensas, sequías, incendios forestales y aumento del nivel del mar, que a su vez amenazan la vida de miles de millones de personas. La pandemia COVID-19 tiene sus raíces en la pérdida de hábitat y el comercio ilegal de vida silvestre. Este nuevo derecho humano puede ayudar a garantizar que la recuperación ecológica mundial que el mundo necesita para reconstruir la sociedad después de la pandemia tenga en cuenta tanto la biodiversidad como las emergencias climáticas.

“Tras esta pandemia debemos garantizar no dejar a nadie atrás. La justicia ambiental es la pieza que falta en la gobernanza mundial para lograr la equidad y la agenda 2030. Tener un nuevo derecho universal que defienda un medio ambiente sano garantizaría esa justicia social y ambiental. Europa debe liderar este cambio, impulsar una nueva economía social, la recuperación verde que permita la revolución ambiental por la sostenibilidad”, señala Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife, y añade: “La nueva normalidad debe acabar con lo insostenible. Necesitamos globalizar el derecho a un medio ambiente sano y relocalizar la economía”.

La campaña #1Planet1Right hace un llamamiento a la sociedad y a la ONU para:
– Votar para incluir el derecho a un medio ambiente sano en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en la Asamblea General de las Naciones Unidas y como tema urgente en la Cumbre de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica a mediados de septiembre de 2020, con el fin de incluir finalmente el derecho en la Declaración Universal de los Derechos Humanos para el año 2023.

Patricia Zurita, CEO de BirdLife International indica que: «La salud de nuestro planeta es nuestra salud. Si nuestro planeta está enfermo, nos enfermamos. Y ahora mismo, nuestro planeta nunca ha estado más enfermo. La supervivencia de la humanidad ya está amenazada por las crisis del clima y la biodiversidad, y esta pandemia nos ha llevado un paso más cerca del borde. Para transformar y salvar la sociedad, el punto de partida debe ser asegurar que todas las personas tengan la misma línea de base: garantizar a todos el derecho a un planeta sano».

Cientos de millones de personas sufren enfermedades relacionadas con ambientes no saludables y no naturales. Más información en el informe del Relator Especial de las Naciones Unidas sobre los derechos humanos y el medio ambiente sobre «Clean air and human rights» y «Save Climate».
Según la Organización Mundial de la Salud, «se estima que
12,6 millones de muertes cada año son atribuibles a entornos insalubres«, como la contaminación del aire, el saneamiento inadecuado del agua y los impactos del cambio climático.    

Alerta: un nuevo verano de incendios agudizará la emergencia climática

  • En Brasil, vaticinan que este verano será aún peor que el de 2019 y, en Siberia, solo en junio, el fuego ya ha afectado a más de tres millones de hectáreas
  • En Indonesia, las autoridades de Kalimantan han declarado el estado de emergencia hasta finales de septiembre tras identificar más de 700 incendios
  • El abandono de la España rural aumenta el riesgo de propagación de grandes incendios forestales
  • El incremento de la concentración de CO2 en la atmósfera y la subida de la temperatura media hacen más vulnerables a los bosques frente a los incendios

Madrid, 8 de julio de 2020.- Ante las preocupantes noticias que llegan desde diversas regiones forestales del planeta, Greenpeace alerta de otra posible crisis global en los bosques del planeta como la sufrida durante el verano de 2019, cuando el fuego y los incendios forestales afectaron a millones de hectáreas en varios países de la cuenca amazónica, Siberia Oriental, África o Indonesia, provocando la preocupación de la ciudadanía, gobiernos e instituciones internacionales.

El cambio climático se sigue acelerando: el pasado junio se alcanzó un nuevo récord en la concentración de CO2 respecto a los meses de junio anteriores, llegando a 416.39 partes por millón de CO2 en la atmósfera, 2.46 ppm más que en Junio de 2019 (1), agravando la crisis climática a la que nos enfrentamos. Según un informe publicado por Greenpeace en 2018 sobre el impacto de los incendios forestales en el cambio climático (2), algunos países no supervisan ni informan adecuadamente de las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por los incendios forestales. El informe recoge las opiniones de expertos que señalan que estos incendios contribuyen enormemente al calentamiento global y, de seguir ignorando los impactos climáticos de los incendios, no conseguiremos el objetivo del 1,5°C, recogido en el Acuerdo de París.

BRASIL

En la región amazónica de Brasil, la llegada de la temporada seca está históricamente asociada a la temporada de ‘queimadas’, cuando empresas y colonos hacen uso del fuego para eliminar el bosque y dar paso a la agricultura, fundamentalmente pastos para ganado y cultivos de soja. En la Amazonia brasileña, entre el 1 de enero y el 30 de junio, los satélites registraron 7.903 incendios (focos de calor o hotspots), 914 de los cuales afectaron a tierras indígenas (11,5%) y 194 afectaron a espacios protegidos (2,4%). El número total de incendios en estos primeros 6 meses ha registrado una caída del 25,4% respecto al mismo periodo del año pasado (que podría ser debido al incremento de las precipitaciones medias entre enero y mayo); pero durante el pasado mes de junio el número de incendios alcanzó su punto más alto de los últimos 13 años (3). Y los datos de alerta del INPE (Instituto Brasileño de Investigaciones Espaciales) para 2020, indican que se espera que la deforestación sea aún mayor este año (4).

En Brasil, los datos referidos al mes de junio y el número de focos de calor detectados por los satélites de seguimiento, auguran otro verano crítico que nos devuelve el sentimiento de vivir bajo una emergencia climática, donde las medidas tomadas por gobiernos y corporaciones son claramente insuficientes”, ha declarado Miguel Ángel Soto, portavoz de Greenpeace España.

Según datos históricos, durante esta estación seca, o estación de las queimadas, se produce también un repunte en el sistema brasileño de salud para tratar los problemas respiratorios derivados de las grandes nubes de humo que se forman en la región y que afectan a pueblos y ciudades. En el contexto de la actual pandemia, y dada las carencias en infraestructuras y acceso a centros de salud por parte de la población, esto puede suponer un agravamiento del impacto del coronavirus en la población más vulnerable.

RUSIA

En Rusia, la temporada de incendios de verano también ha comenzado con el aumento de la superficie afectada. A principios de julio la superficie total de incendios forestales activos ha alcanzado los 3,3 millones de hectáreas, afectando a áreas remotas del Lejano Oriente de Rusia y el noreste de Siberia: República de Saja (Yakutia), Chukotka, Kamchatka, la región de Magadán y la región de Krasnoyarsk.

El origen de este fenómeno ha sido una ola de calor que ha estado afectando a la mayor parte del Ártico durante el mes de junio. El día 20 de ese mes, el termómetro alcanzó los 37 ºC en Verkhoyansk,  una de las ciudades más frías de la Tierra. En esta ciudad, la temperatura media en el mes de junio era ligeramente superior a los 13 ºC.

La extensa región rusa de Siberia está siendo transformada por el cambio climático. Se está calentando a un ritmo mucho más rápido que el resto del planeta. Esto está causando que el permafrost se derrita, creando unas condiciones perfectas para los mega incendios. Aunque las altas temperaturas y el clima seco no son el origen de los incendios, la sequedad del suelo y la vegetación, provoca que ésta sea muy inflamable, de modo que, en caso de ignicición, el fuego gana fuerza rápidamente y su extinción se hace más difícil.

INDONESIA

En Indonesia, tras identificarse más de 700 incendios forestales, el gobierno de la provincia de Kalimantan ha declarado la semana pasada el estado de emergencia, situación que durará hasta finales de septiembre (5).

Según el portavoz de Greenpeace Indonesia, Kiki Taufik, “los incendios podrían ser potencialmente más grandes y extenderse al subsuelo (turba) en zonas remotas, especialmente en las zonas quemadas en 2019 que aún no han sido restauradas. La nube de humo podría ser más espesa o similar a la del año pasado“.

Indonesia es el mayor productor mundial de aceite de palma y, cada año, los incendios están vinculados a las prácticas de tala y quema utilizadas para despejar las zonas de cultivo de aceite de palma. Los incendios en 2019 fueron particularmente dañinos, con 1,6 millones de hectáreas de bosques y turberas quemadas.

ESPAÑA

En nuestro país, Greenpeace España alertó la semana pasada, a través de un informe (6), que el abandono del medio rural está aumentando la vulnerabilidad de nuestros montes ante los incendios de alta intensidad.

España es el segundo país con más superficie forestal de la UE. El abandono de tierras de cultivo y la falta de gestión de muchas masas forestales ha derivado en un paisaje altamente inflamable. En un contexto de cambio climático, si ese paisaje no lo gestionamos, lo hará el fuego de manera devastadora”, ha declarado Mónica Parrilla, responsable de incendios en Greenpeace España.

Precisamente, el pasado 2 de julio, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), presentó su primer informe anual sobre el estado del clima en España (7), que concluye que el calentamiento se está acelerando, aportando datos realmente preocupantes:

  • La temperatura en España ha aumentado 0.3ºC cada década desde los años 60
  • La precipitación media anual España ha experimentado un moderado descenso en los últimos 50 años
  • El año 2019 fue el segundo año más cálido en el mundo y el más cálido en Europa
  • El último decenio, 2010-2019, ha sido el más cálido en la Tierra desde que hay registros
  • Desde los años 80, cada década es siempre más cálida que la anterior

Todo apunta a que este verano vamos a constatar nuevamente que nuestra casa se quema. No solo está más caliente, se quema. Los bosques, que deberían estar actuando como sumideros de carbono y mitigando el cambio climático, están ardiendo y emitiendo así grandes cantidades de gases de efecto invernadero, alejándonos todavía maś del objetivo del Acuerdo de París, de evitar que la temperatura del planeta aumente por encima de 1,5 ºC.” ha recordado Soto.

Destronar la cultura del usar y tirar en el Día Internacional Libre de Bolsas

  • Para cambiar el modelo del usar y tirar hacia la cultura de la reutilización, ninguna bolsa de un solo uso (ni de plástico virgen, ni reciclado, ni compostable, ni de papel, etc) debería ser gratuita.
  • El día 3 de julio se celebra el Día Internacional Libre de Bolsas, creado e impulsado por Rezero, que encabeza un movimiento mundial durante todo el mes de julio contra el plástico de un solo uso.

La lucha por la eliminación de las bolsas de plástico se convierte en una estrategia importante porque tiene un alto contenido en elementos contaminantes y es difícilmente reciclable, pero sobre todo porque es el símbolo emblemático de la cultura de un solo uso. En el mercado, hay cada vez más productos de usar y tirar, especialmente de plástico, y no se fomenta ni se facilita el acceso a los productos que se pueden reutilizar.

Durante los últimos años, las administraciones públicas han promovido leyes, planes y acuerdos voluntarios que pretenden dar solución a la problemática de las bolsas de plástico. Sin embargo, los datos muestran que estas iniciativas llegan tarde y están teniendo un recorrido y un impacto insuficiente.

La Directiva Europea sobre las bolsas obligaba a los Estados miembros a establecer medidas para garantizar un consumo medio anual inferior a 90 bolsas/persona para el 31 de diciembre de 2019, y de menos de 40 bolsas/persona para el 31 de diciembre de 2025; implantar instrumentos como la no distribución gratuita de las bolsas de plástico o la prohibición antes del 31 de diciembre de 2018 para garantizar la consecución de estos objetivos.

El Estado español reaccionó demasiado tarde en aprobar en 2018 el Real Decreto sobre reducción del consumo de bolsas de plástico por lo que en el año 2019 ya no se alcanzaron los objetivos de reducción marcados por la Directiva Europea.

En el Real Decreto se prohibía la distribución gratuita de las bolsas ligeras de un solo uso en el 2018, con excepción de aquellas muy ligeras y de las bolsas de plástico con espesor igual o superior a 50 micras con un porcentaje igual o mayor al 70 % de plástico reciclado. Se fijaba una prohibición progresiva hasta el 2021 cuando se establecerá la prohibición total de la entrega de bolsas de plástico ligeras y muy ligeras al consumidor en los puntos de venta de bienes o productos, excepto si son compostables.

En primer lugar, desde las entidades que conformamos la Alianza Residuo Cero creemos que la prohibición de la distribución gratuita de las bolsas ligeras es una medida insuficiente. Para conseguir que la prevención de residuos se convierta realmente uno de los ejes estratégicos de la sostenibilidad en España, se requiere una visión sistémica del problema y políticas transformadoras. En el caso de la bolsa de plástico, lo demuestran otras experiencias europeas: la prohibición total de la bolsa de plástico de un solo uso como ha ocurrido en Italia y Francia y el gravamen ambiental disuasorio como es el caso de Irlanda, donde el año 2002 redujeron el 90% de las bolsas en tan sólo tres meses, el gravamen el cual fue el equivalente a 20 céntimos de euro. En el caso de otros elementos ligados a la proliferación de envases y envoltorios desechables como son las bandejas de plástico, los envases plurimaterial, los envoltorios de plástico y las bolsas sin asas), también hay medidas efectivas para reducir el consumo de forma rápida y con buenos resultados.

En segundo lugar, según el Real Decreto, las bolsas compostables serán gratuitas, lo que puede provocar que los consumidores elijan la opción compostable por un criterio económico sin necesariamente cambiar los hábitos de compra. No tiene sentido sustituir las bolsas de plástico por bolsas compostables, ya que también tienen un impacto ambiental (consumo energético, emisión de gases de efecto invernadero, abandono en el medio natural o mala gestión del residuo) y no sería bueno transferir el actual consumo excesivo de bolsas de plástico al consumo de bolsas compostables.

Un ejemplo claro de la incoherencia de proponer como alternativa la distribución gratuita de las bolsas compostables es que éstas, una vez cumplen la función de transportar la compra, se utilizan para separar los residuos orgánicos de casa y depositarlos en el contenedor de materia orgánica ya que se pueden degradar en instalaciones de tratamiento de la fracción orgánica. Si se depositan en otros contenedores se convierten en un problema ambiental y económico para que dificulta mucho el reciclaje de las fracciones correspondientes. Esto es especialmente relevante porque actualmente en la mayoría de ciudades y pueblos de España todavía no hay un buen desarrollo de la separación selectiva de la fracción orgánica.

Por lo tanto, para alcanzar los objetivos de la Directiva Europea, se deberían aplicar medidas más restrictivas como los impuestos o las prohibiciones a todas las bolsas independientemente del material. En consecuencia, instigamos a fomentar y promocionar las alternativas reutilizables como la única solución sostenible y sensata para sustituir las bolsas de un solo uso sean del material que sean.

Desde las entidades, deseamos que la Ley de residuos y suelos contaminados que está elaborando actualmente el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico sea una oportunidad para resolver las actuales carencias.

De todas maneras y esperando el apoyo de las administraciones para que sea fácil consumir sin residuos, la Alianza Residuo Cero afirma que en el día a día podemos ir haciendo pequeños gestos para reducir el uso de bolsas de un solo uso. Actualmente hay muchas y diversas opciones para evitarlas: llevando tu carro de la compra o bolsas hechas de un material que te permitan lavarlas y usarlas muchas veces, como la tela.

En el mercado, también puedes encontrar bolsas de distintos tamaños, con asa o sin asa para comprar todo tipo de productos: especies, verduras, frutas, frutos secos hasta la pasta y los cereales. Para productos más frágiles, en vez de bolsa, también es muy útil el uso del táper.

Adriana Espinosa | Amigos de la Tierra
Carlos Arribas | Ecologistas en Acción
Julio Barea | Greenpeace
César Sánchez | Retorna
Anna Peña |Rezero
Xavier Curto | Surfrider Foundation Europe

El olmedal del Prado de Pinoso se está muriendo

Un alto número de olmedas del Humedal del Prado se están muriendo y se desconocen, hasta este momento, las causas concretas. Puestos al habla con la Concejal de Medio Ambiente del ayuntamiento, nos comenta que ya se han inspeccionado las olmedas dañadas por el forestal y técnico de sanidad de la Consellería y creen que se trata de grafiosis, dado que son varios los olmedales afectadas por la zona. También apunta Silvia Verdú, que se ha solicitado un informe a los técnicos y que van hacer todo lo que se pueda para salvarlas.

ecoactiva

Aunque las olmedas afectadas, según el técnico de Medio Ambiente, están ubicadas fuera de los límites de gestión municiapal, en una finca privada, esto no impide las actuaciones dada la interconexión radicular de todo el olmedal

ecoactiva

Cabe recordar que se trata de una zona endorreica* o criptohumedal* de gran valor ecológico y paisajístico con presencia de hábitats protegidos de interés comunitario (algunos prioritarios) amparados por normativa europea, estatal y autonómica.

Estos hábitats albergan una flora y fauna excepcional adaptada a este ecosistema tan exclusivo siendo muchas de ellas endémicas. Sin embargo pese a su excepcional valor y la protección que posee el humedal, históricamente ha estado sometido a fuertes presiones antrópicas que han hecho peligrar su existencia. Ello se traduce en que de las más de 600 ha. que ocupa sólo unas 90 ha. (un 15% de la superficie) se encuentra conservadas. Desde el año 2003, el Ayuntamiento de Pinoso, a través de diversos programas de empleo del SERVEF, y en colaboración con la Conselleria de Medio Ambiente, la Confederación Hidrográfica del Segura, el Voluntariado Ambiental se llevan diferentes actuaciones para la recuperación y puesta ambiental del humedal que incluye la compra de parcelas.

 

Bonificaciones del 50% del IBI en instalaciones de autoconsumo

  • Una bonificación del 50% del IBI durante 5 años disminuye el periodo de retorno simple de la inversión de 5 a 3 años, dependiendo de la ubicación
  • En muchos municipios con bonificaciones, las condiciones administrativas son tan restrictivas que impiden acceder a ellas de manera sencilla

Un 41% de los municipios españoles de más de 10.000 habitantes ofrece bonificaciones del IBI a las instalaciones de autoconsumo, esto es, 312 municipios que representan un 60% de la población residente en los 753 municipios estudiados (22.437.952 habitantes). Así se desprende de un estudio presentado hoy por la Fundación Renovables y la compañía noruega Otovo, que han llevado a cabo una ampliación y mejora de los informes realizados en 2018 y 2019 que evaluaban y analizaban la situación de los diferentes incentivos fiscales y económicos que los ayuntamientos españoles contienen en sus normativas municipales, con el fin de favorecer y apoyar la instalación de sistemas de autoconsumo fotovoltaico.

Asimismo, se han analizado el IBI y el ICIO conjuntamente, obteniendo que solamente 231 municipios, el 28% de los analizados, lo que representa un 47% de la población estudiada (17.767.360), ofrecen ambas bonificaciones. Además, 87 ayuntamientos ofrecen bonificación únicamente con el IBI, el 12% del total; 170 solamente sobre el ICIO, el 23%; y 263 municipios no ofrecen ningún tipo de bonificación, el 35%.

De esta forma, el informe señala que algunos de los ayuntamientos que ofrecen esta bonificación presentan unas condiciones administrativas o técnicas tan restrictivas y poco coherentes para la obtención de la bonificación, sobre todo en el caso del IBI; que en algunos casos hacen que sea casi imposible tener acceso a ellas. A este respecto, Fernando Ferrando, presidente de la Fundación Renovables, ha indicado: “desde la Fundación, abogamos por una facilitación y agilización de dichos trámites, definiendo adecuadamente en las ordenanzas municipales cómo y bajo qué condiciones se pueden obtener estas bonificaciones, evitando limitaciones o condiciones que no representen la realidad o limiten su obtención”.

De manera complementaria, el análisis económico realizado muestra el impacto positivo y la gran relevancia que tiene la bonificación del IBI en la disminución del periodo simple de retorno de la instalación. En la hipótesis planteada con 3 ubicaciones y escenarios distintos (Lugo, Madrid y Almería), se ha analizado el periodo simple de retorno obtenido sin bonificaciones y con una bonificación del 25% y del 50% del IBI durante los primeros 5 años. Esta última es la más común entre ayuntamientos, la más adecuada y la que contiene un mayor impacto, puesto que el periodo simple de retorno de la inversión de la instalación puede reducirse hasta 5 años y 8 meses en el caso de una ubicación de la instalación en el norte de España (Lugo), y 3 años y un mes en el caso de ubicación en el sur (Almería) para la misma instalación y bonificación sobre el IBI.

Según el análisis, una vivienda de valor catastral de 190.000€ en la Comunidad de Madrid, que tiene un tipo impositivo de 0,483% pagará 917,7€ anualmente, si suponemos que dicha vivienda instala sistemas de aprovechamiento solar con valor de 5.000€, una bonificación sobre el IBI del 50% durante 5 años supondrá, pasados los 5 años, un 46% del coste total de la instalación y un ahorro anual de 459€. En lo referido al ICIO, si suponemos que dicha instalación de energía fotovoltaica en Madrid de 5.000€ tiene un coste de instalación material de 1500€, y un tipo impositivo del 4%, entonces al finalizar la instalación se tendrá que abonar al ayuntamiento una cuantía de 60€. Una bonificación sobre el ICIO del 95% reduciría dicho impuesto a un total de 3€. Lo que supone un ahorro total de 57€ que representa un 0.95% del total de la instalación. Este análisis es un breve supuesto demostrativo, teniendo en cuenta tanto todas las variables económicas como las posibles variaciones de precio de la electricidad a lo largo de los años, pero muestra con claridad la gran influencia que tiene la bonificación del IBI en el tiempo de recuperación de la inversión en una instalación de autoconsumo.

Porcentaje de población de la muestra estudiada por provincia o Ciudad A. con bonificación sobre el IBI

Iñigo Amoribieta, CEO de Otovo en España, ha señalado: “con iniciativas como este estudio esperamos que, entre todos, consigamos que la energía fotovoltaica en nuestro país sea la fuente de electricidad limpia, barata y sostenible que todos sabemos que puede ser. Igualmente, queremos convencer a las administraciones de que unas ayudas claras, sencillas y homogéneas pueden ser más efectivas que una generosa recompensa. El acceso y la sencillez pueden ser mayores facilitadores que el dinero, entendiendo las limitaciones y exigencias que tienen las cuentas públicas en la actualidad”.

Por su parte, Fernando Ferrando, presidente de la Fundación Renovables, ha comentado: “abogamos por la modificación de la Ley Reguladora de Bases de Régimen Local y de las limitaciones de gasto en los ayuntamientos, con el fin y la necesidad de capacitarlos para la movilización y utilización de recursos para ser la base del nuevo modelo energético. Por todo ello, este informe supone una demostración y análisis práctico de la necesidad de que los ayuntamientos lideren y sean el motor, a través de una fiscalidad activa y mejorando la participación ciudadana, el cambio y la descentralización del modelo energético colocando al consumidor en el centro del sistema y brindando a las ciudades mayores posibilidades de autonomía, desarrollo y autosuficiencia”.

Nueva metodología, alcanzando los 753 municipios
En este nuevo informe se actualiza las bonificaciones fiscales existentes en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y el Impuesto sobre Instalaciones, Construcciones y Obras (ICIO) en el ejercicio 2020. Contiene además un breve análisis económico del impacto de la bonificación en el IBI sobre el periodo simple de Retorno de la inversión (PRI). Sin embargo, para el caso del ICIO no es así, ya que esta bonificación es muy pequeña en comparación con la del IBI. El documento recoge las ordenanzas municipales, aplicables en dicho año, de todas las capitales de provincia y aquellos municipios con una población mayor a los 10.000 habitantes, según el censo del año 2020. Esto asciende a una muestra total de análisis de 753 municipios, el 79% del total de la población que reside en España.

 

SEO/BirdLife facilita la denuncia ciudadana frente a las agresiones ambientales

Esta nueva herramienta de servicio público se lleva a cabo con el apoyo del LIFE Guardianes de la Naturaleza, coordinado por SEO/BirdLife.

SEO/BirdLife como ONG de utilidad pública se pone al servicio de la ciudadanía y de las administraciones públicas para ofrecer una herramienta que permite hacer frente a las agresiones que sufre el medio ambiente, animando a actuar directamente a los denunciantes o haciéndolo desde la organización. A través de un formulario web, cualquier persona que conozca una acción potencialmente ilegal podrá comunicarlo a la organización, obtener información sobre cómo hacer llegar su denuncia a las autoridades o solicitar que la ONG lo haga. Todas las comunicaciones serán valoradas por técnicos especializados de la organización para analizar la relevancia del caso y la pertinencia de emprender acciones legales. Además, los ciudadanos pueden encontrar distintos modelos y plantillas para ayudarles a cumplimentar su denuncia, pedir información ambiental ante las administraciones o presentar un recurso.

Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife apunta: “Contamos con el apoyo de miles de personas que nos acompañan en la misión de proteger la biodiversidad. Gracias a ellas el mundo conservacionista ha podido ganar muchas batallas. Con este portal ofrecemos a la sociedad una herramienta para que puedan ejercer su derecho a cuidar la naturaleza frente a aquellas actuaciones que la ponen en peligro. Todos los ciudadanos tenemos el derecho reconocido en nuestra Constitución a disfrutar de un medio ambiente adecuado y también tenemos el deber de conservarlo”.

“En SEO/BirdLife estamos convencidos de que, a través del conocimiento y la sensibilización sobre el impacto que tienen las acciones que destruyen nuestra riqueza natural, se reducirán los delitos ambientales. No podemos esperar más La pérdida de biodiversidad es una de las principales crisis a la que nos enfrentamos. Debemos detener la perdida de especies y de hábitats para garantizar un planeta seguro y sostenible”, añade Ruiz.

¿Qué actos son denunciables?

El portal web que se pone en marcha tiene por objeto recoger denuncias por diferentes tipos de actos que perjudican el entorno y contravienen la legislación. Este es el caso de la mala utilización de productos químicos o de sustancias biológicas que perjudican a los elementos ambientales, la realización de vertidos, el depósito ilegal de residuos; la destrucción, muerte, deterioro, recolección, comercio o intercambio no autorizados de especies de flora y fauna protegida; la perturbación, muerte, captura y retención intencionada de especies de aves en las épocas de reproducción y crianza; la destrucción o deterioro de hábitats y de espacios naturales protegidos o la posesión, transporte, tráfico o comercio no autorizado de especies Exóticas Invasoras o su liberación en el medio natural.

Una vez recibida la denuncia y cuando se requiera la acción directa de SEO/BirdLife, los hechos se comunicarán a los Agentes de Medio Ambiente y Forestales, el Seprona de la Guardia Civil, las Fiscalías provinciales de Medio Ambiente o, incluso, se valorará la personación en tribunales. De todas las denuncias se hará un seguimiento periódico frente a las administraciones o entidades a las que se haya presentado, con el objeto de conocer las actuaciones o resoluciones adoptadas.

LIFE Guardianes de la Naturaleza

El lanzamiento de este portal de denuncia se realiza en el marco del proyecto LIFE Guardianes de la Naturaleza. Este proyecto, financiado por el programa Life de la Unión Europea, pretende mejorar la efectividad y la eficacia de las acciones dirigidas a combatir los delitos contra la naturaleza.

Está coordinado por SEO/BirdLife y cuenta con la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, la Sociedade Portuguesa para o Estudo das Aves (SPEA), y el Servicio de protección de la naturaleza de la Dirección General de la Guardia Civil (SEPRONA), como socios beneficiarios. Los cofinanciadores son la Dirección General de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Canarias, la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana y el Ministerio para la Transición ecológica (MITECO).

FORMULARIO DE DENUNCIA AMBIENTAL

Pescadores de bajura gallegos se unen al programa marino de SEO/BirdLife

  • Hoy, 25 de junio, se celebra el Día de la Gente de Mar y SEO/BirdLife lo celebra destacando el nuevo impulso dado a su trabajo en el mar con el proyecto Zepamar
  • La ONG amplía su área de actuación al Atlántico, así como el equipo de biólogos que trabaja de forma estrecha con los pescadores
  • En las acciones realizadas, destaca la gran labor de los pescadores que colaboran con SEO/BirdLife para estudiar y reducir las capturas accidentales de aves marinas en artes de pesca

SEO/BirdLife da a conocer, coincidiendo con la celebración hoy del Día de la Gente de Mar, el nuevo impulso dado a su programa marino con el proyecto Zepamar. La ONG ha ampliado su área de actuación al océano Atlántico, así como el equipo de biólogos dedicados a prevenir la captura accidental de aves en colaboración con los pescadores. Cada vez hay más pescadores dispuestos a poner remedio a un problema que comparten con las aves marinas y por el que ambos pierden: los primeros, los peces; las segundas, la vida.

Los nuevos protagonistas en 2020 -dentro del proyecto Zepamar, que también sigue su curso en el Mediterráneo– son los pescadores de bajura gallegos de los puertos de las Rías Baixas y la Costa da Morte, que utilizan artes como el cerco, trasmallos, miños, betas, nasas o palangrillo. “Responden a nuestras encuestas -llevamos más de setenta- y además algunos colaboran con la toma de datos en cuadernos específicos que les entregamos, y que nos ayudan a entender mejor cuándo, dónde y cómo ocurren las capturas accidentales”, señala Paulo Lago, técnico en Galicia del proyecto Zepamar de SEO/BirdLife.

El trabajo se centra en aquellas artes que pueden tener más incidencia sobre las aves marinas. Se trata del palangre para las pardelas y las gaviotas, y las redes para aves buceadoras, como alcas, araos y, especialmente, cormoranes moñudos. El objetivo es conocer bien las circunstancias que propician estas capturas accidentales y proponer soluciones en colaboración con los pescadores. “Muchas veces estas soluciones son sencillas e implican un pequeño cambio en la manera de operar el arte de pesca o el momento de hacerlo”, recalca Lago.

La experiencia de SEO/BirdLife estudiando este problema y probando soluciones de mitigación en el Mediterráneo desde hace años permite trasladar las buenas prácticas ahora al Atlántico, aunque siempre se requiere de un estudio detallado y adaptación a cada región y arte de pesca.

“Iniciar el proyecto en Galicia, y con el añadido de la crisis de la Covid-19, ha requerido cambiar en muchos casos la forma de trabajar con el sector. Es esencial conocer bien las condiciones locales y dedicar horas en los puertos y en el mar para establecer y fortalecer vínculos con los pescadores -añade Lago-, que se han mostrado muy abiertos a colaborar, lo cual es muy gratificante”.

Crece el equipo de biólogos
El nombre de este proyecto, que hace referencia a las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y al mar –y que hereda los avances obtenidos con los proyectos previos Zepamed I y II, cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico en el marco del Programa Pleamar, cofinanciado por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP).

“Su principal objetivo –apunta Pep Arcos, coordinador del Programa Marino de SEO/BirdLife– es estrechar lazos con el sector pesquero, así como implicar a científicos y Administraciones, para buscar soluciones a un grave problema que nadie desea, prestando especial atención a los espacios de la Red Natura 2000 y a las especies de aves marinas más sensibles. Además es muy importante conseguir una buena implantación territorial para crear una relación de proximidad con los pescadores, por lo que este año hemos incrementado el equipo, formado actualmente por nueve biólogos”.

Se estima que más de 200.000 aves marinas mueren al año por este motivo en Europa, una de las principales causas de mortalidad para este grupo de aves tan sensible. A ello se suman los efectos directos e indirectos de otras amenazas, como la contaminación, la pérdida de hábitat, los depredadores introducidos o la sobreexplotación pesquera.

Día de la Gente de mar
La Organización Marítima Internacional (OMI) promulgó en la Conferencia de Manila del año 2010 el día 25 de junio como Día de la Gente de Mar. En 2020 se celebra el décimo aniversario de esta fecha. El lema del año 2020 es «La gente de mar son trabajadores clave», motivado por su labor en el mantenimiento del flujo de bienes vitales (alimentos, medicinas, suministros médicos, entre otros) en el marco de la pandemia de la Covid-19.

Con ello se quiere que los Estados miembros reconozcan a la gente de mar como trabajadores clave, esenciales en la lucha contra esta pandemia que ha afectado a todos los países del mundo, y que se les facilite el apoyo logístico y la asistencia requerida para llevar a cabo su labor.

Los jóvenes españoles consideran la educación ambiental un factor clave en la era post-Covid

  • 9 de cada 10 de los encuestados también creen imprescindible tener en cuenta los problemas ambientales para hacer frente a crisis sanitarias como la actual.
  • Más de la mitad de los jóvenes que forman parte del estudio prevé tener más contacto con la naturaleza cuando la desescalada llegue a su fin

La crisis del COVID-19 que estamos atravesando ha permitido a la sociedad reflexionar sobre la necesidad de mantener el planeta sano y cuidar la naturaleza. Las cuestiones ambientales se han convertido en uno de los pilares esenciales para afrontar los nuevos retos derivados de esta crisis y los jóvenes españoles se muestran cada vez más convencidos de ello. Esta es, precisamente, una de las principales conclusiones que se extraen del estudio de opinión «Jóvenes, educación y medioambiente», realizado por More Than Research para Naturaliza, el proyecto de educación ambiental de Ecoembes.

Según este estudio, realizado a más de 3.400 jóvenes de entre 18 y 30 años de toda España, 9 de cada 10 entrevistados consideran que, en la era post-covid, la educación ambiental debería ser tratada como un instrumento fundamental en la sociedad que contribuye, en gran medida, a hacer frente a situaciones como la actual.  En línea con esto, el 90% de los jóvenes también cree necesario que los problemas ambientales sean considerados en mayor medida para entender y, así, prevenir, crisis que afecten a la salud.

Otro de los aspectos analizados en el estudio para Naturaliza es cómo se relacionan los jóvenes con la naturaleza, algo que cada vez cobra más importancia. De este modo, a pesar de que 8 de cada 10 de los encuestados declaran que antes de la crisis sanitaria ya tenían mucho o bastante contacto con la naturaleza, más de la mitad de ellos (54%) afirman que, tras el fin de la desescalada, saldrán más al entorno natural. La principal razón que alegan es la de ‘necesidad’, considerando el contacto con el medio ambiente como algo que les genera libertad, desconexión y alegría.

Precisamente, los expertos defienden que el contacto directo con la naturaleza es algo esencial para el ser humano, especialmente para los niños, quienes frecuentemente sufren un déficit de naturaleza que afecta al desarrollo de sus capacidades creativas, emocionales e intelectuales. En este sentido, Naturaliza apuesta por la educación en entornos naturales como vía con la que fomentar ese necesario contacto desde edades tempranas. Así, ofrece recursos y herramientas a los profesores para llevar las clases al exterior y aprovechar la naturaleza como aula, una práctica que, en las circunstancias actuales, cobra aún más relevancia. Actualmente, ya son más de 1.000 los docentes de primaria de toda España que llevan una mirada ambiental a sus alumnos y, todo aquel que quiera formar parte de este proyecto en el curso 2020/2021, ya puede inscribirse.

Asociaciones ciclistas y ambientalistas demandan apoyo a la bici

En el Día Mundial de la Bicicleta, las organizaciones Con Bici, Amigos de la Tierra, Coordinadora Andando, Ecologistas en Acción, Greenpeace, Juventud por el Clima Fridays for Future España y Madres por el Clima, reclaman apoyo económico a planes de movilidad al Gobierno central y acciones más ambiciosas a los ayuntamientos.

Con Bici convoca la acción ‘Cadena Ciclista’ para visibilizar la bici como medio de transporte.

En abril de 2018 la ONU declaró el día 3 de junio como el Día Mundial de la Bicicleta para promover su uso y fomentar este medio que, entre otros beneficios, contribuye al desarrollo sostenible, fomenta la salud y previene enfermedades. También promueve la tolerancia, el entendimiento y el respeto, potencia la equidad de género y la autonomía de las mujeres y facilita la inclusión social.

Con Bici, Amigos de la Tierra, Ecoactiva, Coordinadora Andando, Ecologistas en Acción, Greenpeace, Juventud por el Clima Fridays for Future España y Madres por el Clima, consideran que la bicicleta es un elemento estratégico en la movilidad durante la desescalada y siempre. No produce atascos, contaminación ni gases de efecto invernadero y permite mantener la distancia interpersonal y tiene beneficios para la salud: pedalear con regularidad reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, derrames cerebrales, ciertos tipos de cáncer o diabetes y de sufrir hipertensión, y otras enfermedades.

Por estas y otras razones, muchas ciudades en el mundo han comenzado a realizar planes de emergencia para fomentar los desplazamientos en bicicleta. París pondrá en marcha más de 1000 km de nuevas vías ciclistas, entre las que destacan los 50 km de supervías ciclistas. Bogotá, con 45 km de vías ciclistas de emergencia, o Milán, con 35 km y Londres, con un ambicioso plan peatonal y ciclista, son otros ejemplos.

En España destacan algunas ciudades como Barcelona y su área metropolitana, con 21 kilómetros de carriles bici, Logroño con su plan ‘Logroño Calles Abiertas’, o el plan de transición a una nueva movilidad de Valladolid. Sin embargo, las medidas de emergencia se adivinan todavía tímidas a nivel general e insuficientes para que la bici tenga una representatividad real en el reparto modal de transporte.

Mayor aún es la preocupación de que la mayoría de las ciudades no cuenten con ningún tipo de plan para mejorar ni la movilidad ciclista ni peatonal o garantizar un transporte público de calidad durante la desescalada. En estas ciudades es muy probable un aumento del tráfico rodado sin precedentes.

Es en el nivel local donde se deben poner en marcha la mayoría de las medidas, como vías ciclistas específicas y calles residenciales con prioridad peatonal y ciclista que cubran toda la ciudad. Otro ejemplo es la reducción de la velocidad urbana a 30 km/h, además de instalar aparcamientos para bicicletas seguros en puntos estratégicos. En definitiva, se trata de redistribuir el espacio público urbano, priorizando el uso de viandantes y bicicletas. El urbanismo táctico -que consiste en modificaciones con señalización provisional, pintura, bancos o jardineras- permite acometer estos cambios rápidamente.

Se debe además facilitar la intermodalidad, permitiendo viajar con bicicleta en el transporte público y poner en marcha programas de formación para circular en bicicleta con seguridad, dedicado sobre todo a personas con poca experiencia.

Es fundamental el apoyo del Gobierno central, que debe aportar financiación específica a los ayuntamientos para medidas de movilidad de emergencia que potencien la bicicleta. Mientras el Gobierno británico dispone de 250 millones de libras para infraestructuras peatonales y ciclistas de emergencia, y mientras el francés ha asegurado 60 millones de euros para ayudas ciclistas, el gobierno de España ha limitado su apoyo a dar recomendaciones a la movilidad ciclista. En cambio, sí se ha asegurado un apoyo prioritario a la industria del automóvil, lo que una vez más se traduce en apostar por los medios de transporte más insostenibles.

Para visibilizar todas estas propuestas, Con Bici convoca la acción Cadena ciclista en varias ciudades, precisamente para demandar más espacio y protagonismo de este medio en el sistema de movilidad.

Por último, las asociaciones ciclistas y ecologistas insisten en que la movilidad ciclista será crucial en los próximos meses, pero no se puede descuidar el espacio peatonal, que deberá ampliarse para garantizar la distancia interpersonal. Es además imprescindible dotar al transporte público de los medios necesarios para ofrecer un servicio de calidad y con garantías de seguridad. Porque tenemos que recuperar el espacio público para la sostenibilidad de la vida y no solo para circular deprisa

El traslado de la COP a 2021 no debería implicar inacción ante la emergencia climática

Greenpeace exige que el traslado de la COP a 2021 no implique la inacción ante la emergencia climática, más urgente que nunca

En respuesta al anuncio oficial del traslado de la Cumbre Internacional del Clima (COP26) al 1-12 de noviembre de 2021 en Glasgow, Greenpeace entiende que es inevitable retrasar la reunión debido a la pandemia, pero exige que no se posponga la agenda política para actuar con urgencia ante la emergencia climática.

“En este momento, los verdaderos líderes deberían redoblar sus esfuerzos para asegurar una recuperación verde y justa en la gestión de esta crisis sanitaria y la emergencia climática. Sólo los gobiernos que se guían por la ciencia y son sensibles a las personas más vulnerables para hacer frente a la pandemia estarán preparados para contribuir a la enorme acción colectiva mundial necesaria para hacer frente al cambio climático”, ha declarado Jennifer Morgan, directora de Greenpeace Internacional: “Para la COP26, esperamos que los gobiernos acudan a la cita con las lecciones aprendidas tras la pandemia, guiados por la ciencia, preparados para actuar inequívocamente y unidos para abordar la emergencia climática y poner fin a la era de los combustibles fósiles”.

La crisis sanitaria debido al coronavirus ha puesto de manifiesto la importancia de trabajar de manera coordinada a nivel internacional. Greenpeace recuerda que para hacer frente al cambio climático, son igual de necesarias la cooperación internacional y el liderazgo político.

“Es un momento único para asegurar que las medidas para la reconstrucción económica que toman los estados tras la crisis sanitaria responden a la necesidad de solucionar la crisis climática y construir unas sociedades más resilientes a las crisis ambientales que generen y mantengan millones de empleos y tengan en su base la solidaridad con las personas más afectadas”, ha declarado Mario Rodríguez, director de Greenpeace España

Contexto nacional y europeo

La semana pasada se aprobó en el Consejo de Ministros el anteproyecto de ley de cambio climático y transición energética, una ley fundamental para asegurar que la salida de la crisis de la covid se apoya en las medidas necesarias para afrontar la emergencia climática. Sin embargo, el objetivo de reducción de las emisiones de CO2 que propone esta ley de sólo el 20% en 2030 no está alineado con las recomendaciones científicas.

Greenpeace, atendiendo a las recomendaciones basadas en la ciencia de Naciones Unidas, considera que este objetivo debe elevarse al 55% en 2030 respecto a 1990 y alcanzar el cero neto en 2040. Además debe incluirse la eliminación de las subvenciones a los combustibles fósiles y a todos los sectores que perjudican el clima, así como establecer el marco legislativo necesario para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en otros sectores clave como el financiero, agroalimentario, turismo, gestión de residuos o industria, además de energía y transporte, dada su importante contribución a las emisiones nacionales.

Desde Europa, durante los próximos meses se esperan avances en los compromisos climáticos con la aprobación de la ley de clima europea, la presentación de un análisis de la Comisión Europea que evaluará los beneficios de aumentar los objetivos de reducción de las emisiones y el plan para la reconstrucción económica tras la crisis sanitaria que deberá tener como eje vertebral la lucha contra el cambio climático y la pérdida de la biodiversidad entre otras cosas.

“Ante la cancelación de la COP26 de este año, los Estados miembros deben seguir trabajando duramente y a todos los niveles en la mejora de sus objetivos climáticos para alinearlos con las recomendaciones científicas y abordar los cambios profundos necesarios en esta década para evitar los peores impactos del cambio climático. El momento es ahora”, ha concluido Tatiana Nuño, responsable de la campaña de Cambio Climático de Greenpeace.

Ana Martínez