Amigos de la tierra reivindica políticas de apoyo a la agricultura campesina

  • La organización se suma a la carta abierta de la Vía Campesina para reclamar a las instituciones una Europa con más campesinos que practiquen la agroecología y solicitar
  • Amigos de la Tierra recuerda el papel crucial de la agricultura campesina y de la soberanía alimentaria para abordar algunos de los problemas mundiales más acuciantes y recuerda los efectos que la pandemia COVID-19 está teniendo sobre el campesinado y, por extensión sobre la salud, la alimentación y la vulnerabilidad de millones de personas en todo el mundo.
  • Ambas entidades denuncian cómo las políticas y acuerdos nacionales e internacionales siguen en dirección contraria a lo que este sector necesita como demuestra la negociación de la PAC en la UE y el avance de las negociaciones del Tratado UE-Mercosur.

Hoy, 17 de abril se celebra el Día Internacional de la Lucha Campesina en una Europa donde la agricultura campesina representa la mayor parte de las explotaciones agrarias y en un momento histórico en el que, tras más de un año del comienzo de la pandemia por la COVID-19, las personas campesinas siguen siendo uno de los sectores que más desproporcionadamente sufren sus impactos.

La agricultura a pequeña y mediana escala sigue siendo una de las prácticas más desarrolladas en Europa. Según los informes publicados en 2015 y 2016, el 97% de las granjas europeas eran de una extensión menor a 100 ha y el 69%, de menos de 5 ha (1 y 2). Sin embargo, las políticas europeas no establecen medidas coherentes ni alineadas con las necesidades de la agricultura campesina, de sus trabajadores y del desarrollo un sistema alimentario sostenible que garantice alimentos saludables para toda la población, estimule las zonas rurales y preserve la diversidad territorial, biológica y cultural.

En una carta firmada por organizaciones de personas agricultoras, académicas y organizaciones ecologistas, entre las que se encuentra Amigos de la Tierra, la Vía Campesina, movimiento internacional que reúne a millones de personas campesinas, agricultoras pequeñas y medianas, sin tierra, juventud y mujeres rurales, indígenas, migrantes y personas trabajadoras agrícolas de todo el mundo, ha solicitado a las instituciones “Una Europa con más personas campesinas” y ha pedido a la Unión Europea una revisión de su política comercial para “asegurar que desarrolla políticas públicas que mejoren los sistemas alimentarios en materia de calidad, seguridad alimentaria, sostenibilidad ambiental, inclusión social y desarrollo rural” (3).

Amigos de la Tierra, por su parte, recuerda el papel crucial de la agricultura campesina y de la soberanía alimentaria para abordar algunos de los problemas mundiales más acuciantes y pone de manifiesto cómo las medidas políticas adoptadas a nivel nacional y global frente a la COVID19 siguen teniendo un grave impacto en el sector agroalimentario, en la vida de los campesinos y campesinas y, por extensión en millones de personas en todo el mundo.

“La agricultura campesina es esencial para abordar las crisis que enfrentamos y el devastador impacto que la COVID19 está teniendo en el sector supone un peligro para miles de millones de personas en todo el mundo” ha declarado Andrés Muñoz, responsable de Soberanía Alimentaria de Amigos de la Tierra. “Un número cada vez mayor de personas están teniendo que reducir la cantidad y la calidad de los alimentos que consumen. Se calcula que dos mil millones de habitantes del planeta, el 25,9% de la población mundial, no tiene en la actualidad acceso regular a alimentos nutritivos y suficientes. Si cada vez hay más personas con menos acceso a una alimentación sana y el campesinado se encuentra en una mayor situación de precariedad y vulnerabilidad, el problema está claro: las políticas alimentarias no están defendiendo los intereses de las personas.”

En diciembre de 2019, fueron asignados nuevos presupuestos para la Política Agrícola Común de la UE durante el periodo 2021-2027, presupuestos que fueron criticados por organizaciones como Amigos de la Tierra por ir en dirección contraria a la transición hacia un modelo agrícola más justo y alineado con las recomendaciones de la ciencia para evitar la emergencia climática y las crisis como la actual pandemia COVID19.

La Vía Campesina pide a la UE que deje de favorecer el modelo de producción agrícola industrial a gran escala que perjudica a las pequeñas y medianas granjas y cumpla con sus promesas en el marco del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático, los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la UNDROP, aplicando la PAC, el Pacto Verde y, en particular, la Estrategia de Biodiversidad, la Estrategia «De la granja a la mesa» y la Ley Europea del Clima.

Amigos de la Tierra señala también la negociación que la UE ha mantenido sobre el Acuerdo comercial con los países del MERCORSUR definido como un tratado diseñado para “vender la salud, a las personas y al planeta”.

“La emergencia alimentaria propiciada y acelerada por la pandemia de la COVID-19 parece marcarnos el camino a la necesidad de una apuesta decidida hacia sistemas alimentarios locales, que deben ser apoyados por los gobiernos municipales, estatales y supranacionales, como la Unión Europea” ha señalado Andrés Muñoz. “Es el momento de prescindir de acuerdos comerciales como el de la UE-MERCOSUR y apostar decididamente hacia una transformación radical y urgente de la forma en que se producen y distribuyen los alimentos. Los apoyos económicos, como los de la PAC, deben ir en esa línea. No hay más tiempo que perder, vivimos una emergencia sanitaria, social, climática y medioambiental sin precedentes que requiere respuestas comprometidas con el planeta, con las personas campesinas y con el conjunto de la sociedad”.

ONG europeas abren una votación ciudadana para premiar las inversiones económicas más respetuosas con el clima y la biodiversidad

  • SEO/BirdLife, junto a otras ONG integrantes de CAN Europe, lanza hoy los EU Cash Awards –“Premios Europeos Financieros”– que destacarán las mejores y peores inversiones de los nuevos fondos de recuperación europeos
  • Son los propios ciudadanos los que otorgarán estos premios mediante la votación abierta desde hoy hasta el próximo 24 de abril
  • La convocatoria busca priorizar las inversiones y reformas respetuosas con el clima y la biodiversidad en los futuros planes de recuperación de los Gobiernos de la UE

Los Estados miembros de la Unión Europea están en plena redacción de sus planes de recuperación, y a las ONG ambientales europeas les preocupa la falta de transparencia y de participación en los procesos de elaboración. España, no es una excepción. A pesar de que el pasado mes de octubre el Gobierno publicó las líneas directrices de su Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia “España Puede”, se sabe poco del contenido final del documento que se enviará a la Comisión Europea como tarde a finales de abril. Siendo el segundo país receptor de los nuevos fondos de recuperación puestos en marcha a consecuencia de la pandemia (140.000 millones de euros para España, entre préstamos y subvenciones), es vital que las organizaciones de la sociedad civil participen en la concepción de este plan que marcará la senda de recuperación de nuestro país en los próximos años.

Por eso, antes de que la Comisión Europea comience oficialmente a evaluar estos planes de recuperación, un grupo de ONG europeas -entre ellas SEO/BirdLife, dentro del proyecto Life Unify- se ha unido para hacer una selección y valoración de algunas de las medidas que se están planteando, a priori, los Gobiernos de 13 países de la UE para invertir el dinero procedente de los fondos europeos. Se trata principalmente del fondo de recuperación, aunque en algún caso se ha tenido en cuenta también el fondo de transición justa o el fondo regional.

Y ahora serán los ciudadanos europeos, a partir de hoy y hasta el 24 de abril, los que decidan cuáles de estas medidas candidatas se llevan los EU Cash Awards -los “Premios Europeos Financieros”-, organizados por CAN Europe junto con sus miembros y socios. Las ONG han agrupado las medidas en tres categorías (Buena, Mala o Fea) en función de si respetan las normas y prioridades de la UE en materia climática y medioambiental. Los premiados en cada categoría se darán a conocer a través de una ceremonia online el 29 de abril.

Para David Howell, responsable de Energía y Clima de SEO/BirdLife, “esta campaña es un toque de atención a los Estados miembros para que las inversiones apoyen reformas y proyectos respetuosos con el clima y la biodiversidad. Estamos vigilantes y queremos que se garantice que la cantidad de dinero sin precedentes que esperan recibir de la UE se gaste de manera inteligente para construir sociedades y economías sostenibles, justas y más resilientes.”

Las cuatro propuestas de España
SEO/BirdLife, junto a ONG ambientales españolas pertenecientes a CAN Europe, concretamente Ecologistas en Acción, Fundación Renovables, Fundación Ecodes y Eco-Unión, ha recopilado información sobre esas propuestas iniciales con aspiración a obtener financiación europea, y ha seleccionado cuatro -dos positivas y dos negativas- que destacan por sus objetivos y su ámbito de aplicación. Esas cuatro propuestas son las candidatas por parte de España a obtener los “Premios Europeos Financieros”.

Hay que incidir en que, puesto que todavía no se han dado datos oficiales sobre el contenido final del plan del Gobierno español, la información sobre las medidas se ha obtenido, tanto de manera oficial pero informal, a través de las Manifestaciones de Interés lanzadas por el Gobierno, como de manera extraoficial, a través de las noticias que han ido apareciendo en los medios de comunicación a este respecto. Lo que quiere decir que en ningún caso estas medidas seleccionadas representan todavía a las que finalmente se incluyan en el Plan definitivo.

Las buenas

  • Inversión en el medio rural para hacer frente, entre otros aspectos, a la despoblación y lograr comunidades locales más sostenibles, innovadoras y resilientes a través de la transición energética, la promoción de la bioeconomía y la conservación de la biodiversidad.
  • Inversión en el medio urbano para impulsar la transformación sostenible de ciudades y municipios a través del autoconsumo renovable, regeneración de edificios y movilidad eléctrica.

Instalación de paneles solares en la sede de SEO/BirdLife en Madrid ©SEO/BirdLife

La mala

  • Gran número de propuestas dirigidas a impulsar el hidrógeno “verde”, siendo todavía una tecnología inmadura y muy costosa, que podría desviar una parte significativa del dinero destinado a soluciones más económicas e inmediatas como son las energías renovables y la mejora de la eficiencia energética (el hidrógeno “verde” se va a necesitar para descarbonizar los sectores más intensivos que no puedan electrificarse fácilmente o para almacenamiento de energía renovable, pero es una medida de futuro, es decir, que se va a invertir en hidrógeno «verde», pero como se trata todavía de una tecnología inmadura corre el riesgo de que esas inversiones acaben en un hidrógeno no tan verde y de promover un lavado verde, por eso se decidió que fuera en la categoría de «Mala»).

Producción de hidrógeno © Alexander Kirch/Shutterstock

La fea

  • Dinero destinado a las macrogranjas, que podría perpetuar la agricultura industrial insostenible (las macrogranjas son una fuente de emisiones de gases de efector invernadero -GEI- y emplean gran cantidad de energía, contribuyendo indirectamente a la deforestación de los bosques en el Sur Global; por ello se ha propuesto esta medida en la categoría «Fea»). 

Macrogranja de cerdos ©Krumanov/Shutterstock    

Ana Márquez, coordinadora del proyecto Unify en España, dentro de SEO/BirdLife, considera que “en medio del proceso de elaboración de los planes nacionales de recuperación, está en manos de los Estados miembros el futuro de la recuperación verde. Ha llegado el momento de apostar por un plan de recuperación español audaz verdaderamente transformador. Mientras tanto, consideramos esencial la participación social, para lo cual hemos lanzado esta convocatoria que dé voz a los ciudadanos europeos a la hora de decidir inversiones esenciales en Europa”.

Vídeo de la campaña  

Los avances regulatorios impulsan las finanzas sostenibles en el ámbito empresarial

La regulación en materia de sostenibilidad, tanto europea como nacional, ha acelerado la rendición de cuentas de las empresas en cuestiones ASG (Ambientales, Social y de Gobernanza), a la vez que ha impulsado las finanzas sostenibles. Así se ha puesto de manifiesto en la jornada virtual ‘Las finanzas sostenibles en el ámbito empresarial. Avances regulatorios en el marco de la Unión Europea’, organizada por el Pacto Mundial de Naciones Unidas en España y Spainsif, en la que han participado más de 10 representantes de empresas y organizaciones referentes en sostenibilidad e inversión sostenible.

Aspectos como el Reglamento (UE) 2019/2088 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de noviembre de 2019 sobre la divulgación de información relativa a la sostenibilidad en el sector de los servicios financieros, que ha entrado en vigor el pasado 10 de marzo; la taxonomía verde que identifica las actividades consideradas como ambientalmente sostenibles; el posible desarrollo de la taxonomía social que la Comisión Europea empezará a abordar a finales de 2021; la próxima renovación de la Directiva de gobierno corporativo o el sello Ecolabel, en el que también se está trabajando desde el Centro de Investigación de la Comisión, están influyendo en el cambio de paradigma de la gestión empresarial hacia criterios en los que priman más que nunca la gestión responsable, el impacto de las compañías en la sociedad y la inversión responsable.

Durante la inauguración de la jornada, Clara Arpa, presidenta de el Pacto Mundial de Naciones Unidas en España, ha valorado “la necesidad de dos palancas adicionales para que las finanzas sostenibles continúen creciendo exponencialmente: por un lado, impulsar un papel protagonista y transformador del conjunto del sector empresarial, y por otro invertir de forma adecuada los fondos para la recuperación que están llegando desde Europa. Estas dos palancas pueden además ir de la mano”.

Por su parte, Joaquín Garralda, presidente de Spainsif, ha destacado la capacidad de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para involucrar a las empresas, a los gobiernos y a la sociedad, y ha añadido “El 2030 es un primer hito en el camino hacia un objetivo climático de más largo plazo: conseguir que la UE sea neutra en carbono en 2050, para lo que será imprescindible la financiación privada”.

La jornada ha contado con la participación de Marcel Haag, director de Políticas Horizontales de la Dirección General de Estabilidad Financiera, Servicios Financieros y Unión de los Mercados de Capitales (DG FISMA) de la Comisión Europea, quien ha destacado el papel del regulador europeo, que “está desarrollando herramientas, marcos y sistemas para que el sector financiero pueda incorporar la sostenibilidad a su actividad, junto con las expectativas de mercado; y busca establecer criterios basados en ciencia, robustos y fiables para identificar cómo las actividades pueden hacer una contribución sustancial a los objetivos de sostenibilidad.».  Como uno de los hitos más próximos en el tiempo, ha mencionado la próxima publicación de la actualización de la NFRD, que será «fundamental para el éxito de la agenda europea de finanzas sostenibles».

Paneles de expertos

La sesión ha contado con dos mesas en las que han participado expertos en finanzas sostenibles. La primera, moderada por María Peña, consejera delegada del ICEX, ha estado formada por María Carrasco, directora de Administración y Finanzas de FCC Construcción; Maya Ormazabal, directora de Medioambiente y Derechos Humanos de Telefónica; Roberto Fernández, responsable de Responsabilidad Social Corporativa de Iberdrola; y Federico Gómez, director global de Sostenibilidad de Grupo Santander.

Estos expertos han analizado cómo la regulación ha impulsado en las empresas cotizadas la información en materia de sostenibilidad, que ahonda en la transparencia y rendición de cuentas, y que con la Ley 11/2018 en materia de información no financiera y diversidad se ampliará a las empresas con más de 250 empleados. Todos han coincidido en asegurar que las exigencias en sostenibilidad mejoran el compromiso de las empresas con los grupos de interés y el entorno.

En el segundo panel, moderado por Joaquín Garralda, han intervenido Blanca Navarro, directora de Estrategia y Financiación del Instituto de Crédito Oficial (ICO); Marisa Aguilar, Country Head Iberia en Allianz Global Investors; Fernando Ibáñez, presidente de ASEAFI; y Carlos Bravo, secretario confederal de Políticas Públicas y Protección Social de CCOO.

En esta mesa se han examinado los avances regulatorios en finanzas sostenibles en el sector financiero, y todos los participantes han valorado que el Reglamento (UE) 2019/2088, sobre divulgación de información relativa a la sostenibilidad en el sector de los servicios financieros (conocido por sus siglas en inglés, SFDR) ha supuesto un cambio sustancial en el mundo de la inversión sostenible al que todavía se están adaptando las entidades bancarias, intermediarios (gestoras de activos, fondos de pensiones de empleo, entidades aseguradoras y proveedores de productos) y asesores financieros, pero que sin duda supone un punto de inflexión en la gestión de riesgos y promoción de los productos bajo el paraguas de las finanzas sostenibles.

Finalmente, han considerado que el posible desarrollo de una Taxonomía social ligada a la Taxonomía verde de la Comisión Europea, y del Ecolabel, etiqueta que servirá para destacar los productos financieros sostenibles, ayudaría a que las finanzas sostenibles sigan ganando peso y repercutiendo positivamente en los mercados de capitales y las prácticas empresariales.

Conservar los humedales no puede quedar fuera de la planificación hidrológica 

Con motivo del Día Mundial del Agua, SEO/BirdLife pondrá en conocimiento del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) que es más necesario que nunca apostar por prevenir la degradación de los humedales, ríos y acuíferos, y no centrar las políticas únicamente en la restauración que, sin duda, muchas veces es necesaria.

Roberto González, responsable del Programa de Aguas de SEO/BirdLife apunta que “la restauración será una piedra angular en la construcción de una planificación hidrológica que pretenda alinearse con el Pacto Verde Europeo, y debe ser clave en el Plan Nacional de Transformación y Resiliencia, pero debe quedar integrada en la planificación hidrológica, y esta última debe ser compatible con la conservación de la biodiversidad”. En este sentido, González subraya que “apostar por devolver la vida a humedales emblemáticos perdidos en el pasado como la laguna de la Janda, la laguna de Antela o el Mar de Campos, no deben quedar en declaraciones sino integrarse en los próximos planes hidrológicos”.

Así lo va a trasladadar SEO/BirdLife al Miteco. Solicitará que todas las materias y compromisos planteados por el Ministerio en materia de humedales no queden fuera del procedimiento oficial y legal de planificación hidrológica. SEO/BirdLife pedirá que se incorpore de forma detallada y efectiva en los planes hidrológicos (que saldrán a consulta pública este año) el objetivo de restaurar 20.000 hectáreas de humedales, y que mayoritariamente sean de humedales desaparecidos, es decir, recuperar por completo la entidad del humedal, y asimismo se incluya el objetivo de 3.000 kilómetros de ríos restaurados de forma clara e identificable en su cuenca hidrográfica.

Igualmente, SEO/BirdLife solicitará que se evite una doble planificación paralela, y que el planteamiento de mejorar la integración de la Red Natura 2000 que depende del agua sea incorporado desde ya en los borradores de los planes hidrológicos. Algo que hasta la fecha, según la propia organización ecologista, lamentablemente no ha tenido lugar y quedó desentendido a pesar de las alegaciones presentadas por SEO/BirdLife. En este sentido, la ONG muestra su preocupación con el objetivo del Miteco de mejorar el estado del 50% de los hábitats y las especies ligados al agua hasta 2030. González entiende que “esta situación abandona el otro 50% de hábitats y especies, y se escapa a los plazos máximos de 2027 de la Directiva Marco del Agua, teniendo en cuenta que buena parte de las necesidades de esos hábitats y especies se enmarcan en esta directiva”. Igualmente, la organización recuerda la necesidad de iniciar de forma inmediata la consideración del hábitat prioritario Lagunas costeras (1150) como de Hábitat en Peligro de Desaparición y que se active el Catálogo Español de Hábitats en Peligro de Desaparición.

SEO/BirdLife entiende que buena parte de los problemas para alcanzar los objetivos de la directiva de aguas y de las directivas de conservación en lo que respecta a su relación con los ecosistemas acuáticos, provienen de una desgobernanza institucional, que queda reflejada en los documentos de planificación hidrológica aprobados. Así pues, es crucial y urgente que de una vez por todas se asuma que la planificación hidrológica es una pieza fundamental en el puzle para solventar la crisis de la biodiversidad que sufre España.

Finalmente, SEO/BirdLife apunta que España no puede permitirse más tiempo dobles planificaciones, donde la política agraria y la de conservación de la naturaleza no queden alineadas con los objetivos de la política de aguas. Así, insta a que todos estos paquetes de acción vinculados a la protección y conservación de los humedales formen parte de los programas de medidas de planificación hidrológica que se presentarán este año.

 

El 80% de los trabajadores quiere volver a la oficina al menos tres días a la semana

  • Así lo recoge el estudio “Un año de teletrabajo” elaborado por CBRE y en el que han participado más de 2.300 empleados de empresas de diferentes sectores.
  • Según los resultados, a un 28% le gustaría trabajar en la oficina todos los días de la semana cuando vuelva la normalidad, frente a un 14% que quiere seguir teletrabajando cuatro o cinco días a la semana.
  • Los empleados (un 35%) consideran el distanciamiento físico con de compañeros y clientes que supone el teletrabajo como una de las principales causas de ineficiencia, seguida de las distracciones en el hogar (26%).
  • Este estudio, aborda los efectos y la visión del teletrabajo en cuatro principales categorías: futuro y cultura, entorno y equipamiento, rutina y efectividad, salud y conciliación.

La pandemia ha acelerado la penetración del teletrabajo en muchas empresas en España. No obstante, después de un año del inicio de la crisis sanitaria y de la adopción extendida de esta forma de trabajo, los empleados ya muestran signos de agotamiento y de menor productividad por la distancia física con sus compañeros. Por ello, cuando vuelva la normalidad, el 80% de los trabajadores quiere que la oficina sea su principal lugar de trabajo al menos tres días a la semana. Así se desprende del estudio “Un año de teletrabajo”, elaborado por CBRE, primera compañía a nivel internacional en consultoría y servicios inmobiliarios, y en el que han participado más de 2.300 empleados españoles de empresas de diferentes sectores.

Este análisis, cuyo principal objetivo es analizar el impacto del teletrabajo en los empleados y sus expectativas de futuro en cuanto a la vuelta a la oficina, muestra la preferencia de los trabajadores por un modelo híbrido cuando vuelva la normalidad, compaginando un mayor tiempo de trabajo en la oficina con algún día de teletrabajo. Según los resultados, el 28% de los encuestados quiere trabajar desde la oficina los cinco días de la semana, seguido por otro 29% que iría a la oficina tres o cuatro días y un 23% que optaría por dos o tres días. Por el contrario, solo un 14% quiere teletrabajar cuatro o cinco días.

El estudio pone de relieve también cómo el teletrabajo ha supuesto una novedad para muchos trabajadores, ya que el 85% de los encuestados tenía experiencia limitada teletrabajando o nunca lo habían hecho. Por otro lado, un 50% de los trabajadores reconoce tener, con el teletrabajo, una menor interacción con sus compañeros. La distancia con los compañeros y clientes (35%), la situación del hogar (26%) y la tecnología y el equipamiento (22) son los principales motivos de ineficiencia.

Para Alfonso Galobart, vicepresidente de CBRE España, Head A&T CBRE Continental Europe y Head Agile CBRE EMEA, “el teletrabajo está siendo una buena solución para muchas empresas, pero no podemos olvidar, y así lo demuestran los datos de este estudio, que los seres humanos somos, ante todo, seres sociales, y la interacción contribuye al aprendizaje, la creatividad, el desarrollo, la colaboración y la eficiencia. Por ello, la necesidad de oficinas y de espacios de trabajo que fomenten la colaboración o la co-creación y la interacción entre personas no va a desaparecer”.

Según el informe, el 61% de los empleados sería partidario de usar oficinas satélite o espacios de coworking. En este sentido, Galobart comenta que “en un entorno cada vez más cambiante, los espacios flexibles u oficinas satélites se perfilan como una alternativa interesante para muchas empresas y buscarán localizaciones cercanas donde se localicen los clientes y los empleados”. Al mismo tiempo, para responder a esa necesidad de relación e interacción que manifiestan los empleados, añade que “las empresas buscarán edificios que les acerquen a sus empleados y refuercen la imagen y la cultura de la empresa, espacios flexibles y funcionales que fomenten la conexión entre las personas, al servicio de la innovación y la productividad, que aúnen tecnología, servicios, cuidado de la salud y el bienestar de los empleados sin olvidar aspectos como la sostenibilidad.”

Los empleados valoran vivir cerca de sus lugares de trabajo

Otro factor relevante en la vuelta a la oficina es la cercanía del lugar de residencia con el del trabajo. Según una encuesta realizada entre los empleados de CBRE España, un 81% volvería a trabajar los cinco días de la semana en la oficina si estuviera a menos de 15 minutos andando de su residencia, ya que para el 66% de los empleados de la compañía sus domicilios están a más de 20 minutos de la oficina.

En este sentido, Xavi Güell, director de la oficina de Barcelona y responsable de la iniciativa Fractal comenta: “Estos datos demuestran que el commuting, que hasta ahora no se había tenido en cuenta a la hora de definir las ubicaciones de oficinas, jugará un papel decisivo. Va a haber un cambio de paradigma, las empresas irán donde esté el talento y, para eso, será necesario tener en cuenta dónde viven los empleados, así como las diferentes opciones de movilidad”.

En esta misma línea, el 80% de los empleados encuestados afirmaron que el impacto en su calidad de vida mejoraría de forma sustancial si el trayecto entre su hogar y la oficina se redujera a 15 minutos. “La movilidad y la flexibilidad serán esenciales para los empleados en la vuelta a la oficina. Además, ahora entra en juego otra derivada que también gana peso: la sostenibilidad. Las empresas ya pueden conocer la huella de carbono de sus empleados en el commuting; por eso, a partir de ahora a través de soluciones como Fractal, ya no solo podrán conocer cuál es la ubicación que más interesa en términos de desplazamiento, ahora también podrán conocer el impacto que tendrá en el medioambiente en la selección de un activo”.

Impacto del teletrabajo en el día a día

Este estudio también analiza los efectos y la visión del teletrabajo en otras categorías como: entorno y equipamiento, rutina y efectividad, salud y conciliación. El 17% considera que no tiene el entorno necesario para teletrabajar de manera efectiva. De hecho, el principal reto que representa a un 25% de los encuestados es la ausencia de una estancia diferenciada. Con relación al equipamiento y material, el 23% de los empleados afirma no tener el equipamiento necesario para trabajar de forma efectiva. El monitor y el teclado son los elementos que por lo general más se echan en falta.

Otra categoría analizada en el estudio de CBRE ha sido la rutina y efectividad del teletrabajo, destacando que el 68% de los encuestados reconoce trabajar más desde casa, siendo la media una hora diaria más de trabajo.  Por otro lado, al 60% de los empleados el teletrabajo les ha supuesto un aumento en el número de reuniones, este incremento se acentúa en las empresas del sector inmobiliario y en las empresas energéticas.

Por último, el estudio aborda temas fundamentales como la salud y la conciliación destacando que, el 50% de los empleados encuestados reconoce tener un impacto positivo en la salud. De hecho, el 72% de los encuestados creen que el teletrabajo permite hacer los descansos necesarios. Únicamente para menos del 15% de los encuestados el teletrabajo tiene un impacto negativo en el equilibrio entre trabajo y vida personal, siendo los más afectados los que viven en pareja o con hijos pequeños.

Los 5 residuos que más interés han suscita entre los españoles durante la pandemia

  • A.I.R-e, el bot de reciclaje desarrollado por Ecoembes, ha recibido en este último año marcado por la pandemia un 30% más de consultas sobre dónde depositar determinados residuos respecto al mismo periodo de 2019.
  • Los nuevos productos relacionados con la Covid – mascarillas, guantes y geles – han registrado más de 11.000 consultas con el fin de ser desechados correctamente.
     

Se cumple un año del comienzo de la pandemia y de la declaración del estado de alarma, un aniversario que ha estado marcado por el confinamiento en los hogares y, con ello, la preocupación de los españoles por seguir cuidando del medioambiente a través del reciclaje.

Prueba de esto es, tal y como reflejan los datos registrados por A.I.R-e, el asistente virtual de reciclaje desarrollado por Ecoembes, que las consultas sobre dónde depositar los residuos para ser gestionados correctamente han crecido un 30% en el último año. Entre estos residuos, los que han ocupado el top 5 de consultas han sido los siguientes:

En primer lugar, el plástico

Durante el confinamiento, más de 2,5 millones de españoles afirman que empezaron a separar, para su posterior reciclaje, residuos que no separaban antes del confinamiento, según el estudio “La sostenibilidad, el compromiso medioambiental y el reciclaje tras la COVID-19”, realizado por Focus para Ecoembes. De todos estos nuevos recicladores, el 45,4% lo comenzó a hacer con los envases del contenedor amarillo, es decir, los envases de plástico, latas y briks. A.I.R-e también ha sido testigo de ello: el número de consultas con el término ‘plástico’ ha ascendido a más de 31.000 en los últimos doce meses.

En segunda posición, los nuevos residuos sanitarios: guantes, mascarillas y geles

Las mascarillas, los guantes y el gel hidroalcohólico, productos que antes de la pandemia apenas utilizábamos, ahora están presentes en nuestro día a día y se han convertido en nuevos residuos que no siempre sabemos dónde depositar. Así, los españoles han consultado al bot del reciclaje qué hacer con ellos, registrando 11.500 preguntas sobre este tipo de residuos. Asimismo, destacan las relacionadas con las mascarillas, suponiendo 7.300 de esas consultas.

En cuando a su correcto reciclaje, A.I.R-e recuerda que, tanto mascarillas como guantes, tienen que depositarse siempre en el cubo de restos (basura normal), mientras que los botes de geles deben echarse al amarillo.

Papel de horno y aluminio, el tercer tipo de residuo más consultado

El confinamiento y el pasar más tiempo que nunca en casa han hecho que destinemos más tiempo a actividades como la cocina o la repostería. El bot también lo ha notado en las preguntas que ha recibido sobre residuos como el papel de horno y de aluminio: más de 8.300.

El primero de ellos, el de horno, debe depositarse al contenedor azul, mientras que el de aluminio, al amarillo.

La madera también genera dudas

Otro de los pasatiempos más comunes en los hogares durante el confinamiento fue reorganizar todo lo que teníamos en casa para poder repararlo o reciclarlo para darle una nueva vida. Así, no es de extrañar que la madera, presente en muchos de los objetos que hay en los hogares, se posicione en el cuarto lugar de los residuos más buscados en A.I.R-e, con cerca de 7.000 consultas.

En este sentido, el bot recuerda que, cuando se trata de cajas de frutas u hortalizas de consumo doméstico deben depositar en el contenedor amarillo. Sin embargo, si se trata de mobiliario (mesas, armarios, etc.) se debe llevar al punto limpio más cercano para que estos objetos no obstaculicen la vía pública.  

Cerrando el ránking, la ropa

De manera similar a la madera, los españoles han aprovechado 2020 para hacer limpieza de aquellas prendas que ya no utilizan y poder darles una segunda vida a través del reciclaje. A.I.R-e recibió más de 6.800 consultas con el término “ropa”, un residuo que, si no puede donarse o reutilizarse, debe llevarse al punto limpio.

La Hora del Planeta invita a los ciudadanos a conectarse con la naturaleza a través de los sentidos

  • WWF estrena hoy en su “Zona de Naturaleza”, una variada oferta de contenidos especiales (audios, videos, tutoriales…) para  conectar y disfrutar de la naturaleza con los cinco sentidos desde casa.
  • Casi 200 ayuntamientos y casi un centenar de empresas y organizaciones se han sumado ya a la Hora del Planeta.

La Hora del Planeta 2021 llama a la acción global para conectar con la naturaleza en un año que nos ha dejado dos mensajes claros: la naturaleza no solo es nuestra fuente de vida, sino también una garantía para nuestra salud y bienestar. Por ello, WWF ofrece desde hoy una nueva “Zona de Naturaleza” en su web. Aquí podrán disfrutar de una amplia oferta de contenidos especiales para conectar con la naturaleza a través de los sentidos: desde videos en exclusiva de  la reconocida serie documental de David Attenborough “Our Planet”, una clase especial de yoga con Xuan Lan, un taller de esencias naturales con Victoria Moradell, una colección de pinturas del artista valenciano Dulk o un viaje sonoro por los Parques Nacionales de España de la mano de Carlos de Hita.

Con motivo de Hora del Planeta, la próxima semana WWF emitirá una clase especial de Yoga con Xuan Lan diseñada a medida para conectar con la naturaleza. Xuan Lan es el rostro más conocido del yoga en nuestro país y cada día miles de personas practican esta disciplina en casa durante la pandemia gracias a sus videos online.

También se ofrecerán en exclusiva algunos de los videos de la reconocida serie “Nuestro Planeta” narrados por David Attenborough y subtitulados en español. Estos episodios hacen un recorrido por los ecosistemas más  bellos y frágiles de la Tierra: los bosques y selvas, las grandes praderas, los mares del mundo y los mundos de hielo.

WWF ofrece también la obra del gran artista valenciano Dulk a través de la colección “Ephemeral Treasures”, con la que busca “rendir homenaje a algunos de los lugares del planeta donde la naturaleza pide con urgencia una tregua”. También podrán acceder a contenidos para aprender a cultivar un huerto urbano o a preparar cosmética natural en casa de la mano de Victoria Moradell, quien ha preparado un taller de esencias naturales para que todo el mundo pueda iniciarse en esta práctica.

Este año, la Hora del Planeta celebrará cientos de eventos digitales en todo el mundo. Durante la hora clave, WWF organizará un programa especial que emitirá a través de sus redes sociales para que los ciudadanos puedan interactuar desde sus casas y seguir conectándose con la naturaleza. De 20:15 a 21:30 del próximo sábado 27 de marzo, WWF ofrecerá una programación selecta que será conducida por un comunicador muy reconocido y comprometido con la conservación de la naturaleza. Los detalles de este evento digital se irán desvelando en las próximas semanas.

La organización recuerda que este año es más necesario que nunca unirse a esta campaña a escala mundial en un año decisivo para el futuro del Planeta, en el que los líderes mundiales tomarán decisiones políticas clave sobre la acción climática, el desarrollo sostenible y la conservación de la biodiversidad. La campaña ya ha conseguido el apoyo de casi 200 ayuntamientos y casi un centenar de empresas y organizaciones.

Video

Siguen las discrepancias técnicas con las causas de muerte masiva de las Olmedas del Prado en Pinoso

  • Consellería informa de una enfermedad vegetal denominada grafiosis.
  • El Técnico de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Pinoso señala que se trata de un encharcamiento por vertidos de agua.

El pasado mes de julio ecoactiva informaba que “Las Olmedas del Prado se estaban muriendo”. Puestos al habla con la Concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Pinoso, nos comenta que Técnicos de la Consellería han inspeccionado  la zona y creen que se trata de grafiosis, una enfermedad muy extendida en esta especie. Aún así, dice haber solicitado un informe y que van a hacer todo lo posible por salvarlas.

En octubre, cuando se incorpora de la baja el Técnico de Medio Ambiente, nos comenta que el problema no es la grafiosis sino un vertido de una parcela colindante y que así lo hecho constar en un informe emitido al Ayuntamiento. Recuperamos el contacto con la concejala, que no informa que ha solicitado nuevamente la inspección de los técnicos de la Consellería para que valoren conjuntamente los motivos y decidan las actuaciones.

El lugar es un área en la que el agua no tiene salida de ningún tipo, denominada zona endorreica, por lo que cualquier lluvia o precipitación que caiga permanece allí, sólo desaparecerá por infiltración, evaporación o comunicación fluvial, en este último caso vía zanjas de comunicación o drenaje con otras que fluyan por diferencia de altura. Hay que tener en cuenta que la falta de actuación, puede agravar la situación de la zona que se ha solicitado incluir en el Catálogo de Zonas Húmedas de la Comunitat Valenciana.

INFORME DE LA GENERALITAT

A todo esto la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Pinoso, solicitó informe a la Consellería de Agricultura y Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, donde se señala “podría tratarse de grafiosis agresiva…provocada por el hongo Ophiostoma novo-ulmi. No se conoce ningún tratamiento con garantías…a veces se ha conseguido detener el avance…tanto con el uso de insecticidas poco selectivos como la construcción de zanjas entre árboles…sin embargo en esta olmeda…están muy juntos para poder realizar las zanjas…” señala la Generalitat y recomienda eliminar los pies más afectados, además de podar y destruir los restos que presentan síntomas. “Aún así, estos tratamientos no aseguran la supervivencia de la olmeda” dicen los técnicos de la Consellería, proponiendo que  se tomen muestras para realizar analíticas de laboratorio que confirmen que la *grafiosis es la causante de la mortandad masiva de los olmos, “dado que existen dudas al respecto por parte del Técnico de Medio Ambiente del Ayuntamiento de El Pinós” dicen dese la Consellería en el documento remitido recientemente a la Concejalía de Medio Ambiente.

Ecoactiva se ha puesto en contacto con su responsable y ha comentado que estudiará las propuestas de la Consellería de Agricultura y Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica “Las estudiaré con el técnico esta semana” ha dicho Silvia Verdú.

DISCREPANCIAS DEL TÉCNICO MUNICIPAL DE MEDIO AMBIENTE

Drenage_humedal_prado

El informe es puesto en duda por Técnico de Medio Ambiente del ayuntamiento de Pinoso quien, en otro informe, señaló que el deterioro y debilitamiento de los olmos “no se debe a Grafiosis, sino a un vertido que ha generado un encharcamiento prolongado cambiando las propiedades físico-químicas del sustrato donde crecían los olmos, muy sensibles a estos cambios radicales y suelos encharcados durante meses al ser una zona endorreica” Según el Técnico, José Carlos Monzó la única solución es el cese inmediato del vertido, que continua igual tras meses de denuncias.

Cabe recordar, que esta Olmeda sufrió un brote de grafiosis en el 2016, que fue erradicado con la tala de 25 Olmos. (Ver publicación)

 *Grafiosis: enfermedad vegetal, producida por un hongo que ataca al sistema vascular del árbol provocando su muerte.

Los compromisos actuales de los estados conducen al mundo a una catástrofe climática, según Greenpeace

Greenpeace valora con extrema preocupación los datos del Informe de Síntesis de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que recoge las Contribuciones Nacionales (NDC por sus siglas en inglés), es decir, los compromisos que cada país ha presentado en su lucha contra el cambio climático. La suma de las contribuciones de todos los estados deja al mundo indefenso ante la emergencia climática, ya que no alcanzan ni remotamente a la reducción de emisiones que la comunidad científica ha identificado como necesaria para evitar un calentamiento global de 1,5 ºC.

Jennifer Morgan, directora ejecutiva de Greenpeace International, ha señalado que “el Informe de Síntesis de Naciones Unidas nos dice una cosa: en este momento, los Gobiernos están incumpliendo el Acuerdo de París, lo que significa que nos dirigimos hacia una catástrofe climática. Los países deben trabajar juntos para dar prioridad a las personas y al planeta sobre los intereses de los combustibles fósiles”.

“Los actuales compromisos de reducción de emisiones de CO2 son catastróficos. A día de hoy, los compromisos colectivos de los Gobiernos son inadecuados, con solo una reducción del 1% de las emisiones para 2030, muy lejos de lo necesario para alcanzar el objetivo del 1,5ºC. Los Gobiernos no pueden ignorar el rápido estado de deterioro del planeta, deben recordar las promesas que hicieron en París y presentar unos compromisos de reducción mucho mayores; aún no es demasiado tarde para arreglar nuestro futuro”.

“Las promesas incumplidas del Acuerdo de París muestran que estamos en un sistema multilateral que es rehén de los intereses de los combustibles fósiles, lo que obstaculiza la acción climática y pone en riesgo nuestro futuro. Si bien los Gobiernos deben regular adecuadamente a los grandes contaminadores, la industria tiene que aceptar que la era de los combustibles fósiles ha llegado a su fin”.

“Exigimos a los mayores emisores del mundo, Estados Unidos y China, que presenten compromisos de reducción de emisiones el próximo mes que nos den motivos de esperanza. Australia y Brasil, ambos arrasados por los incendios derivados de los efectos de la emergencia climática, deben controlar respectivamente los intereses de los combustibles fósiles y la agricultura industrial, mientras trabajan para crear un futuro justo y seguro para sus ciudadanos y protegen la valiosa biodiversidad que albergan”.

Europa y España

La Unión Europea (UE) anunció el pasado mes de diciembre el aumento de su compromiso de reducción de las emisiones netas para el año 2030 hasta el 55% respecto a 1990, una cifra que sigue siendo insuficiente, puesto que su compromiso debería llegar al menos al 65% de las emisiones totales para que la UE haga la contribución que le correspondería, dadas sus capacidades y responsabilidad histórica, para cumplir el objetivo del Acuerdo de París. Las próximas semanas serán decisivas, ya que se esperan las negociaciones entre el Parlamento, la Comisión y el Consejo Europeo con el objetivo de aprobar la futura ley comunitaria contra el cambio climático.

Para que esta norma sea efectiva debe asegurar el fin de todas las subvenciones directas e indirectas a los combustibles fósiles e incluir en su objetivo de reducción de emisiones para 2030 al sector de la aviación y el marítimo y excluir la “eliminación de las emisiones con los sumideros”. Además, es necesario crear un organismo científico independiente que se base en las recomendaciones del panel experto de Naciones Unidas para el Cambio Climático (IPCC) para asesorar sobre los presupuestos de emisiones de la UE.

España, por su parte, arrastra décadas de aumento de emisiones sin apenas asumir compromisos de reducción. El actual Gobierno tiene la oportunidad de corregir ese déficit histórico, pero los objetivos que ha reflejado hasta ahora en el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, así como en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, solo harían reducir las emisiones españolas un 23% en 2030 respecto a 1990, muy lejos del 55% que, como mínimo, debería asumir como contribución al esfuerzo global.

“España también tiene la responsabilidad, la capacidad, la convicción, la oportunidad y la voluntad de la mayoría de la ciudadanía para ser mucho más ambiciosa. El Parlamento tiene en estos momentos en sus manos una ley de cambio climático que puede y debe mejorarse; el Gobierno debe empujar en esa dirección porque cuenta con los recursos económicos procedentes de los fondos europeos que le van a permitir aprovechar esta oportunidad histórica, darle la vuelta al sistema e invertir en el futuro del país”, ha señalado José Luis García, coordinador del área de Cambio Climático de Greenpeace España.

El declive de los peces de agua dulce en 50 años es el indicador más claro de la crisis ecológica que enfrenta el planeta

  • Un nuevo informe de WWF alerta de que un tercio de las especies de peces de agua dulce se enfrentan a su extinción.
  • A nivel global 80 especies de peces ya se han declarado “extinguidas” por la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN. Mientras, las poblaciones de los peces de mayor tamaño de agua dulce  han disminuido 94% desde 1970.
  • En España más de 20 especies de peces continentales se consideran  amenazadas en la Lista Roja de la UICN como el Samaruc, la Loina o el Fartet y están oficialmente extintas el Esturión europeo y la Lamprea de río.

El indicador más claro de la crisis ecológica que enfrenta la humanidad es la rápida disminución de los peces de agua dulce. Representan el 51% de todas las especies de peces y son vitales para la humanidad pero, a pesar de ello, un tercio se enfrenta a su extinción, alerta el nuevo informe publicado por 16 organizaciones mundiales de conservación de la naturaleza, entre ellas, WWF.

El 2020 fue un año sombrío para los peces de agua dulce ya que se extinguieron 16 especies. En tan solo un año, el icónico pez espátula chino, un gigante endémico del río Yangtze y otras 15 especies de Filipinas acabaron en la Lista Roja de la UICN, organismo que ha declarado extinguidas en total a 80 especies de peces de agua dulce. Mientras, las poblaciones de peces migradores han caído un 76% desde 1970, y las poblaciones de los peces de mayor tamaño, un catastrófico 94%.

“En ninguna parte, la crisis mundial de la naturaleza es más grave que en nuestros ríos, lagos y humedales, y el indicador más claro del daño que estamos haciendo es la rápida disminución de las poblaciones de peces de agua dulce. Son la versión acuática del canario en la mina de carbón, y debe servirnos de advertencia», afirma Stuart Orr, Líder Global de Agua Dulce de WWF.

Unos datos alarmantes que no solo ponen en peligro la biodiversidad, sino también la seguridad alimentaria  y el sustento económico de millones de personas. Estos peces son la fuente principal de proteína para 200 millones de personas en Asia, África y América del Sur, además de proveer  empleo y medios de subsistencia para 60 millones de personas.

El informe destaca la devastadora combinación de amenazas a las que se enfrentan los ecosistemas acuáticos y los peces que viven en ellos, incluida la destrucción de hábitats, las presas hidroeléctricas, la obstaculización de los caudales de los ríos que aún fluyen libremente, la sobreexplotación de los recursos hídricos para el riego o la contaminación por los usos urbanos , agrícolas e industriales. Además, los peces de agua dulce también se enfrentan a la sobrepesca, la expansión de las especies exóticas invasoras y los impactos del cambio climático, así como la insostenible extracción de gravas y arenas y los delitos contra la fauna silvestre.

“El año 2021 ofrece una esperanza real de que el mundo pueda cambiar el rumbo y empezar a revertir décadas de declive de especies de peces de agua dulce, adoptando un Nuevo Acuerdo para la Naturaleza y las Personas. El mundo debe aprovechar la oportunidad de asegurar un ambicioso acuerdo global de biodiversidad en la Conferencia de la Convención de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica (CDB) en Kunming, China. Este acuerdo debe prestar la misma atención a proteger y restaurar nuestros sistemas de agua dulce que a los bosques y océanos”, afirma Teresa Gil, responsable del programa de Agua de WWF España. Y añade: “Lo que necesitamos ahora es reconocer el valor de las especies de peces de agua dulce, y que los gobiernos se comprometan a aplicar nuevos objetivos y soluciones, así como priorizar los ecosistemas de agua dulce que deben ser prioritarios para ser protegidos y restaurados».

En España más de 20 especies de peces continentales se consideran  amenazadas en la Lista Roja de la UICN como el Samaruc, la Loina o el Fartet y están oficialmente extintas el Esturión europeo y la Lamprea de río. Otras especies como la Sarda salmantina, incluída en la lista de especies “en peligro” de extinción están viendo cómo se amenaza aún más su ya reducido hábitat de distribución natural por proyectos como la mina de uranio del Retortillo en las dehesas salmantinas que podría afectar no solo al entorno de de ribera sino a la calidad de las aguas de estos cauces ibéricos tan singulares. A nivel nacional, hay un alto grado de endemismo de peces, prácticamente cada cuenca hidrográfica tiene sus propias especies de ciprínidos, como el barbo, debido al aislamiento geográfico, por lo que es necesario una especial responsabilidad en su conservación y evitar que desaparezcan del planeta.

Nylva Hiruelas | WWF