La pareja de cigüeña blanca de Alcalá de Henares vuelve en directo a tu pantalla

  • Este año, la #webcamcigüeña del ayuntamiento de Alcalá de Henares, en colaboración con SEO/BirdLife empieza a transmitir 24h. en directo, con dos pollos en el nido
  • Podremos ver cómo se desarrollan los pollos y realizan su primer vuelo en seo.org/camaras
  • La iniciativa se enmarca dentro del proyecto de webcams que SEO/BirdLife lleva a cabo desde 2006

SEO/BirdLife, en colaboración con el ayuntamiento de Alcalá, pone en marcha hoy la webcam que retransmite en directo la vida en el nido de cigüeña blanca que acoge el tejado de la torre del campanario del consistorio. Esta ‘quinta temporada’ de la webcam estará disponible, 24 horas al día, en seo.org/camaras, en la que se retransmiten en directo, según la época del año, la reproducción de otras especies como buitre negro, halcón peregrino o lechuza común.

Alcalá de Henares es un buen sitio para ser cigüeña. Esta “pareja consistorial” que veremos en la #webcamcigüeña no es más que la parte visible de una sana población de esta especie. El núcleo urbano de este municipio de la vega del Jarama, acoge el mayor número de cigüeñas de toda la Comunidad de Madrid. Más de 130 nidos se pueden contemplar en todo el municipio.

La ciudad cervantina, declarada por la UNESCO “Ciudad Patrimonio de la Humanidad”, considera a la cigüeña “uno de los vínculos más fuertes entre el patrimonio histórico y el natural”. Y, con el ánimo de compatibilizar el cuidado y el conocimiento de ambos, ha puesto en marcha medidas como la sustitución de nidos antiguos por plataformas nuevas o resistentes, o la realización de la ruta de las cigüeñas por el núcleo urbano de Alcalá.

El municipio cuenta incluso con una ordenanza que regula la protección y gestión de los nidos: se aligera el peso cuando es preciso, siempre fuera del periodo reproductor, que ahora empieza; se colocan nidos-cesta artificiales allí donde es necesario; se recogen los pollos caídos del nido o heridos y se realizan actividades específicas de educación y sensibilización.

Webcams, herramientas de difusión y conservación
Desde hace ya cinco años, y con la aprobación de la Comunidad de Madrid*, SEOBirdLife retransmite, en colaboración con el ayuntamiento de Alcalá de Henares la vida en directo de esta pareja de cigüeña blanca, como una medida de divulgación de esta especie tan ligada al ser humano, pero no siempre respetada.

SEO/BirdLife tiene en marcha el proyecto de webcams desde 2006 como una herramienta de comunicación para acercar a la sociedad la vida de las aves y dar a conocer su biología y comportamiento, así como para ofrecer una opción de conectar con la naturaleza desde cualquier lugar.

En la actualidad, SEO/BirdLife es la única organización en España que mantiene una red de cámaras web en el medio natural que retransmite en directo la vida de las aves Esta temporada tiene en marcha las siguientes cámaras: águila calzada y buitre negro en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama; cernícalo común y lechuza común en el Parque Nacional de Cabañeros; halcón Peregrino en Alcalá de Henares (Madrid), vencejos pálidos en Jerez de la Frontera (Cádiz), charrán común en Cantabria y esta de Alcalá de Henares (Madrid).

“Alcalá” ya está en Alcalá
El año pasado, para completar este proyecto integral de estudio y difusión de la cigüeña blanca, el pollo “Alcalá” fue equipado con un emisor GPS para revelar, con suerte su ruta migratoria. Pues bien, a día de hoy os podemos contar, que “Alcalá” no solo sobrevivió a su primer año de vida, sino que realizó su viaje migratorio al sur del Sáhara y en estos momentos se encuentra de vuelta en Alcalá de Henares. Consulta aquí su viaje.

Queremos hacer una mención especial de agradecimiento al cuerpo de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid, que cada año nos ayuda con su gran trabajo al mantenimiento de la cámara web, anillamiento de los pollos y cada vez que hay que subir a este nido de la torre del ayuntamiento. Como siempre y para cualquier trabajo que se les requiera, los agentes forestales están ahí para proteger y concienciar de nuestro patrimonio natural. Son verdaderos guardianes de nuestra naturaleza.

Los seguidores de las “cigüeñas youtubers”
Esta pareja de cigüeña blanca, que es seguida desde hace cinco años en más de 30 países, cuenta con un gran grupo de asiduos seguidores y participantes en radiar al minuto toda su vida. Si quieres participar este año no olvides comentar en redes sociales con los hashtag #webcamcigüeña y #webcamSEO. La emisión en youtube dispone de un chat directo en el que los seguidores comentan a diario lo que pasa casi al minuto.

* Comunidad de Madrid. Proyecto autorizado por la Dirección General de Biodiversidad y Recursos Naturales

 

80 ‘Apadrinamientos LIBERA’ de todo el país trabajan para luchar contra la basuraleza

  •  El Proyecto LIBERA ha promovido por tercer año consecutivo las ‘Ayudas de Apadrinamientos de espacios naturales’, que suponen un impulso clave a acciones locales destinadas a la lucha contra la basuraleza en todo el país.
  • El impulso de campañas de concienciación, acciones de retirada de residuos de la naturaleza o talleres de formación medioambiental para los más jóvenes, son algunas de las actividades que los apadrinados de toda España desarrollan día a día para contribuir a la conservación de los entornos naturales. Más de la mitad de estos colectivos actúan en espacios naturales pertenecientes a la Red Natura 2000.
  • Además, el Proyecto LIBERA de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes destaca la colaboración con los gobiernos autonómicos de Castilla y León, Castilla – La Mancha, la Comunidad de Madrid, Extremadura, País Vasco, Canarias y Aragón que consolida la sensibilización y la prevención contra la basuraleza en su red de parques.

En el marco del Día Europeo de los Parques Naturales, que se celebra el 24 de mayo, el Proyecto LIBERA, iniciativa de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, pone en valor la convocatoria de ayudas para el ‘Apadrinamiento de Espacios Naturales’. En esta edición son 80 colectivos a nivel nacional los que están recibiendo un impulso para la conservación de sus entornos naturales, luchando contra el abandono de residuos en la naturaleza y mejorando el estado de conservación de sus entornos naturales.

Desde la puesta en marcha de los ‘Apadrinamientos de Espacios Naturales’ del Proyecto LIBERA, más de 130 organizaciones han recibido apoyo económico y operativo con el objetivo de promocionar y apoyar acciones locales destinadas a la mejora de la calidad ambiental de los entornos naturales, a través de entidades y organizaciones no gubernamentales sin ánimo de lucro, que cuentan con el soporte técnico y la formación práctica de LIBERA en todo momento.

Desde LIBERA se destaca además la labor que lleva a cabo en coordinación con los gobiernos autonómicos de Castilla y León, Castilla – La Mancha, la Comunidad de Madrid, Extremadura, País Vasco, Canarias y Aragón, así como con la red EUROPARC, que permite que, a través de distintos centros de interpretación en estas regiones, pueda llevarse a cabo una importante labor de conservación y concienciación en los espacios naturales. Ejemplos de ello son los parques nacionales de Monfragüe, Cabañeros, Sierra de Guadarrama o Teide. En este sentido, LIBERA ofrece un apoyo a estos Espacios Naturales Protegidos, poniendo a su disposición todo tipo de herramientas, señalética y formación sobre sensibilización y prevención de la basuraleza. De esta forma, los profesionales responsables de estos espacios cuentan con más recursos para concienciar a los visitantes de estos entornos.

Una movilización integral: acciones colectivas en entornos terrestres, fluviales y marítimos

Con motivo de este día, desde LIBERA se quiere resaltar el trabajo de red que representan los proyectos apadrinados que conectan esfuerzos de conservación en los espacios naturales en España. En esta edición, 80 colectivos apadrinados están ofreciendo una acción combinada en los diferentes entornos: terrestres, fluviales y marítimos, aportando, además, en algunos casos, una acción multidisciplinar para contribuir desde distintos ámbitos a la conservación del medio ambiente y el impulso de la economía circular.

Cabe destacar que más de la mitad de los 80 apadrinamientos a nivel nacional actúan en espacios naturales pertenecientes a la Red Natura 2000. A nivel nacional, encontramos ejemplos de ello con la Asociación Crea Huertas (Málaga), Asociación Herpetológica Española (Madrid), la la Asociación Montañismo Sanabria (Zamora), la Associació La Sorellona (Girona), o la Fundación Cristina Enea Fundazioa (Guipúzcoa), entre otros muchos colectivos.

De este modo, 41 colectivos centran sus esfuerzos en entornos terrestres, 21 lo hacen en fluviales y otros siete específicamente en ecosistemas marinos, además de otros 11 que desarrollan su actividad, centrándose en múltiples ecosistemas.

La acción en espacios naturales terrestres está repartida en 26 provincias. Destacan, en este sentido, actividades como los talleres de sensibilización ambiental e impulso de la economía circular impartidos por la Cruz Roja en Ávila para personas solicitantes de asilo y protección internacional;  las acciones forestales y de conservación de aves autóctonas, como las llevadas a cabo por el Grupo Montañero de Tenerife o la Asociación Aegithalos de Guadalajara; o la difusión activa en centros de educación, colectivos sociales o comunidad llevadas a cabo por la Fundación Oso de Asturias o la Asociación Reforesta en Córdoba.

La actividad en entornos fluviales cuenta con una presencia a nivel nacional repartida en 14 provincias. En este sentido, el diagnóstico, análisis e intervención en este tipo de parajes naturales consigue recuperar partes de su biodiversidad y mejorar la calidad del agua en la que conviven. Ejemplos de ello son la labor de la asociación Inclusive en la zona del río Guadiana en Badajoz, que agrupa a personas con discapacidad intelectual para la acción medioambiental, o la planificación del colectivo ENEA en espacios naturales de Córdoba, como el Embalse de la Cordobilla y la Reserva Natural de Zoñar, entre otros, en línea con su conjunto de acciones para sensibilizar a la población local de las zonas húmedas del sur de la provincia.

Los colectivos dedicados a ecosistemas marinos se localizan en cinco provincias españolas, todas ellas en zonas costeras del Mar Mediterráneo y del Océano Atlántico que trabajan para acabar con la basuraleza de estos entornos. Un propósito al que contribuyen grupos como los gerundenses La Sorellona y Otras Maneras, la Asociación Melillense de Submarinismo o la Asociación Ambiental Adiantum de Galicia. Por su parte, colectivos como la Asociación Región de Murcia Limpia, también han sumado esfuerzos junto a la administración regional para acciones de retirada de residuos, como la organizada en las Salinas de San Pedro (Murcia).

Adicionalmente, nueve proyectos apadrinados llevan a cabo distintas actuaciones en función de las campañas de difusión y participación que durante el año organiza LIBERA. Una movilización combinada que activan grupos como AHE-Galicia, que además de participar en la campaña “1m2 por el Campo, los Bosques y el Monte”, también ha realizado una salida con motivo del Día de los Humedales. Otro ejemplo de esa acción multidisciplinar se encuentra en Huelva, a través de la Asociación Parque Dunar Matalascañas, que participó en todas las campañas de ‘1m2 por los Entornos” y que para este inicio de 2020 ha continuado su actividad de caracterización y recuperación de vegetación autóctona en la zona.

Para Sara Güemes, coordinadora del Proyecto LIBERA en Ecoembes, esta área de actividad supone un pilar fundamental para la lucha contra la basuraleza: “La acción de todos estos grupos de héroes es parte de la solución a un problema medioambiental muy importante, como es el abandono de residuos en esos entornos naturales que tanto aman. Por eso son el impulso que necesitamos para conseguir un mundo sin basuraleza. Su energía, disposición y capacidad de colaboración aportan a LIBERA una cercanía con otros puntos de España muy dispares que comparten problema, pero gracias a ellos, también soluciones”.

“Pese a que cada proyecto tiene su objetivo particular, todos los colectivos comparten su compromiso y una sensibilidad ambiental, un propósito que les hace sentirse parte de una misma red. La conservación del medio natural necesita de estas iniciativas locales que viven muy cerca de los problemas ambientales, por ello su trabajo es fundamental”, señala Miguel Muñoz, coordinador del Proyecto LIBERA en SEO/BirdLife.

La colaboración y comunicación bidireccional entre el Proyecto LIBERA y sus apadrinados es una de las máximas de esta línea de ayudas, por ello, año tras año, la iniciativa organiza una serie de encuentros con las mismas para conocer de primera mano necesidades, retos y soluciones planteados en el día a día. De este modo, a través de su actividad, los ’Apadrinamientos LIBERA’ contribuyen al desarrollo de las zonas despobladas y dinamizar la actividad en zonas rurales de nuestro país.

22 de mayo, Día Internacional de la Biodiversidad

Greenpeace alerta del grave deterioro de la biodiversidad y señala algunas de sus principales amenazas

  • Un millón de especies se encuentran en peligro de extinción, una cifra sin precedentes
  • La deforestación en zonas tropicales está relacionada con la transmisión de enfermedades como la generada por el covid 19
  • Naciones Unidas alerta que la principal causa de pérdida de biodiversidad en el mundo, por encima de los impactos derivados del cambio climático, son los cambios en el uso del suelo
  • En España hay más de un millón de pozos ilegales

Con motivo del Día Mundial de la Biodiversidad, que se celebra mañana, Greenpeace recuerda que el planeta se enfrenta a una crisis sin precedentes que solo se podrá revertir atajando las causas que la han provocado.

El informe del IPBES (Panel Internacional de Expertos en Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos) de Naciones Unidas, publicado el año pasado por primera vez desde hace 14 años, señala que el impacto humano está causando una pérdida masiva de especies y arroja conclusiones aterradoras: un millón de especies se encuentran al borde de la extinción, una cifra sin parangón en la historia de la humanidad. De hecho, la desaparición de la biodiversidad global está ocurriendo mil veces más rápido que si ocurriera naturalmente.

“En plena crisis del covid 19, cabe recordar que los ecosistemas intactos proporcionan barreras naturales a enfermedades como ésta. El dinero público no debería invertirse en rescatar a las empresas más contaminantes sino a cuidarnos protegiendo la naturaleza, y a permitir la transición de las personas trabajadoras hacia empleos verdes, apoyando también una España rural que nos brinde lo que necesitamos para una vida sana”, ha manifestado Pilar Marcos, responsable de biodiversidad en Greenpeace España.

Ante la celebración del Día de la Biodiversidad, este año Greenpeace quiere destacar seis amenazas:

Aumento de deforestación = aumento de enfermedades

Si bien la pandemia del covid 19 puede parecer un evento único en este momento, no es una excepción: es solo la última de muchas enfermedades zoonóticas que han cruzado de animales a humanos, desde SARS a H1N1 (gripe porcina), de la gripe aviar al ébola. Las actuales dinámicas de destrucción de la naturaleza están detrás del salto de patógenos desde la fauna salvaje a los seres humanos, las conocidas como zoonosis. Así, los científicos han señalado que la deforestación en zonas tropicales ha estado entre los principales factores de transmisión de enfermedades y obliga a la comunidad internacional a poner fin a la expansión agrícola para la producción de materias primas (carne, soja, aceite de palma…) en países como Brasil o Indonesia. Esta realidad hace imprescindible nuevas políticas en la UE para impulsar el fin del comercio mundial de vida salvaje y también una política agroalimentaria que rompa la dependencia de estas materias primas.

Amazonas: una de las mayores concentraciones de biodiversidad del planeta amenazada

Según datos del Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil (INPE), en los primeros cuatro meses de 2020, las alertas de deforestación en tierras indígenas en la Amazonía brasileña aumentaron un 64%, en comparación con el mismo período del año pasado. Esto significa que 1.360 hectáreas de bosque, equivalentes a 1.865 campos de fútbol, fueron deforestadas dentro de los territorios indígenas de enero a abril de este año.

En los últimos cuatro años, se han descubierto 600 nuevas especies de plantas y animales en la Amazonía, a pesar de las dificultades con las que se encuentra la investigación en este país y los recortes de presupuestos que afectan a la ciencia y la conservación del medioambiente. Pero, desafortunadamente, muchas de estas especies solo se identifican cuando su hábitat y existencia ya están en grave riesgo, debido a la deforestación para expandir la frontera agrícola, la tala ilegal y el robo de madera, la minería y las obras de infraestructura. Estamos perdiendo riquezas que ni siquiera sabemos.

El peligro en los océanos

El 66% de los mares muestra una alteración severa por el impacto humano, lo que está provocando el declive en la cantidad y diversidad de vida marina. Sabemos más de la superficie de la luna que del fondo de los océanos. Entre 2000 y 2010, se censaron más de 6.000 nuevas especies desconocidas hasta la fecha en aguas abiertas. Esto indica hasta qué punto es desconocida la biodiversidad marina en alta mar. Precisamente, este sábado se celebra en todo el mundo el Día Mundial de las tortugas y Greenpeace advierte que seis de las siete especies de tortugas marinas están en peligro de extinción.

Los actuales mecanismos para proteger los océanos no están funcionando. A día de hoy, sólo el 3% de las aguas internacionales están protegidas y no hay instrumentos legales que permitan la creación de santuarios en aguas internacionales. Greenpeace reitera la necesidad de un Tratado Internacional de los océanos que proteja, como mínimo, el 30% de los océanos para 2030.

Polinizadores en declive

En el mundo existen más de 20.000 especies de abejas conocidas. Junto con muchos otros polinizadores, desarrollan un papel vital para los ecosistemas y la seguridad alimentaria. Pese a su incuestionable importancia, sus poblaciones están en declive. Según el IPBES más del 40% de los polinizadores invertebrados, en particular abejas y mariposas, se enfrentan a la extinción, así como el 16,5% de los polinizadores vertebrados. En España, pese a que faltan datos detallados sobre el estado actual de conservación de los polinizadores, algo que debería solucionarse con urgencia, “la información disponible para invertebrados muestra resultados alarmantes, puesto que la mitad de las especies estudiadas están amenazadas.”

La UE está dando pasos importantes en su protección, desde la prohibición de algunos plaguicidas hasta la Iniciativa de Polinizadores o la Estrategia de Biodiversidad publicada esta semana. Pero falta pasar de las palabras a los hechos y una acción coordinada a nivel mundial. Cabe recordar que España es uno de los países de la UE que más plaguicidas utiliza y que sólo un 9,3% de su superficie agrícola es de agricultura ecológica.

Destrucción de políticas ambientales con la excusa de la reactivación post-covid

Naciones Unidas alerta que la principal causa de pérdida de biodiversidad en el mundo, por encima de los impactos derivados del cambio climático, son los cambios en el uso del suelo. Y, precisamente en nuestro país, Greenpeace ha alertado de que diversos gobiernos autonómicos están aprovechando el amparo de la reactivación económica post-covid, para promover la construcción sin suficiente evaluación ambiental, lo que tendrá negativas consecuencias ambientales, sociales, económicas y de salud pública.

El colapso ecológico del Mar Menor, en grave peligro desde hace décadas a pesar de ser un enclave único por su biodiversidad, es un buen ejemplo de estas dinámicas: primar el beneficio privado empresarial no genera mayor riqueza y bienestar para la sociedad. Al contrario, los problemas ambientales que se originan, repercuten sobre diversos sectores socioeconómicos, generando un perjuicio colectivo mayor.

También el adelgazamiento normativo realizado por la Junta de Andalucía promueve un modelo económico y territorial basado en ladrillo, golf y turismo. Una serie de proyectos urbanísticos que, por su tamaño o su ubicación en enclaves de alto valor ambiental y paisajístico, son un peligro para la biodiversidad y los ecosistemas andaluces como son los proyectos urbanísticos del Pinar de El Palmar o Valdevaqueros en Cádiz, o la playa de Maro – Nerja en Málaga.

La frágil situación de la España rural (agua y fuego)

España ha apostado históricamente por una política hídrica destinada a cubrir cualquier demanda por insostenible que sea. Así, en la actualidad y según los datos de Greenpeace, existen más de un millón de pozos ilegales de los que se extrae anualmente el equivalente al que consumirían 118 millones de personas (más de 7.000 hm3/año). Las administraciones están mirando a otro lado mientras un recurso imprescindible para la vida es saqueado y utilizado para hacer negocio. Por otro lado y pese al alto riesgo de desertificación y a que la sequía es un fenómeno habitual en España, se ha apostado por una agricultura de regadío intensivo, sobredimensionada y no adaptada al clima mediterráneo, que consume casi el 85% del agua. Y la deficiente gestión hídrica no solo afecta a la cantidad, también a la calidad del agua. El 44% de las aguas superficiales y el 42% de las aguas subterráneas están en mal estado ecológico, y más del 20% de todos los ríos de España están catalogados como ‘muy modificados’. De hecho, Europa ha sancionado a España en varias ocasiones por el vertido de aguas sin depurar y recientemente ha abierto un procedimiento de infracción por el incumplimento de la Directiva de Nitratos. La contaminación por aguas residuales es, por su volumen e intensidad, el factor que más afecta a la calidad de las aguas continentales españolas.

Por otro lado, además del cemento mencionado anteriormente, los grandes incendios forestales son otros grandes responsables de la pérdida de ecosistemas. Según las estadística general de incendios, el 23,75% de la superficie forestal que ardió durante el decenio 2005-2016, lo hizo dentro de un área protegida. Los grandes incendios forestales contribuyen a disminuir los bienes y servicios ambientales que proporcionan los ecosistemas, especialmente las masas forestales que proporcionan el mantenimiento de la diversidad genética, la conservación de fauna amenazada, la capacidad de generación de lluvias, la protección del suelo frente a la erosión…etc

La prevención de los grandes incendios forestales, por tanto, es clave para proteger la biodiversidad del territorio. Para ello, es fundamental reducir el riesgo de incendio tanto en la ignición (96% causas de origen humano) como en su propagación. Y en ese nuevo paisaje, es necesaria la dinamización del medio rural, con el fomento de la gestión forestal adaptativa al cambio climático, que haga a las masas forestales menos vulnerables al fuego.

Se hace también imprescindible la valorización de nuestros ecosistemas y el conocimiento de las perturbaciones que los afectan para poder prevenirlos y mitigarlos. La percepción del riesgo de la población sobre impactos como las inundaciones o los incendios cada vez más intensos por el cambio climático son ejemplos que protegen a la biodiversidad y a la población.

Pilar Marcos

Detener la pérdida de biodiversidad es esencial para protegerse de futuras pandemias

Coincidiendo con el Día Mundial de la Diversidad Biológica, Ecologistas en Acción reclama a las administraciones que, en los planes que se están elaborando para superar la crisis sanitaria y económica provocada por la COVID-19, incorporen medidas que permitan detener la pérdida de biodiversidad.

El 22 de mayo se celebra el Día Mundial de la Diversidad Biológica. Su objetivo es poner en valor la importancia de los ecosistemas y los procesos que estos dan a la sociedad. 2020 se nombró “super año de la biodiversidad” por la ONU. Es también el año en que la comunidad internacional se enfrenta a las consecuencias de la pandemia provocada por la COVID-19. En este contexto, Ecologistas en Acción destaca que la biodiversidad es precisamente la mejor barrera natural para protegerse de este tipo de amenazas.

Las acciones humanas han tenido impactos muy significativos en más de tres cuartos de la superficie terrestre del planeta, destruyendo más del 85 % de los humedales y destinando más de un tercio de toda la superficie terrestre –y casi el 75 % del agua dulce– disponible a la producción agrícola y ganadera. Ha sido la actividad humana, especialmente los sistemas financieros y económicos mundiales bajo el paradigma del crecimiento económico a cualquier precio, la que ha causado la crisis climática, la pérdida de biodiversidad y las últimas pandemias.

La destrucción de los ecosistemas, la expansión descontrolada de la agricultura, la deforestación desenfrenada o la cría intensiva de animales en granjas han facilitado la transmisión de enfermedades de la fauna a los seres humanos, causando un enorme impacto en muertes de personas. Si no se conserva la biodiversidad las futuras pandemias serán más frecuentes, puede que se propaguen de forma más rápida y que tengan una repercusión social y económica mayor.

Ante la necesidad de un compromiso político con la biodiversidad que vaya más allá del manifestado hasta la fecha, Ecologistas en Acción propone al Gobierno de España y a los diferentes gobiernos autonómicos las siguientes medidas:

1.  Blindar la legislación ambiental existente

La legislación actual, aunque insuficiente en algunos aspectos, ha demostrado ser positiva para las conservación del medio ambiente. Rebajar esta normativa para favorecer el crecimiento económico es un grave error que algunas administraciones autonómicas ya están proponiendo y que agravará los diferentes componentes de la emergencia ecológica y sanitaria.

2. Recuperación económica que fomente una transición ecológica justa

Es esencial que las medidas que se tomen en la lucha contra la actual pandemia no supongan un aumento del riesgo de que se produzcan nuevo brotes en el futuro.

3. Priorizar las medidas para detener la pérdida de biodiversidad

Las administraciones españolas han dado la espalda las últimas décadas al compromiso que España asumió de detener la pérdida de biodiversidad. Debido a la COVID-19, la necesidad de tomar medidas para detener la pérdida de biodiversidad es todavía mayor, ya que la naturaleza es la mejor defensa ante esta y futuras pandemias.

  • Intensificar la acción política contra la pérdida de biodiversidad a nivel estatal, europeo e internacional, presionando para que la Unión Europea lidere la correcta toma de decisiones en futuras cumbres como la COP26 de cambio climático y la COP15 de biodiversidad, y promoviendo y financiando iniciativas para la conservación y restauración de ecosistemas globales.
  • · Aprobar un plan de emergencia estatal para detener la pérdida de biodiversidad en territorio español. Este plan debería incorporar medidas concretas para cumplir los compromisos de las Metas de Aichi del Convenio de Diversidad Biológica y de la Estrategia Europea de Biodiversidad. Como objetivo prioritario las políticas sectoriales y el uso de fondos públicos deben estar condicionadas a la conservación de la biodiversidad, no contribuyendo a fomentar las causas que producen su pérdida.
  • Poner en marcha planes específicos coordinados entre el Estado y las Comunidades Autónomas de restauración de los ecosistemas degradados por la acción humana. Transformación de prácticas agrarias y de gestión forestal que compatibilicen producción con protección de la biodiversidad, a través por ejemplo del impulso decidido a la agricultura ecológica y la gestión forestal sostenible. Es decir, priorizar todas aquellas prácticas que favorecen la conservación y recuperación de los procesos ecosistémicos y, por tanto, suponen beneficios esenciales para la seguridad humana.
  • Por su riesgo potencial para la salud humana, se debe prohibir el comercio de especies silvestres independientemente de su estatus de conservación y reforzar herramientas ya existentes como el plan de acción español contra el tráfico ilegal y el furtivismo Internacional de especies silvestres.
  • Establecer una nueva fiscalidad ambiental que grave las actividades más dañinas con el planeta, de forma que esos recursos adicionales puedan ser utilizados a nivel estatal y autonómico para impulsar las inversiones en conservación del patrimonio natural: Red Natura 2000, espacios naturales protegidos, así como invertir en restaurar ecosistemas degradados.

Theo Oberhuber

Empresas hacen un llamamiento a la recuperación sostenible tras el COVID-19

Las compañías, que forman parte de la iniciativa Science Based Targets (SBTi), entre las que se encuentra Henkel, piden políticas que construyan resiliencia frente a futuras crisis, manteniendo fuerzas para limitar el aumento de la temperatura del planeta a 1,5 °C sobre los niveles preindustriales, en línea con el objetivo de alcanzar cero emisiones netas de gases de efecto invernadero para 2050.

“Ahora, necesitamos invertir en innovación, ampliar las soluciones que ya tenemos y trabajar con nuestros socios a lo largo de la cadena de valor hacia la neutralidad climática. Para lograrlo, nos hemos fijado objetivos ambiciosos basados en la ciencia”, ha declarado Carsten Knobel, CEO de Henkel.

Las empresas se han reunido en torno a la iniciativa Science Based Targets y sus socios de la campaña Business Ambition for 1.5°C, el Pacto Mundial de las Naciones Unidas y la coalición We Mean Business. SBTi, que es una colaboración entre el CDP (anteriormente conocido como Carbon Disclosure Project), el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, el World Resources Institute y WWF, evalúa y valida de manera independiente los objetivos climáticos corporativos basándose en la ciencia.

Las 155 compañías ya han establecido, o se han comprometido a establecer, una reducción de emisiones basada en la ciencia – los objetivos de Henkel han sido aprobados recientemente por la iniciativa Science Based Targets. Al firmar esta declaración, las compañías reafirman que sus propias decisiones y acciones están fundamentadas en la ciencia y, a su vez, piden a los gobiernos «priorizar una transición más rápida y más justa de una economía gris a una verde».

La declaración conjunta se produce en un momento en el que los gobiernos de todo el mundo están preparando paquetes de estímulos para ayudar a las economías a recuperarse de los impactos de la pandemia del coronavirus, y mientras se preparan también para presentar planes climáticos nacionales mejorados en concordancia con el Acuerdo de París.

«Los gobiernos tienen un papel fundamental a desempeñar, alineando las políticas y los planes de recuperación con la ciencia climática más reciente, pero solos no pueden impulsar una transformación socioeconómica sistémica. Para abordar la crisis interconectada a la que nos enfrentamos, debemos trabajar juntos como una comunidad internacional para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París», ha afirmado Lila Karbassi, Chief of Programmes del Pacto Mundial de las Naciones Unidas y Board Member de la iniciativa Science Based Targets. «Estas compañías están marcando el camino por el que debemos continuar avanzando, en base a unas ambiciosas iniciativas basadas en criterios científicas que nos ayudarán a reducir la vulnerabilidad de los sistemas económicos frente a futuras crisis y desastres».

El compromiso de Henkel con la protección climática
Henkel quiere contribuir positivamente a la protección del clima y apoya plenamente el compromiso con el cambio climático recogido en el Acuerdo de París de las Naciones Unidas. Por esta razón, Henkel tiene el objetivo de convertirse en una compañía climáticamente positiva en 2040.

Basándose en sus objetivos a largo plazo, la compañía se ha fijado objetivos específicos de reducción de emisiones, que han sido aprobados por la iniciativa Science Based Targets ya que cumplen con los niveles requeridos en el Acuerdo de París para limitar el calentamiento global a 1,5°C .

Organizaciones ambientalistas valoran positivamente la aprobación del anteproyecto de Ley de Cambio Climaico

  • Una ley de cambio climático y transición energética ambiciosa debe ser un elemento clave para la reconstrucción social y económica tras la crisis sanitaria
  • El objetivo de reducción de las emisiones de CO2 no está alineado con las recomendaciones científicas: debe elevarse al 55% en 2030 respecto a 1990 y alcanzar el cero neto en 2040
  • Debe incluirse la eliminación de las subvenciones a los combustibles fósiles y a todos los sectores que perjudican el clima
  • La organización considera prioritario que en el trámite parlamentario que ahora se inicia en el Congreso de los Diputados, la proposición de ley salga mucho más reforzada en detalles y ambición

Greenpeace considera la aprobación de hoy en el Consejo de Ministros del anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética un paso importante y necesario en el momento adecuado y espera que los grupos parlamentarios contribuyan a reforzarla y hacerla más ambiciosa. El texto, que pasará ahora al Congreso de los Diputados para su debate y aprobación parlamentaria, ve por fin la luz desde que en 2015 el anterior Gobierno de Rajoy prometiera su tramitación.

La organización estima que la presentación del anteproyecto de ley en estos momentos es un elemento clave para garantizar que la salida a la crisis sanitaria, económica y social que atraviesa el país por la COVID-19 refuerce y se apoye en las medidas necesarias para afrontar al mismo tiempo las crisis climática y de biodiversidad.

Sin embargo, como el propio texto recoge, los objetivos de reducción de emisiones no están alineados con las recomendaciones de Naciones Unidas para no superar 1,5ºC las temperaturas globales y evitar así los peores impactos del cambio climático. Según este organismo internacional, las emisiones deberían reducirse un 7,6% anualmente entre 2020 y 2030 en todo el mundo, pero la ley nacional propone poco más de un 3% anual en el mismo periodo.

Greenpeace recuerda que las personas expertas en cambio climático de Naciones Unidas (IPCC) afirman que la próxima década es decisiva para no superar 1,5 ºC la temperatura media global y que, por tanto, reducir solo un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en 2030 respecto a 1990, como recoge el anteproyecto, no es suficiente para lograrlo. La organización demanda que el objetivo de reducción de emisiones se eleve al menos al 55% en 2030 para alcanzar el cero neto en 2040.

Para aumentar la ambición la ley debe establecer el marco legislativo necesario para la reducción de GEI en otros sectores clave como el financiero, agroalimentario, turismo, gestión de residuos o industria, dada su importante contribución a las emisiones nacionales y teniendo en cuenta sus altos costes en materia de adaptación.

“El texto es muy bueno en el diagnóstico, pero falla en los objetivos. Mientras reconoce que la región mediterránea es una de las áreas más vulnerables del planeta frente al cambio climático y que España se enfrenta a importantes riesgos derivados de este, paradójicamente no asume los objetivos necesarios para evitarlos”, ha declarado Tatiana Nuño, responsable de la campaña de Cambio climático de Greenpeace: “Justo esta semana se espera alcanzar temperaturas anómalas para esta época del año en varias partes de la península. Si no actuamos con urgencia viviremos graves consecuencias por la crisis climática. La recuperación socioeconómica por las crisis de la COVID19 debe afrontarse con soluciones que pongan freno al cambio climático y a la pérdida de biodiversidad”.

La organización ecologista reconoce que el proyecto de ley recoge medidas imprescindibles, en especial en algunos aspectos de la transición energética hacia un sistema 100% renovable, la transición justa, prohibición de las prospecciones, inclusión del sector vivienda o el anuncio del fin de los vehículos con motor de combustión, aunque considera que 2040 es muy tarde. Sin embargo, reclama la necesidad de que el texto incluya, además, la eliminación de las subvenciones a los combustibles fósiles y a otros sectores que perjudican el clima, como las aerolíneas y la agricultura industrial, puesto que sin detener el flujo de dinero público a las industrias responsables de las emisiones GEI no se podrá hacer frente a la emergencia climática. Así mismo, propone un artículo específico que obligue al sector financiero a realizar una correcta gestión del impacto sobre el cambio climático de su cartera de préstamos e inversión, con un cálculo específico de su huella de carbono en los sectores contaminantes.

En el anteproyecto de ley, la organización echa en falta el papel que juegan los servicios ambientales gratuitos en la lucha contra el cambio climático así como la inclusión de criterios de adaptación. La biodiversidad debe ser eje vertebrador en la mitigación de los peores impactos: la necesidad de tener los ecosistemas en buen estado y funcionales (bosques, humedales y acuíferos, etc…) y el importante papel de las soluciones basadas en la naturaleza.

Greenpeace seguirá con atención el trámite parlamentario que ahora se inicia y las enmiendas que presenten los grupos para detectar cualquier intento de descafeinar su contenido y garantizar que la ley salga reforzada.

“Ante la crisis sanitaria que vivimos, el anteproyecto de ley de hoy llega en un momento crucial para avanzar y asegurar que cualquier medida de reconstrucción socioeconómica que deba tomarse estará alineada con las respuestas urgentes y necesarias contra el cambio climático”, ha concluido Nuño.

WWF defiende una reconstrucción económica verde en España y Europa

La organización presenta un nuevo informe donde propone que la transición ecológica justa sea el núcleo de la estrategia económica tras la pandemia

El debate sobre la reconstrucción económica se abre camino en España y Europa.  El diseño de los primeros paquetes de estímulo público marcarán la senda del modelo económico y social. Ante este momento decisivo, WWF propone en su nuevo informe que la salida a la crisis se realice a través de un plan de recuperación económica que sea verde, justa y resiliente.

«Nuestra economía y el empleo se pueden y deben de recuperar a través de medidas de desarrollo sostenible y restauración de la naturaleza. Ahora más que nunca hay que cambiar el actual modelo para impulsar una recuperación que permita lograr los objetivos climáticos de no superar el 1,5 °C e impulsen los objetivos de desarrollo sostenible», afirma Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España.

Este plan de reconstrucción económica se suma a las propuestas recientemente presentadas por otros organismos como la Alianza Europea para una recuperación verde, la carta enviada por 17 ministros de medio ambiente europeos, incluida España, la declaración del Consejo Europeo o del propio secretario general de la ONU, Antonio Guterres. Todos coinciden en la necesidad de abandonar el apoyo a las tradicionales industrias contaminantes, así como de continuar y reforzar la senda de transición ecológica hacia una economía descarbonizada y que respete los límites del planeta.

«El riesgo de intentar volver a la situación anterior es abocarnos a nuevas crisis. Vivimos una situación de emergencia climática. Necesitamos que los gobiernos adopten normas ambiciosas y que los inversores y empresas apuesten por la transición ecológica», afirma Mar Asunción, responsable del programa de clima y energía de WWF.

Para WWF, la “nueva normalidad” en España debe significar la apuesta por un modelo energético más limpio, eficiente y renovable, que incluya la tramitación de la Proposición de Ley de Cambio Climático y Transición Energética y las inversiones previstas en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), que contemplan una inversión de 241.400 millones de euros entre 2021 y 2030 destinados fundamentalmente al impulso de las renovables.

Esta transición necesita apostar por los sistemas alimentarios sostenibles y justos, por lo que es prioritario invertir en las producciones agroecológicas como cultivos de secano o la ganadería extensiva, con altos valores sociales y ambientales, muy vinculadas al territorio y que promuevan el empleo en entornos rurales; y en la pesca de pequeña escala para garantizar la recuperación de las poblaciones pesqueras y la integridad de los ecosistemas marinos.

Asimismo, otros nichos de empleo verde, tan necesarios en la recuperación económica justa, son los ligados a la inversión en depuración y gestión del agua basada en la demanda y en la recuperación de los humedales y acuíferos, ya que es necesaria una transición hidrológica que garantice un uso racional de este recurso. Por otro lado, es clave que se invierta de manera decidida en la gestión sostenible de los bosques productivos y en la prevención de incendios.

Cabe recordar que la recuperación económica resiliente no será tal sin la protección y conservación de la biodiversidad y la restauración a gran escala de los ecosistemas degradados, hábitats fluviales y lacustres, forestales, agrarios y costeros, para asegurar el correcto funcionamiento del sistema natural y su adaptación a los impactos del cambio climático.

Por último, en Europa, la gran hoja de ruta para la reconstrucción económica es el Pacto Verde. Bajo este paraguas, está previsto que la Comisión Europea presente este miércoles dos estrategias clave para el sector de la alimentación y biodiversidad, y en los próximos días, se espera que presente el nuevo marco financiero con las ayudas para la reactivación económica.

«Desde las instituciones europeas, las empresas e instituciones financieras están pidiendo y comprometiéndose con una transición justa y verde. Lo que necesitamos ahora son acciones concretas a nivel del paquete de recuperación que presentará la Comisión Europea y acelerar la transición hacia una economía más justa y descarbonizada», sostiene Ester Asin, directora de la Oficina de Política Europea de WWF en Bruselas.

Desde WWF creemos que es un momento clave para reorientar la Política Agraria Común (PAC), para que el 50% de su presupuesto esté asociado a objetivos ambientales y climáticos, y que la Estrategia de Biodiversidad proponga como meta la protección de un 30% de la superficie marina y terrestre. Respecto de la Ley Climática Europea, WWF considera que debe ser más ambiciosa y plantearse una reducción en, al menos, un 65% las emisiones para 2030.

Coral García

Su Majestad la Reina Doña Sofía se une al llamamiento de LIBERA para no abandonar mascarillas y guantes

Su Majestad la Reina Doña Sofía ha querido ser partícipe del llamamiento de LIBERA a la conciencia social del no abandono de mascarillas y guantes en las ciudades o espacios naturales con motivo del fin del confinamiento. Dentro de la línea de trabajo conjunto entre el Proyecto LIBERA y la Fundación Reina Sofía, desde hace 3 años, se está permitiendo avanzar tanto en investigación científica como en sensibilización para evitar el abandono de “basuraleza” en los entornos naturales. De ahí que Su Majestad la Reina Doña Sofía haya sido promotora de este llamamiento como ha hecho en anteriores ocasiones participando en distintas actividades de limpieza de residuos en la naturaleza.

Las altas temperaturas nos recuerdan que no podemos abandonar la lucha contra el cambio climático

  • Abril termina con nuevo récord de concentración de CO2 en la atmósfera y mayo empieza con temperaturas que superan los 35ºC
  • La media de temperatura de febrero en España se ha situado 3°C por encima de la media de ese mes en el periodo 1981-2010
  • 2019 fue el más cálido de Europa desde que se tienen registros
  • Conviene extremar las medidas de precaución para las personas trabajadoras y aquellas que salgan a la calle a realizar las actividades permitidas en la fase cero

Mayo ha comenzado con un episodio de muy altas temperaturas. Ayer se superaron los 35 ºC en provincias de Sevilla, Córdoba y Jaén y los 30ºC en numerosas localidades de la península, mientras que hoy se espera que se alcancen los 34 ºC en algunas provincias como Córdoba, Granada o Jaén y se superen los 30ºC en municipios del norte de Cantabria, País Vasco o Navarra. Estos registros, propios de los meses de verano, se alcanzan cuando todavía quedan casi dos meses para que termine la primavera.

El aumento de las temperaturas es uno de los impactos más visibles del cambio climático. Continuamente superamos nuevos récords: el pasado mes de enero fue el enero más cálido en el mundo desde que se tienen registros y la media de temperatura de febrero en España estuvo 3 ºC por encima de la media de este mes entre 1981-2010.

Este episodio de altas temperaturas debe servir a gobiernos y empresas para recordar la importancia de responder con urgencia, no solo a la enorme crisis sanitaria que padece el planeta, sino también a la emergencia climática.

A pesar de la reducción de las emisiones de CO2, como consecuencia principalmente de las medidas de confinamiento, el mes de Abril se ha cerrado con 416.2 ppm (partes por millón) de CO2 en la atmósfera, 2.86 ppm más que en el mismo periodo del año anterior, alcanzando así un nuevo máximo histórico.

Por ello, Greenpeace reincide en que una reducción puntual de las emisiones de CO2 no nos salva de la crisis climática y reclama medidas urgentes y bien planificadas, que aseguren una reducción continuada de las emisiones para que se alcance el cero neto en 2040 como tarde.

“Las medidas económicas para la salida de la crisis causada por el COVID19 deben dar respuesta a la crisis climática y ambiental que vivimos. Se debe priorizar la creación de empleos de calidad que eviten los peores impactos del cambio climático, limitando el aumento de la temperatura global 1,5 ºC, y la pérdida de biodiversidad garantizando una transición justa y ecológica, de lo contrario volveremos al ritmo de emisiones insostenible que teníamos antes” ha declarado Tatiana Nuño responsable de la campaña de Greenpeace.

El calor viene acompañado con altos valores de radiación ultravioleta y fuertes vientos y tormentas en algunos puntos, por lo que Greenpeace recomienda también que aquellas personas que salgan a la calle dentro de lo permitido en la fase cero y las personas trabajadoras, a las que reconoce y agradece su labor, extremen los cuidados.

Tatiana Nuño | Greenpeace España

Ocio y educación ambiental durante el confinamiento

  • La organización medioambiental, Ecoembres, ofrece una gran variedad de alternativas de ocio para desarrollar y disfrutar en casa al mismo tiempo que cuidamos el medioambiente.
  • Construcción de instrumentos reciclados, manualidades eco, artículos sobre el cambio climático, cortometrajes o actividades multisensoriales, son algunas de las propuestas para estos días de cuarentena.

Lograr un confinamiento productivo, entretenido y sostenible, mientras se escapa del aburrimiento en estos días tan excepcionales, no siempre es fácil. Por eso, Ecoembes, la organización medioambiental que coordina el reciclaje de los residuos que van a los contenedores amarillos y azules en España, ofrece una serie de divertidos planes para disfrutar en casa.

Bajo el paraguas de la educación ambiental, Ecoembes pone a disposición de pequeños y mayores, un gran listado de actividades de ocio -totalmente gratuitas- para que llevemos mejor estos días donde nos vemos obligados a estar más alejados de la naturaleza.

El lutier de la Orquesta de “La Música del Reciclaje” nos enseña a fabricar instrumentos reciclados y un aplaudidor muy eco

Fernando Solar, el lutier de esta original orquesta, formada por niños y niñas en riesgo de exclusión social, comparte cada semana el paso a paso para construir un instrumento reciclado. Enseñando, una vez más, cómo con un poco de imaginación y distintos envases que podemos tener por casa es posible crear música. Se pueden ver todas estas creaciones en el canal de Youtube de Ecoembes.

También ha fabricado un “aplaudidor” con materiales reciclados que nace con el objetivo de dar gracias a todos estos héroes “sin capa” y, al mismo tiempo, entretener de una forma creativa a los más pequeños de la casa.

Explota tu creatividad a través de la educación ambiental en “Amarillo, Verde y Azul”

Amarillo, verde y azul es el blog que recoge todas las iniciativas en Educación Ambiental de Ecoembes. Sin duda, uno de los pilares fundamentales de la organización, y es que no cabe duda, que la implicación de la ciudadanía es clave en la protección del medio ambiente.

Un espacio donde se puede encontrar material pedagógico para aprender cómo reutilizar los recursos que, a simple vista, parecen inservibles, dándoles una segunda vida gracias a divertidas manualidades. Estas actividades abarcan desde la creación de una casa de pájaros reutilizando cartón y tela, hasta el desarrollo de una marioneta o un Maestro Yoda de origami.

Reflexiona sobre el medioambiente en los Diálogos Circle

Estos encuentros, organizados por la revista Circle, se convierten en un espacio de reflexión e  intercambio de ideas entre dos personajes relevantes, quienes, a través del diálogo, exponen sus distintas perspectivas sobre medio ambiente y economía circular.

Entre los participantes se encuentran distintas personalidades como Arkano, Joaquín Araujo, Andoni Canela, Unai Canela o Juan Luis Cano. Además, Circle ofrece multitud de artículos sobre medio ambiente, consumo responsable, cambio climático, innovación y economía circular, entre otros.

Lo mejor de la naturaleza sin salir de casa

Para acercarnos a la naturaleza un poco más desde nuestro propio hogar, Ecoembes nos presenta el juego ¿Naturaleza o basuraleza?  Una actividad multisensorial en la que los niños y niñas pueden experimentar las distintas sensaciones que les producen el tacto de distintos materiales, las imágenes, los olores y los sonidos, en función de su origen natural o humano.

La finalidad de la actividad es crear conciencia sobre la importancia de mantener libre de basura los entornos naturales y cuidar el medioambiente.

Cortometrajes animados para crear conciencia medioambiental

Ecoembes, consciente de la importancia de elevar la educación ambiental, impulsó en el año 2012 la campaña “Los Profes Cuentan”. Una iniciativa compuesta por una serie de cortometrajes, basados en los cuentos ganadores del concurso de literatura infantil, que se puso en marcha para poner en valor la figura del docente así como su labor en la creación de la conciencia ambiental en los más pequeños.

Cortometrajes como El profesor Reciclator hace brillar a Yellow-Blue, se pueden encontrar en el canal de Yotube de la organización medioambiental.

Además de este proyecto, Ecoembes ha impulsado el cortometraje “Lemon”, realizado por la Fundación Reina Sofía. Este filme es una metáfora de la forma en que la contaminación, causada por los seres humanos, irrumpe en el transcurso de la naturaleza.

Sobre La Orquesta de la Música del Reciclaje de Ecoembes 

La Orquesta de la Música del Reciclaje de Ecoembes es un proyecto que tiene como objetivo ofrecer formación musical a menores en riesgo de exclusión social, educándoles en valores y favoreciendo su superación personal. Asimismo, mediante la participación en la construcción de sus propios instrumentos reciclados, se promueve la conciencia sobre la importancia que el reciclaje tiene para el medioambiente.

Lidia Bravo