Organizaciones ambientalistas piden a los eurodiputados rechacen el gas y la nuclear en la votación sobre la taxonomía en la UE.

El próximo 6 de julio el Parlamento Europeo se pronunciará sobre la propuesta de acto delegado complementario de la taxonomía realizada por la Comisión Europea, que pretende hacer un lavado verde de las inversiones en gas y nuclear. 

La aprobación de este borrador podría suponer un retroceso en la transición energética, más aún en el actual contexto geopolítico de la guerra en Ucrania y  la crisis de precios de la energía.
Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF piden a los eurodiputados españoles que veten esta decisión
Madrid, 4 de julio de 2022: Las cinco principales organizaciones ambientales españolas piden a los eurodiputados españoles que detengan “este sinsentido antes de que sea demasiado tarde” y, en la próxima votación que tendrá lugar esta semana, rechacen el acto delegado complementario de la taxonomía. Algo que ya hicieron las comisiones de Economía y Medio Ambiente del Parlamento Europeo el pasado 14 de junio.

De esta forma se evitará que millones de euros se desvíen de las energías renovables para prolongar la peligrosa dependencia de las importaciones de combustibles fósiles y uranio.

Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF recuerdan a los eurodiputados que deben elegir el camino de la ciencia y proteger la credibilidad de la taxonomía de la UE. Los combustibles fósiles y la energía nuclear no son sostenibles y muchos inversores y bancos han dejado claras sus críticas al respecto.

Para las organizaciones, la decisión de clasificar el gas natural y la energía nuclear como sostenibles pondría en riesgo el liderazgo y el futuro renovable tanto de la Unión Europea como de España. Además, sería un sinsentido en países como España, con sobrecapacidad instalada de ciclos combinados y donde no existe un plan para dar una solución definitiva al depósito de los residuos radiactivos, más aún cuando ninguna comunidad quiere ser un cementerio de desechos tan peligrosos.

Cabe recordar que la ciudadanía europea no apoya una etiqueta verde de las centrales nucleares ni de gas. De hecho, le resultaría difícil entender que se etiqueten como inversiones sostenibles. Estas energías, además de contaminantes, son más costosas y generan mayor dependencia energética, en lugar de impulsar las energías renovables, un sector donde Europa, y en especial España, tienen un mayor potencial.

Tras la guerra en Ucrania, la ciudadanía considera que la Unión Europea debería acelerar sus planes para alcanzar una transición energética justa y reducir la importación de combustibles fósiles como el gas natural.

Las organizaciones ambientales apuntan: “En esta votación final, el plenario del Parlamento Europeo debe rechazar de nuevo el acto delegado de la taxonomía. De no ser así, se convertiría en ley el lavado verde del gas y la nuclear generando confusión entre los inversores y accionistas, dañando la imagen de las instituciones europeas ante la opinión pública y prolongando la peligrosa dependencia de la UE a las importaciones de combustibles fósiles y uranio”.

Historias personales que ponen en valor nuestros Espacios Naturales Protegidos

España es el país con mayor diversidad biológica de Europa. Esta riqueza natural está actualmente protegida por la mayor red de espacios protegidos del continente, compuesta por 1.800 sitios que cubren cerca de 22 millones de hectáreas o el 36% de su superficie terrestre. España ocupa el primer lugar mundial en número de reservas de biósfera, el segundo en geoparques y el tercero en humedales de importancia internacional.

Estos espacios protegidos no sólo son esenciales para conservar a largo plazo nuestro patrimonio natural sino que también ofrecen oportunidades únicas de empleo e ingresos para las comunidades rurales, son fuentes de salud y bienestar para millones de visitantes, son esenciales en la mitigación del cambio climático y albergan recursos históricos y culturales únicos. Sin embargo, nuestros espacios protegidos son grandes desconocidos de la sociedad española. La mayoría de la población urbana los desconoce o da por sentados, mientras que buena parte de la población rural los mira con recelo. El resultado es que a pesar de invertir enormes esfuerzos territoriales, financieros y humanos, España apenas logra generar un sentido de orgullo y reconocimiento hacia su vasta red de espacios protegidos.

Ante esta situación, desde Fundación Global Nature (FGN), en unión con la Asociación de Ecoturismo en España y Europarc España, decidió iniciar la campaña “Nuestros Espacios Protegidos”. Esta campaña busca dar a conocer de una manera cercana y efectiva la gran diversidad de valores y beneficios asociados a las áreas naturales españolas.  Nuestros Espacios Protegidos comenzó en diciembre de 2021 con un vídeo introductorio narrado por Adriana Ozores.  La campaña usa principalmente redes sociales (Youtube, Instagram y Facebook) para informar y emocionar a los españoles sobre la importancia de estas áreas como parte de nuestra identidad y calidad de vida, tanto para los que viven en áreas urbanas como rurales.

Vidas protegidas: una visión desde el territorio

Uno de los productos más atractivos y efectivos de la campaña son los vídeos cortos de la serie “Vidas Protegidas”, donde personas que viven y trabajan en espacios protegidos repartidos por la geografía española (desde ganadero, pescador, alcalde, viticultores, técnica de ONG, niño voluntario a una eremita) hablan de los beneficios de vivir en una de estas áreas naturales. De este modo, podemos conectar una temática como los espacios protegidos que tiende a ser demasiado abstracta y técnica para la mayoría de la gente con historias concretas y personales de quienes habitan en ellos.

Estos vídeos fueron publicados entre enero y marzo del 2022 y fueron vistos por más de 100.000 personas. El vídeo sobre una eremita que vive en el Parque Natural de Serra de Montsant en Cataluña fue el más visto, con más de 60.000 reproducciones.  Actualmente, la segunda temporada de “Vidas Protegidas” está en producción y se irán publicados quincenalmente a partir de este verano. Esto nos permitirá seguir descubriendo la enorme riqueza natural y cultural de nuestros espacios protegidos a través de las experiencias directas de quienes viven en ellos.

Organizaciones ambientalista valoran positivamente el nuevo paquete de normas medioambientales de la Comisión Europea.

La Comisión Europea ha presentado hoy dos propuestas medioambientales clave para restaurar la naturaleza a gran escala en Europa y reducir el uso de plaguicidas. La Ley de Restauración supone un hito ya que hará que los objetivos de restauración sean vinculantes para todos los Estados Miembros, y estarán obligados a restaurar al menos el 20% de la naturaleza para 2030. Y por otro lado, la revisión de la Directiva de Uso Sostenible de Plaguicidas apostará por una reducción histórica del empleo de químicos en el campo y blindará el objetivo de reducir en un 50% el uso de plaguicidas. Las propuestas pasarán ahora al Parlamento Europeo y al Consejo de la UE. Las organizaciones piden que ambas instituciones respalden plenamente los elementos positivos de estas propuestas y corrijan los puntos débiles.

Estas propuestas, que ya se anunciaron en 2020, debían haberse publicado el pasado mes de marzo, pero distintas presiones y la situación derivada de la invasión de Ucrania habían hecho peligrar la apuesta de la CE por estos importantes avances que permitirán implementar algunos de los objetivos más relevantes del Pacto Verde, y en particular de las Estrategias de Biodiversidad y Del Campo a la Mesa.

La propuesta de una nueva ley europea para restaurar la naturaleza es la norma más importante sobre biodiversidad desde que se aprobara en 1992 la Directiva de Hábitats. Aunque lejos de tener la suficiente ambición, las organizaciones ecologistas piden al Parlamento Europeo y el Consejo de la UE que se adopte e implemente urgentemente ya que puede convertirse en un verdadero catalizador para revertir la pérdida de biodiversidad y mitigar el cambio climático. Si bien, entre otras mejoras, debería definirse y orientarse más claramente la restauración de naturaleza en el paisaje agrario a lo largo del proceso de negociación que ahora se inicia, el borrador presentado supone ya un hito en términos de objetivos vinculantes para los Estados y el reconocimiento de la necesidad de revertir la degradación del medio natural urgentemente.

Las organizaciones señalan que la ley de restauración es una gran oportunidad para recuperar la naturaleza antes de que la crisis climática y la pérdida de biodiversidad se descontrolen por completo. La restauración de ecosistemas como las turberas, los bosques y las praderas marinas puede ayudar a reducir las emisiones, capturar millones de toneladas de carbono cada año, adaptar los ecosistemas al cambio climático y recuperar hábitats y especies. Para las entidades, la propuesta de la Comisión es buena, pero debe tener en cuenta la urgencia y asegurar que el grueso de las acciones de restauración de estos ecosistemas no se retrasen más allá de 2030. Esta década debe ser el punto de inflexión para situar a la naturaleza en la senda de la recuperación.

Por otro lado, la propuesta de la Comisión para actualizar la Directiva de Uso Sostenible de Plaguicidas, aprobada en 2009, plantea hacer vinculante el objetivo de disminuir un 50% el uso y riesgo de estos productos, de acuerdo a lo ya recogido en la Estrategia de la Granja a la Mesa e introduce peticiones históricas, como la de prohibir su uso general en zonas sensibles, como aquellas de importancia para la biodiversidad y las áreas verdes urbanas.

Las organizaciones piden una mayor ambición para que esta reducción de químicos sea prácticamente total en 2050, y que políticas como la PAC acompañen esta norma con las herramientas y medidas adecuadas para la transición agroecológica, impulsando decididamente la producción ecológica. El reglamento propuesto también necesita mejoras en el actual sistema de monitoreo, que infravalora el impacto real de los agroquímicos y posibilita, como en el caso de España, que se constate una reducción del riesgo a pesar de que aumente el consumo de agrotóxicos.

La reducción de químicos en el campo es una demanda histórica de la ciudadanía,  organizaciones ambientales, consumidores y expertos en salud pública. Las organizaciones consideran que lejos de poner en riesgo la seguridad alimentaria, como alertan  los lobbies agroindustriales en una visión económica y de corto plazo permitirá avanzar hacia un sistema alimentario sostenible que cuide de las personas que nos alimentan y preserve los servicios ecosistémicos clave para la producción de alimentos, como la polinización y el control natural de plagas. Sin embargo, deben subsanarse las carencias de la norma presentada, por ejemplo en lo referente al seguimiento y control de su aplicación, y las necesarias medidas de acompañamiento a los productores para asegurar que la transición agroecológica será una realidad.

Por último, las entidades señalan que el potencial y los efectos positivos del paquete de normas presentado hoy pueden diluirse si no se acompaña de una revisión en profundidad de políticas clave, como la PAC y vayan más allá de lo que ya se exige en la Directiva Hábitats y otras legislaciones de la UE (principalmente Directiva de Aves o la Directiva Marco del Agua). Solo de esta manera, buscando la sinergia y coherencia dentro de las normas presentadas, se logrará asegurar la salud de los ecosistemas y la provisión de sus servicios, incluida la producción de alimentos sanos y sostenibles.

Nylva Hiruelas (Comunicación WWF)

Agustín Carretero (comunicación SEO/BirdLife)

Marta Monasterio (Comunicación Ecologistas en Acción)

Más de 12.000 voluntarios y 104 toneladas de basuraleza retirada

 La gran recogida colaborativa nacional de residuos abandonados en la naturaleza del Proyecto LIBERA, de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, se ha desarrollado en más de 700 espacios naturales.
‘1m2 contra la basuraleza’, del Proyecto LIBERA, de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, ha convocado a miles de personas voluntarias en la sexta edición de la gran recogida colaborativa ciudadana para liberar la naturaleza de residuos abandonados. El objetivo de esta acción es concienciar a la sociedad sobre el impacto ambiental de la basuraleza, y la respuesta, como cada año, es muy positiva. Se han organizado recogidas en 711 espacios naturales de todo el país, con las que se ha logrado recoger y caracterizar un total de 69.134 residuos abandonados en entornos terrestres, fluviales y marinos de todas las proincias españolas.

La sexta edición de esta multitudinaria cita colaborativa anual ha congregado simultáneamente a más de 12.000 personas voluntarias, que han conseguido retirar 104 toneladas de basuraleza demostrando, una vez más, su compromiso con la protección y conservación de la naturaleza.

‘1m2 contra la basuraleza’ ha vuelto a contar con su Majestad la Reina Doña Sofía, que, a través de la Fundación Reina Sofía, ha mostrado su apoyo al Proyecto LIBERA participando en una recogida en Boadilla del Monte (Madrid) como una voluntaria más del proyecto.

Además, ha contado con la colaboración y el respaldo de entidades científicas, educativas y divulgativas que forman parte de la red de alianzas de LIBERA, entre las que se encuentran Cruz Roja, ANSE, Promemar, Alnitak, ADESP o Paisaje Limpio.

Asimismo, han creado puntos de recogida de basuraleza 110 ayuntamientos como el de Jaca, Almansa, Barco de Ávila o Fuenlabrada; parques como el Parque Nacional del archipiélago de Cabrera, el Parque Nacional de Guadarrama, Parque Natural Lagunas de La Mata-Torrevieja o la Casa del Parque Lagunas de Neila, confederaciones hidrográficas como la del Tajo o el Guadiana; asociaciones locales y colectivos apadrinados por LIBERA como Asociación Guías de Doñana, S’agulla, Asociación Faunatura o AHE-Galicia o centros educativos, empresas como P&G, Pescanova, Henkel o Freixenet.

Las colillas, lo más encontrado entre la basuraleza recogida

Las colillas y las piezas de plásticos de 0 a 2,5 cm han sido los residuos más encontrados a nivel nacional durante las recogidas. Además, han aparecido en los espacios naturales bolsas, envoltorios, papel y cartón y latas de bebida. Asimismo, destacan productos como toallitas, neumáticos o mascarillas.

“La respuesta social al problema del abandono de residuos en la naturaleza es muy positiva. En estos años hemos logrado un movimiento ciudadano contra la basuraleza, un problema ambiental que afecta al estado de salud de nuestros espacios naturales. Lo hemos comprobado con el proyecto Ciencia LIBERA, en el que hemos analizado muestras de tierra, agua, sedimentos y heces de zorro y los resultados han apuntado a que la mayor parte de los espacios del estudio están contaminados. Ahora nos toca conseguir que esos residuos no acaben en el medio natural y la mejor manera de hacerlo es reduciéndolos. Debemos concienciar en la reducción, cambiar nuestro modelo de producción y consumo y conseguir una economía circular”, ha asegurado Alberto Remacha, coordinador del proyecto LIBERA de SEO/BirdLife.

“No podemos estar más orgullosos de los resultados de esta sexta edición. Celebramos un año más esta campaña de ‘1m2 contra la basuraleza’ entusiasmados por la participación, una muestra de que cada vez son más las personas que están comprometidas y concienciadas de la importancia de luchar contra la basuraleza. Poco a poco, con educación y prevención, conseguiremos un planeta libre de residuos”, ha señalado Sara Güemes, coordinadora del Proyecto LIBERA de Ecoembes.

Foto: 1m2_contra_la_basuraleza_en_El_Rocio-Doñana

Archipiélagos de Canarias se unen para acabar con la contaminación lumínica

«Por una noche con más vida» es el lema de esta iniciativa internacional coordinada por SPEA Madeira (BirdLife en Portugal)

Cada residente en Canarias, Madeira y Azores paga alrededor de 30 € de más al año en luz no utilizada

Hoy se presenta en Las Palmas de Gran Canaria el proyecto Life Natura@night que, tal y como indica su nombre, pretende la “Reducción y mitigación del impacto de la contaminación lumínica en espacios de la Red Natura 2000 de la Macaronesia”. Se llevará a cabo durante los próximos cuatro años y cuenta con socios entre las autoridades locales, instituciones de investigación, gobiernos regionales, organizaciones sin ánimo de lucro y empresas. Está coordinado por SPEA Madeira (BirdLife Portugal), en asociación con doce entidades de Canarias, Madeira y Azores. SEO/BirdLife es una de las asociaciones implicadas, tras muchos años de trabajo para frenar esta amenaza.

Mapear y reducir la contaminación lumínica en 27 áreas protegidas de la Macaronesia, detener la pérdida de biodiversidad en 150.000 hectáreas y regular la iluminación son algunos de los objetivos del Life Natura@night, que combina sostenibilidad energética, ahorro financiero y conservación de la biodiversidad.

«Cada residente en Canarias, Madeira y Azores paga alrededor de 30 € de más al año en luz no utilizada, y este derroche nos afecta a todos. Tiene un impacto financiero, pero también en nuestra salud y amenaza a las especies, incluso en áreas protegidas, fuera de los entornos urbanos», explica Cátia Gouveia, coordinadora general del proyecto y de SPEA Madeira. «Necesitamos involucrar -añade- a los responsables políticos, biólogos, astrónomos y a todos los ciudadanos en la reducción de esta amenaza, y este es otro de los valores del proyecto: la amplia gama de socios comprometidos con la disminución de la contaminación lumínica».

«La inversión de este proyecto traerá beneficios a las especies y hábitats amenazados, pero también a la población local y contribuirá a la lucha contra el cambio climático. Estamos ante un proyecto amplio y ambicioso, con una alianza fuerte y motivada de socios que hará todo lo posible para cumplir con las políticas europeas dirigidas a proteger la biodiversidad, aumentar la eficiencia energética e implicar activamente a los ciudadanos en los cambios ambientales», subraya Gouveia.

Impacto en avifauna, murciélagos e invertebrados

En Canarias, la puesta en marcha del proyecto corre a cargo de SEO/BirdLife, junto con el Instituto de Astrofísica de Canarias y el Instituto Tecnológico de Canarias. Tras un importante trabajo previo sobre las poblaciones de aves marinas presentes en los tres archipiélagos, el Proyecto Natura@night se presenta como una nueva oportunidad para seguir avanzando en este sentido, con un compromiso firme por parte de la Administración -Gobierno de Canarias, cabildos de Tenerife y Gran Canaria y ayuntamientos de Mogán en Gran Canaria y de Buenavista del Norte en Tenerife-, en la implementación de medidas correctoras. Cuenta con el asesoramiento científico de la Oficina Técnica de Protección del Cielo (OTPC), dependiente del Instituto Astrofísico de Canarias (IAC), y las indicaciones técnicas por parte del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC).

SEO/BirdLife se encargará de evaluar la puesta en marcha de las medidas previstas de reducción del impacto de la contaminación lumínica en la avifauna, así como en los murciélagos y en los invertebrados. Asmismo, diseñará y pondrá en marcha un plan de comunicación y sensibilización dirigido tanto a la ciudadanía como a los distintos actores locales implicados. Tratará igualmente de extender la iniciativa hacia todos aquellos focos de contaminación relevantes y que afecten a la parte de Red Natura 2000 en la que se desarrolla el proyecto.

“Es una nueva oportunidad de trabajo colaborativo entre estas tres regiones que comparten similitudes en cuanto a riqueza faunística, y que se ven afectadas de igual manera por la contaminación lumínica. Contar además con el apoyo de entidades tan importantes como el ITC y el IAC será garantía de éxito y logrará cambios a largo plazo que den sentido a esta importante apuesta técnica y económica, para que la realidad de unos cielos libres de peligros y obstáculos favorezca la conservación de un patrimonio tan importante como son las aves marinas”, apunta Elena Ramos Jiménez, delegada de SEO/BirdLife en Canarias.

Pardela pichoneta juvenil encandilada por la luces. © Beneharo Rodríguez

10 acciones principales de SEO/BirdLife

  1. Medición del brillo del cielo nocturno e identificación de las fuentes de contaminación lumínica en zonas Natura 2000: El Nublo, Macizo de Tauro, Ojeda, Inagua y Pajonales, y Teno
  2. Campañas de rescate de aves marinas con el apoyo de voluntarios.
  3. Cartografía en tierra y mar de la contaminación lumínica en los archipiélagos macaronésicos a partir de imágenes de satélite
  4. Elaboración de manual de buenas prácticas
  5. Caracterización de las comunidades de murciélagos en las zonas Natura 2000 cubiertas por el proyecto
  6. Identificación de la presencia de insectos nocturnos endémicos en las zonas Natura 2000 cubiertas por el proyecto
  7. Implementación de acciones piloto para mitigar la contaminación lumínica en Buenavista del Norte y Mogán
  8. Seguimiento de la luminosidad nocturna posterior al cambio de luminaria para ver el antes y el después
  9. Seguimiento de la contaminación lumínica en las zonas natura 2000 cubiertas por una red de fotómetros autónomos
  10. Charlas en centros educativos, con arquitectos, ingenieros, técnicos de la administración, pescadores y población general

Por su parte, el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), miembro canario del consorcio cuya actividad está adscrita a la Consejería de Economía del Gobierno de Canarias, está implicado en la consecución de los objetivos del proyecto Life Natura@Night en zonas costeras del Archipiélago canario, respecto a reducir la sobreiluminación en áreas de especial sensibilidad ecológica, y contribuir así a reducir el consumo de energía en los presupuestos municipales, además de mejorar la conservación del medio ambiente. Esta actividad está alineada con las líneas de trabajo del Departamento de Energías Renovables del ITC en lo referente a la reducción de consumos asociados al alumbrado público y a las estrategias de descarbonización de la economía local.

En el marco de esta iniciativa Life, el ITC tiene previsto desarrollar un plan de iluminación nocturna para el municipio de Buenavista del Norte, en Tenerife, y el de Mogán, en Gran Canaria, lo que permitirá a estas localidades costeras seguir una serie de recomendaciones y redactar un plan específico de cara a adaptar el alumbrado público y limitar las afecciones del exceso de luz durante la noche en el comportamiento de aves y otras especies animales, a la vez que reducir el gasto energético y económico.
Finalmente, Miquel Serra-Ricart, astrónomo del IAC, apunta que “Natura@night es un gran paso para consolidar las redes de fotómetros nocturnos como instrumentos claves en la medida y control de la contaminación lumínica en espacios naturales».

Sobre Life Natura@night

El proyecto LIFE Natura@night tiene como objetivo reducir la contaminación lumínica en las zonas protegidas de los archipiélagos de la Macaronesia. Al trabajar con las autoridades locales, los pescadores y la comunidad para reducir la contaminación lumínica, también implementaremos una iluminación más eficiente, contribuyendo a una mejor gestión de los recursos y combatiendo las alteraciones climáticas.

El proyecto LIFE Natura@night está coordinado por la Sociedad Portuguesa para el Estudio de las Aves (SPEA), en colaboración con el Ayuntamiento de Câmara de Lobos, el Ayuntamiento de Funchal, el Ayuntamiento de Santa Cruz, el Ayuntamiento de Machico, el Ayuntamiento de Santana, el Ayuntamiento de Santa Cruz da Graciosa, la Dirección Regional de los Asuntos del Mar, el Instituto de Bosques y Conservación de la Naturaleza, el Instituto de Astrofísica de Canarias, el Instituto Tecnológico de Canarias, la empresa Fluxo de Luz y SEO/BirdLife. Está cofinanciado por el programa LIFE de la Unión Europa

Imágenes:

-Pardela pichoneta deslumbrada ©Beneharo Rodríguez

-Iluminación nocturna en Funchal © Tiago Dias

_

El Gobierno español se compromete a proteger más del 25% de la superficie marina para 2025   

  • Dentro del proyecto LIFE Intemares, WWF España ha coordinado el análisis que ha servido de base a la propuesta y ha contado con la participación e implicación de 170 investigadores de 65 instituciones.

La decisión del Gobierno de proteger el 25% de la superficie marina en España para 2025 supone un hito  importante para la protección de la biodiversidad y los recursos marinos. El anuncio se ha realizado hoy por la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, durante el evento de celebración del Día Mundial de los Océanos, en el Real Jardín Botánico de Madrid, que ha contado con la participación de un amplio panel de especialistas, entre ellos de WWF. Con la designación de estos espacios, España quedaría muy cerca de la meta del 30% de superficie marina protegida para el año 2030. 

La propuesta anunciada por el MITECO incluye 11 nuevos espacios que ampliarían la Red Natura 2000 marina existente. Se trata de los espacios denominados Montes submarinos del suroeste, ampliación del Banco de la Concepción -ambos en Canarias-, Suroeste Balear, Sponge Sea Mounts, Cañones de Alicante en el Mediterráneo, y un corredor de 6 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) en el norte desde Cabo Peñas hasta Costa da Morte.

La propuesta incluiría otros siete espacios que están siendo actualmente estudiados dentro del proyecto LIFE Intemares: los montes submarinos del sur de Mallorca, el cañón del Tiñoso y seco de Palos, el sistema de cañones de Cap Bretón, bancos y gargantas del mar de Alborán, la extensión hacia el este del actual LIC Espacio marino del oriente y sur de Lanzarote-Fuerteventura, el Estrecho de Gibraltar y el Espacio Marino norte de Barcelona.

“El Día Mundial de los Océanos es una fecha señalada cada año para centrar la atención en la importancia que el océano tiene para las personas y poner de relieve las amenazas que enfrenta”, comenta José Luis García Varas, responsable de Océanos en WWF España. “Hoy queremos celebrar también el anuncio del Gobierno de España, y el impulso político, para incrementar la protección de nuestros mares. Un paso decisivo, aunque no debemos olvidar que para que esta protección sea efectiva necesitamos una gestión eficaz de estos espacios y la implicación de todos los sectores socioeconómicos dependientes del mar, administraciones, sociedad civil, investigadores a través de una gobernanza participativa”.

Los nuevos espacios propuestos cuentan con un amplio consenso de la comunidad científica y se han definido a partir del análisis coordinado por WWF España, en el marco del proyecto LIFE Intemares, para completar las carencias existentes en la Red Natura 2000 marina en España. Este estudio  identifica los espacios por los que debería crecer la Red Natura 2000 marina en los próximos años y aborda por primera vez un análisis de la coherencia ecológica de esta red en el medio marino.

El documento ha identificado un total de 104 espacios, distribuidos por todas las aguas marinas españolas (Atlántico, Canarias, y Mediterráneo), tanto para hábitats, especies y aves marinas insuficientemente representados, que contribuirían a mejorar la  representatividad, la adecuación y la conectividad entre los espacios que conforman la Red Natura 2000 marina. Este análisis ha llevado varios años de trabajo y en él han participado 170 investigadores y expertos del medio marino de 65 instituciones diferentes.

En los próximos pasos para su declaración se debería integrar a todos los sectores implicados e interesados para delimitar adecuadamente estas zonas y trabajar en la elaboración futura de sus planes de gestión. Para ello se necesita un enfoque ecosistémico, participativo y transparente, que sirva para definir una zonificación eficaz, que incluya también zonas de protección estricta, que comprenda el contexto sociocultural y económico de cada una de ellas y que permita una gestión eficaz y una mejora de su gobernanza.

Las principales organizaciones ambientalistas alertan de que el tiempo para actuar se agota

Como cada año, el 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, una fecha clave para todas las entidades que se dedican a la conservación de la naturaleza; y este año, las cinco grandes organizaciones ecologistas de ámbito estatal se han unido en un mensaje claro: el tiempo se agota y hace falta acción urgente.

Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF vuelven a poner encima de la mesa la actual crisis ecológica y social que existe, y el poco tiempo que queda para detenerla.

Así, alertan de que el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, como vienen anunciando tanto las propias organizaciones como numerosos informes científicos, afectan en el día a día de las personas y no se puede mirar hacia otro lado. Porque, además, apuntan que no poner remedio a los problemas ambientales ocasiona situaciones muy complejas como migraciones, desastres climáticos o pandemias, siendo las personas vulnerables quienes más las padecen.

Como anunciaron recientemente cuando presentaron el documento ‘Frente a la vulnerabilidad social y a la emergencia ecológica: soberanía energética y alimentaria’, las organizaciones consideran que es necesario cambiar el modelo y apostar por una sociedad justa

El contexto actual ha puesto de manifiesto la inseguridad del modelo de producción y consumo, muy deslocalizado, basado en energías fósiles y con necesidades crecientes de materiales y energía. La COVID–19 también ha dejado claro que existen estrechas interrelaciones entre la protección del medioambiente, la salud y la sobrevivencia de la humanidad.

Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF consideran que la soberanía alimentaria y la soberanía energética, en un marco de conservación de la biodiversidad, son la única ruta posible para frenar otras posibles crisis y conseguir un planeta seguro, sano y rico en los recursos naturales necesarios.

Por todo ello, las organizaciones ecologistas piden acción urgente a los gobiernos para que los lobbies no controlen el bien común para su propio beneficio; y acción urgente de la sociedad para que reclame un medio ambiente sano y de calidad.

Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF consideran que la soberanía alimentaria y la soberanía energética, en un marco de conservación de la biodiversidad, son la única ruta posible para frenar otras posibles crisis y conseguir un planeta seguro, sano y rico en los recursos naturales necesarios.

En el Día Mundial del Medio Ambiente, las organizaciones vuelven a gritar: “Ni un grado más, ni una especie menos”.

En el Día Europeo de la Red Natura 2000, celebramos que los territorios soliciten su pertenencia

El año que se cumplen 30 años desde su creación, la Red Natura 2000 se sitúa como una de las figuras más garantes para la conservación de la biodiversidad.

Mañana se celebra la décima edición del Día Europeo de la Red Natura 2000, una iniciativa impulsada por SEO/BirdLife y EFEVerde para poner en valor la mayor red coordinada de espacios protegidos del mundo.

En esta ocasión, SEO/BirdLife reclama que se amplíe la superficie de la Red Natura 2000 y celebra que sean los propios territorios, como el Viso de San Juan, en la comarca de la Sagra, en Toledo, los que solicitan formar parte de esta red para proteger su patrimonio natural.

Gracias a esta red se han conseguido preservar muchos espacios de alto valor natural de proyectos que ponían en riesgo su conservación, pero según la ONG hace falta contar con más superficie protegida, tal y como indica la Estrategia de Biodiversidad de la Unión Europea. Es el caso de los ecosistemas agroesteparios, con una protección insuficiente actualmente. Especies como la avutarda, el sisón, la hubara canaria, las gangas y otras aves ligadas a estos entornos presentan una situación alarmante de declive, con sus poblaciones distribuidas en gran medida en áreas no incluidas en espacios de la Red Natura 2000. Lo confirma el III Atlas de las Aves Reproductoras en España que pone en evidencia el descenso generalizado en la mayoría de las especies vinculadas a los ambientes agrarios, estimado en un 27% en menos de tres décadas.

El mal estado de conservación de las aves agroesteparias está ligado principalmente a la intensificación y al abandono del campo, así como a la industrialización del mismo. Por ello, es tan importante que la Política Agraria Común impulse y premie aquellos sistemas y prácticas que benefician la biodiversidad sin menoscabar la rentabilidad del agricultor, como el ajuste temporal de las labores agrícolas, la reducción de biocidas, el mantenimiento de barbechos y el fomento de áreas silvestres como ribazos, linderos y otras zonas improductivas. También el mantenimiento y recuperación de la ganadería extensiva es clave para algunas especies y zonas.

En España no existen estepas naturales, sino zonas semiáridas con distintos tipos de pastizal que han sufrido intervención humana en algún momento de la historia y, sobre todo, grandes áreas abiertas de cultivos cerealistas y de leguminosas, como la alfalfa, que son utilizados por muchas de las especies de aves típicas de zonas esteparias. Actualmente, todas ellas tienen algo en común, un descenso poblacional debido, sobre todo, a la pérdida y deterioro de su hábitat.

Las diferentes comunidades autónomas deben realizar un esfuerzo para identificar y delimitar estos espacios, habitualmente infravalorados en cuanto a su valor productivo y natural calificándolos despectivamente como “secarrales”, que aún mantienen las principales poblaciones de aves agroesteparias de nuestro país, y poner en marcha todas las medidas necesarias para asegurar su conservación. El Pacto Verde de la Unión Europea, y en particular la nueva Estrategia Europea de Biodiversidad, establece la necesidad de alcanzar al menos un 30% de áreas protegidas y prestar especial atención a las especies ligadas a medios agrarios, junto con mejorar la sostenibilidad ambiental de la propia actividad agrícola.

“La Red Natura 2000 es la mejor herramienta de conservación también para garantizar la salud alimentaria y, para ello, es necesario que cuente con más espacios agrarios. Estamos en un momento en el que el territorio pide formar parte de esta red. 30 años más tarde son las propias personas que viven en los espacios las que quieren aprovechar las oportunidades que nos brinda la biodiversidad, sabiendo que su capital natural es fuente y garantía de un futuro sano, sostenible y resiliente”, afirma Asunción Ruíz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife.

La comarca de la Sagra pide ser Red Natura 2000

Al sur de la provincia de Madrid y al norte de la de Toledo se localiza la comarca de La Sagra, un paisaje cerealista extensivo, aún con muchos elementos naturales y diversidad de cultivos, fundamental para la subsistencia de las especies agroesteparias de la zona.

La comarca de la Sagra es una gran desconocida y, en la actualidad, no está incluida ni en la Red Natura 2000 ni en el inventario de Áreas Importantes para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad (IBA). Aun así, cumple sobradamente criterios para ello, ya que sus campos de cultivo principalmente de secano, los sobrevuelan el aguilucho pálido, el cenizo y el lagunero, sisones y avutardas, pero también rapaces como el cernícalo primilla, el milano real o el águila imperial ibérica. La no intensificación de sus campos gracias al buen hacer de los agricultores ha hecho que las poblaciones de estas especies sean de gran interés.

La designación de una Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de la Red Natura 2000 en la comarca de La Sagra pondría en valor esta biodiversidad, tal y como desea uno de los principales ayuntamientos, El Viso de San Juan, decidido a conservar su territorio. A día de hoy, multitud de proyectos de generación eléctrica fotovoltaica ponen en riesgo estos preciados valores, ya que harían desaparecer los mejores hábitats para su conservación.

Otros territorios que deberían estar incluidos

Además de otras zonas ligadas a los cultivos extensivos de cereal y pastizales semiáridos en regiones como Andalucía, Castilla La Mancha o Aragón, existen otros territorios que, aun manteniendo un vínculo con la actividad agropecuaria, presentan un carácter más montañoso o forestal pero igualmente deberían ser incluidos como espacios de la Red Natura 2000.

La Montaña Oriental Costera, incluida en el inventario de Áreas Importantes para la Conservación de las Aves y de la Biodiversidad (IBA), está situada en la zona oriental de Cantabria que limita con Vizcaya. Debe su importancia a su interés para varias especies de aves protegidas como son el buitre leonado, el alimoche, el halcón peregrino o el cormorán moñudo. Abarca los macizos de Candina y monte Cerredo, el cordal de Ventoso y Maya, la Peña de Santullán, la Peña de Helguera, La Granja, el monte del Remendón o las peñas de Gibaja, lo que conforma un espacio natural de casi 30.000 hectáreas con unos valores excepcionales, no sólo desde el punto de vista avifaunístico, sino también de las formaciones vegetales y de elementos geológicos como las dunas remontantes de Sonabia.

SEO/BirdLife mantiene con la Junta Vecinal de Sámano un acuerdo de Custodia del Territorio con el objetivo de impulsar el conocimiento y la conservación de los valores naturales de esta pedanía de Castro Urdiales, como es la ampliación de la Red Natura 2000 con una nueva Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), en base a los criterios que cumple la IBA MOC, e integrarse también en la Red de Espacios Naturales Protegidos de Cantabria.

La Sierra Sur de Jaén es una IBA que se encuadra dentro de la cordillera subbética, con amplias zonas de pinares carrasco y laricio y reductos de tejedas. Se puede decir que es el único espacio montañoso de la provincia de Jaén que no cuenta con una figura de protección, habiendo supuesto esta falta de un plan de ordenación numerosas amenazas, como las molestias a las aves por la falta de regulación de actividades al aire libre, la intensificación de las actuaciones forestales o el sobrepastoreo.

Desde hace años, SEO/BirdLife lleva reclamando la necesidad de incluir este espacio en la Red Natura 2000, por los numerosos valores naturales que acoge. Y es que, la Sierra Sur de Jaén es el hogar de especies como el águila perdicera, la collalba negra o la chova piquirroja, así como de importantes poblaciones de alcaudón común, cernícalo primilla, vencejo real o perdiz roja. Es una zona de olivar tradicional de montaña, un cultivo que, tal y como ha estudiado y ha puesto en valor el LIFE Olivares Vivos, conserva una muy importante biodiversidad. De hecho, uno de los veinte olivares demostrativos en los que se analizó y se trabajó por recuperar la flora y la fauna se encuentra entre estas montañas.

Incumplimientos que ponen en jaque a esta red

La designación de un territorio como espacio protegido de la Red Natura 2000 ofrece una garantía para la conservación de los valores naturales más importantes del continente europeo, pero las deficiencias en su implementación real ponen en riesgo una efectiva protección de los mismos.

Es lo que sucede en España, donde en muchos casos los espacios designados no cuentan con planes de gestión o si los tienen cuentan con carencias importantes. Incluso algunos no disponen tampoco con los instrumentos de financiación necesarios para aplicar las medidas que hagan realmente efectiva la conservación de las especies y hábitats que albergan.

De hecho, España está inmersa en un procedimiento de infracción abierto por la Comisión Europea debido a la mala calidad de estos planes de gestión, lo que significa que debemos mejorarlos sustancialmente y que los nuevos, que llegan ya con un gran retraso, cumplan con los requisitos que permitan una gestión eficaz. Actualmente el 77% de los LIC han sido declarados ZEC mediante la aprobación de un plan de gestión.

El valor de la Red Natura 2000

Más de 27.000 espacios naturales de alto valor ecológico en toda Europa garantizan la supervivencia a largo plazo de las especies y hábitats europeos más valiosos y amenazados. En España, el 27% del territorio forma parte de la Red Natura 2000 con más de 1.800 espacios.

El modelo de la Red Natura 2000 promueve que la conservación de la naturaleza vaya de la mano con los beneficios para los ciudadanos y para la economía en general. Por ello, lejos de ser un obstáculo para el desarrollo socioeconómico de los lugares, esta red ofrece nuevas e innovadoras oportunidades para el desarrollo de actividades productivas tradicionales, actividades recreativas y turismo, entre muchas otras.

Sobre el Día Europeo de la Red Natura 2000

El Día Europeo de la Red Natura 2000 es el primer día instaurado en el calendario comunitario a propuesta de la sociedad civil. Fue precisamente SEO/BirdLife, en alianza con la Agencia EFE, la entidad que puso en marcha la iniciativa dentro del proyecto Life+ Activa Red Natura 2000 en 2013.

Bajo el lema El simple aleteo de una mariposa puede cambiar el mundo, la campaña continúa el llamamiento para que los ciudadanos compartan una foto formando una mariposa con las manos a través de la web www.natura2000day.eu o de las redes sociales con la etiqueta #Natura2000Day

Imagen: Gesto por el día de la Red Natura 2000 en La Sagra (Toledo)

Imagen inferior: Detalle de la comarca de La Sagra. SEO/BirdLife

En el Día Mundial del Reciclaje «Separar para ahorrar»

  • Cuatro de cada cinco ciudadanos afirman separar sus envases en el contenedor amarillo
  •  En 2021, un año aún marcado por la pandemia, cada ciudadano depositó de media 18,8 kg de residuos a los contenedores amarillos, el equivalente a bajar la bolsa de envases una vez cada cuatro días. En el caso del contenedor azul, esta cifra asciende a los 19,3 kg de papel y cartón
  • En total, el año pasado se enviaron a instalaciones recicladoras homologadas 1.570.513 toneladas de envases de plástico, metal, briks, papel y cartón para su posterior reciclaje, un 5,3% más que en 2020.

Hoy se celebra el Día Mundial del Reciclaje, una fecha que nace para poner en valor este hábito ambiental que, también en nuestro país, se va consolidando cada vez más entre los ciudadanos. Prueba de ello es que, según el estudio “Hábitos de la Población Española ante el reciclaje”, realizado por Instituto Catchment para Ecoembes, 4 de cada 5 ciudadanos, es decir el 82,9% de los encuestados, declaran tener, de media, 3 cubos, bolsas o espacios en casa para separar, destinando uno de ellos a los envases de plástico, metal y briks, los que van al contenedor amarillo. Esta cifra no ha dejado de crecer en los últimos años: en 2015, eran un 72,5% los que afirmaban separar a diario.

Este compromiso con el reciclaje que los ciudadanos declaran tener se refleja en los datos. En 2021, un año marcado aún por la pandemia, cada persona depositó de media 18,8 kg de residuos a uno de los 383.508 contenedores amarillos que hay distribuidos en las calles de todo el país, es decir, una bolsa cada cuatro días aproximadamente. En el caso del contenedor de papel y cartón, cada ciudadano depositó de media 19,3 kg de este tipo de residuos en los 240.297 contenedores azules que hay en España, lo que equivale, aproximadamente, a tirar una bolsa con estos envases al contenedor cada 8 días.

En cuanto a los residuos que deben depositarse a cada contenedor, el 90% de los encuestados dicen tener claro los del contenedor azul. En el caso del amarillo, los ciudadanos identifican más claramente con este contenedor las botellas de plástico, las tarrinas, las latas y los envoltorios de plástico, mientras que hay otros residuos, como los aerosoles y las bandejas de corcho blanco, que también deben depositarse en este contenedor pero que todavía generan dudas. Además, también hay ciudadanos que, equivocadamente, creen que hay que lavar los envases antes de echarlos a los contenedores o que reciclar los envases pequeños es menos importante porque tienen menor impacto en el medioambiente.

Por otro lado, aún hay ciudadanos que tiran al contenedor amarillo residuos que no son envases y que deben ir al punto limpio o el contenedor de resto, como los juguetes de plástico, calzado, ropa o productos plásticos de distinto tipo. De hecho, el 29,8% de los residuos de los contenedores amarillos no deberían haberse depositado en ellos.

Según declaraciones de Fernando Móner, presidente de la Confederación de Consumidores CECU: “Hay que seguir apostando por la formación e información en los colegios, hogares, etc., pues los datos nos demuestran que la concienciación es creciente y que el éxito de la sostenibilidad a través del reciclaje debe tener un foco claro en los hábitos de las personas consumidoras junto con una clara reducción de los residuos buscándolos nuevos usos”.

Un 5,3% más de toneladas de envases enviadas a instalaciones recicladoras

En 2021, en total, se enviaron a instalaciones recicladoras homologadas 1.570.513 toneladas de envases domésticos de plástico, metal, brik, papel y cartón, un 5,3% más que en 2020. “Estos datos demuestran que el reciclaje en el contenedor amarillo y azul es un hábito muy asentado en la sociedad española. El incremento de más de un 5% con respecto al año anterior nos indica no solo que cada vez reciclamos más, sino también mejor. Cada vez son más las personas que con sus acciones cotidianas quieren contribuir al cuidado del medioambiente no solo reciclando los envases, sino también reduciendo su uso y reutilizándolos siempre que sea posible”, ha indicado Nieves Rey, directora de Comunicación y Marketing de Ecoembes.

Por tipo de material, de las 1.570.513 toneladas de envases enviados a instalaciones recicladoras, 677.096 toneladas eran envases de plástico; 637.823 eran de papel y cartón; 247.157 toneladas eran envases de acero y aluminio, y las 8.436 restantes fueron envases de madera.

Estas  toneladas, que equivaldrían aproximadamente a más de 16.800 millones de envases, proceden no solo de los que los ciudadanos depositaron en los contenedores amarillos y azules de la vía pública, sino también de los que se recogieron en las más de 500.000 papeleras y contenedores de reciclaje instalados en oficinas, estaciones de transporte, centros deportivos y de ocio, así como a través de más de 100 máquinas de devolución y recompensa RECICLOS repartidas por el país. También se recuperaron envases de las plantas de residuos urbanos, procedentes del contenedor de resto.

Así, gracias a estos millones de envases que se enviaron a reciclar en 2021, se evitó la emisión de 2,05 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, el equivalente a lo que emiten las calefacciones de Asturias en un año. Además, se ahorraron 20,50 millones de m3 de agua y 5,27 millones de MWH de energía.

Murcia, Cantabria y Baleares encabezan el ranking regional de kilos de Residuos Eléctricos y Electrónicos

Murcia, Cantabria y Baleares encabezan el ranking de comunidades autónomas con más kilos de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) gestionados por habitante, a través de Fundación ECOLEC, durante 2021. El primer puesto del podio lo ocupa Murcia con 26,64 kg por habitante, seguida de Cantabria con 11,51 kg por habitante y Baleares, en tercer lugar, con 11,42 kg por habitante. Castilla – La Mancha y Ceuta ocupan el cuarto y quinto puesto con una gestión de 11,38 kilos por habitante y 10,95 kg, respectivamente.

En el Día Mundial del Reciclaje, la organización quiere poner en valor que estas tres regiones han superado la media nacional que, durante 2021, se situó en 8,24 kg por habitante. “En términos generales, la cifra de RAEE que se trataron en el pasado ejercicio ha sido muy positiva en todas las comunidades y provincias. Es cierto que Murcia, Cantabria y Baleares han despuntado y han demostrado el compromiso de todos los agentes sociales con el reciclaje, con la protección de nuestro Planeta y con el impulso del modelo de Economía Circular”, ha destacado Luis Moreno, director general de Fundación Ecolec.

Por otro lado, Luis Moreno ha hecho especial hincapié en que la media nacional también ha aumentado con respecto a 2020: “La recogida de este tipo de residuos, durante 2020, estuvo marcada por algunas consecuencias de la pandemia como el cierre de establecimientos de venta de electrodomésticos o la caída del consumo. Esto provocó que la media nacional fuera de 5,91 kilos de habitante frente a los 8,24 kg de 2021. Hemos observado un repunte a nivel nacional del que nos sentimos muy orgullosos, porque significa un enorme avance a nivel social y medioambiental”.

En cuanto a las provincias, el ranking lo lidera Guadalajara con 30,09 kg por habitante gestionados a través de ECOLEC en 2021. Ocupan el segundo y tercer puesto Soria (14,56 kg/habitante) y Huesca (12,51 kg/habitante).

Impulso a las iniciativas #Green en el Día Mundial del Reciclaje

Dos de las comunidades autónomas que lideran la clasificación de kilogramos de RAEE gestionados por habitante, Murcia y Baleares, han sido participantes de la #GreenWeek21. Esta visita diferentes ciudades de la geografía española para crear conciencia sobre la importancia del reciclaje de RAEE para combatir el Cambio Climático, proteger nuestro Planeta e impulsar el modelo de Economía Circular.

Por otro lado, las tres comunidades participan en el programa #GreenShop. De este modo, diferentes establecimientos de venta de electrodomésticos de las tres regiones llevan a cabo una gestión ambiental responsable de los residuos derivados de sus actividades comerciales, mostrando así el compromiso con el Medio Ambiente y con las obligaciones de gestión de los RAEE.