Cabañeros ya cuenta con un Plan Rector de Uso y Gestión consensuado

SEO/BirdLife valora que, tras 25 años, el Parque Nacional de Cabañeros cuente con un Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) consensuado, una herramienta fundamental para asegurar un correcto uso y conservación de los valores de este espacio natural de Castilla La Mancha. Cabañeros es una de las mejores representaciones de bosque mediterráneo de la península ibérica, hogar de una significativa población de buitre negro, así como de varias parejas de águila imperial ibérica, una de las aves rapaces más amenazadas del mundo, y del recientemente reintroducido lince ibérico. La ONG ambiental, que viene reclamando la aprobación de esta herramienta desde la creación del parque, en 1995, considera que el PRUG debería haber sido más ambicioso, pero reconoce que no deja de ser el resultado de un proceso de consenso complejo entre todos los actores implicados en su conservación. Además, el trabajo debe continuar: sin un plan de control de ungulados, basado en criterios científicos y ejecutado por personal especializado, el PRUG no será efectivo. SEO/BirdLife reclama que este plan se apruebe de manera urgente.

“Con la aprobación de este PRUG, el Parque Nacional de Cabañeros cuenta con una hoja de ruta que permitirá seguir unos criterios bien definidos que prioricen los recursos hacia la conservación de los valores naturales e impidan las principales amenazas a las que ahora se enfrenta el parque nacional”, afirma Octavio Infante, responsable del programa de Conservación de Espacios de SEO/BirdLife.

Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife y representante en el Consejo Asesor de la Red de Parques Nacionales, señala que “tras demasiados años de trabajo y esfuerzo, corresponde celebrar que este plan haya visto por fin la luz. Sin duda, su excesivo retraso nos tiene que hacer reflexionar sobre cómo mejorar la gobernanza de los santuarios de nuestra biodiversidad, que no pocas veces acaba atrapada en limbos de intereses políticos entre las distintas administraciones. Es preciso avanzar en la completa aplicación del régimen de protección de los parques nacionales”.

Fin de la caza en Cabañeros

La prohibición definitiva de la caza comercial, una actividad incompatible con la gestión y conservación del espacio según la Ley de Parques Nacionales ha sido uno de los temas que ha retrasado el proceso de aprobación de este instrumento obligatorio.

“El nuevo PRUG contempla un nuevo plan de control de ungulados, que regulará las poblaciones de ciervo (Cervus elaphus), incrementadas de forma artificial a lo largo de los años como consecuencia, principalmente, de la gestión cinegética con fines comerciales practicada en el interior del parque nacional” según Sara Cabezas, representante de SEO/BirdLife en el Patronato Rector del Parque Nacional de Cabañeros. Este Plan, aún por aprobarse, ha de contemplar la necesidad de basarse en criterios científicos, ser tutelado por la administración y ejecutado por personal especializado.

SEO/BirdLife valora, por otro lado, que el Plan Rector incluya un apartado específico sobre los espacios protegidos de la Red Natura 2000 que se solapan con la figura del Parque Nacional y que incorpore, de igual modo, el Plan de Gestión de la Zona Especial de Conservación Montes de Toledo.

Por otro lado, la ONG ambiental también subraya la inclusión de la Estrategia y Plan de acción de Turismo Sostenible, en el marco de la adhesión en 2009 del Parque Nacional de Cabañeros a la Carta Europea de Turismo Sostenible, lo que posibilitará mejorar considerablemente la conservación y puesta en valor de este espacio natural protegido.

Amenazas sobre Cabañeros

SEO/BirdLife llama la atención sobre algunas amenazas que puede llegar a afectar a Cabañeros. En particular, pone el acento en un proyecto de minería de titanio en los municipios de Arroba de los Montes y Puebla de Don Rodrigo, próximos al parque, y que se encuentra en estos momentos en información pública.

Asimismo, el despliegue renovable en las proximidades –tanto de proyectos fotovoltaicos como eólicos- puede conllevar afecciones para la biodiversidad que se protege bajo la figura del Parque Nacional de Cabañeros. En este sentido, SEO/BirdLife, que viene abogando y proponiendo unas renovables compatibles con la biodiversidad desde hace tres décadas, conmina a la Junta de Castilla La Mancha a aprobar, con urgencia, una planificación del desarrollo energético en la región que incluya una zonificación ambiental vinculante que considere aquellos espacios de mayor valor ambiental como zonas de exclusión. Además, la organización reitera su llamamiento a las empresas promotoras para que planteen proyectos responsables, basados en estudios de impacto ambiental solventes que alejen estas instalaciones industriales de los espacios ricos en biodiversidad imprescindibles para hacer frente al cambio climático.

En este sentido, la ONG considera que el PRUG debería haber delimitado su zona periférica de protección y su régimen jurídico, tal y como marca la ley de Parques Nacionales, a fin de ofrecer mayor seguridad jurídica tanto al parque como a los agentes económicos y sociales de la zona.

ALD reduce su huella de carbono en 37%

 La huella de carbono en las instalaciones de ALD se redujo un 37% entre 2019 y 2018, un descenso que se duplicó en 2020 por las especiales circunstancias del año, superando el 68%. Esta importante caída es fruto de los esfuerzos realizados por la compañía, alineados con su firme compromiso con la lucha climática.

Resultados que refrendan el esfuerzo realizado

ALD calculó por primera vez su huella de carbono, referida a sus instalaciones y servicios, con datos de 2018. Este año se ha llevado a cabo el cálculo correspondiente a los años 2019 y 2020, que incluye, además, las emisiones asociadas a la flota de vehículos propiedad de la empresa que son puestos a disposición de los clientes.

Al objeto de proporcionar información trazable y comparable, para el cálculo de la HC de 2019 y 2020 se ha utilizado la misma metodología que se usó en 2018, incorporando algunos elementos nuevos y actualizando los factores de emisión.

Se han calculado, asimismo, por primera vez, las emisiones evitadas con la contratación de electricidad 100% renovable en los centros de ALD, así como las emisiones compensadas por el Bosque ALD, fundado en 2018.

En relación a esta última iniciativa, ALD Automotive cuenta con 300 árboles en su “Bosque ALD” ubicado en el Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama, en un terreno donado por la Comunidad de Madrid, como medida de compensación de las emisiones de la compañía. Este proyecto pretende, además de restar emisiones de CO2, contribuir al desarrollo del ecosistema autóctono, proteger la biodiversidad, promover la restauración ecológica, frenar la desertificación y mejorar la calidad de los recursos hídricos.

Con estas consideraciones, las emisiones de gases con efecto invernadero en ALD han ascendido a 348 toneladas equivalentes de CO2 en 2019 y 110 toneladas en 2020, sin tener en cuenta la flota de renting. Al incorporar la flota, las emisiones se sitúan en 446.716 toneladas para el año 2019 y 386.951 toneladas para 2020.

Por su parte, la compensación de emisiones gracias al Bosque ALD ha alcanzado las 37,5 toneladas equivalentes de CO2 en 2019 y 38 toneladas en 2020. Además, gracias a la contratación de electricidad con garantía de origen renovable se ha evitado en 2020 la emisión de 72 toneladas de CO2.

Con referencia al año base, 2018, en que solo se tuvieron en cuenta los centros fijos de la compañía, se observan reducciones sustanciales tanto en las emisiones de alcance 2 como en las de alcance 3.

El reparto entre ambos alcances, bastante equilibrado, es similar a lo largo de los tres años analizados, si bien 2019 parece apuntar un cambio de tendencia hacia la reducción de los viajes de negocios en avión, en línea con el objetivo de mejora de la compañía, lo que sitúa las emisiones de alcance 3 por debajo de las de alcance 2 en 2019. En 2020, con la adquisición de electricidad renovable, las emisiones de alcance 3 vuelven a superar en importancia a las de alcance 2, aunque su reducción es en ambos casos muy significativa, a raíz de los confinamientos decretados a causa de la pandemia.

Hacia la mejora del desempeño

Los resultados alcanzados ponen de manifiesto los frutos del esfuerzo de ALD. Aunque con un alcance menos exhaustivo, el cálculo de 2018 se abordó con vocación de mejora, y se empezaron a poner, desde ese mismo año, los medios para reducir las emisiones.

Así, con respecto a las instalaciones y centros de trabajo, el mayor impacto en el resultado viene dado por el consumo eléctrico, los desplazamientos profesionales y el consumo de papel. El cambio a energía 100% de origen renovable ha supuesto una reducción significativa el impacto del alcance 2 que puede mantenerse en el tiempo, mientras que, en cuanto a la flota, el incremento de vehículos de bajas emisiones favorecerá también la tendencia a la reducción de emisiones, que ha alcanzado el 13% en esta partida entre 2019 y 2020.

De cara a los próximos años, está previsto continuar trabajando en estos ámbitos, así como dar continuidad o ampliar el Bosque ALD para mejorar en el desempeño relacionado con la generación de emisiones. Se evaluará también la conveniencia de profundizar en el alcance del análisis, incorporando, por ejemplo, datos relativos a la movilidad ordinaria de los empleados, así como respecto al impacto relacionado con los proveedores.

Ya está vigente el l Certificado de Excelencia en Sostenibilidad y la conservación de la Biodiversidad para plantas fotovoltaicas

La Unión Española Fotovoltaica, UNEF, ha puesto en marcha la certificación de Excelencia de sostenibilidad y la conservación de la Biodiversidad en las plantas fotovoltaicas. El objetivo es reconocer los proyectos realizadas bajo los mejores criterios de integración social y ambiental.

“Las plantas solares en suelo son uno de los pilares fundamentales para la transición energética en España. Su desarrollo, para ser sostenible, deberá estar integrado tanto social como ambientalmente. Por eso, desde UNEF trabajamos para que las empresas del sector eleven sus estándares en estos sentidos, tanto respondiendo a mayores requisitos en la autorización como siendo proactivos e introduciendo medidas adicionales a las exigidas legalmente”, señala Jose Donoso, Director General de la Unión Española Fotovoltaica.

El Certificado de Excelencia en Sostenibilidad y la conservación de la Biodiversidad de UNEF para plantas fotovoltaicas se podrá obtener en la fase de desarrollo del proyecto antes y después de la construcción de la instalación. La entidad evaluadora será una empresa certificadora independiente.

En el primer caso, el proceso de certificación se divide en dos fases. En la fase de desarrollo se emitirá un certificado preliminar en base al análisis de la documentación del proyecto aportada por el cliente. En una segunda fase, tras la construcción, se emitirá el certificado definitivo una vez que se realice la evaluación in situ de la planta y se verifique que se ha desarrollado el proyecto en base a la documentación previamente aportada. Si la planta está ya construida, se hará al mismo tiempo el análisis documental y la evaluación in situ.

Entre los criterios para la obtención del Certificado se incluyen requisitos de excelencia socioeconómica que tienen en cuenta el impacto positivo sobre el empleo local, el diálogo con los actores locales o el efecto tractor en la economía nacional/regional/local, así como la compatibilidad con las actividades económicas existentes o el beneficio para la comunidad local.

En cuanto a la biodiversidad las plantas no deben verse como una amenaza si no convertirse una oportunidad. Por eso, los criterios en este ámbito se centran en el emplazamiento de la instalación, la evaluación de su impacto ambiental, el diseño de la planta y de las líneas eléctricas de conexión y también las circunstancias de la obra. Exige la reversibilidad de las plantas de manera que, cuando acaben su vida útil y se desmonten, el medioambiente local haya mejorado considerablemente durante este tiempo. Entre los requisitos hay también una serie de medidas para lograr que las instalaciones se conviertan en reservas o santuarios de naturaleza. También se tendrán en cuenta criterios de economía circular.

Además del certificado de excelencia, la empresa, de forma voluntaria, podrá realizar una compensación de carbono de las fases previas a la puesta en marcha de la instalación. Por ejemplo, a través de tratamientos silvícolas y prácticas de gestión forestal sostenible. En caso de realizar esta compensación de CO2, el proyecto llevará un sello adicional en el que se indique que es neutro en emisiones hasta su puesta en marcha.

La creación del Certificado de Excelencia en Sostenibilidad y la conservación de la Biodiversidad en las plantas fotovoltaicas es un paso más en el compromiso que el sector tiene con la biodiversidad y con las comunidades locales donde asienta sus proyectos de manera que tengan un impacto positivo tanto medioambiental como socioeconómico.

Elena Alonso | UNEF

Cuatro propuestas para conseguir un verano sin basuraleza

España es el país con más biodiversidad de Europa y uno de los más ricos del mundo al nivel medio ambiental. Cuenta con más de 85.000 especies y alberga el 54% de los hábitats terrestres que son de interés comunitario según la Directiva Hábitats. Es, además, el país de la Unión Europea que más superficie aporta a la Red Natura 2000 con cerca de 2.000 espacios, pero, como cada año en estas fechas, se enfrenta a un desafío: la basuraleza en verano, la estación en la que se incrementa el tiempo en la naturaleza. La época estival trae consigo más planes al aire libre, picnics, comidas y tardes en la playa y, en consecuencia, puede ser sinónimo de un incremento de la basuraleza abandonada en los entornos naturales.

Según el cuarto estudio sociológico ‘Observatorio de la basuraleza’, elaborado por More Than Research para el Proyecto LIBERA[1], un 16,8% de los españoles cree que las personas abandonan basura por desconocimiento. Además, y aunque casi el 80% de los encuestados se considera muy concienciado, el nivel de residuos que se encuentra en la naturaleza es alto, por lo que, con el objetivo de proteger el medio ambiente en estos meses de calor, concienciar a la ciudadanía y bajo la premisa de que la basuraleza no se coge vacaciones, el Proyecto LIBERA, creado por SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, impulsa una serie de campañas para, entre todos, luchar contra este problema ambiental.

#MiPuebloSinBasuraleza, para la protección de los entornos rurales y un turismo responsable

Con la llegada de los meses de verano, el retorno a los pueblos se incrementa de manera exponencial y, para continuar valorando la belleza de estos núcleos rurales año tras año, el Proyecto LIBERA cuenta con la campaña #MiPuebloSinBasuraleza, a la que más de 400 municipios se han apuntado ya. Los distintos ayuntamientos y entidades locales pueden colaborar en esta iniciativa contando con un apoyo continuo para poner de relieve la importancia de liberar de basuraleza sus entornos naturales y participar de forma activa en acciones, todas ellas con el respaldo y colaboración de la Federación Española de Municipios y Provincias, en su defensa y preservación.

Cunetas, una parte fundamental en el camino

Los desplazamientos en verano vienen ligados a un aumento de la basuraleza en las carreteras y, por ende, aumenta el riesgo de incendios, la contaminación como consecuencia del vertido de sustancias tóxicas o el deterioro en el funcionamiento de las vías de encauzamientos de aguas. Desde el Proyecto LIBERA se ha lanzado la campaña ‘Tirar basuraleza en la carretera nunca lleva a un buen lugar’ en colaboración con la DGT para concienciar sobre el impacto de la basuraleza en las cunetas de las carreteras. Un viaje no es solo llegar al destino, también el camino, y la concienciación ciudadana tiene la capacidad de protegerlo.

Mascarillas, las nuevas protagonistas

Con la paulatina vuelta a la normalidad, la normativa en el uso de mascarillas se ha transformado, dando la posibilidad a la ciudanía de restringir su uso en espacios al aire libre cuando se garantice la distancia mínima de seguridad interpersonal. Como consecuencia, su uso de “quita y pon” se ha incrementado y se presenta como una amenaza para los entornos naturales. Por ejemplo, cada mascarilla abandonada en el mar puede llegar a desprender 173.000 microfibras al día. Además, según un estudio llevado a cabo por las asociaciones Vertidos Cero y Paisaje Limpio, junto al Proyecto LIBERA, el abandono de mascarillas y guantes en entornos naturales públicos ha crecido a lo largo de 2020 un 300%, lo que obliga a ser más responsables si cabe ante este nuevo tipo de residuos. Por ello, desde LIBERA a través de su campaña #NoAbandonesTusMascarillas busca una especial concienciación ante esta problemática e interpela a la responsabilidad colectiva para evitar que este residuo acabe en la naturaleza.

Colillas, el residuo más persistente en la naturaleza

Los componentes de un cigarro hacen que su tiempo de degradación oscile entre uno y diez años, presentándose ante el medio ambiente como una indudable amenaza. El informe sobre ‘colillas en espacios naturales’ de LIBERA señala que son más de 4,5 billones los cigarrillos que terminan abandonados en la naturaleza. En España, son uno de los principales tipos de basuraleza que se encuentran en nuestros entornos naturales. Para combatirlo, el Proyecto LIBERA recuerda a la población la importancia de depositar las colillas en ceniceros o papeleras para evitar así que terminen en el medio natural contaminando el ecosistema. Un pequeño gesto de 10 segundos que tiene la capacidad de incidir a favor del medio ambiente y fomentar su preservación.

“La recién aplicada normativa, que prohíbe el uso de ciertos plásticos de un solo uso, ha puesto de manifiesto el gran trabajo realizado por miles de voluntarios en toda Europa. Trabajo incesante que va más allá de la participación en nuestras campañas de ciencia ciudadana. No es la ciudadanía la que debe estar al servicio de la ciencia sino al revés. Cada kilogramo de basuraleza retirada por un voluntario debe ser entendido como un mensaje a todos los agentes sociales de la necesidad de cambiar la forma de producir y consumir.”, ha destacado Miguel Muñoz, coordinador del proyecto LIBERA en SEO/BirdLife.

“Como lo demuestra nuestro último informe ‘Ciencia LIBERA. Análisis de la contaminación difusa en los espacios naturales’, la mayor parte de los espacios naturales de España están afectados por contaminación difusa asociada a la actividad humana y, en particular, al abandono de residuos. Un pequeño gesto como depositar un envase en su contenedor correspondiente, colaborar en acciones de prevención en tu pueblo, o no tirar la mascarilla al suelo permiten prevenir estos daños irreversibles a nuestros ecosistemas y, por ello, llamamos a la responsabilidad de todos para pasar un verano libre de basuraleza”, ha señalado Sara Güemes, coordinadora del Proyecto LIBERA en Ecoembes.

Nueva exposición de SEO/BirdLife dedicada a las aves marinas en Ribeira de A Coruña

Hoy se inaugura en la Lonja de Ribeira, provincia de A Coruña, a las 17:00 horas, ‘Las aves, nuestros ojos en el mar’, una nueva exposición de SEO/BirdLife dedicada a las aves marinas, sus amenazas y la relación existente con los pescadores. A través de una selección de imágenes, se muestra la belleza del medio marino y de las especies que lo sobrevuelan, así como de la actividad pesquera, y al mismo tiempo, se visualiza el drama que representan las múltiples amenazas que se ciernen sobre las aves, poniendo el acento en las capturas accidentales.

Pardelas, alcatraces, cormoranes, gaviotas y otras aves marinas protagonizan la exposición; junto con los pescadores, que cuentan en primera persona su vínculo con ellas bajo la visión común de ser “sus ojos en el mar”. También lo son para los biólogos y biólogas del Programa Marino de SEO/BirdLife, que tienen entre sus prioridades estudiar y buscar soluciones a una de sus mayores amenazas: la captura accidental en artes de pesca. Abordar ésta y otras amenazas repercute en beneficio de todos, por lo que la exposición pone en valor un enfoque colaborativo para la conservación del medio marino y sus habitantes, recordando el papel de la Red Natura 2000 como un conjunto de espacios que pueden ser claves para la biodiversidad marina y la sostenibilidad de la actividad pesquera.

Entre las voces de los pescadores, Samuel Vázquez afirma que “si les va bien a las aves, también nos irá bien a nosotros”, o Jaume Caball, que explica que “antiguamente, muchos pescadores estaban en contra de los científicos, pero es bueno que todos colaboremos conjuntamente. Ellos tienen estudios y nosotros, la experiencia”.

Beatriz Barajas, técnica del Programa Marino de SEO/BirdLife, que estará presente en la inauguración, explica que: “En esta muestra hemos querido llegar al gran público, y en especial a los pescadores, a través de imágenes impactantes, por su belleza y por el problema que representan. Queremos mostrar que ya son muchos los pescadores con los que trabajamos para encontrar soluciones a las capturas accidentales y agradecer a cada uno de ellos su valiosa colaboración”.

Paulo Lago, técnico del Programa Marino de SEO/BirdLife en Galicia resalta: “Más de 50 pescadores del Mediterráneo y Galicia han colaborado estrechamente en la recogida de datos a bordo o ayudando a probar posibles medidas de mitigación, mientras que muchos más han aportado su visión a través de encuestas y talleres. Lograr su participación, que esperemos que vaya a más, es la forma de lograr soluciones consensuadas a un problema que es de todos”.

Exposición itinerante

La muestra podrá verse hasta el próximo 30 de julio en la Lonja de Ribeira, para aterrizar después en el Faro de Cap de Creus (provincia de Girona), del 10 al 31 de agosto. Más tarde, del 10 al 12 de septiembre podrá visitarse en la feria MadBird de Madrid, y en octubre se expondrá en la Lonja de O Grove coincidiendo con la Feria del Marisco de dicha localidad (provincia de Pontevedra).

La exposición ha sido realizada por SEO/BirdLife dentro del proyecto Zepamar II, que cuenta con la colaboración de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través del Programa Pleamar, cofinanciado por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP)

Más de 2000 alumnos participan en la Green League Junior de la fundación ECOLEC

La primera #GreenLeague Junior, iniciativa para el reciclaje de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) en centros educativos que promueve la Fundación Ecolec, ha finalizado con la participación de más de 2.000 alumnos en centros educativos de Andalucía, Asturias y Comunidad Valenciana. Además, la campaña ha instalado más de 10 puntos de recogida en las instalaciones de dichos centros. El director general de Fundación Ecolec, Luis Moreno, ha señalado que “estamos muy satisfechos con esta primera edición y con el número de alumnos alcanzados ya que estos más de 2.000 alumnos tienen un efecto multiplicador cuando informan a sus familiares sobre la recogida de RAEE” ya que según Luis Moreno “los más pequeños de cada casa son en ocasiones los mejores prescriptores a la hora de concienciar a sus familias sobre cuestiones tan importantes como es el reciclaje de RAEE en particular y el reciclaje en general”.

En esta primera edición los centros participantes han sido El SEK Alborán (Almería); el CEIP Cuba (Alicante); el Colegio La Milagrosa (Oviedo) y el St. Mary’s School (Sevilla) que se han sumado a esta iniciativa en una liga no competitiva de recogida de RAEE. Moreno ha indicado que “estamos muy contentos con la enorme implicación que han mostrado los centros participantes ya que en todo momento se han volcado junto con sus alumnos, profesorado y personal de servicios y administración en el buen desarrollo de la campaña”.

La campaña #GreenLeague Junior

A través de la iniciativa #GreenLeague Junior, la Fundación Ecolec pretende resaltar la implicación de los centros educativos, así como de sus propios alumnos y trabajadores como ciudadanos concienciados, con la importancia de la correcta gestión de aquellos pequeños aparatos eléctricos y electrónicos que han quedado inservibles, tanto en casa como en los propios centros, y que deben ser depositados en los lugares aptos para ello.

En este sentido, y para el desarrollo de la campaña, cada centro escolar ha contado con varios cajones de recogida de RAEE en los que los alumnos y el personal docente y administrativo podrán depositar sus residuos. Asimismo, los centros educativos han contado con material informativo y didáctico sobre la campaña y su participación en la misma, tales como carteles informativos y diferente material didáctico (coloreables, sopas de letras, juegos de lógica, etc.), que están a disposición de los alumnos en la web www.greenleaguejunior.es, donde se informa sobre la campaña y sobre todas las dudas que pueden surgir sobre el correcto reciclaje de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

A través de este tipo de iniciativas, la Fundación Ecolec pone en valor la importancia del reciclaje de RAEE para el medio ambiente en particular y para la vida en general, siendo uno de sus objetivos que se depositen en los lugares aptos para ello. Un correcto tratamiento de estos residuos evita efectos nocivos para la salud además de un impacto visual negativo.

Píldoras informativas y recogida de RAEE en los centros participantes

Para esta primera edición de la #GreenLeague Junior de la Fundación Ecolec se ha contado con pequeñas ‘píldoras informativas’ que los alumnos y personal docente y de administración han podido consultar en la web de la campaña. Dichas píldoras informarán sobre conceptos básicos cómo qué es un RAEE, dónde puedo llevarlos o cuál es la misión de Fundación Ecolec. Los puntos de recogida de RAEE si han estado de forma permanente durante toda la campaña en diferentes lugares habilitados en los centros educativos.

Gestión de los RAEE

Los RAEE son residuos de aparatos eléctricos y electrónicos que han llegado al final de su vida útil procedentes tanto de hogares particulares como de usos profesionales. Para identificarlos debemos comprobar si para funcionar han necesitado corriente eléctrica o campos electromagnéticos, destinados a ser utilizados con una tensión nominal no superior a 1.000 vatios (en corriente alterna) y 1.500 vatios (en corriente continua), y los aparatos necesarios para generar, transmitir y medir tales corrientes y campos.

La obligación de gestionar estos residuos de un modo separado del resto de fracciones de residuos viene dada por el Real Decreto 110/2015, que marca las obligaciones y responsabilidades de todos los agentes implicados, entre los que se encuentran los proveedores de productos, comerciantes, administraciones (local, regional y nacional) y los usuarios. Además, de la correcta gestión de los RAEE se obtienen beneficios ambientales.

El Proyecto educativo Libera registra 7.550 alumnos enemigos de la basuraleza

Desde su inicio en el año 2018, el programa educativo del Proyecto LIBERA, creado por SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, busca acercar la educación ambiental a las aulas e impulsar la concienciación de los más jóvenes a través del conocimiento y el contacto con la naturaleza.

El curso escolar que termina ha sido marcado por un creciente compromiso medioambiental de los centros escolares ya que la iniciativa ha contado con un total de 310 ‘Aulas LIBERA’ registradas, 7.750 alumnos y 146 profesores, procedentes de 38 provincias de toda España. Una gran acogida por parte de todos los miembros de la comunidad educativa y de las futuras generaciones que eleva a más de 1.580 las aulas que, desde su lanzamiento, han participado en el programa y apostado por desarrollar el compromiso con los entornos naturales y fomentar la lucha contra la basuraleza entre sus alumnos.

Educación adaptada a un curso particular

La tercera edición de ‘Aulas LIBERA’ inició su andadura el pasado mes de septiembre aportando a la comunidad educativa, una de las gran afectadas por la pandemia, todo el apoyo necesario para poder adaptar el programa a las dificultades del contexto. El acceso a contenidos digitales, la flexibilización en la enseñanza, la introducción de nuevas tecnologías, la colaboración y las alianzas tecnológicas con entidades y asociaciones locales, han estado presentes durante todo el curso. Otra de las novedades de esta edición ha sido la introducción de la segunda fase del proyecto educativo, ‘Advance’, un paso más dentro del plan de aprendizaje y la posibilidad de realizar actividades de detección de microplásticos en colaboración con la Asociación Hombre y Territorio.

Este plan de educación ambiental permite a jóvenes de entre 10 y 16 años contar con un completo programa que aumenta de forma progresiva los conocimientos adquiridos, fomenta la autonomía y se basa en una metodología científica indispensable para el trabajo de conservación de los ecosistemas y en pro de un desarrollo sostenible sin basuraleza. En torno a esta didáctica, los alumnos han participado en un total de 172 actividades tanto dentro como fuera del aula poniendo a prueba sus conocimientos y adquiriendo nuevos.

Además, el proyecto educativo supone una oportunidad para el empleo local, ofreciendo una oportunidad a 61 educadores y educadoras repartidos por toda la geografía nacional.

Una metodología lineal, flexible y en continua evolución

‘Aprende’, ‘Identifica’ y ‘Soluciona’ son las tres etapas del programa educativo de ‘Aulas LIBERA’ en las que el objetivo es comprender el problema de la basuraleza y reconocerlo en su localidad para finalmente proponer una solución de mejora. Estas fases forman la base de la metodología de aprendizaje, constructiva y experimental, estrechamente vinculada a la programación escolar. De esta manera, sin importar la localización, y con el objetivo de que cada vez sean más los centros que luchan contra la basuraleza, este programa de educación ambiental de LIBERA posibilita que cualquier centro educativo de España pueda sumarse.

Como elemento motivador en las dos primeras etapas, los centros entran en un sorteo cuyas recompensas han ido este año para el CEIP Hoya Andrea (Las Palmas Gran Canaria), en la fase ‘Aprende’ y el CRA Los Almendros (Bóveda de Toro. Zamora) en la fase ‘Identifica’.

Por otro lado, en la última etapa de aprendizaje, se reconoce el proyecto más destacado por su diseño o desarrollo. En este caso, el centro IES Infanta Elena (Galapagar, Madrid) ha sido galardonado por presentar la propuesta más eficaz para luchar contra la basuraleza. Su proyecto consta de distintas fases, orientadas a concienciar, reducir residuos y luchar juntos contra los residuos abandonados en los entornos naturales cercanos al centro. Por medio de distintos proyectos como exposiciones, recogidas en los terrenos colindantes al centro, transformación de restos vegetales en abono, un completo plan de reciclaje y fotografías, este grupo de alumnos ha logrado la concienciación colectiva en torno a esta problemática que nos afecta a todos.

Además de los centros educativos, este proyecto ofrece formación a un gran número de asociaciones, centros de menores, de integración social y laboral y de educación especial, siempre con el mismo objetivo de fomentar el conocimiento sobre los efectos de la basuraleza y animar a la participación en la lucha contra este problema ambiental.

Entre los colaboradores del programa ‘Aulas LIBERA’ se encuentran la asociación Región de Murcia Limpia, Mare Fondum, Adenex, la Casa Escuela Santiago Uno (Salamanca) o la Transpirenaica Social Solidaria (TSS) que organiza este verano la 1ª Edición del Proyecto Stage Natura- Parc Natural de l’AltPirineu por la Inclusión Social y el Desarrollo Sostenible, en el que 150 jóvenes compartirán experiencias haciendo rutas a pie aplicando la metodología educativa-ambiental, asistirán a una serie de foros sociales y llevarán a cabo cápsulas para trabajar valores vinculados a los Objetivos del Desarrollo Sostenible de la agenda 2030. Además, en esta edición de 2021, varios de los jóvenes se convertirán temporalmente en monitores de LIBERA para explicarles la problemática de la basuraleza a sus compañeros durante la etapa.

Por otra parte, en colaboración con la Fundación Canarias Recicla, otras acciones se llevarán a cabo durante este verano con el equipo multidisciplinar de la Unidad Terapéutica y Educativa de la Prisión de Tenerife II y la Asociación de Hemofilia de la provincia de Santa Cruz de Tenerife (AHETE).

También forman parte del programa otros centros que no creen que haya barreras en materia ambiental como la Fundación Los Albares (Murcia), el Centro de Educación Especial Avapace Virgen de Agosto (Valencia), o la Fundación Síndrome de Down (Madrid).

En línea con estos esfuerzos, la formación sobre la importancia de sumar esfuerzos contra la basuraleza llega un año más también a las universidades, y en el marco de colaboración con las 21 universidades, también lo hace con el curso de Basuraleza, equivalente a un crédito ECTS, que ya se ha impartido en distintas universidades españolas y que este año también incorpora un bloque específico de conocimiento, sobre el correcto depósito y gestión de los guantes y mascarillas.

Laura Benítez, responsable del programa educativo ‘Aulas LIBERA’ de SEO/BirdLife destaca: “A pesar de las dificultades y los retos que ha supuesto la pandemia, para la comunidad educativa durante este curso, las ganas por participar en acciones de conservación no han cesado y la demanda de proyecto educativos de este calado ponen de manifiesto la necesidad de incluir formalmente contenidos educativos de esta índole en el curriculum escolar. Los centros escolares son motores de cambio que nos demandan conocer más su entorno natural, pidiéndonos herramientas educativas para enseñar a conservarlo, Aulas Libera es nuestra respuesta”.
Olimpia García

El actor Miguel Ángel Muñoz embajador de la marca Florette

Con motivo del Día de la Gastronomía Sostenible, 18 de junio, Florette lanza una iniciativa para concienciar sobre la importancia de llevar una alimentación saludable y que cuide del planeta. La campaña está protagonizada por el actor y embajador de la marca, Miguel Ángel Muñoz

Ser consciente de lo que se consume y cómo se hace es beneficioso para la salud de las personas, pero también para la del planeta. Con esta filosofía, cada 18 de junio se celebra el Día de la Gastronomía Sostenible, Florette  comprometido con el medioambiente, acaba de lanzar #MiNeveraSostenible. La campaña está protagonizada por el actor y embajador de marca, Miguel Ángel Muñoz, quien a través de un vídeo, muestra cómo tener una nevera sostenible y algunos consejos para ser más respetuoso con el entorno y animar a la sociedad a mantener una alimentación que cuide del planeta. “Florette  tiene un fuerte compromiso con el medioambiente, pero nosotros, como consumidores, también debemos asumir la responsabilidad de poner en práctica hábitos de consumo más saludables para nosotros y para el planeta”, asegura Miguel Ángel Muñoz. Quien añade que hay que optar  por productos de proximidad que garanticen su calidad y frescura, una de las principales señas de identidad de marcas como Florette

REDUCCIÓN DEL CO2

Un producto de cercanía acorta  la distancia entre su lugar de procedencia y el de consumo, reduciendo así las emisiones de CO2 derivadas de su transporte. Por esta razón Florette, en su compromiso con la sostenibilidad, tiene campos de cultivo cercanos a sus centros de producción para mantener siempre la máxima frescura de la materia prima y al mismo tiempo, reducir su impacto en el entorno, apoyando el empleo y la economía local.

CONSERVACIÓN SOSTENIBLE

Los vegetales frescos, listos para consumir, como los de Florette, deben ir a la nevera en su propio envase, que está diseñado para mantener su contenido en un estado óptimo de frescura el máximo tiempo posible. Una vez abierto, ciérralo y de nuevo al refrigerador.  Las frutas y verduras a granel, es recomendable introducirlas en bolsas de rejilla, que permitirán prolongar su frescura y reutilízalas.

CONSUMO DE VEGETALES

Además de ser saludables y conscientes de la tendencia creciente hacia una dieta centrada en el consumo de vegetales, Florette  lanza la Ensalada Completa César Vegetariana. Ensalada que tiene lo mejor de la clásica Ensalada Completa César, pero sustituye el pollo por proteína de origen 100% vegetal.

FILOSOFÍA “zero waste”

Según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, cada español tiró a la basura 31 kilos/litros de comida y bebida en 2020. Para reducir esa cifra y sumarte al Día de la Gastronomía Sostenible, sigue los principios de la filosofía zero waste, cuyo objetivo es eliminar el desperdicio alimentario. Miguel Ángel Muñoz propone aprovechar unos chipirones en su tinta y acompañarlos de unas verduras como las Micro al Vapor de Florette.

Más del 75% de la superficie de España está ya en riesgo de desertificación

Ante la celebración, mañana, 17 de junio, del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, Greenpeace y el Observatorio Ciudadano de la Sequía se unen para advertir de que los efectos del cambio climático sobre los riesgos de sequía (disminución de las precipitaciones por debajo de los niveles considerados como normales en un área determinada) y de desertificación (degradación de las tierras de zonas áridas y semiáridas causadas por las variaciones climáticas y las actividades humanas) son ya incuestionables.

Como reconoce el informe Impactos y riesgos derivados del cambio climático en España (2021), elaborado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, se espera, por un lado, un aumento generalizado en la intensidad y magnitud de las sequías meteorológicas e hidrológicas bajo escenarios de cambio climático —debido, principalmente, al aumento de la evapotranspiración y a la reducción de las precipitaciones— y, por otro, una creciente aridez y un aumento del riesgo de desertificación. Dos fenómenos diferentes, pero íntimamente relacionados, con capacidad de generar importantes efectos adversos sobre la sociedad, la economía y los ecosistemas, que se agravarán en un futuro cercano como consecuencia del cambio climático y de la persistencia de un modelo de gestión insostenible de los recursos suelo y agua.

Los datos y previsiones globales y regionalizados sobre los efectos del cambio climático en España son claros y urgen, de forma inaplazable, a una acción decidida para paliar sus efectos:

  • Durante la segunda mitad del siglo XX se ha detectado ya una reducción de entre 10 y 20 % de los recursos hídricos disponibles en muchas cuencas de la Península Ibérica. Las estimaciones de reducción de escorrentía superficial, para el siglo XXI, siguen también en descenso. Los datos aportados por el CEDEX (2018), promediando los resultados obtenidos para los diferentes escenarios de emisiones, son del -3 % y -7 % para 2010-2040, del -11 % y -14 % para 2040-2070 y del -13 % y -24 % para 2070-2100, respectivamente.
  • La temperatura media del mar Mediterráneo se calienta entre dos y tres veces más que el conjunto de los océanos en el ámbito global. Su temperatura es ya 1,5ºC superior a los niveles preindustriales y las previsiones son aún más pesimistas: para el año 2040 se estima que el aumento de la temperatura se situará en 2,2ºC y para el 2100 en 3,8ºC.
  • Los datos de la AEMET revelan una clara tendencia, desde 1971, a temperaturas más extremas, tanto en valores promedio como en máximas y mínimas. Considerando la exposición a “exceso de calor” y “calor moderado” en España, se estima que la mortalidad ligada a estas causas oscilará entre 10.000 y 43.000 fallecimientos anuales a lo largo del siglo XXI.
  • La Agencia Europea de Medio Ambiente sitúa a España como uno de los países de la Unión Europea con mayor riesgo de incendios, fenómeno que se agrava en situaciones de sequía y en suelos desertificados.
  • Además, según el último Inventario de Daños Forestales del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, las masas forestales tienen más dificultad para reponerse de los daños que le causan las sequías, al ser estas cada vez más extremas, recurrentes y prolongadas.
  • Aproximadamente 32 millones de personas ya se han visto afectadas por el cambio climático en España, según los datos aportados por el Ministerio de Transición Energética y Reto Demográfico.
  • Actualmente el agua embalsada en España (15-06-2021) es del 58,34 %, estamos por debajo de los niveles del año 2019, año de la última sequía, en el que varias cuencas, como las del Duero, se declararon en sequía.

En la actualidad, con más del 75% del territorio español en riesgo de desertificación y el 70% de las demarcaciones hidrográficas españolas con niveles de estrés hídrico alto o severo —y ante los efectos del cambio climático sobre la distribución de las precipitaciones y el aumento en la intensidad de las sequías—, “resulta urgente realizar una transformación profunda de las estrategias de gestión del agua y de los modelos de ocupación del suelo, así como de los riesgos asociados a ellos, de forma que prime el principio de precaución y se impulsen políticas integradoras de adaptación y de ordenación del territorio, que superen intereses sectoriales y visiones cortoplacistas”, afirma Jesús Vargas, desde la Universidad Pablo de Olavide.

“Frente a los devastadores problemas asociados a la sequía y la desertificación, tenemos que frenar el cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Para ello hay que fortalecer el medio rural y cambiar el modo en que producimos nuestros alimentos y bienes de consumo. Así podremos evitar que nuestro país se convierta en un territorio desertificado en pocos años”, ha declarado Julio Barea, responsable de la campaña de aguas de Greenpeace.

Por ello, en el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, Greenpeace y el Observatorio Ciudadano de la Sequía hacen un llamamiento conjunto al Gobierno y a las diferentes administraciones autonómicas y locales para:

  • Realizar una revisión más ambiciosa de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, para llegar a reducir las emisiones de CO2 en 2030, al menos, un 55% respecto a las de 1990 y alcanzar el cero neto en 2040, y acelerar el fin de los combustibles fósiles.
  • Modificar la política hidrológica para dar una respuesta decidida a los objetivos de la Directiva Marco del Agua, garantizar la calidad de las masas de agua, realizar una gestión conjunta de los recursos y de los riesgos hídricos e implicar activamente a la ciudadanía en la búsqueda de consensos sobre la gestión del recurso.
  • Mantener una postura rotunda e inequívoca frente a la sobreexplotación y la contaminación de los recursos hídricos y la proliferación de pozos ilegales.
  • Reconvertir el modelo agrícola predominante y frenar la expansión de la ganadería industrial, a través de la disminución de los regadíos intensivos y la cabaña ganadera en intensivo y el apoyo a la agricultura y la ganadería de base agroecológica y de pequeña escala, con principios de justicia social.
  • Garantizar una política forestal acorde con los niveles de aridez y la intensificación de las sequías que sufre España, que asegure la adaptación de los ecosistemas forestales a los nuevos escenarios de cambio climático, evite la proliferación de la urbanización en el espacio forestal y conciencie a la sociedad ante el riesgo que suponen los incendios.
  • Integrar de forma efectiva, y desde la perspectiva de la ordenación del territorio, los efectos del cambio climático en las diferentes políticas sectoriales: planificación hidrológica, política agraria, turismo, gestión litoral, desarrollo rural, urbanismo, salud, migraciones, etc., garantizando el equilibrio y la cohesión territorial.
  • Ampliar el conocimiento y la información sobre la vulnerabilidad a la desertificación y a la sequía en los diferentes territorios, así como sobre los impactos y las pérdidas que estos riesgos generan tanto en las poblaciones como en los ecosistemas.
  • Redirigir las estrategias de gestión del riesgo hacia la prevención, la mitigación y la adaptación, impulsando la elaboración de planes de adaptación al cambio climático que respondan a contextos específicos y garantizando el cumplimiento de la normativa existente, como la obligación de elaborar planes de emergencia por sequía para los abastecimientos urbanos.
    Informar, educar e incluir a la ciudadanía en la gestión de los recursos y los riesgos, a través de campañas públicas, asambleas ciudadanas y procesos participativos más transparentes y efectivos que aseguren una gobernanza real de los riesgos.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                         En  El Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía nos invita a insistir en la urgencia de actuar frente al cambio climático. “La sociedad y la ciencia lo reclaman”, afirma Pilar Paneque, responsable del Observatorio Ciudadano de la Sequía, quien recuerda que “un estudio de percepción y comportamiento de la población española de 2020, realizado con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica, confirma que el 73,3 % de la población entiende que a este problema se le está dando menos importancia de la que tiene y suspende la política climática del Gobierno de España (4,48)”. Aprovechemos esta demanda social para acelerar y aumentar la ambición de una transición tan necesaria como urgente.

Liberan de residuos más de mil espacios naturales de toda España

  •  Algunas recogidas han tenido lugar en espacios de alto valor ecológico como el Parque Nacional de Monfragüe (Cáceres), el Parque Nacional de Doñana (Huelva, Sevilla y Cádiz), el Parque Nacional Sierra de Guadarrama (Madrid), el Parque Natural Arribes del Duero (Salamanca), el Parc Natural de l’Albufera (Valencia) o el Parc Natural del Cap de Creus (Girona).
  • Esta quinta edición ha contado con la participación de más de 11.000 personas voluntarias, lo que demuestra la creciente concienciación y preocupación por parte de la ciudadanía ante este problema ambiental.
  • Un año más, Su Majestad la Reina Doña Sofía, a través de la Fundación que lleva su nombre, se ha unido a la labor de sensibilización sobre este grave problema ambiental con su participación en una recogida de basuraleza en el Soto de las Juntas (Madrid).

La campaña ‘1m2 contra la basuraleza’ del Proyecto LIBERA, de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, y en el que colabora ecoactiva, se desarrolló el sábado de forma simultánea en cerca de 1.100 puntos del país.

Gracias a la movilización de más de 11.000 personas voluntarias, organizadas en grupos limitados, siguiendo en todo momento las medidas de seguridad sanitarias, entornos naturales terrestres, fluviales y marinos de todas las provincias españolas y de las dos ciudades autónomas se han liberado de basuraleza. Por ejemplo, espacios de alto valor ecológico como el Parque Nacional de Monfragüe (Cáceres), el Parque Nacional de Doñana (Huelva, Sevilla y Cádiz), el Parque Nacional Sierra de Guadarrama (Madrid), el Parque Natural Arribes del Duero (Salamanca), el Parc Natural de l’Albufera (Valencia) o el Parc Natural del Cap de Creus (Girona), gracias a las acciones, entre otros, de la red de alianzas y apadrinados LIBERA que se han sumado a la iniciativa por toda España.

Entre los participantes, y al igual que en otras iniciativas del Proyecto LIBERA, la campaña ha contado con el apoyo a nivel institucional de La Fundación Reina Sofía. Su Majestad la Reina Doña Sofía se ha sumado como una voluntaria más a la recogida de basuraleza en el Soto de las Juntas (Madrid), demostrando, una vez más, su compromiso y el de la Fundación que lleva su nombre con la protección y conservación de la naturaleza.

La fuerte participación en la quinta edición de esta gran cita colaborativa nacional para llamar la atención sobre la basuraleza pone de manifiesto la creciente concienciación y preocupación por parte de la ciudadanía ante este problema, así como su voluntad de encontrar y mantener los entornos naturales libres de residuos.

Ayuntamientos, centros educativos, asociaciones y parques naturales movilizados contra la basuraleza

La movilización de las personas voluntarias que han aunado sus fuerzas para liberar de basuraleza los entornos naturales ha sido respaldada por 10 entidades científicas, educativas y divulgativas de gran prestigio que forman parte de la red de alianzas de LIBERA.

Además, colectivos y asociaciones medio ambientales de todo el país se han movilizado creando 331 puntos. A la cita también se han sumado 115 ayuntamientos, entre ellos los de Palma, Burgos, Lugo, Ávila, Jaén, Villaquilambre (León), el Concello do Grove (Pontevedra), Mendavia (Navarra) o Jete (Granada) y otros 291 puntos han sido organizados por administraciones locales o autonómicas como la Diputación Foral de Álava, la Dirección General de Biodiversidad y Recursos Naturales de la Comunidad de Madrid, la Diputación Provincial de Lugo, la Diputación Provincial de Granada o la Dirección General Medio Natural y Biodiversidad de Castilla-La Mancha.

Por otro lado, 140 empresas también han organizado puntos de recogida como por ejemplo Alcampo, Mediaset, Procter & Gamble, Sanitas o Pescanova.

Miguel López, director de Organización de SEO/BirdLife, señala que “En estos cinco años, y gracias al apoyo de cientos de voluntarios, el Proyecto Libera ha contribuido a que el abandono de basura en la naturaleza sea visto como lo que es: un problema ambiental de primer orden que nunca tendría que haber ocurrido. Nuestra meta es poner fin a las causas que originan este problema y que, en última instancia, implican avanzar con rapidez hacia un sistema de residuo cero basado, a su vez, en un modelo de consumo reconciliado con los límites de nuestro planeta. Libera seguirá aportando, generando conocimiento y sensibilización, para lograrlo”.

Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes, añade que “esta quinta edición de ‘1m2 contra la basuraleza’ pone de manifiesto la creciente implicación por parte de la sociedad con el problema del abandono de residuos en nuestros ecosistemas. La colaboración ciudadana es un paso fundamental para poner solución a los daños que la basura produce en los entornos naturales. Gracias a todos los voluntarios que han participada en esta jornada, estamos más cerca de poder poner fin a la basuraleza”.