La alimentación bio en las escuelas como defensa ante el coronavirus

La pandemia ha hecho del 2020 un año especial. Esta situación ha puesto de relieve la necesidad que tenemos adultos y niños de adquirir unas defensas inmunológicas potentes que nos ayuden a luchar contra la COVID19. Sin duda, la mejor vía es conseguirlas a través de una buena alimentación: consumiendo alimentos naturales y de la mejor calidad nutricional.

El Comité de Agricultura Ecológica de la Comunitat Valenciana, en colaboración con la Diputación de Alicante, continúan apostando por acercar a los jóvenes alicantinos el programa EcoEducativo Aula Bio, donde casi un millar de alumnos de primaria aprenden los beneficios de una alimentación saludable, ecológica y respetuosa con el medio ambiente. La iniciativa cuenta con la participación de Green Press Comunicación, líder en el sector de la ecoeducación en colectivos escolares. Durante los últimos cuatro años este taller se ha impartido de manera presencial, pero este año, y siguiendo los protocolos sanitarios, el programa AulaBio ha comenzado a impartirse de forma online.

Aula Bio responde a la necesidad de enseñar a las futuras generaciones a adquirir hábitos de alimentación más saludables y sostenibles. El contenido del nuevo curso online comprende un taller en directo, a través de una video conferencia, donde los alumnos aprenden de manera didáctica los principales conceptos claves para educarse en los beneficios de una alimentación sana y ecológica, cómo diferenciarla, y cómo acceder a ella. También incluye la emisión de diferentes videos explicativos que refuerzan las enseñanzas del curso. Al final, los alumnos pueden preguntar todas sus dudas o inquietudes en una conversación online.

Está dirigido a los alumnos de sexto de primaria de los centros educativos de Alicante y a sus docentes. La etapa infantil es idónea para abordar aspectos tan relevantes para salud del niño como es el conocimiento y la concienciación sobre la importancia de que la alimentación sea natural, variada y sostenible. Además, en Aula Bio se insiste en la comunicación entre el alumno, profesor y familia, como cadena de transmisión para avanzar hacia un modelo de alimentación más saludable, natural y libre de residuos tóxicos.

Primera granja de leche capaz de convertir sus residuos orgánicos en energías renovables

La empresa familiar catalana Torre Santamaría, situada en Balaguer (Lleida), se ha convertido en la primera granja de leche de vaca capaz de utilizar el 100% de sus residuos orgánicos en la generación de energías renovables.

En 2011, la granja ya instaló unas de las primeras plantas de biogás (digestores), capaz de descomponer el estiércol generado por las vacas y generar biogás para abastecer las necesidades de electricidad, calefacción y agua caliente de la propia granja.

Ahora, a través de esta ampliación y su modernización mediante la incorporación del proceso de enriquecimiento de biogás, el estiércol generado por las vacas se podrá descomponer para generar biometano, que servirá para inyectarlo en la red de Nedgia. El uso del biometano como combustible alternativo sostenible jugará un papel fundamental en la reducción de emisiones de efecto invernadero y en la lucha contra el cambio climático.

Este hito, que ha supuesto una inversión cercana a los 4 millones de euros, ha sido posible gracias a la firma con Axpo del primer acuerdo de compraventa de biometano a largo plazo en España y al compromiso del Grupo Lactalis, a quien la granja Torre Santamaría entrega su leche desde hace 30 años en su fábrica de Mollerusa.

Tras la firma del acuerdo, Ignacio Soneira, Director General de Axpo Iberia, señaló la importancia de este tipo de contratos de compraventa a largo plazo para desarrollar proyectos viables de biometano: “Axpo fue el primer operador en comercializar biometano en España en 2015 y este innovador proyecto marca sin duda un nuevo hito en nuestra apuesta por un combustible de origen 100% renovable que contribuirá al cumplimiento de los objetivos de sostenibilidad marcados por Europa para 2030”. “Estamos muy orgullosos de ofrecer soluciones energéticas de origen 100% verde y colaborar en la construcción de un mundo más sostenible”, añadió.

La granja Torre Santamaría siempre se ha mantenido a la vanguardia en temas medioambientales, pionera en la implantación genética A2, siendo en 2019 la primera explotación lechera que el Grupo Lactalis certificó en bienestar animal (Welfair™) en Cataluña y con esta nueva inversión, se convertirá en el máximo exponente de la economía circular del sector primario. Con una media anual de 22 millones de litros de leche al año, lleva tres décadas colaborando con el Grupo Lactalis, quien envasa su leche en Mollerusa -a tan solo 25 kilómetros de la granja- bajo las marcas El Castillo o Puleva.

En palabras del Consejero Delegado del Grupo Lactalis en España, Ignacio Elola Zaragüeta, “desde Lactalis estamos convencidos que este tipo de inversiones medioambientales son un ejemplo de lo que nos depara el futuro para el sector lácteo y seguiremos apoyando el paso dado por los responsables de Torre Santamaría gracias a una colaboración de largo plazo. Por nuestro lado, seguimos trabajando en la sostenibilidad del campo y de la materia prima, mejorando su transporte, recogiendo la leche en un perímetro cercano a las plantas y optimizando nuestras rutas con el fin de reducir emisiones”.

No toda la carne que consumimos impacta igual en el cambio climático

Amigos de la Tierra en colaboración con el Basque Centre For Climate Change (BC3) publica en el Día Mundial de la Alimentación un informe que revela cómo la ganadería extensiva y la conservación de los pastos tiene un efecto mitigador del cambio climático. Sin embargo  la ganadería industrial basada en la importación de piensos que requiere la conversión de suelos naturales (pastizales o bosques) en suelos agrícolas mediante deforestación de zonas de bosque tropical, con su consecuente huella de carbono.

El informe aporta soluciones en torno a los modelos de producción y consumo de carne desde la perspectiva de la agroecología y la defensa de la soberanía alimentaria, a la vez que emite recomendaciones para que las políticas públicas sobre la producción y el consumo de carne sean exitosas para avanzar en la neutralidad climática para 2050.
La afirmación de que la producción y consumo de carne es una de las grandes responsables de la crisis climática que vivimos se ha convertido en un leitmotiv. Sin embargo, el informe “Ganadería y su contribución al cambio climático” que hoy presenta Amigos de la Tierra en colaboración con el Basque Centre For Climate Change (BC3) en un evento digital inaugurado por Dña. Valvanera María Ulargui Aparicio, Directora General de la Oficina Española de Cambio climático, aporta una perspectiva nueva en el debate sobre el impacto de la ganadería en la emergencia climática.

El informe detalla cómo las metodologías que actualmente se utilizan para la estimación de Gases de Efecto Invernadero (GEI) causantes del calentamiento global presentan limitaciones para atribuir el calentamiento que causa la ganadería y no permiten discernir la contribución entre los distintos modelos de ganadería existentes.

“Las acusaciones a la ganadería se centran principalmente en las emisiones de metano por la fermentación de la celulosa que comen los animales y en las emisiones de dióxido de carbono por el cambio del uso del suelo. Ambos factores asocian estas narrativas en gran medida a la ganadería extensiva” ha explicado Agustín del Prado, investigador del BC3 y coautor del informe. “Sin embargo, este tipo de análisis no tiene en cuenta la contribución de la ganadería en su conjunto, obviando las emisiones de GEI en todas las fases de producción y consumo incluyendo la fabricación, procesamiento y transporte de los insumos, como pueden ser los piensos, mucho más utilizados en la ganadería intensiva. Igualmente, este modelo de estimación de emisiones tampoco distingue entre especies ganaderas”.

El informe plantea así un cambio de paradigma que tenga en cuenta dos elementos: estimar la cantidad de carbono fósil que se incorpora a la atmósfera por el conjunto de toda la actividad ganadera (no solo las emisiones en la granja, sino también lo que se genera en la fabricación, procesamiento y transporte de los insumos) y evaluar los impactos de las distintas especies ganaderas y de los diferentes modelos productivos.

“La ganadería industrial se basa en la importación de piensos (maíz y soja) sobre todo para animales monogástricos (como cerdos y pollos). Esta producción normalmente requiere la conversión de suelos naturales (pastizales y bosque) en cultivos, mediante deforestación de zonas de bosque tropical principalmente en Suramérica, con su consecuente huella de carbono. Las actuales estimaciones no nos permiten visualizar estos graves impactos frente a los efectos benignos para el clima de la ganadería extensiva y ecológica” ha declarado Andrés Muñoz Rico, Responsable de Soberanía Alimentaria de Amigos de la Tierra.

Para apoyar el diseño de una estrategia de producción y consumo de carne alineada con los objetivos de reducción de emisiones de gases efecto invernadero, el informe concluye con cuatro recomendaciones principales para las políticas públicas nacionales:

Implementar criterios que estimen adecuadamente las emisiones antropogénicas derivadas de la actividad ganadera y sus diferentes impactos a nivel climático: tanto los negativos que ahora no se contabilizan (emisiones indirectas no incluidas en inventarios nacionales en el sector ganadería), como los positivos (fijación de carbono en tierras de pastos o efecto positivo en el albedo) o neutros (el metano biogénico que no se acumula en la atmósfera, o las emisiones naturales de la ganadería).
Evaluar los impactos climáticos de los diferentes sistemas productivos de carne, desde la ganadería extensiva, pasando por los modelos mixtos, hasta los industriales. Además, considerar también el conjunto de impactos medioambientales y sociales, aunque no influyan en la emisión de GEI, como el impacto en las comunidades rurales o la contaminación de agua en el caso de la implantación de macrogranjas industriales.
Evaluar climáticamente todas las políticas públicas que afecten a la producción y consumo de carne, tales como la Política Agraria Común (PAC), la firma de tratados de libre comercio, como el de la UE-MERCOSUR, o las propuestas de reforestaciones en tierras de pastoreo incluidas en el “Pacto Verde Europeo”, teniendo en cuenta el conjunto de emisiones GEI derivados de los patrones de producción y consumo de carne que se promuevan.
Integrar las políticas públicas sobre la producción y consumo de carne en una perspectiva global sobre el sistema alimentario, que incluya otras estrategias alimentarias beneficiosas para alcanzar los objetivos de la neutralidad climática para 2050, como pueden ser el aumento de la producción agraria y ganadera agroecológica, la promoción de la ganadería extensiva, la reducción de la perdida y del desperdicio alimentario o el impulso de los canales cortos de comercialización.
En el Día Mundial de la Alimentación, las organizaciones consideran importante remarcar que de cara a alcanzar los objetivos de neutralidad climática comprometidos para 2050, es fundamental una estrategia combinada de reducción del consumo de carne industrial, y sustitución por otra de ganadería extensiva, la cual tiene un mayor potencial de reducción del calentamiento neto.

El evento de presentación del informe la “Ganadería y su contribución al cambio climático”, que se realizará hoy a las 11:00 a través de las redes sociales Facebook y YouTube de Amigos de la Tierra, es uno de los seis encuentros del Mes de acción por un sistema alimentario más justo para las personas y el planeta organizado por Amigos de la Tierra en el marco de la campaña #GoodFoodGoodFarming

Por una PAC para el Pacto Verde Europeo

El futuro de la PAC se decide la próxima semana. Ante el debate que se celebrará en Bruselas, del 19 al 21 de octubre, SEO/BirdLife y WWF hacen un llamamiento para que el Parlamento Europeo y los ministros de agricultura no pierdan la oportunidad histórica de reformar en profundidad una de las políticas comunitarias más importantes. La nueva PAC condicionará durante los próximos siete años no solo el futuro de la agricultura sino el del medio ambiente, el clima y la salud de las personas. La PAC que se vote decidirá si Europa sella su compromiso por el futuro sostenible que plantea el Pacto Verde o, por el contrario, da la espalda a la transición agroecológica.

Desde el próximo lunes 19 hasta el miércoles 21 de octubre se debatirán en el Consejo de Agricultura y Pesca (AGRIFISH) y en el Parlamento Europeo las propuestas de enmiendas a los reglamentos que determinarán el futuro de la PAC. SEO/BirdLife y WWF asisten con preocupación al curso de las negociaciones en el AGRIFISH, pero también a los últimos movimientos en el seno del Parlamento Europeo con el aparente acuerdo de tres grupos políticos (PPE, S&D y Renew Europe) encaminado a diluir una mayor ambición ambiental y social de esta política.

Aunque hay algunas propuestas positivas, el balance global se valora como negativo. Entre los aspectos que se buscan debilitar en el acuerdo de los partidos mayoritarios, por ejemplo, se encuentran elementos como los ‘ecoesquemas’ o la propuesta de una condicionalidad reforzada, que constituyen el corazón de la reforma verde y social que la PAC necesita. Los ‘ecoesquemas’ son una iniciativa novedosa para  recompensar a las prácticas ganaderas y agrícolas que ayudan a conservar y son beneficiosas para el medio ambiente y el clima. Si estos instrumentos no elevan el listón respecto de la situación actual no será posible revertir la crisis ambiental del sector.

También preocupa que consideren blindar una asignación mínima del 60% de los fondos a pagos directos (que están sirviendo para promover el modelo de agricultura industrial e intensificada en grandes explotaciones) o la no inclusión de cuestiones relativas a agricultura y ganadería de alto valor natural y el apoyo escaso a las explotaciones en  espacios Natura 2000. Por su parte, el Consejo tampoco apuesta por una condicionalidad realmente reforzada en materia ambiental y social y sigue sin fijar un presupuesto que permita dar respuesta a los objetivos de biodiversidad y clima.

Ante estas propuestas, que suponen un retroceso, ambas organizaciones solicitan al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, al Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico y a los eurodiputados españoles, que apoyen una reforma de la PAC comprometida con el medio ambiente, el clima y la salud de las personas y que se vincule de manera legal y efectiva con el Pacto Verde Europeo, garantizando al mismo tiempo el futuro del propio sector al proteger los recursos naturales de los que depende.

Para afrontar estos retos, SEO/BirdLife y WWF piden que la mitad del presupuesto total de la PAC esté asociado a objetivos ambientales y climáticos, y que se promueva la remuneración de bienes públicos, como los ofrecidos por las explotaciones en Natura 2000, la agricultura y ganadería de Alto Valor Natural y la producción ecológica.

Asimismo, proponen que se eliminen los subsidios perversos de la PAC para el medio ambiente, el clima, el bienestar animal y la salud de las personas, y reforzar las condiciones de acceso a las ayudas en materia ambiental y social (la condicionalidad). En particular, en  materia de condicionalidad, establecer como práctica obligatoria la rotación real en cultivos herbáceos, el mantenimiento de la cubierta vegetal en leñosos y un porcentaje de superficies de interés ecológico en todos los tipos de cultivos y superficies agrarias ocupadas por elementos naturales y no productivos para dar espacio a la naturaleza. Estas propuestas situarían a la agricultura española en una posición ventajosa, al afrontar los principales problemas ambientales vinculados a modelos intensivos y favorecer prácticas propias de la agricultura mediterránea.

Con estas propuestas se busca revertir la crisis social y ambiental del campo, reorientando el desequilibrado modelo actual de la PAC que agota el campo y da la espalda a las explotaciones de mayor valor socio ambiental. Además es un sistema injusto, pues aún tan solo el 20% de los beneficiarios de esta política acaparan el 80% de las ayudas. Por ello, SEO/BirdLife y WWF creen que la Política Agraria Común más allá de 2021 debe ser una de las políticas clave para impulsar la transición agroecológica, incluyendo el cumplimento de los objetivos planteados por la Estrategia de la Granja a la Mesa y de Biodiversidad 2030.

El monte está que arde, no lo provoques

Aunque el índice de humedad este verano es más alto que en años de sequía, la masa vegetal es más abundante, por lo que el riesgo de incendios sigue siendo alto.

Por este motivo ecoactiva, la Obra Natural de publiACTIVA, reedita la acción solidaria “El monte está que arte, no lo provoques” que cuenta con el apoyo de diversos medios de comunicación on y offline.

El mensaje que se comenzó a insertar en los medios de comunicación a principios de verano, sobre todo en Radio, solicita evitar el no encender fuego bajo ningún concepto, tirar colillas, u otros objetos que puedan provocar la ignición del fuego. En los mensajes publicitarios para radio se dice entre otras consideraciones <<no lo provoques el monte está que arde (…) y nuestra salud chamuscándose si no hacemos todo para evitarlo>> dice la voz en off.

Sin duda es una iniciativa solidaria más de ecoactiva, que pretende recordarnos el peligro de algo contra lo que no podemos luchar con la misma facilidad, que se ha provocado, así que aunque sea de <<perogrullo>> sin fuego no hay incendios.

No debemos olvidar que el cambio climático se sigue acelerando: el pasado junio se alcanzó un nuevo récord en la concentración de CO2 respecto a los meses de junio anteriores, llegando a 416.39 partes por millón de CO2 en la atmósfera, 2.46 ppm más que en junio de 2019 (1), agravando la crisis climática a la que nos enfrentamos. Según un informe publicado por Greenpeace en 2018 sobre el impacto de los incendios forestales en el cambio climático (2), algunos países no supervisan ni informan adecuadamente de las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por los incendios forestales. El informe recoge las opiniones de expertos que señalan que estos incendios contribuyen enormemente al calentamiento global y, de seguir ignorando los impactos climáticos de los incendios, no conseguiremos el objetivo del 1,5°C, recogido en el Acuerdo de París.

En nuestro país, Greenpeace España alertó la semana pasada, a través de un informe (6), que el abandono del medio rural está aumentando la vulnerabilidad de nuestros montes ante los incendios de alta intensidad.“España es el segundo país con más superficie forestal de la UE. El abandono de tierras de cultivo y la falta de gestión de muchas masas forestales ha derivado en un paisaje altamente inflamable. En un contexto de cambio climático, si ese paisaje no lo gestionamos, lo hará el fuego de manera devastadora”, ha declarado Mónica Parrilla, responsable de incendios en Greenpeace España.Precisamente, el pasado 2 de julio, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), presentó su primer informe anual sobre el estado del clima en España (7), que concluye que el calentamiento se está acelerando, aportando datos realmente preocupantes:

  • La temperatura en España ha aumentado 0.3ºC cada década desde los años 60
  • La precipitación media anual España ha experimentado un moderado descenso en los últimos 50 años
  • El año 2019 fue el segundo año más cálido en el mundo y el más cálido en Europa
  • El último decenio, 2010-2019, ha sido el más cálido en la Tierra desde que hay registros
  • Desde los años 80, cada década es siempre más cálida que la anterior

Todo apunta a que este verano vamos a constatar nuevamente que nuestra casa se quema. Que nos estamos chamuscando. Los bosques, que deberían estar actuando como sumideros de carbono y mitigando el cambio climático, están ardiendo y emitiendo así grandes cantidades de gases de efecto invernadero, alejándonos todavía maś del objetivo del Acuerdo de París, de evitar que la temperatura del planeta aumente por encima de 1,5

Los niños toman el mando con Earth Speakr

Earth Speakr es una nueva obra de arte interactiva del artista Olafur Eliasson que tiene como objetivo potenciar la visión de los niños sobre el futuro bienestar del planeta. La obra de arte invita a los adultos y a los actuales responsables de la toma de decisiones y a los líderes mundiales a escuchar lo que los niños tienen que decir. Earth Speakr utiliza la realidad aumentada y consiste en una aplicación gratuita y un sitio web interactivo (www.earthspeakr.art) disponibles en los 24 idiomas oficiales de la Unión Europea. Eliasson ha creado esta obra de arte con motivo de la Presidencia alemana del Consejo de la Unión Europea de 2020.

Hoy se lanza oficialmente Earth Speakr, proyecto que invita a los niños de toda Europa a crear colectivamente una obra de arte para hablar del futuro del planeta.

 Los niños hablan por el planeta
Durante los próximos seis meses, todo el mundo puede descargar la aplicación Earth Speakr y animar su entorno utilizando tecnología interactiva lúdica. Los niños y los menores de 18 años pueden elegir participar dando su voz a cualquier cosa u objeto, sea un árbol, una cáscara de plátano, el cielo o la calle, y hablar en nombre de su entorno local y del planeta. Sus mensajes creativos se compartirán en www.earthspeakr.art y se podrán experimentar en la aplicación gracias a la realidad aumentada (RA).

«Earth Speakr es una obra de arte colectiva que invita a los niños a ser artistas. En lo que Earth Speakr se convertirá, depende de la creatividad e imaginación de los Earth Speakrs. La obra de arte se compone de sus pensamientos y visiones, preocupaciones y esperanzas. Todo lo que creen puede ser lúdico e imaginario, serio o poético. No hay bien o mal, y es fácil para todos participar. Earth Speakr invita a los niños a hablar con el corazón y a participar en la configuración de nuestro mundo y del planeta, tanto en la actualidad como en el futuro», explica Olafur Eliasson.

«Lo que se espera de los niños es que presten atención en el colegio y cumplan las normas. Pero ahora es nuestro turno, como adultos, de escuchar lo que los jóvenes tienen que decir. En Earth Speakr, Olafur Eliasson da a los niños una oportunidad única para desarrollar ideas creativas y reflexivas que tienen el potencial de beneficiar el futuro de todos los europeos. Con sus grabaciones de voz transmitidas en el corazón de la formulación de políticas europeas, Earth Speakr da la palabra a los jóvenes y, por el bien de nuestro futuro común, es mejor que escuchemos atentamente», afirma Heiko Maas, ministro de Asuntos Exteriores de la República Federal de Alemania.

Para incluir a la mayor cantidad de gente posible, Eliasson y su estudio desarrollaron una obra de arte predominantemente digital con el apoyo de un extenso equipo que incluía niños, investigadores y otros especialistas. Earth Speakr está disponible en los 24 idiomas oficiales de la Unión Europea y se puede acceder a él desde todo el mundo. Además, el proyecto se está asociando con una red cada vez mayor de museos, bibliotecas e instituciones educativas, como el Goethe-Institut, para compartir la obra de arte de forma online y en persona cuándo y dónde sea posible en tiempos de distanciamiento social.

Los adultos escuchan al futuro
Earth Speakr amplifica los mensajes de los niños e invita a los adultos y a los actuales dirigentes políticos, creadores del cambio y a los líderes mundiales a escucharlos. En www.earthspeakr.art, los adultos pueden demostrar que los mensajes están siendo efectivamente escuchados al crear las llamadas «Loud Speakrs», es decir, la recopilación de los mensajes usando la realidad aumentada. Loud Speakrs puede colocarse en cualquier lugar de un mapa virtual – en plazas, parques, edificios – para animar a otros a escuchar también. Por ejemplo, algunos de estos mensajes de Earth Speakr son retransmitidos en el edificio Justus Lipsius de Bruselas o en el edificio Europa, en el Parlamento Europeo en Bruselas y Estrasburgo, así como en Berlín en el «Lichthof» del Ministerio Federal de Asuntos Exteriores.

«La vida en la Tierra consiste en la coexistencia de personas, animales, plantas y ecosistemas. Debemos reconocer esta coexistencia y tomar las medidas adecuadas para fomentarla. En los debates actuales sobre la política climática, es crucial que las voces de la próxima generación se escuchen alto y claro, ya que son ellos los que vivirán en el futuro que estamos configurando actualmente.

Mi obra de arte Earth Speakr invita a los niños a hablar por el clima, ya sea con preocupación o esperanza. Con la aplicación Earth Speakr, pueden expresarse a través de cualquier objeto que elijan de su entorno local. La obra de arte une sus voces y amplifica lo que tienen que decir. Nosotros – los adultos, los responsables de la toma de decisiones y los políticos – necesitamos escuchar los mensajes creativos de los niños y tomárnoslos en serio», afirma Olafur Eliasson.

A partir del 1 de julio de 2020, los mensajes de los niños aparecerán en el mapa virtual de Earth Speakr, y Loud Speakrs podrá verse en realidad aumentada en lugares destacados de toda la UE. Para obtener más información y participar en la creación de esta obra de arte, descarga la aplicación Earth Speakr a través Google Play o App Store, visita el sitio web www.earthspeakr.art, y únete a la conversación de @earthspeakr en las redes sociales.

Bonificaciones del 50% del IBI en instalaciones de autoconsumo

  • Una bonificación del 50% del IBI durante 5 años disminuye el periodo de retorno simple de la inversión de 5 a 3 años, dependiendo de la ubicación
  • En muchos municipios con bonificaciones, las condiciones administrativas son tan restrictivas que impiden acceder a ellas de manera sencilla

Un 41% de los municipios españoles de más de 10.000 habitantes ofrece bonificaciones del IBI a las instalaciones de autoconsumo, esto es, 312 municipios que representan un 60% de la población residente en los 753 municipios estudiados (22.437.952 habitantes). Así se desprende de un estudio presentado hoy por la Fundación Renovables y la compañía noruega Otovo, que han llevado a cabo una ampliación y mejora de los informes realizados en 2018 y 2019 que evaluaban y analizaban la situación de los diferentes incentivos fiscales y económicos que los ayuntamientos españoles contienen en sus normativas municipales, con el fin de favorecer y apoyar la instalación de sistemas de autoconsumo fotovoltaico.

Asimismo, se han analizado el IBI y el ICIO conjuntamente, obteniendo que solamente 231 municipios, el 28% de los analizados, lo que representa un 47% de la población estudiada (17.767.360), ofrecen ambas bonificaciones. Además, 87 ayuntamientos ofrecen bonificación únicamente con el IBI, el 12% del total; 170 solamente sobre el ICIO, el 23%; y 263 municipios no ofrecen ningún tipo de bonificación, el 35%.

De esta forma, el informe señala que algunos de los ayuntamientos que ofrecen esta bonificación presentan unas condiciones administrativas o técnicas tan restrictivas y poco coherentes para la obtención de la bonificación, sobre todo en el caso del IBI; que en algunos casos hacen que sea casi imposible tener acceso a ellas. A este respecto, Fernando Ferrando, presidente de la Fundación Renovables, ha indicado: “desde la Fundación, abogamos por una facilitación y agilización de dichos trámites, definiendo adecuadamente en las ordenanzas municipales cómo y bajo qué condiciones se pueden obtener estas bonificaciones, evitando limitaciones o condiciones que no representen la realidad o limiten su obtención”.

De manera complementaria, el análisis económico realizado muestra el impacto positivo y la gran relevancia que tiene la bonificación del IBI en la disminución del periodo simple de retorno de la instalación. En la hipótesis planteada con 3 ubicaciones y escenarios distintos (Lugo, Madrid y Almería), se ha analizado el periodo simple de retorno obtenido sin bonificaciones y con una bonificación del 25% y del 50% del IBI durante los primeros 5 años. Esta última es la más común entre ayuntamientos, la más adecuada y la que contiene un mayor impacto, puesto que el periodo simple de retorno de la inversión de la instalación puede reducirse hasta 5 años y 8 meses en el caso de una ubicación de la instalación en el norte de España (Lugo), y 3 años y un mes en el caso de ubicación en el sur (Almería) para la misma instalación y bonificación sobre el IBI.

Según el análisis, una vivienda de valor catastral de 190.000€ en la Comunidad de Madrid, que tiene un tipo impositivo de 0,483% pagará 917,7€ anualmente, si suponemos que dicha vivienda instala sistemas de aprovechamiento solar con valor de 5.000€, una bonificación sobre el IBI del 50% durante 5 años supondrá, pasados los 5 años, un 46% del coste total de la instalación y un ahorro anual de 459€. En lo referido al ICIO, si suponemos que dicha instalación de energía fotovoltaica en Madrid de 5.000€ tiene un coste de instalación material de 1500€, y un tipo impositivo del 4%, entonces al finalizar la instalación se tendrá que abonar al ayuntamiento una cuantía de 60€. Una bonificación sobre el ICIO del 95% reduciría dicho impuesto a un total de 3€. Lo que supone un ahorro total de 57€ que representa un 0.95% del total de la instalación. Este análisis es un breve supuesto demostrativo, teniendo en cuenta tanto todas las variables económicas como las posibles variaciones de precio de la electricidad a lo largo de los años, pero muestra con claridad la gran influencia que tiene la bonificación del IBI en el tiempo de recuperación de la inversión en una instalación de autoconsumo.

Porcentaje de población de la muestra estudiada por provincia o Ciudad A. con bonificación sobre el IBI

Iñigo Amoribieta, CEO de Otovo en España, ha señalado: “con iniciativas como este estudio esperamos que, entre todos, consigamos que la energía fotovoltaica en nuestro país sea la fuente de electricidad limpia, barata y sostenible que todos sabemos que puede ser. Igualmente, queremos convencer a las administraciones de que unas ayudas claras, sencillas y homogéneas pueden ser más efectivas que una generosa recompensa. El acceso y la sencillez pueden ser mayores facilitadores que el dinero, entendiendo las limitaciones y exigencias que tienen las cuentas públicas en la actualidad”.

Por su parte, Fernando Ferrando, presidente de la Fundación Renovables, ha comentado: “abogamos por la modificación de la Ley Reguladora de Bases de Régimen Local y de las limitaciones de gasto en los ayuntamientos, con el fin y la necesidad de capacitarlos para la movilización y utilización de recursos para ser la base del nuevo modelo energético. Por todo ello, este informe supone una demostración y análisis práctico de la necesidad de que los ayuntamientos lideren y sean el motor, a través de una fiscalidad activa y mejorando la participación ciudadana, el cambio y la descentralización del modelo energético colocando al consumidor en el centro del sistema y brindando a las ciudades mayores posibilidades de autonomía, desarrollo y autosuficiencia”.

Nueva metodología, alcanzando los 753 municipios
En este nuevo informe se actualiza las bonificaciones fiscales existentes en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y el Impuesto sobre Instalaciones, Construcciones y Obras (ICIO) en el ejercicio 2020. Contiene además un breve análisis económico del impacto de la bonificación en el IBI sobre el periodo simple de Retorno de la inversión (PRI). Sin embargo, para el caso del ICIO no es así, ya que esta bonificación es muy pequeña en comparación con la del IBI. El documento recoge las ordenanzas municipales, aplicables en dicho año, de todas las capitales de provincia y aquellos municipios con una población mayor a los 10.000 habitantes, según el censo del año 2020. Esto asciende a una muestra total de análisis de 753 municipios, el 79% del total de la población que reside en España.

 

Tirar basuraleza en la carretera nunca lleva a buen lugar

  • El proyecto LIBERA  renueva su llamamiento contra el abandono de basuraleza en las cunetas
  • Con su campaña ‘Tirar basuraleza en la carretera nunca lleva a un buen lugar’, el Proyecto LIBERA recuerda la importancia de no abandonar basuraleza en las cunetas de las carreteras durante los desplazamientos de este verano.
  • La campaña, apoyada por la Dirección General de Tráfico, va a acompañada de un informe que revela los principales datos del impacto de las basuras en las cunetas

Con la llegada del verano y la denominada ‘nueva normalidad’, los españoles ya están autorizados a desplazarse por todas las carreteras del territorio nacional. En este nuevo contexto, en donde se abre la posibilidad de viajar y de reconectar con la naturaleza, el Proyecto LIBERA, de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, a través de su campaña ‘Tirar basuraleza en la carretera nunca lleva a un buen lugar’, recuerda la importancia de no abandonar residuos en las cunetas durante los desplazamientos de este verano.

Esta campaña, en colaboración con la Dirección General de Tráfico (DGT), va acompañada de un informe que refleja las consecuencias ambientales que conlleva el abandono de basuraleza en las carreteras. Entre ellas destacan el riesgo de incendios, ocasionados por colillas mal apagadas o restos de cristales; el de inundaciones, que se ve acrecentado por la acumulación de basura en las vías de encauzamiento del agua; y el peligro que supone para los conductores y transeúntes al obligarles a evitar estos residuos en la calzada.

Además, el vertido de sustancias tóxicas en los arcenes como termómetros o baterías de coche, aunque constituye tan solo un 6,6% de los deshechos abandonados, deriva en un alto impacto en el entorno. Unos residuos a los que este año se suman grandes cantidades de guantes y mascarillas que están siendo abandonados en lugar de acabar en papeleras o en el contenedor de resto de las casas.

Por otra parte, el informe refleja que la principal fuente de estos residuos son los conductores en un 53% de los casos y los peatones en un 23%. A estos se une la pérdida de cargas en camiones, coches y camionetas, elementos que puedan desprenderse de los vehículos y pérdidas de aceite de los motores.

Como ejemplo de la magnitud del problema en España, LIBERA recuerda que, durante una recogida organizada en julio de 2019, se recogieron 275 kg de basuraleza en tan solo una hora y media de limpieza de 300 metros de una cuneta de la carretera BA-020, (Badajoz a Campomaior). Entre los residuos encontrados: 12 neumáticos (107 kg), un colchón, 18 kg de madera, 18 kg de alambres, así como vidrios, papeles y envases.

“La conciencia ambiental debe forma parte de todos en cualquier situación. La gran diversidad de paisajes que vemos en nuestros trayectos por carretera debería ser un recordatorio de la gran riqueza natural que tenemos en nuestro país y de la responsabilidad que tenemos de mantenerla en buen estado para las generaciones futuras”, señala Miguel Muñoz, coordinador del Proyecto LIBERA en SEO/BirdLife.

Por su parte, Sara Güemes, coordinadora del Proyecto LIBERA en Ecoembes afirma que “es necesario que la ciudadanía reflexione una vez más sobre la forma de relacionarnos con el medio ambiente y de reducir nuestro impacto sobre él. Esta campaña es una herramienta más para incrementar la visibilidad del grave problema que supone la basuraleza, y reflejar que las carreteras son espacios que también deben protegerse”.

Olimpia García

La Comisión Europea no modificará la directiva que protege las aguas europeas

Esta semana la Comisión Europea ha dado la razón a la sociedad civil y ha comunicado oficialmente su decisión de no modificar la Directiva Marco del Agua y de dedicar sus esfuerzos a que los Estados pongan en marcha las medidas necesarias para proteger y mejorar la salud de los ríos, humedales y acuíferos.

La Comisión Europea ha comunicado su decisión de no modificar la Directiva Marco del Agua (Directiva 2000/60/CE) y ha mandado un mensaje claro a los Estados miembros de la Unión Europea: la Directiva Marco del Agua (DMA) es una norma fundamental de la legislación comunitaria para proteger el medio ambiente y debe mantenerse fuerte y ambiciosa como hasta ahora. Un mensaje potente y crucial para los ríos, humedales y acuíferos de toda Europa.

Este mensaje fue transmitido en la reunión de directores del agua de los Estados miembros de la pasada semana y corroborado formalmente en declaraciones a POLITICO del comisario de Medioambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevičius, que considera que la DMA es una pieza fundamental de la legislación ambiental de la Unión Europea y está aquí para mantenerse en su forma actual. El anuncio se ha producido seis meses después de que la propia Comisión Europea concluyera la evaluación tras más de dos años de consultas acerca de esta directiva y afirmara que la versión actual era adecuada para cumplir con sus objetivos.

Esta conclusión es la misma a la que llegaron más de 375.000 ciudadanos europeos que alzaron su voz en defensa de esta norma única en el mundo para la protección de los ríos, humedales y acuíferos, y que demandaban a sus gobernantes mayor ambición y compromiso para cumplir con sus obligaciones de proteger las aguas europeas, uno de los recursos más importantes para la conservación de la naturaleza y el desarrollo económico.

En España, una coalición de 138 organizaciones de la sociedad civil, entre ellas SEO/BirdLife, que mostró su apoyo a esta norma en el Manifiesto en defensa de la DMA en 2019, como parte de la campaña europea #ProtegeTuAgua, ha recibido con gran satisfacción esta decisión por parte de la Comisión Europea.

Consideran que la DMA es una pieza clave de la legislación ambiental europea que tiene por objetivo el conseguir el buen estado de todos los ríos, humedales y acuíferos europeos para el año 2027. A pesar de que aún queda un largo camino hasta lograr estos objetivos, exigen a los Estados miembros que dejen atrás las excusas y se pongan a trabajar para cumplir con estas obligaciones.

Como parte de esta coalición de entidades de la sociedad civil, Julia Martínez, directora de la Fundación Nueva Cultura del Agua, considera que “la decisión de la Comisión Europea es un hito importantísimo en apoyo a esta norma europea única en el mundo, ante las presiones de algunos Estados miembros y grupos de presión que querían rebajar su ambición para poder seguir deteriorando nuestros ríos, humedales y acuíferos”.

Por su parte Roberto González, responsable del Programa de Aguas de SEO/BirdLife, considera que ahora “no se pueden acumular más retrasos, ha llegado el momento de trabajar con generosidad y dar un giro a la política de aguas para poner en valor la acreditada capacidad técnica de nuestro país, proteger y mejorar nuestros ecosistemas acuáticos y detener de forma definitiva la perdida alarmante de biodiversidad que depende de ellos”.

Rafael Seiz responsable de la campaña #ProtegeTuAgua de WWF España concluye que “esta decisión de la Comisión de no modificar la Directiva Marco del Agua después de escuchar la voz de cientos de miles de ciudadanos es esencial para garantizar la seguridad hídrica que nos aportan unas fuentes de agua en buen estado de la que depende nuestra economía, en un escenario incierto después de la crisis sanitaria del Covid-19 y en el que los impactos del cambio climático agravarán los retos a los que ya nos enfrentamos”.

Estas 138 organizaciones que forman parte de la coalición Living Rivers Europe quieren lanzar un claro mensaje de que “esta es una victoria importantísima para la sociedad civil, que ha mostrado su compromiso por la defensa del bien común, y que hoy más que nunca necesitamos una Directiva fuerte que garantice el agua que necesitan las personas y la naturaleza”. Las entidades de la campaña solicitan al Ministerio para la Transición ecológica y el Reto Demográfico que este potente mensaje de la Comisión Europea debe reflejarse reorientando la revisión del tercer ciclo de planificación ya iniciado.

Semana con récord de temperaturas en el Ártico y en otras partes del mundo

  • WWF alerta de la pandemia mundial de los nuevos incendios forestales
  • La organización presenta el informe ‘El planeta en llamas’ y la herramienta interactiva ‘El mapa mundial del fuego’.
  • La ‘nueva normalidad’ de los incendios apunta a que habrá más siniestros, más severos e incontrolables.
  • La solución global es actuar contra el cambio climático.

Nuestro planeta se enfrenta a una creciente emergencia climática que también ha provocado ‘El planeta en llamas’. Con este nombre, el informe de incendios de WWF analiza este año cómo el cambio climático está generando unos incendios muy peligrosos e incontrolables. La organización alerta de que los terribles incendios de 2019, como los del Círculo Polar Ártico o Australia, son una imagen del futuro y representan la “nueva normalidad” en muchas zonas del planeta. La solución global es actuar contra el cambio climático. En España y Portugal es urgente una ambiciosa política de prevención.

WWF alerta de que, al igual que el cambio climático es una amenaza global, el nuevo patrón de los incendios forestales también lo es, y ya hay que hablar de ‘El planeta en llamas’. Los incendios forestales y el cambio climático son dos caras de la misma moneda. Las emisiones debidas a los incendios en 2019 supusieron un repunte a nivel global y se liberaron 7.800 millones de toneladas de CO2, el equivalente a unas 25 veces las emisiones totales de España en un año.

El informe ‘El planeta en llamas’ de WWF, lanzado de forma simultánea en España y Portugal, analiza este ‘año en llamas’ porque 2019 se ha caracterizado por una actividad incendiaria excepcional en términos de severidad y emisiones. La combinación de olas de calor prolongadas, sequías acumuladas y baja humedad unida a una vegetación muy seca y bosques sin gestión está generando incendios mucho más rápidos y de una virulencia nunca vista. Además, los períodos de riesgo se han alargado. Este es el caso de los incendios de Australia, con auténticas tormentas de fuego de más de 1.000ºC que acabaron con la vida de decenas de personas y de más de 1.200 millones de animales. Los incendios de la Amazonia o Indonesia tienen un claro trasfondo socioeconómico, el de la deforestación. El cambio de usos del suelo es el origen de estos incendios, principalmente debido al insostenible sistema alimentario predominante, causante del 75% de la deforestación mundial.

Mención aparte merecen los incendios del Círculo Polar Ártico, donde se acaba de registrar récord de temperaturas con 38ºC, porque no hay precedentes en la historia por su intensidad, duración y latitud. En total, ardieron 5,5 millones de hectáreas que emitieron 182 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera. El Ártico se está calentando dos veces más rápido que el resto del planeta y, como consecuencia, se están generando incendios de alta intensidad. WWF ha reflejado este mapa del fuego en una herramienta online que permite visualizar todos estos superincendios de 2019.

En España se constata que hay menos incendios, con una reducción del 36% entre 2010 y 2019 respecto a la década anterior, y menos superficie quemada. Sin embargo, aumenta la proporción de los grandes incendios forestales (GIF) respecto al total de siniestros, en los que arde el 40% de la superficie total afectada. Además, ha aumentado el riesgo de sufrir oleadas de incendios extremadamente impactantes, muy peligrosos para la población e imposibles de apagar. En 2017 este tipo de incendio vinculado al cambio climático dejó 107 víctimas mortales en Portugal y 4 en Galicia.

En Portugal la situación es aún más grave y es el país europeo más castigado por los incendios forestales, con un promedio anual de unos 17.000 incendios, un 35% más que en España.

El análisis de WWF destaca también la relación directa entre los incendios, la deforestación y las pandemias, porque la destrucción de los bosques, en especial los tropicales como la Amazonia, Indonesia o el Congo, posibilita que los seres humanos entren en contacto con poblaciones de fauna silvestre portadoras de patógenos. En este sentido, Naciones Unidas y WWF coinciden en el concepto One Health porque unos bosques bien conservados se convierten en la mejor vacuna contra zoonosis como el coronavirus.

Lourdes Hernández, experta en gestión de incendios en WWF España, asegura que: “Las políticas contra las llamas tienen que centrarse en una prevención integral, porque los incendios del futuro dependen de las medidas de prevención que apliquemos a partir de ahora. Es un error seguir confiando en las políticas de extinción para apagar fuegos ya que han demostrado ser ineficaces frente a los eventos extremos”.

Y añade: “En España urge la puesta en marcha de las ya aprobadas ‘Orientaciones estratégicas para la gestión de incendios forestales’ por parte del Gobierno central y las comunidades autónomas. Tenemos una oportunidad única para utilizar fondos de la reconstrucción económica y generar empleo en la gestión y adaptación al cambio climático  de nuestra olvidadas masas forestales. Y así reducir la siniestralidad, promover y poner en valor paisajes más resistentes al fuego y mejor adaptados al cambio climático y minimizar el riesgo en las zonas de interfaz. A escala planetaria, urge luchar contra el cambio climático global y poner freno a la deforestación y degradación de los bosques en los trópicos”, concluye Hernández.

Algunos datos de “El Planeta en llamas”

  • Europa: Todo Europa se está ‘mediterranizando’ y los grandes incendios forestales (GIF) han dejado de ser la excepcionalidad para empezar a ser la norma.
  • Amazonia: Algo más del 18% de la selva amazónica original ha sido destruida.
  • Indonesia: El 99% de los fuegos tiene origen humano y están vinculados a procesos de deforestación y cambios de uso del suelo para aceite de palma, papel y pasta de celulosa.
  • África central: La agencia espacial EEUU lo define como un ‘continente en llamas’ porque concentra el 70% de los focos de incendio del mundo.
  • California: Una pesadilla. El año 2019 se declaró el estado de emergencia por la evacuación de más de 200.000 personas y se devastaron cerca de 100.000 hectáreas.
  • Chile: Las tormentas de fuego devoraron 86.000 ha en 2017.
  • Australia: Durante cuatro meses ardieron de manera extrema más de 12 millones de hectáreas, con un gran número de fallecidos y tremendos daños ambientales. En uno de los años más cálidos que se recuerda en el país, por primera vez no ardieron pastizales, sino bosques húmedos templados no acostumbrados al fuego, que llegó a alcanzar temperaturas de 1.000ºC.

Cristina Martín