Casi la mitad de las reservas subterráneas de agua están en mal estado

  • El 44 % de los acuíferos españoles se encuentran en mal estado: el 30 % por contaminación, el 27 % por escasez de agua y un 14 % por ambas causas
  • Hay 353 masas de agua subterránea en mal estado, es decir, más de 140.000 km2 en nuestro país
  • Las Confederaciones Hidrográficas, las Comunidades Autónomas y la oligarquía del campo, entre los principales responsables del problema

 Greenpeace ha presentado hoy, en rueda de prensa, el informe SOS ACUÍFEROS, una radiografía de las 804 masas de agua subterránea que tiene España, y da buena cuenta del problema creciente de nuestras reservas de agua. La investigación, que permite al usuario geolocalizar cualquier ubicación del territorio, deja un balance alarmante: el 44 % de las masas de agua subterránea en España se encuentra en mal estado, según el análisis realizado de los documentos presentados en los planes de tercer ciclo de planificación (2022-2027). Esto supone tener un total de 353 masas de agua subterránea en mal estado. En extensión superficial se superan los 140.000 kilómetros cuadrados, lo que supone un impacto que abarca casi el 40 % de la superficie total que ocupan todas las masas de agua subterránea en España.

El 27 % de las masas de agua subterránea en España se declara en mal estado cuantitativo, es decir, se extrae más agua de la que es capaz de reponer el ciclo natural; el 30 % se encuentran en mal estado químico, o sea que se ha alcanzado un nivel de contaminación (sobre todo por nitratos pero también plaguicidas, metales…) por encima de los niveles máximos para la salud humana; y el 14 % se declara en mal estado cuantitativo y químico. Si una masa suspende en alguno de estos dos parámetros, o los dos, se considera que está en mal estado global.

Entre las principales cuencas analizadas pormenorizadamente, el mal estado general de sus acuíferos es variable pero, en todas, preocupante: Ebro (37 %), Guadiana (85 %), Guadalquivir (52 %), Segura (69 %), Júcar (47 %) y Duero (29,6 %)

“Es evidente que España ha descuidado y sigue descuidando sus aguas subterráneas”, ha declarado Julio Barea, responsable de la campaña de Agua de Greenpeace. “Este descuido llevará a graves problemas en el abastecimiento humano. En España, según el Gobierno, el 30 % de la población se abastece con aguas subterráneas. En la cuenca del Duero, por ejemplo, el 67 % de los núcleos de población se abastece exclusivamente de agua subterránea, lo que significa que el mal estado químico y cuantitativo puede afectar de manera directa al agua del grifo y dejarlos definitivamente sin agua”, ha añadido Barea.

El descuido de las masas de aguas subterráneas es tal que el 22 % de ellas no dispone de un sensor que mida la evolución del nivel del agua (sensor piezométrico) que permita, por tanto, conocer con detalle su estado cuantitativo en base al nivel freático.

Según ha manifestado en la presentación la directora ejecutiva de Greenpeace, Eva Saldaña: “o las Confederaciones Hidrográficas y los gobiernos, del color que sean, empiezan a tomarse este problema en serio o, de seguir con las mismas políticas de despilfarro, agresión y contaminación del agua, este país puede encontrarse en los próximos años con serios apuros para abordar el abastecimiento. Las previsiones de cambio climático para la península auguran un descenso significativo de las precipitaciones y de disponibilidad de agua en superficie y será entonces cuando haya que aprovechar, aún más, las aguas subterráneas”.

Causas del deterioro:

ESTADO CUANTITATIVO (escasez de agua)

El 27 % de las masas de agua subterránea en España está en mal estado cuantitativo debido fundamentalmente a las extracciones masivas realizadas. Afecta a más del 50 % de las masas en las cuencas del Segura, Guadiana y las internas de Cataluña, así como a un tercio en cuencas del tamaño del Guadalquivir, Segura, Duero, Ebro y Júcar.

ESTADO QUÍMICO (contaminación del agua)

El 30 % de las masas de agua subterránea presentan mal estado químico. Afecta a la mayor parte de las masas en las cuencas del Guadiana, Segura, Guadalete y Barbate, Gran Canaria, Tinto, Odiel y Piedras y a un tercio de las del Guadalquivir, Júcar, Duero y Ebro.

  1. CONTAMINACIÓN POR NUTRIENTES.– El impacto por nutrientes es uno de los impactos más extentidos, debido principalmente a un exceso de nitratos por fertilizantes agrícolas no orgánicos, y, cada vez más, a los purines de la ganadería industrial, además de otros compuestos utilizados en la agricultura.
  2. EL IMPACTO DE LAS MACROGRANJAS.– La ganadería industrial tiene un impacto significativo en las masas de agua subterránea. Esta afección destaca entre las presiones significativas de cuencas como la del Ebro, por la saturación de macrogranjas en amplias zonas de Cataluña y Aragón, y en el Segura, con una fuerte concentración en la Región de Murcia.
  3. PESTICIDAS Y PLAGUICIDAS.- Los plaguicidas son una de las fuentes de riesgo también más extendidas y que mayor alarma despiertan, por su afección al ser humano. Afecta al 11% de las masas, con mayor impacto en las cuencas de Cataluña, Júcar, Segura, Guadalquivir, Ebro y Duero, entre otras.
  4. INTRUSIÓN Y CONTAMINACIÓN SALINA.– El 13% de las masas de agua subterránea se encuentran afectadas por intrusión y/o contaminación salina. El exceso de extracciones en los acuíferos costeros produce una intrusión de agua salada al cambiar el flujo del acuífero.
    El problema de las aguas subterráneas con respecto a las superficiales es que la evolución de los acuíferos es muy lenta y, una vez contaminados, puede llevar décadas su recuperación o ser ya irrecuperables. Hay cuencas que ni siquiera plantean iniciar el camino para revertir su situación.

Responsables y soluciones. Demandas de Greenpeace.

Es evidente que a esta situación, tan grave, se ha llegado por la connivencia de responsables, entre ellos el Estado (las Confederaciones Hidrográficas que dependen del Ministerio de Transición Ecológica), las Comunidades Autónomas (sus consejerías de medio ambiente y/o agricultura), la oligarquía del campo (agroindustria, macrogranjas, fondos de inversión…), los sindicatos de regantes, así como las grandes empresas constructoras y distribuidoras, beneficiadas de las actuales políticas de desgobierno.

Nuestro país cuenta con un recurso anual disponible en sus acuíferos de 29.400 hectómetros cúbicos de agua. Esto, en teoría, sería la cantidad de agua total de la que podría disponer al año si se respetase en todas y cada una de las masas de agua subterránea su capacidad de regeneración. Pero desgraciadamente no se cumple. La situación es grave y la emergencia climática la agravará paulatinamente, por lo que Greenpeace urge a la toma de medidas tales como:

  • Superar la política hidráulica tradicional, centrada en la ejecución de grandes obras, y abordar una verdadera transición hidrológica justa que responda al actual contexto de cambio climático.
  • Reducir el consumo de agua, fundamentalmente por el regadío intensivo e industrial, al ser éste el mayor consumidor (80 % del total).
  • Incluir a la ciudadanía en la gestión del recurso agua y de los riesgos hídricos.
  • Implantar regímenes de caudales ecológicos científicamente establecidos.
  • Cerrar el más de un millón de pozos ilegales repartidos por toda la geografía española.
  • Orientar las políticas agrícolas y ganaderas hacia la sostenibilidad y la reducción del consumo.
  • Establecer una hoja de ruta para potenciar la agricultura ecológica y reducir la cabaña ganadera en intensivo en un 50 % para 2030.
  • Adaptar las políticas forestales a las necesidades del país más árido de Europa.
  • Aumentar el presupuesto destinado a la gestión forestal para avanzar en la adaptación de los bosques mediterráneos al cambio climático y, por tanto, en la protección de suelo y agua
  • Cumplir todas las medidas incluidas en el nuevo ciclo de planificación. Los objetivos que se van a dar a Europa para lograr los objetivos medioambientales dependen de que se cumplan las medidas definidas. Muchas de ellas ya estaban incluidas en los planes de segundo ciclo y ni siquiera se han iniciado. España tiene que aprobar los nuevos planes de planificación hidrológica antes de final de año.

Comparativa fotográfica

Además de la investigación, Greenpeace ha realizado una comparativa fotográfica temporal en algunos puntos de la geografía para reflejar la pérdida de agua que ya es visible en superficie. Mostrar en imagen el estado de los acuíferos subterráneos es difícil, pero la situación sobre ellos da cuenta del problema que España tendrá para el abastecimiento si no se toman medidas urgentemente.

Julio Barea | Greenpeace España

Mañana termina el tercer año hidrológico más seco desde que hay registros

A pesar del espejismo de las últimas lluvias, las reservas actuales de agua embalsada apenas superan el 30%

Mañana termina el año hidrológico 2021-2022 (1), y lo hace situándose como uno de los tres más secos de la serie histórica. Se cierra un año hidrológico marcado por olas de calor intensas y con precipitaciones que han sido un 25 % inferiores a la media. Las reservas de agua embalsada están al 32,5 %, las más bajas en los últimos 27 años.

Cabe recordar que el 75 % del territorio español está en grave riesgo de desertificación. Desde mediados del siglo XX, el clima árido, en detrimento del templado, no ha hecho más que avanzar en todo el país a un ritmo de unos 1.500 km² al año (el equivalente a la isla de Gran Canaria o a más de 204.000 campos de fútbol), según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Para el responsable de la campaña de Agua de Greenpeace, Julio Barea: “Es hora de entender que España tiene un grave problema con el agua debido a su mala gestión. Las personas, los ecosistemas y la economía están expuestos a múltiples riesgos por ello. De seguir con las mismas políticas de despilfarro, agresión y contaminación del agua, el país puede encontrarse en los próximos años con serios apuros para abordar el abastecimiento y el reparto de este recurso imprescindible”.

De nuevo, ha habido una falta total de previsión para hacer frente a los periodos secos, como el actual. Y los venideros serán aún peores. Según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), en las próximas décadas la región Mediterránea tendrá menos agua disponible por el descenso de las precipitaciones y el aumento de la temperatura, que producirá mayor evapotranspiración. Como muestra, el periodo entre mayo y agosto ha sido el más cálido y seco de toda la serie histórica y septiembre ha continuado batiendo récords de calor, a juzgar por los datos de la Agencia Estatal de Meteorología. Según el Instituto de Salud Carlos III, este año 3.833 personas han perdido la vida en nuestro país por causas atribuibles a las altas temperaturas registradas en los meses de julio y agosto.

Algunas de las voces más expertas reunidas en la Semana Mundial del Agua, celebrada en Estocolmo en agosto, denunciaban, con preocupación, que se han superado los límites del agua dulce a escala planetaria. Sin embargo, a pesar de este grave escenario, las administraciones españolas siguen considerando España como país rico en agua. En la biodiversidad y el medioambiente, los impactos de la falta de agua son casi irrecuperables. De empeorar la situación, como ya se prevé, la falta de agua afectará gravemente a sectores como la agricultura y la ganadería con serias pérdidas económicas, elevará los riesgos sanitarios y llegará a motivar conflictos sociales por el reparto del agua.

Greenpeace ha salido a la carretera para mostrar, con imágenes, algunos ejemplos de sequía. La organización ha hablado con personas afectadas por la falta de agua y hoy comparte sus testimonios. Son los primeros damnificados de una situación que, si no se actúa de forma urgente y decidida, empeorará sin margen de duda. Sin embargo, la política agraria ha apostado por una agricultura de regadío intensivo e industrial totalmente sobredimensionada y no adaptada al clima mediterráneo.

¿Qué se puede hacer contra la sequía?

Para proteger y garantizar el acceso equitativo a agua de calidad de todas las personas y ecosistemas, Greenpeace lleva años reclamando un cambio en la política hídrica en nuestro país que pase por:

  • Superar la política hidráulica tradicional, centrada en la ejecución de grandes obras, y abordar una verdadera transición hidrológica justa que responda al actual contexto de cambio climático.
  • Luchar contra el grave estado de sobreexplotación y contaminación que sufren nuestras aguas y prestar especial atención a las aguas subterráneas, al ser reservas estratégicas y aún muy desconocidas.
  • Reducir nuestra vulnerabilidad al riesgo de sequía, aminorando la cantidad total de agua consumida, fundamentalmente por el regadío intensivo e industrial, al ser éste el mayor consumidor (80% del total).
  • Incluir a la ciudadanía en la gestión del recurso del agua y de los riesgos hídricos, a través de procesos participativos reales y asambleas ciudadanas.
  • Implantar regímenes de caudales ecológicos científicamente establecidos.
  • Cerrar el más de un millón de pozos ilegales repartidos por toda la geografía española.
  • Orientar las políticas agrícolas y ganaderas hacia la sostenibilidad y la reducción del consumo de agua, a través de una transición hidrológica justa.
  • Establecer una hoja de ruta para potenciar la agricultura ecológica y reducir la cabaña ganadera en intensivo en un 50 % para 2030.
  • Adaptar las políticas forestales a las necesidades del país más árido de Europa.
  • Aumentar el presupuesto destinado a la gestión forestal —que debe centrarse en la planificación y protección de los recursos hídricos— para avanzar en la adaptación de los bosques mediterráneos al cambio climático y, por tanto, en la protección de suelo y agua (gestión ecohidrológica).                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                Si la situación de los embalses es grave, la próxima semana, Greenpeace presentará la investigación “SOS ACUÍFEROS”, con datos sobre el estado de las reservas de agua subterráneas, nuestra garantía de agua para el futuro. La situación, analizada por Datadista para la organización ecologista, es más alarmante de lo que se esperaba.

Julio Barea | Greenpeace España

Llega el Día de las Aves, un fin de semana para disfrutar de la naturaleza en toda España

 Bajo el lema “Disfruta y conoce las aves que te rodean”, el 1 y 2 de octubre SEO/BirdLife celebra el mayor encuentro dedicado a este grupo faunístico con actividades para todos los públicos

El 1 y 2 de octubre SEO/BirdLife anima a la sociedad a celebrar el Día de las Aves, una cita anual para el disfrute y conocimiento de las aves y la naturaleza. En esta edición la organización destaca la información obtenida a través de dos publicaciones que permiten conocer el estado en el que se encuentra la avifauna española: el III Atlas de las Aves en Época de Reproducción y el Libro Rojo de las Aves de España.

Endemismos españoles y europeos

El III Atlas de las Aves en Época de Reproducción en España permite tener información clave para conocer la distribución, tendencias y poblaciones de las 450 especies que se detectan en España en primavera. La publicación ha constatado la presencia de ocho especies de aves únicas a escala mundial y otras 10 a escala europea en nuestro país. De ellas, cinco están amenazadas a nivel europeo e incluso una, la focha moruna, está en peligro crítico de extinción en nuestro país y, por tanto, en toda Europa.

Concretamente los endemismos a escala mundial que se encuentran en España están localizados en los archipiélagos balear y canario como la curruca balear, el mosquitero canario, la paloma rabiche, la paloma Turqué, la pardela balear, el pinzón azul de Gran canaria, el pinzón azul de Tenerife y la tarabilla canaria.

Mientras que a escala europea los endemismos que se encuentran en España son especies de diferentes hábitats como la alondra ricotí, la avutarda hubara, el bulbul naranjero, el corredor sahariano, la focha moruna, la ganga ortega, el herrerillo canario, el vencejo cafre, el vencejo moro y el zarcero bereber.

Toda esta información se puede encontrar en la citada publicación online que ya se ha convertido en una herramienta imprescindible para investigadores, divulgadores, administraciones y público en general que trabaja por y para la conservación de las aves.

Especies críticas o en peligro

El Libro Rojo de las Aves de España por su parte señala que el 56 % de las especies de aves evaluadas en España presentan problemas de conservación y 90 de ellas se encuentran dentro de categorías de amenaza de la UICN. Entre las especies que corren un mayor riesgo de extinción destacan las catalogadas como “En Peligro Crítico”, como el urogallo, el escribano palustre o la pardela balear. O especies que han entrado a formar parte de la lista de las catalogadas como “En Peligro”, como es el caso de la codorniz común, el aguilucho pálido o el alcaudón real.

La publicación apunta a una insuficiente protección de la avifauna española: falta de planes adecuados de gestión y una urgente necesidad de adecuación del Catálogo Español de Especies Amenazadas y de los catálogos regionales. De las 22 especies contempladas en el Catálogo Español de Especies Amenazadas como En Peligro de Extinción, solo siete de ellas tienen una Estrategia de Conservación aprobada como indica la legislación.

Además, entre las principales amenazas, figura por primera vez el cambio climático junto con la contaminación, la alteración de los ecosistemas y las prácticas agropecuarias intensivas. Hay que tener en cuenta que España tiene una gran responsabilidad en la conservación de algunas especies endémicas, especialmente de las aves del archipiélago canario, como el pinzón azul de Gran Canaria o la paloma rabiche. Pero también de aquellas otras en las que dentro de un contexto europeo en España se encuentras las poblaciones más numerosas y mejor conservadas, como el caso de la alondra ricotí, la ganga ibérica o las rapaces necrófagas.

Una celebración abierta a la participación

Como en otras ediciones del Día de las Aves la organización de actividades, rutas, talleres, actividades infantiles o puntos informativos está abierta al público. Solamente es necesario inscribirse en este formulario de participación del Día de las Aves 2022

El listado se ampliará próximamente a otras provincias. Consultar el mapa actualizado de eventos, fechas y horarios AQUÍ:

El turismo puede y debe ser más sostenible e inclusivo

Mañana se celebra el Día Mundial del Turismo y SEO/BirdLife recuerda la importancia del turismo de naturaleza como herramienta de desarrollo inclusivo. La organización apuesta claramente por iniciativas novedosas como Banoffee y Pancake impulsando el desarrollo de herramientas y materiales para enriquecer el acceso a la naturaleza a las personas sordas como la creación del nombre de 60 aves en lenguaje de signos.

Poner en marcha un turismo más verde, más inteligente y más seguro es uno de los retos que se ha marcado la Organización Mundial del Turismo (UNWTO-OMT) para celebrar el Día Mundial del Turismo este año. Un objetivo nada fácil de conseguir, pero en el que SEO/BirdLife lleva trabajando desde hace varios años a través de iniciativas como Iberaves con la publicación de un documento de posición que sigue más vigente hoy que nunca ‘Cambio del modelo turístico post Covid-19: Turismo de naturaleza y ecoturismo, la clave’

Una publicación que pretende guiar en la recuperación del sector turístico con el necesario cambio profundo de modelo, para alinearse con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y contribuir así a la recuperación social y ambiental y que SEO/BirdLife considera que no se está acometiendo con la urgencia que merece.

“Consideramos que las actuaciones presentes y futuras relativas al sector turístico, así como los fondos de recuperación que se destinen, deben actuar como herramienta de desarrollo que permita superar los retos ambientales y sociales”, afirma Ramón Martí, director de Desarrollo Institucional de SEO/BirdLife, y añade, “proporcionando oportunidades al mundo rural a la vez que se promueven exclusivamente aquellos proyectos turísticos responsables y sostenibles”.

Observatorio de avesEl turismo de naturaleza por un crecimiento inclusivo

“Dando un paso más en la apuesta por un sector turístico de naturaleza que aporte beneficios que puedan favorecer a los profesionales, las comunidades locales y toda la sociedad, venimos trabajando en el apoyo a ese sector centrando nuestro trabajo en la formación y la promoción de unas prácticas responsables” afirma Cristina Sánchez, delegada de SEO/BirdLife en Cataluña y a cargo de Iberaves turismo ornitológico responsable.

Son muchas las herramientas y productos que el profesional o el turista interesado puede encontrar en la página web de la organización, recursos gratuitos y accesibles como cursos de formación, manuales de buenas prácticas o códigos de conducta disponibles también para instituciones, administraciones y entidades que trabajen por fomentar esa opción turística y sus posibilidades de generación de empleo y riqueza a nivel local, a la vez que fomentan el respeto a la biodiversidad y la importancia de su conservación.

Recientemente se han presentado los resultados del proyecto BANOFFEE (Birds and Nature Open for Full Fruition, Empowering Everyone) una iniciativa internacional en la que ha participado SEO/BirdLife y que ha creado un conjunto de herramientas y productos dirigidos a facilitar la inclusión de las personas sordas en la naturaleza, en las reservas naturales y en sus salidas al campo a observar aves. La iniciativa ha contribuido de manera innovadora al léxico de cinco lenguas de signos en cinco países, identificando o facilitando la creación de signos para 60 especies de aves comunes en Europa.

También, y como resultado del proyecto, se ha creado un Manual para Mejorar la Accesibilidad en los Centros de Información y Reservas Naturales que tiene como objetivo orientar en el diseño y creación de centros adecuados para las personas sordas. A este hay que sumar un test de autoevaluación para la inclusividad de las personas sordas en las reservas naturales.

En la misma línea continua el proyecto europeo Pancake desarrollando signos para algunas especies de plantas comunes a varios países, y vídeos descriptivos de las mismas signados.

Además, a esta apuesta por un turismo de naturaleza más sostenible SEO/BirdLife ofrece a lo largo del año una amplia oferta de viajes, excursiones y actividades en la naturaleza como viajes internacionales para conocer la riqueza ornitológica de Gambia o algo como más cercano como una excursión a la selva de Irati y las Bardenas Reales, todas ellas respetuosas con el medio ambiente y su entorno.

El 92 % de las ayudas europeas para implementar Zonas de Bajas Emisiones se están usando

Greenpeace ha evaluado las ayudas europeas a municipios para la implantación de Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) y la transformación digital y sostenible del transporte urbano. A través de «La Lupa Verde», el observatorio social y ambiental de Greenpeace para el Plan de Recuperación, se han analizado casi un centenar de proyectos de una veintena de ciudades, con un resultado positivo. Un 92 % de las inversiones analizadas contribuye positivamente a la descarbonización, mientras que solo un 3 % son consideradas contraproducentes o negativas en términos sociales y ambientales.

Estas líneas de ayuda se dirigen a municipios de más de 50.000 habitantes y capitales de provincia, justo aquellas donde la Ley de Cambio Climático y Transición Energética obliga a implementar nuevas ZBE antes de 2023. El objetivo del programa es acelerar la mejora de la calidad del aire y contribuir a la descarbonización del transporte urbano, haciendo más atractivo el uso del transporte colectivo y de la movilidad activa (bicicleta o a pie) y reduciendo el uso del coche en el centro de las ciudades.

Precisamente es el transporte público quien más se beneficia de estas ayudas: un 75 % de los fondos se dedican a este sector, sobre todo a la compra de autobuses eléctricos y bases de recarga. Greenpeace valora positivamente este reparto, aunque advierte de que semejante inversión debe ir acompañada de un cambio real en el modelo de transporte.

“Tras años enriqueciendo a los fabricantes de coches con dinero público y ‘planes renove’, por fin los gobiernos entienden que la transición verde pasa por invertir en más y mejor transporte público. Esperamos que estos fondos tengan como resultado un cambio en el modelo de ciudad para hacerlo no solo más limpio, sino también más equitativo y cercano. El Día sin Coches nos recuerda que las ciudades más habitables son aquellas que tienen menos tráfico, y por tanto menos ruido y contaminación y más facilidades para moverse andando, en bici o en transporte público”, ha afirmado Adrián Fernández, responsable de la campaña de movilidad de Greenpeace.

Menos coches y más limpios

Pese al buen resultado de este análisis, Greenpeace denuncia que unas pocas ciudades han incluido proyectos poco sostenibles en la convocatoria. Entre las ciudades con proyectos ‘insostenibles’ figuran Pamplona, Tarragona, Almería o Alcorcón (Madrid) por haber proyectado varios aparcamientos considerados “disuasorios” a pesar de estar ubicados cerca del centro de la ciudad, lo que acaba atrayendo más tráfico rodado.

Greenpeace recuerda que estas ayudas deben contribuir al objetivo establecido en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) de reducir un 35% el tráfico privado para ayudar a mitigar las emisiones contaminantes y de gases de efecto invernadero, reducir los niveles de ruido, mejorar la calidad de vida de las ciudades y facilitar el desarrollo de la movilidad activa en los entornos urbanos.

“Todavía algunos ayuntamientos confunden la movilidad sostenible con promover el coche eléctrico o poner patinetes en las calles. Los objetivos climáticos son claros: necesitamos coches más limpios y eléctricos, pero sobre todo necesitamos menos coches. Hay muchas familias que vivirían mejor si no tuvieran que dedicar gran parte de su sueldo para llenar el depósito con combustibles fósiles”, ha apuntado Fernández.

Para analizar esta perspectiva social, esta tarde Greenpeace Internacional ha organizado un debate en Twitter Space con motivo del Día sin Coches, donde se abordarán qué políticas hacen falta para lograr un sistema de movilidad más justo social y ambientalmente.

Adrián Fernández | Greenpeace

Cuatro municipios españoles consiguen la certificación Residuos Cero

Los municipios de El Boalo, Cerceda, Mataelpino en la Comunidad de Madrid y Torrelles de Llobregat en Cataluña se convierten en los primeros pueblos Certificados Residuo Cero de España con la acreditación de una estrella para el municipio madrileño y tres para el catalán. Los dos ayuntamientos han pasado por un proceso de auditoría ejecutado por una persona externa, designada por la Mission Zero Academy (MIZA).

La Certificación de Ciudades y Pueblos Residuo Cero es un estándar europeo de certificación evaluado por terceros, desarrollado por la organización no gubernamental Mission Zero Academy (MiZA) e impulsado por Zero Waste Europe, cuyo objetivo es acelerar la transición hacia el  residuo cero y la implementación de la economía circular en los pueblos y ciudades europeas, a nivel local.

Amigos de la Tierra ha sido la organización que ha dado soporte al Ayuntamiento de El Boalo, Cerceda y Mataelpino, y quien ha ayudado a implementar las medidas residuo cero. La asociación ecologista ha identificado las iniciativas puestas en marcha a lo largo de los últimos años, entre otras, el impulso del compostaje descentralizado (doméstico, comunitario y  avicompostaje), el servicio Reutiliza o la recogida selectiva “Puerta a Puerta” en viviendas, comercios y hostelería. A su vez, Amigos de la Tierra ha auditado las acciones del municipio de Torrelles de Llobregat.

Por otro lado, Rezero ha sido la organización mentora de Torrelles de Llobregat, municipio que cuenta con más de 15 años en la implantación de recogida puerta a puerta a todo el municipio, incluída la materia orgánica, a todo tipo de usuarios -hogares y pequeños negocios-. Además, Rezero ha sido auditora de El Boalo, Cerceda, Mataelpino.

Ambas organizaciones llevan años impulsando y reivindicando unas políticas Residuo Cero para incidir en el modelo de producción y consumo actual, que reduzcan la generación de residuos, así como la extracción de recursos naturales, y que contribuyan a hacer frente a la crisis climática y ecológica actual. Por este motivo consideran vital que desde el ámbito local se implementen este tipo de medidas.

La Certificación Residuo Cero está compuesto por 5 pasos: (i) la expresión de interés en ser Residuo Cero por parte del municipio, (ii) la adquisición del compromiso de serlo- fase de candidatura, (iii) la implementación de este sistema, (iv) su certificación y (v) la realización de mejoras anuales. La superación de cada uno de estos pasos se da con el apoyo y asesoramiento de entidades expertas en los campos de gestión de residuos y recursos. La evaluación para la certificación se desarrolla en torno a un sistema de puntuación, que incluye criterios obligatorios y criterios puntuables.

Los criterios puntuables se califican según la ambición y el impacto de cada política implementada. La suma de los puntos define el nivel de certificación del municipio y su posterior número de ‘estrellas’.

Posteriormente a la Certificación, los municipios deben realizar un monitoreo de su actividad y mejoras anuales para potenciar los resultados alcanzados. Cada 3 años están sujetos a nuevas auditorías para confirmar su estado en la Certificación, con la posibilidad de subir de nivel, alcanzando un máximo de 5 estrellas.

Amigos de la Tierra y Rezero, ambas organizaciones con una amplia experiencia en acciones residuo cero, están acreditadas por Mission Zero Academy (MiZA) y por Zero Waste Europe para acompañar a los municipios interesados en este nuevo proceso de certificación y que puedan situar su pueblo o ciudad, sin importar el tamaño, en el mapa residuo cero europeo que crecerá en los próximos años. Ahora se unen El Boalo-Cerceda-Mataelpino (Madrid) y Torrelles de Llobregat (Catalunya) a los pueblos y ciudades europeas que se han certificado en este mismo año: Bled, Gorje (ambos en Eslovenia) y Capannori (Italia).

Marian Lorenzo, Responsable de recursos naturales y residuos de Amigos de la Tierra Comunidad de Madrid, apunta que “estos pueblos están marcando el camino a seguir. Es emocionante ver cómo crecen y se desarrollan estas iniciativas con participación ciudadana y voluntad política haciendo frente con imaginación y convencimiento a las dificultades externas. Animamos a otros pueblos y ciudades a que se sumen a este cambio, una transformación indispensable que en el corto y medio plazo dará sus frutos”.

Javier de los Nietos, Alcalde de El Boalo, Cerceda y Mataelpino, y Presidente de la Asociación Nacional Composta en Red, ha destacado  “la importancia de la puesta en marcha de este nuevo sistema de certificación para mejorar e impulsar el compromiso de todos los municipios con una gestión más sostenible de sus residuos y de sus recursos”.

Rosa García, Directora de Rezero, expone que “la certificación de Ciudades y Pueblos Residuo Cero es un programa útil para los municipios que quieren hacer frente a la emergencia climática, porque es una gran herramienta para avanzar tanto para los que están al principio del camino hacia el residuo cero como para los ya experimentados. Asimismo es una oportunidad para reconocer el esfuerzo de municipios comprometidos desde hace años (como Torrelles de Llobregat).”

Desde Torrelles de Llobregat, Ignasi Llorente, segundo teniente Alcalde declara “la necesidad de continuar trabajando en la reducción y reutilización de residuos, siendo necesario hacerlo de una forma precisa y continuada en el tiempo. Por este motivo las auditorías son una buena herramienta para dirigir esfuerzos a medidas concretas”.

Kaisa Karjalainen, Coordinadora de la Mission Zero Academy (MIZA) indica que el “tener a dos municipios que dan el salto y consiguen la certificación Zero Waste Cities es una prueba de que las políticas ambiciosas en materia de residuos dan buenos resultados en diferentes partes de España. Doy mi enhorabuena, a los dos municipios por ser los primeros en lograrlo en España y gracias también a las entidades mentoras acompañantes en el proceso (Rezero y Amigos de la Tierra) por su apoyo para lograr que esto suceda. Esperemos que estos ejemplos inspiren a otras ciudades españolas a comenzar su viaje al Zero Waste.”

Teresa Rodríguez | Amigos de la tierra

Hugo Pérez Cabaleiro comprometido con la lucha contra la basuraleza en el Camino de Santiago

El influencer gallego se suma al proyecto pionero de concienciación medioambiental Camino del Reciclaje de Ecoembes que busca proteger el entorno natural de esta emblemática ruta realizando tres etapas del Camino Francés junto a su perra Roma.

El influencer gallego, Hugo Pérez Cabaleiro, conocido por su participación en “Gran Hermano” y “La Isla de las Tentaciones”, ha realizado estos días junto a su perra Roma tres etapas del Camino Francés para unirse a la campaña Camino del Reciclaje. A través de esta iniciativa, Ecoembes, la organización sin ánimo de lucro que coordina el reciclaje de envases en España, reivindica la importancia de concienciar a los miles de peregrinos que cada año recorren esta emblemática ruta de mantenerla libre de basuraleza. Para ello, en los Ecoalbergues se les hace entrega de bolsas reutilizables hechas con botellas de plástico recicladas para que puedan recoger toda la basuraleza que encuentren en cada etapa.

“El Camino del Reciclaje ha sido una experiencia muy bonita y especial. En primer lugar, por ir acompañado de Roma, con quien comparto mis días y mil aventuras y, también, por hacer algo que me encanta mientras ayudo en la concienciación sobre el reciclado a los demás peregrinos, consiguiendo así sumar nuevos ecoperegrinios”. Además, añade “Esta parte, además de un éxito, ha sido una sensación muy reconfortante, ya que otros peregrinos me aplaudían y muchos se sumaban a llevar sus bolsas y recoger basuraleza. Eso de verdad que fue increíble. Era la tercera vez que hacía el Camino Francés y la sensación de llegar a Santiago siempre es emocionante, me pone la piel de gallina y los ojos vidriosos. Esta tercera vez lo hacía con otro cometido diferente, pero muy orgulloso, porque siempre en mi casa se me ha dado una educación basada en lo primordial de cuidar el medio ambiente, es una labor que no cuesta a la vez que es tan necesaria. Sin duda, un Camino muy especial que siempre recordaré”.

Por su parte, Carolina Martín, responsable del proyecto Camino del Reciclaje en Ecoembes, ha destacado que “contar con personas tan comprometidas como Hugo ensalza la labor de este proyecto y reivindica la importancia de preservar un paraje tan emblemático como es el Camino de Santiago. El valor de estas acciones sirve como ejemplo para que cada vez sean más los peregrinos que, como Hugo, colaboren año tras año en la lucha contra la basuraleza, el fomento del reciclaje también fuera del hogar y trasladen estos gestos a las generaciones venideras”.

555 ecoalbergues comprometidos con el reciclaje

En esta edición ya son 555 ecoalbergues los que participan en las siete comunidades (Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León, La Rioja, Navarra y País Vasco) donde se desarrolla la iniciativa. Para ello, Ecoembes ayuda a los hospitaleros a que conviertan sus hospedajes en albergues sostenibles con un kit que está compuesto, entre otras cosas, de carteles didácticos, papeleras amarillas (latas, briks y envases de plástico) y azules (papel y cartón), un sello identificativo para el albergue como colaborador de la campaña (EcoAlbergue), Compostelas del Ecoperegrino y bolsas reutilizables fabricadas con PET reciclado para entregar a los peregrinos y evitar así la basuraleza.

En concreto, en esta edición se han repartido más de 55.000 bolsas reutilizables hechas con PET reciclado para que las repartan a todos los EcoPeregrinos que se hospeden en sus instalaciones con el objetivo de fomentar el reciclaje y la lucha contra la basuraleza en el Camino de Santiago.

Plantación de árboles autóctonos gracias a las Compostelas del EcoPeregrino

Un año más, Camino del Reciclaje ha mantenido la Compostela del EcoPeregrino, a través de la cual premia el compromiso de los peregrinos con el reciclaje y devuelve a la naturaleza lo que nos regala. Es por ello, que cada peregrino que suba una foto a Instagram o Twitter de su Compostela del EcoPeregrino con tres sellos (que podrán obtener en los Ecoalbergues participantes del Camino Reciclaje durante los meses de junio a octubre) con el hashtag #EcoPeregrino, se plantará un árbol autóctono en una zona determinada.

Gracias al compromiso de los EcoPeregrinos se plantaron el pasado año más de 600 árboles autóctonos en el municipio de Cerdedo-Cotobade (Galicia) y 300 especies autóctonas en el municipio de El Franco (Asturias).

Carlos Monleón gana el tokens digital para concienciar sobre el cuidado del agua

El proyecto Wetcoin.eth, del artista madrileño Carlos Monleón, se ha convertido en el ganador de la primera edición de la Beca Arte y Tecnología, impulsada por Etopia Centro de Arte y Tecnología a través de la Fundación Zaragoza Ciudad Conocimiento y del Ayuntamiento de Zaragoza, en colaboración con la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Lleida (UdL), Homesession Arts Visuals de Barcelona y el Centro de Arte la Panera. Un certamen que crea así un nuevo circuito para el arte digital entre estas tres ciudades, con una importante proyección internacional.
Wetcoin.eth, arte digital al servicio del cuidado medioambiental

El proyecto premiado por la Beca Arte y Tecnología, titulado Wetcoin.eth, es una reflexión sobre los diversos métodos de reparación del agua que propone modelos de distribución, organización y generación de capital social entorno a su cuidado, utilizando tecnologías y principios del blockchain y de la web.3. Su autor, Carlos Monleón, cuestiona las actuales lógicas del water management para proponer modelos de custodia de los bienes comunes tanto físicos como digitales, alineados con los ciclos de vida planetarios. Como resultado, su obra propone un circuito de reparación de un caudal de agua, cuyo tratamiento sea documentado mediante procesos de la imagen experimentales para su seguimiento y registro de sus distintas fases mediante tecnologías del blockchain, generando un “token» que incentive y genere valor en torno al cuidado de los bienes comunes y ambientales.

“Este proyecto tan esperanzador merece su éxito ante el jurado por su tratamiento innovador de la web.3 y la tecnología blockchain para tratar aspectos relacionados con ecología y nuestra relación con el agua. El reconocimiento a Wetcoin.eth ha valorado especialmente su incidencia e impacto en el imaginario colectivo, el interés del tema de investigación, el valor artístico y la singularidad de la creación que propone, así como su significativa aportación en el contexto de crisis climática”, afirman desde Etopia.

Así pues, la obra de Monleón ha conseguido destacarse entre las cuatro candidaturas seleccionadas como finalistas, firmadas por el francés Stéphane Bissières, en el cuarto puesto; la anglo-española Patricia Echevarría en tercera posición, y la artista e investigadora británica con formación en computación cuántica Libby Heaney, que ha sido reconocida en segunda posición.

El jurado ha estado formado por la profesora de la Escuela Politécnica Superior de la UdL y coordinadora del Grado en Diseño Digital y Tecnologías Creativas, Rosa Mª Gil Iranzo; Blanca Pérez, comisaria de arte digital y nuevos medios, además de responsable del programa de residencias de Etopia; Elena Giner responsable de contenidos en Etopia; Danilo Pioli, representando a la organización de Homesession Arts Visuals, y la responsable de programas públicos del Centre d’Art la Panera, Roser Sanjuan.

Apoyo económico y académico al arte digital

El premio de la Beca Arte y Tecnología supone ya en sus inicios un alto reconocimiento nacional e internacional, además de una dotación de 8000 euros y todos los gastos de alojamiento para estancias de investigación cubiertos. El objetivo es incentivar el desarrollo de un proyecto de investigación y producción con el asesoramiento de investigadores y docentes especializados de la Universidad de Lleida, ofreciendo la posibilidad de tutorización durante todo el proceso de producción así como las herramientas y espacios que ofrecen tanto Etopia como el resto de los centros organizadores.
La primera edición de la Beca Arte y Tecnología promovida a través de la Fundación Zaragoza Ciudad Conocimiento y del Ayuntamiento de Zaragoza, se convierte así en un nuevo punto de encuentro internacional para investigadores y artistas, impulsado a Etopia Centro de Arte y Tecnología con un espacio de referencia para la comunidad artística y para el público que busque alimentar su curiosidad por las nuevas formas de creación vanguardista.
Etopia Centro de Arte y Tecnología

Etopia es un centro internacional de cultura contemporánea, taller para creadores y tecnólogos, espacio de formación especializado en la intersección entre arte y tecnología, laboratorio de ideas para la ciudad digital e incubadora de empresas. Impulsado por el Ayuntamiento de Zaragoza, en sus casi 10 años de trayectoria el centro se ha convertido en un lugar donde toda persona curiosa es bienvenida a acudir, reflexionar y disfrutar a través de una mirada crítica sobre el arte y la tecnología. Es un espacio único, donde el conocimiento se comparte y el aprendizaje es continuo.

Etopia colabora con otras instituciones como la Fundación Zaragoza Ciudad Conocimiento (FZC), con el fin de dotar a este espacio de contenidos disruptivos relacionados con el arte, la tecnología, la ciencia y el emprendimiento empresarial.

El Proyecto Libera presenta la sexta edición de ‘1m2 por las playas y los mares»

El Proyecto LIBERA, de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, presenta la sexta edición de ‘1m2 por las playas y los mares’, la campaña de movilización ciudadana para caracterizar y recoger la basuraleza de 289 puntos de España. El objetivo de esta iniciativa, que se organiza entre el 17 y 25 de septiembre, es conocer el impacto de la basuraleza en los espacios naturales, en este caso las costas y los mares, así como liberarlos de estos residuos, analizar sus efectos en el medioambiente y sensibilizar sobre esta problemática.

La celebración de esta campaña coincidirá con el Día Internacional de Limpieza de Playas, que se conmemora el próximo sábado 17 de septiembre. Los voluntarios de las diversas organizaciones, entidades y asociaciones participantes se encargarán de caracterizar la basuraleza recogida en los diferentes puntos costeros y fondos marinos con el fin de proponer estrategias que tengan una proyección eficiente para terminar con este problema ambiental.

Entre los 289 puntos en los que se organizarán las acciones, destacan, entre otros, la playa de Torre de la Higuera, en el Parque Nacional de Doñana (Huelva); la Isla de Ons, en el Parque Nacional Islas Atlánticas de Galicia (Pontevedra); playa Honda (Tenerife) o el Parque Natural de la l’Albufera-Devesa (Valencia).

Esta sexta edición de ‘1m2 por las playas y los mares’ reúne la participación de organizaciones colaboradoras como los buceadores de la Red de Vigilantes Marinos, de la ONG Oceánidas, o de la Federación Española de Actividades Subacuáticas (FEDAS). Además de otros colectivos como Cruz Roja Española, Asociación Hombre y Territorio, Asociación Parque Dunar Matalascañas, Asociación Promemar, Asociación Terramare, ADESP, Alnitak, Mater, Asociación Región de Murcia Limpia, o ANSE.

Por otro lado, el día 24, S.M. La Reina Doña Sofía, a través de la Fundación que lleva su nombre, participará en la suelta de una tortuga en Andratx (Mallorca) y visitará una recogida organizada por buzos en la isla Dragonera.

El uso de la app MARNOBA, diseñada por la Asociación de Vertidos Cero y KAI Marine Services, permitirá, como en cada edición, que las personas voluntarias puedan categorizar los residuos encontrados. Al final de la campaña, estos datos se unirán a los más de 670.000 objetos registrados por LIBERA desde 2017 en el ‘Barómetro de la Basuraleza’, y se introducirán en la base de datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de España (MITECO).

En la pasada campaña se registraron 6,7 toneladas de basuraleza de las costas españolas gracias a la participación de más de 4.500 personas voluntarias. A partir de esta cantidad, se caracterizaron 61.483 residuos, siendo las colillas, las latas de bebida, las pajitas, los cubiertos y los vasos de plástico los objetos más encontrados en 2021.

“Estamos otro año más poniendo el foco en un grave problema para la salud de los océanos. Gracias a todas las personas que nos acompañan a visibilizarlo avanzamos hacia su conocimiento, pero necesitamos más acciones que acaben con las basuras marinas. Cada año 11 millones de toneladas métricas de plástico acaban en el océano. Confiamos en que el Grupo de Trabajo de la ONU consiga cerrar el primer tratado internacional para frenar la contaminación por plásticos el próximo mes noviembre” comenta Miguel Muñoz, coordinador del Proyecto LIBERA en SEO/BirdLife.

“El compromiso, la sensibilización y la concienciación colectiva de los participantes generan un impacto tan favorable como importante en nuestros entornos naturales, por lo que una alta participación en esta campaña generará un efecto positivo para las costas españolas. Desde el Proyecto LIBERA queremos agradecer a todas las asociaciones, organizaciones, entidades y voluntarios que participarán en la sexta edición de ‘1m2 por las playas y los mares’”, afirma Sara Güemes, coordinadora del Proyecto LIBERA en Ecoembes.

Medidas para prevenir la contaminación del río Jarama en Coslada

 El proyecto LIMPIA RÍOS SALVA OCÉANOS y el ayuntamiento de Coslada (Madrid) trabajan para poner freno al problema de los residuos higiénicos
3,5 toneladas de residuos higiénicos, fundamentalmente toallitas húmedas, es la cifra que voluntarios y voluntarias han retirado de la ribera del río Jarama dentro del marco del proyecto LIMPIA RÍOS SALVA OCÉANOS (LRSO) de Biotherm y Fundación Ecoalf con la colaboración del Proyecto LIBERA de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes.

Este tipo de residuos suponen un 30% del total de residuos retirados y caracterizados por los participantes en las actividades de recogida. En las orillas del Jarama se acumulan bastoncillos, toallitas, compresas, salvaslips o tampones. Todos estos residuos que se desechan incorrectamente por el WC son perjudiciales para el medio ambiente y nuestra salud.

Ante esta realidad, el proyecto LIMPIA RÍOS SALVA OCÉANOS, con la colaboración del ayuntamiento de Coslada, identificó los puntos negros desde los que se realizan este tipo de vertidos al río y proyectó la instalación de cestas de captación, unos elementos que dejan pasar el agua, pero atrapan los residuos sólidos de tamaño mediano y pequeño.

Se han instalado 10 redes de captación, 8 con una capacidad de hasta 300 kg cada una y 2 con una capacidad de hasta 500 kg cada una. Una vez llenas, se recambiarán por otras vacías. Por tanto, el sistema tiene la capacidad de retener hasta 3,4 toneladas por recambio de redes, lo que, al año, va a vitar que lleguen al río unas 17 toneladas de toallitas. Además, para conocer mejor el tipo de residuo higiénico, se analizarán los componentes de las cestas una vez llenas, pudiendo llamar la atención a la ciudadanía sobre el uso de ciertos productos.

Alberto Remacha, coordinador del proyecto en SEO/BirdLife señala que “El Jarama es un cauce sometido a una gran presión demográfica y muy castigado en gran parte de su recorrido. Este proyecto da la oportunidad a la ciudadanía de entrar en contacto directo con él, conocer sus amenazas y contribuir a su conservación, ya que la mayoría de las actuaciones están abiertas a la colaboración” y añade: “Desde el Proyecto LIBERA consideramos de gran importancia conservar espacios naturales cercanos a grandes urbes, como es este caso, por su gran potencial de sensibilización, el disfrute que pueden hacer de ellos miles de personas, y los refugios que suponen para especies de flora y fauna”.

Impactos de los residuos higiénicos
Ya sea por el material con el que se fabrican o por las características del mismo y su capacidad de biodegradación en el medio, los residuos higiénicos desencadenan una serie de impactos en la salud, las especies y los ecosistemas. Por ejemplo, las toallitas, que tienden a enredarse en el barro, pequeñas ramas y otros posibles residuos y forman montículos dentro del lecho haciendo que el agua se mueva más lentamente. Estas estructuras también obstaculizan el paso de algunas especies acuáticas como peces e invertebrados. Que las aguas se muevan más lentamente también contribuye a un aumento de la temperatura del agua y a que los nutrientes se transporten más lentamente afectando así a todo el ecosistema.

Pero ¿cómo terminan estos residuos en el cauce del río? El problema reside en los momentos de grandes lluvias, cuando el agua de las calles se junta con las aguas de los hogares y satura un sistema que, para evitar el colapso y la rotura, devuelve los residuos al río. A este problema se le une el mal uso que hacen las personas del WC, por el que tiran residuos no degradables, que atascan tuberías y depuradoras y supone un gasto de millones de euros anuales en su limpieza.

Soluciones al problema
Un simple gesto cotidiano como tirar de la cadena puede estar asociado a malas prácticas que tienen consecuencias negativas en nuestra salud y en el medioambiente. Es necesario promover un cambio radical de comportamiento, y para ello es imprescindible informar, educar y concienciar sobre estos problemas a la ciudadanía.
Tanto las administraciones públicas, como las empresas y organizaciones ambientales son piezas claves para contribuir a este esfuerzo colectivo. El sector industrial es también una pieza clave para contribuir a un futuro más sostenible, desarrollando productos cuyo diseño, materias primas e información al consumidor contemplen, no solo las necesidades a cubrir como producto, sino también la sostenibilidad ambiental, siempre integrada en el marco de la economía circular.

“Entre todos se puede llegar a un equilibrio que cuide de uno de los valores más preciados del ser humano: la naturaleza con la que convive, en la que habita y que le nutre. LIMPIA RÍOS, SALVA OCÉANOS quiere poner su granito de arena, alertando, sensibilizando y dando visualización al problema”, concluye Alberto Remacha.

Limpia Ríos, Salva Océanos (LRSO)
Es un proyecto de Biotherm y Fundación Ecoalf con la colaboración del Proyecto LIBERA de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes. Este proyecto pretende sensibilizar a la ciudadanía sobre el problema que suponen las basuras marinas, un 80% de las cuales tienen su origen tierra adentro. El curso fluvial elegido para enmarcar este proyecto ha sido el río Jarama en la Comunidad de Madrid, aunque al objetivo último es más ambicioso: llegar hasta la desembocadura del río Tajo, aguas abajo.

Dentro de las líneas de actuación de LIMPIA RÍOS, SALVA OCÉANOS se encuentran: el estudio de los residuos que transporta el río a través del análisis de microplásticos en agua y macrobasuraleza en las orillas; sensibilización de la población local a través de talleres en colegios; y participación ciudadana a través de recogidas de basuraleza en la ribera.

También busca la restauración ambiental del ecosistema de ribera. En este caso, el objetivo es devolver a su estado original zonas de alto valor ecológico dentro del Parque Regional del Sureste. En este sentido, se están realizando dos tipos de actuaciones: por un lado, las encaminadas a restaurar zonas con presencia de la planta invasora del ailanto y, por otro, evitar que lleguen al cauce uno de los residuos mayoritarios del río Jarama, las toallitas húmedas.
Imagen superior: Redes instaladas en el río Jarama. @SEO/BirdLife